Todo tiene su momento

CUARESMA DE LA FE -25

13.03.13 | 04:33. Archivado en Acerca del autor

CUARTA SEMANA DE CUARESMA.

JUEVES

PRIMERA LECTURA: Ex 32, 7-14

Y el Señor se arrepintió de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo”.

Reflexión bíblica:

Un texto sobre la infidelidad del Pueblo de Dios. Leída la historia de Israel desde una perspectiva posterior, se subraya un hecho que va a ser una constante en la vida del pueblo: la infidelidad. El Éxodo nos cuenta que fue una situación bien temprana. En ausencia de Moisés (había pasado cuarenta días con sus cuarenta noches en el Monte), el pueblo, con Aarón, se olvida de quien los ha sacado de Egipto y se hacen su propio Dios, un becerro de oro. Con la historia del Pueblo, comienza ya la historia de la idolatría, la mayor infidelidad a Dios. Es la mayor y más radical negación de Dios. Se le suplanta por otros que no son Dios.

La salvación, la salida de Egipto... la ha realizado el Señor y no puede ser atribuida a otros dioses. En la lectura de hoy aparece Dios como distante del pueblo infiel: no lo llama “mi” pueblo, sino que dice a Moisés: “tu pueblo”. No se presenta como “el que te sacó de Egipto”, sino que dice a Moisés: “el que sacaste de Egipto”. En “opinión” de Dios es un “pueblo testarudo”, un pueblo terco. Y, por eso, decide acabar con él.

En esa situación, entra la intercesión de Moisés. Se trata de una intercesión “atrevida”. Casi, es un reproche: “no fui yo quien lo sacó de Egipto, fuiste tú”, le viene a decir… Y, ahora, “¿vas a quedar mal frente a las naciones?”. Y se dirige a Dios de una manera que nos puede parecer insolente: “”Arrepiéntete de la amenaza contra tu pueblo”. Le recuerda la promesa a los patriarcas, con la que él mismo se “ligó” en fidelidad con el pueblo. El resultado es “el arrepentimiento”

Hay que recordar que este modo de hablar, describiendo a Dios con rasgos muy humanos (antropomorfismos, se llaman) no hay que tomarlo al pie de la letra. Cuando no lo tenemos en cuenta, es un lenguaje que nos choca.

SEÑALES PARA EL CAMINO DE LA FE:

• ¿Sufrimos una falta de fe o asistimos a una “emigración” de la fe? La confianza, el apoyo, la “seguridad” antes buscada en Dios…,¿son actitudes que han desaparecido? ¿No será que han cambiado de registro?

• ¿Asistimos a una ausencia de Dios o a un cambio de dioses? ¿Qué pasa con el poder, con la riqueza, con el hedonismo, con “las estrellas”…? ¿No se convierten muchas veces en sustituciones de lo divino?

Nuevos dioses y nuevos cultos… ¿Podremos salir de esta situación o está Dios condenado a morir? La mediación para el cambio pasa, hoy, por el testimonio de la fe. Una fe adulta y comprometida. Una fe profundamente religiosa, pero profundamente encarnada. Una fe que atraiga desde su fuerza y belleza.

EVANGELIO: Juan 5, 31-37

Las obras que mi Padre me encargó hacer y que yo hago
atestiguan de mí que el Padre me ha enviado”
.

Reflexión bíblica:

“Dar testimonio” en este contexto significa “avalar”. Tener testimonios que avalen la propia palabra y la tarea era una manera de darle validez ante los oyentes. El testimonio acerca de Jesús lo da “otro”: en la primera afirmación ese “otro” ya se refiere al Padre.

Testimonio de Jesús lo dio también Juan: lo señaló como el que había de venir. Era un testimonio humano. En él no se apoya Jesús, pero a sus oyentes les puede ayudar para la salvación.

El testimonio del Padre se concreta en “las obras” de Jesús. Son obras realizadas en comunión con el Padre. Y atestiguan que Jesús es enviado por el Padre.

El “gran testimonio” se concentra todo él en el Padre. Es el Padre quien ha enviado a Jesús.

SEÑALES PARA EL CAMINO DE LA FE:

La confesión de fe en Jesucristo, lleva siempre unida la referencia al Padre. Jesús nos remite a él, que es el que lo envía.

El origen de la salvación es el Padre que “tanto amó al mundo que envió a su único Hijo, para que lo salvara”.

• El testimonio acerca de Jesús, de sus palabras y obras, nos lo da el Padre a través del Espíritu Santo.

• Las frecuentes referencias de Jesús a su condición de “Enviado” son referencias trinitarias.

* En el nivel humano del testimonio de Juan acerca de Jesús, va también el testimonio nuestro personal y de la comunidad eclesial. Lo damos, cuando hacemos creíble la fe que profesamos.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por mariaje 13.03.13 | 23:20

    Pedro¡¡¡¡ tenemos un papa Americano¡¡ esperamos tu crónica sobre la elección¡¡¡¡ un abrazo desde España¡¡¡ Hoy estamos de fiesta¡¡

  • Comentario por mariaje 13.03.13 | 21:49

    Pedro¡¡¡¡ tenemos un papa Americano¡¡ esperamos tu crónica sobre la elección¡¡¡¡ un abrazo desde España¡¡¡ Hoy estamos de fiesta¡¡

Miércoles, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31