Totalitarismo y terrorismo islámico

No es cierto que "el terrorismo no tiene religión" por Eduard Yitzhak. GEES

18.03.19 | 18:54. Archivado en terrorismo islámico

No es cierto que "el terrorismo no tiene religión" por Eduard Yitzhak. GEES

Es bien cierto que hay muchas religiones que no son terroristas ni fomentan el terror, pero no es menos cierto que hay un “cierto” terrorismo que se basa en mandatos “divinos” de una religión muy concreta.

Imran Ahmed Khan Nazi, el Primer Ministro de Pakistán, ha culpado a la islamofobia del asesinato de 50 inmigrantes asiáticos musulmanes llevado a cabo por el criminal fascista y supremacista blanco, Brenton Tarrant el viernes 15 de marzo de 2019 contra los fieles musulmanes de la mezquita Al Noor y la mezquita de Linwood, en la ciudad neozelandesa de Christchurch, que causaron al menos 50 muertos, inmigrantes asiáticos, nacionales de Afganistán, Bangladesh, India, Jordania, Pakistán y Arabia Saudita.

El Premier pakistaní Imran Khan escribió en su cuenta de Twitter: “Culpo de estos ataques terroristas cada vez mayores a la actual islamofobia posterior al 11-S, donde el Islam y 1.300 millones de musulmanes han sido culpados colectivamente por cualquier acto de terror por parte de un musulmán. Esto se ha hecho deliberadamente para demonizar también las legítimas luchas políticas musulmanas.”

“Sorprendido y condeno enérgicamente el ataque terrorista en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda. Esto reafirma lo que siempre hemos mantenido: que el terrorismo no tiene una religión. Las oraciones van a las víctimas y sus familias.”[1]

El largo alegato del supremacista, racista y fascista Brenton Tarrant indica en su manifiesto, de 74 páginas, que comenzó a planear el atentado hace dos años, tras “inspirarse” durante un recorrido por una Europa que define como “invadida” por los inmigrantes. Tarrant exhibe sin reparo su animadversión radical hacia ese colectivo, del que curiosamente también formaría parte si se confirma que es australiano. Para intentar sobrellevar esa flagrante contradicción, el autor de la matanza aduce que él es "europeo" y por tanto no amenaza los hipotéticos “valores” de Nueva Zelanda. “Tenemos que aplastar la inmigración. Soy un racista, creo en las diferencias raciales”, proclama el ultraderechista. Su principal preocupación y obsesión la enmarcaba en el peligro presente y futuro que aseguró acecha al “pueblo europeo”: los “invasores”, como llama a los inmigrantes no europeos establecidos en “tierras europeas”, primordialmente, de origen musulmán, y el riesgo de que su alta tasa de fertilidad termine por cometer lo que llamó un “genocidio blanco”, según aseveró en su manifiesto. “Debemos de asegurar la existencia de nuestro pueblo, y un futuro para los niños blancos”, afirma.

Tarrant también dice que se puso en contacto con el noruego de extrema derecha Anders Behring Breivik -protagonista el 22 de julio de 2011, del asesinato de ocho personas al detonar una furgoneta bomba en medio de Regjeringskvartalet en Oslo, y luego asesinar a 69 participantes adolescentes noruegos de un campamento de verano de la Liga de Jóvenes Trabajadores (AUF) en la isla de Utøya. Breivik le dio “su bendición” a Tarrant y añade en su manifiesto: “Por una vez, la persona a la que llamarán fascista, es realmente un fascista”.[2]

Los líderes musulmanes atribuyen la masacre a la ola de islamofobia

>> Sigue...


Miércoles, 22 de mayo

BUSCAR

Editado por

  • Doctor Shelanu Doctor Shelanu

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031