Totalitarismo y terrorismo islámico

Lecciones de historia tras años de islamismo. por Majid Rafizadeh. Gatestone Institute

18.02.18 | 12:20. Archivado en terrorismo islámico

Lecciones de historia tras años de islamismo. por Majid Rafizadeh. Fuente: Gatestone Institute. Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico.

En Irán, mi generación, la primera después que el islamismo llegó al poder, se llama Generación Quemada (persa: Nasl-e Sukhteh). Nuestra generación ganó este nombre por tener que soportar la brutalidad del régimen islamista y teocrático desde el momento en que nacimos, hasta la edad adulta. Esta brutalidad incluyó los implacables esfuerzos del régimen, como las ejecuciones masivas para establecer su poder, imponer sus reglas bárbaras y restrictivas, lavarle el cerebro a los niños y adoctrinar a la generación más joven con su ideología extremista a través de diversos métodos, incluyendo escuelas primarias, universidades, publicaciones de medios controlados por el estado, imanes y mezquitas locales, y la promoción de cantos como “Muerte a América” y “Muerte a Israel”.

Las mujeres y los hombres fueron segregados. A los adolescentes se les impidió realizar actividades diarias consideradas inofensivas por la mayor parte del mundo. Cualquier tipo de actividades sociales agradables fueron prohibidas, incluyendo escuchar música, bailar, beber, salir, participar en un campeonato de ajedrez a menos que llevaras hijab o asistir a un partido de fútbol u otro evento deportivo si los jugaban hombres. Si te hacía sonreír, si te daba esperanzas, probablemente fuera contra la ley, como qué se podía usar, con quién se te permitía hablar, qué se podía escuchar y si rezas o ayunas durante el Ramadán. Incluso los temas más personales y privados se convirtieron en asunto de las fuerzas del régimen.

El objetivo principal de estas restricciones y el intenso control de la gente, especialmente los jóvenes, era que el régimen ampliara su agenda islamista tanto a nivel nacional como internacional. Estas leyes se aplicaron con castigos crueles y violentos, como la flagelación pública junto con la amenaza de consecuencias aún más graves, incluida la lapidación, la ejecución pública y las amputaciones. Mi generación creció en una atmósfera de terror. Mientras que el resto del mundo se volvía más moderno y desarrollado, nos dejaron lidiar con las siguientes leyes y restricciones islamistas que eran imposibles de obedecer.

Mi generación en Irán debería verse como una lección para Occidente. Casi todos los estados (y actores no estatales) subestimaron el poder que estos islamistas podían ejercer. Las señales de advertencia fueron pasadas por alto. Nadie creía que un cambio tan enorme podría ocurrir y aplicarse. Muchos subestimaron los crímenes que estos islamistas estaban dispuestos a cometer para mantener su poder una vez que obtuvieron el control. Hasta el día de hoy, continúan demostrando que no hay límites a la crueldad y falta de humanidad que emprenderán, como llevar a cabo ejecuciones en masa, ejecutar a niños y mujeres embarazadas, lapidación, amputaciones, ahorcamiento público, flagelación, tortura y violación solo para mantener este poder.

Muchos subestimaron la estrategia de hablar suave que estos islamistas usaron durante décadas para tomar el poder. El grupo radical del ayatolá Jomeini engañó a muchos iraníes y a la comunidad internacional para que creyeran que eran personas pacíficas y divinas. Una vez que tuvieron poder, se reveló la verdad; para entonces ya era demasiado tarde para evitar el abuso que se desarrollaba.

La generación de mi padre en Irán vivía en un ambiente en el que el partido islamista del clero del país se representaba ingeniosamente como alguien que no pretendía causar daño, que apoyaba al pueblo y que no estaba interesado en el poder. Entonces, antes de la revolución, muchos iraníes no pensaban que el partido de Jomeini cometería las atrocidades que están cometiendo ahora o que tendrían un hambre tan implacable de poder.

En cambio, el país pensó que estaba en un sendero tranquilo hacia la democracia, sin la expectativa de regresar a una era bárbara. Incluso entonces, el presidente de EE.UU., Jimmy Carter, consideraba a Jomeini como un buen hombre religioso y sagrado. Según documentos recientemente desclasificados, la administración de Carter allanó el camino para que Jomeini regresara a Irán. Muchos eruditos internacionalmente conocidos como Michelle Foucault tuvieron una gran opinión de la revolución islámica. El entusiasmo de Foucault se puede ver en sus artículos en periódicos europeos, escritos justo antes y después de la revolución.

Se retrataron a sí mismos como líderes del pueblo, como espirituales y pacíficos. Sin embargo, una vez que los islamistas llegaron a la cima, se desató el infierno. Tan pronto como tuvieron un dominio absoluto sobre el país, cambiaron de rumbo para convertirse en uno de los regímenes más despiadados de la historia. Una vez en el poder, se reveló su verdadero rostro; en ese punto, no había forma de volver atrás.

Miles y miles de personas fueron ejecutadas simplemente por expresar su opinión. Muchos también murieron por crímenes que probablemente no cometieron. La ley islámica (sharia) del partido gobernante chiita fue impuesta a todos. Las mujeres fueron obligadas a usar un hijab y se les privó de sus derechos. Ya no podían salir del país sin el permiso de sus maridos. Una mujer no puede trabajar en ninguna ocupación si su esposo no está de acuerdo. El testimonio de las mujeres en la corte, bajo la sharia, vale la mitad de un testimonio de un hombre. Las mujeres tienen prohibido seguir ciertos campos u ocupaciones educativas, como ser jueces. Las mujeres tienen prohibido ingresar a estadios deportivos o ver deportes masculinos. Las mujeres tienen derecho a recibir la mitad de la herencia que sus hermanos u otros parientes varones.

Muchos se sorprendieron de que este partido político, que habló sobre la religión de la paz, hiciera tales cosas. Los iraníes, sin embargo, no solo se sometieron a estas nuevas leyes; se levantaron en señal de protesta. Este levantamiento se encontró con la tortura, la violación y la muerte. Con el régimen ansioso por eliminar a cualquiera que se atreviera a resistir, la gente no tuvo más remedio que rendirse. Las actividades diarias de todos estaban ahora bajo el escrutinio de los islamistas.

En un período de cuatro meses, unos 30,000 prisioneros políticos fueron ahorcados simplemente por presuntas lealtades a grupos de resistencia antiteocrática, principalmente el PMOI, incidentes ignorados por los medios de comunicación.

Estos son solo algunos ejemplos de las atrocidades de los islamistas que se apoderaron de un país que alguna vez prosperó y se modernizó. La información sobre sus crímenes de lesa humanidad llenaría varios libros. Por mal que puedan pensar de todo esto, deben comprender que la realidad es mucho, mucho peor. La República Islámica de Irán, según Human Rights Watch, se convirtió en el líder mundial en ejecución de niños. La edad legal para que las niñas se casen se redujo a 9. Las mujeres necesitaban la aprobación de sus padres para casarse, y las niñas no podían objetar la decisión de su tutor de casarlas.

Puede ser difícil de creer que una fuerza tan asesina pueda llegar al poder tan fácil y rápido. Lo que es importante entender es que los islamistas y sus seguidores trabajan encubiertamente en una sociedad durante décadas para engañar a la gente y llegar a la cima. La de Irán fue una toma de poder meticulosamente planificada que nadie vio venir. La disposición de los islamistas a ser pacientes para completar su control de la sociedad no puede subestimarse.

A pesar de leer abiertamente sobre todo esto, muchos todavía pensarán que es imposible que algo así suceda en su país. Lo que no entienden es que Irán es un ejemplo de cuán exitoso puede ser este meticuloso arrebato del poder.

Al ver estas estrategias astutas y calculadoras, los islamistas de otros países, incluido Occidente, siguen las mismas técnicas en el camino hacia la toma del poder. Es un proceso silencioso y sutil, hasta el momento en que te despiertas sin derechos, una cultura de miedo y ninguna promesa de que vivirás en libertad o incluso verás el día siguiente.

Ahora, esos islamistas, a quienes casi todos despreciaron, no solo han estado en el poder durante casi cuatro décadas; han expandido su ideología expansionista a otras naciones y han obtenido el primer premio como principal patrocinador estatal del terrorismo y uno de sus principales verdugos.

Esta es una lección de historia que los países occidentales y no islamistas no pueden permitirse ignorar. No se trata solo de historia; se trata de lo que puede suceder en cualquier momento, en cualquier país. Se trata de lo que está sucediendo en este momento, debajo de nuestras narices: en el este de Asia, Canadá, América del Sur y Europa. La única defensa es reconocerlo y enfrentarlo desde sus raíces, antes de que tenga la oportunidad de cortejar a sus políticos. Una vez que se preocupan más por su popularidad entre los votantes que por el futuro del país donde los eliges, estás acabado. Una vez que hay control de las urnas, habrá más y más control sobre cada aspecto de su vida, destruyendo cualquier futuro que hayas planeado y dejando el país que una vez amaste en ruinas.

NOTAS

https://www.enlacejudio.com/2018/02/17/lecciones-historia-anos-islamismo/

https://www.gatestoneinstitute.org/11889/iran-history-lessons


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 26 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Doctor Shelanu Doctor Shelanu

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Agosto 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031