Toros

"Llevaba los encierros en la sangre"

11.07.09 | 11:29. Archivado en Actualidad

[FOTO: Pablo Roa / © SANFERMIN.COM]

(PD).- "No hay nada que ocultar, sabemos que suena a tópico, pero era muy buen chaval; un tío sano". Daniel Jimeno Romero, de 27 años y natural de Alcalá de Henares (Madrid) se ha convertido en la primera víctima de los Sanfermines de 2009 y la número 15 de toda la historia de la fiesta después de recibir una cornada en el cuello. Este buen chaval tenía una pasión: los toros.

Hijo y nieto de pamplonicas, lo llevaba en la sangre. Como afirma El País, corría en todos los encierros que podía y desde hace años acudía también a San Fermín cada mes de julio, según cuentan sus amigos. Por eso todos aseguran que era plenamente consciente de lo que hacía cuando se ponía delante de los toros. "El día antes de correr se acostaba temprano. Al levantarse se tomaba un buen desayuno, unos huevos fritos con patatas y se preparaba a correr", relataba Javier, uno de sus amigos de la infancia. "Y era tan estricto que si un día se acostaba más tarde de la cuenta o bebía algo, al día siguiente no participaba en el encierro", añade.

NADA CAMBIARÁ

El Ayuntamiento de Pamplona defendió hoy que todos los días durante los Sanfermines toma medidas para reforzar la seguridad del encierro y concienciar a los corredores sobre el peligro de la carrera y la importancia de correrla de modo adecuado. Sin embargo, no todos opinan igual. El Mundo le dedica un editorial exigiendo mayor seguridad:

La modernización de las corridas de toros o de espectáculos como el de la Fórmula 1 no han mermado en absoluto su seguimiento. Por ello resulta chocante la respuesta de ayer de las autoridades pamplonesas, que subrayaron que pese a la muerte de Daniel nada cambiará. Tal actitud de renuncia ante lo que se afronta como un infortunio entronca con el casticismo y con el espíritu de Hemingway, el gran divulgador de los sanfermines. Para el Nobel, la fiesta de los toros estaba indefectiblemente ligada a la muerte. Pero en la sociedad actual lo que cabe esperar de los poderes públicos no es el fatalismo sino la capacidad de encontrar soluciones a los problemas.

CONSTERNACIÓN

Pamplona y Alcalá de Henares compartieron ayer un día de consternación. En la capital navarra varios de los actos previstos, como la Misa del Día del Mayor o la corrida de toros .se tuvieron momentos de recuerdo para el joven madrileño. El Ayuntamiento de Pamplona colocó un lazo negro en la página web municipal y ha recordado las medidas de seguridad del encierro para concienciar a los corredores sobre el peligro de la carrera. Mientras, más de 200 personas se concentraban en Alcalá de Henares para guardar cinco minutos de silencio.

Convocada por la peña Puerta de Alcalá, de la que era miembro fundador el fallecido, en la concentración estuvieron presentes los miembros de ésta y otras peñas de la ciudad, numerosos vecinos y amigos, así como la familia de Cristina Ferrer, novia del joven.

«Era increíble», dijo la madre de Cristina. Los compañeros de Daniel no podían creer que «le haya pasado esto al más grande». Su mejor amigo, Sergio Rodríguez, vio a Daniel por última vez el pasado jueves. «Tenía la misma ilusión que todos los años», señaló, y añadió que tenía previsto volver la próxima semana a Alcalá, una vez que acabaran las fiestas de Pamplona, y organizar el fin de semana que, como cada año, pasaría en la playa junto a su grupo de amigos.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 17 de noviembre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930