Transversal

Fascista, la palabra mágica que da derecho a matar

05.03.16 | 11:50. Archivado en actualidad

Ser el ganador de una guerra te da carné de moralidad irreprochable. Stalin fue el más salvaje dictador de todos los tiempos. Hitler se inspiró en él para sus campos de exterminio. El estalinismo causó más muertes en el s. XX que todas las religiones del mundo desde el siglo I. Pero eso no se dice porque es políticamente incorrecto. Y también porque matar en nombre de la izquierda, exterminar en nombre de la izquierda, torturar en nombre de la izquierda está permitido. Te convierte en un justiciero bueno que lucha por los pobres. Aunque los siete millones de ucranianos asesinados por hambre fueran tan pobres como las ratas. Aunque los veinte millones de víctimas de los gulags fueran tan pobres como las ratas. Aunque las víctimas de Mao o de los jémeres rojos fueran tan pobres como las ratas. Aunque los cristianos chinos actuales sean tan pobres como las ratas, y el sistema comunista chino permita la existencia de mil millonarios que esclavizan trabajadores, pero no las cruces en lo alto de las iglesias.
Podemos es un partido ranciamente estalinista. Leninista es un eufemismo. Tampoco Lenin fue una monjita de la caridad, y por eso crio a Stalin. Pablo Iglesias, con sus cursiladas horteras y malignas en el hemiciclo, además de ser un grosero tiene un fin (Por cierto que Cospedal, la cobarde acomplejada, las llama “anécdotas” y no se atreve a criticarle ante Ana Blanco). Tiene el fin de humillar, ridiculizar y someter a aquellos a los que se dirige. Triste país que permite esos seres. Maduro aprendió bien en esa escuela. Empiezan con ridiculizaciones humillantes, y siguen con insultos y acaban en el “fascista” con el que todos los de esa calaña señalan a sus adversarios. Como las dianas que la ETA pone en las casas de sus víctimas. Veladas amenazas que te señalan para marginarte, desautorizarte y si quieren, más adelante, asesinarte. Y todos serán buenos y hombres de paz.
La Sexta, la Cuatro, e incluso Religión Digital permiten y alientan estas formas de hablar, calumniar y perseguir. Los nazis instauraron el término “judío”. Con ese podían exterminar sin problemas. Tenían más problemas para exterminar al opositor. Lo tenían que disfrazar. Pero los judíos podían ser exterminados de acuerdo a la ley. Los comunistas instauraron un término más amplio, más versátil: “fascista”. Eso les da derecho a todo contra ti. Y eso ha heredado con desfachatez absoluta la izquierda europea presuntamente moderada. Y esto se permite. Y no se declara incitación al odio. Lo hemos sufrido de parte de Batasuna, sus distintas marcas y sus amiguetes durante años. Trescientos mil desplazados a Madrid sin que la Justicia –la Injusticia a sueldo de sus víctimas- hiciera nada. Sin que los sucesivos gobiernos –excepto Mayor Oreja- hicieran nada. Hasta llegar a Otegui hombre de paz. Y todo eso, lo siento, aceptado por Rajoy, promovido por Zapatero, aceptado por Felipe González y por Guerra, los que ahora se quejan de Podemos. Esos dos jugaron a todas las cartas: cal viva y permisividad miserable para usarlos como ariete para sus fines. Deleznable. Y volvemos a las andadas.
¿Y alguien se extraña de que gane Lepen en Francia? A la gente que se oponía a Mitterrand y sus secuaces los han llamado fascistas durante años. Así que ahora responden: si somos fascistas, vamos a serlo de verdad. Tenemos un problema.
Yo soy anarco libertariana y católica, aborrezco las distintas formas de Estado que considero siempre opresivas y que crean ciudadanos irresponsables, adoro la libertad, desprecio a la izquierda actual por su miseria moral e intelectual y por su hipocresía. A mucha honra. Y si a alguien le pica, que se rasque. Y para callarme me van a tener que matar.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031