Tizas

La empanada criminal de monseñor Uriarte, obispo de San Sebastián

10.09.09 | 08:05. Archivado en Terrorismo, Civilización

O no se entera o ha olvidado ya, acunado por los lujos episcopales, que entre los Diez mandamientos, está uno que ordena sin matices: "No matarás". El obispo de San Sebastián tiene una estrecemecedora empanada mental, que le hace confundir a víctimas y verdugos y la le lleva a olvidar que viviemos en un sistema democrático.

Juan María Uriarte, mediador poco neutro de las conversaciones entre el Ejecutivo de Aznar y ETA, abogó ayer por el diálogo con la banda «como camino ineludible hacia la paz», frente a la «tentación» de «solventar las sensibles diferencias políticas» mediante «la simple aplicación de la ley».

Uriarte hizo este alarde de desprecio al Estado de Derecho, no en la sede del PNV de San Sebastián, ni en la «herriko taberna» de Beasain, sino en el santuario de Aránzazu, en Oñate, con motivo de la festividad de la patrona de Guipúzcoa.

A la llegada al recinto de las autoridades -entre las que se encontraban la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia; la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero, y el diputado general, Markel Olano- una treintena de personas profirieron gritos en favor del traslado de los presos de ETA al País Vasco.

En su homilía, el obispo Uriarte, fiel al legado de su antecesor, Monseñor Setién, defendió que a los etarras se les puede convencer simplemente con buenas palabras para que dejen de poner bombas o de disparar en la nuca.

«En una coyuntura en la que se percibe la tentación de solventar las sensibles diferencias políticas existentes entre nosotros mediante la simple aplicación de la ley vigente», dijo, él personalmente apuesta por resolver los conflictos «mediante la palabra», por lo que «practicará y reclamará el diálogo como camino ineludible hacia la paz».

Eso sí, aclaró que para la moral cristiana «el crimen más grave consiste en matar». De esta forma, según se desprende de las palabras del prelado nacionalista, es más grave matar ciudadanos que hacer cumplir la ley. Hecha esta aclaración, el mediador parcial en las conversaciones entre el Gobierno de Aznar y ETA condenó el método de la «tortura».

«Según el compendio de la doctrina social de la Iglesia», dijo, ni siquiera para atajar «el mal abominable del terrorismo» se puede «permitir la aplicación de la tortura». Según la doctrina de la Iglesia, y -lo que ignora Uriarte- también según el Estado de Derecho que es España.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por AMAIA 31.05.10 | 12:12

    este tio esta claro que cree en dios pero no se quiere ir con el, estos cobardes saben que asi no solo se quita de que los metan un tiro sino que de paso y sibilinamente hacen que apunten a otros , no sabe nada el cura este.

  • Comentario por eduardo 05.11.09 | 19:56

    Cuando lees lo dicho por un representante de Cristo en la tierra (mentira) como este individui Uriarte, automáticamente piensas: " pero como he podido vivir 70 años en este engaño de la Iglesia" y eso que me he creido siempre ser un poco intelectual, no obstante a este pajarraco le digo que, a partir de estos mismos momentos dejo de creer en tanta tonteria y en mi declaración de renta la x para otro lado, estos cretinos que coman con el sudor de su frente y si mueren famélicos, en el mas alla les esperará el que ha de juzgarnos a todos, a ti Uriarte te mandará a las tinieblas por malvado.

Martes, 25 de julio

BUSCAR

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31