Tizas

La caótica situación en Irak: sospechas por los vínculos de Irán con Maliki

28.08.09 | 10:17. Archivado en Oriente Medio, Civilización

(David Ignatius).- A medida que la seguridad se deteriora en Bagdad, aparece un nuevo motivo de preocupación: el director del Servicio Iraquí de Inteligencia Nacional (INIS) ha dimitido tras un largo enfrentamiento con el Primer Ministro Nouri al-Maliki - privando a ese país de un líder clave en la lucha contra el terrorismo sectario.

El general Mohamed Shahwani, jefe de la Inteligencia iraquí desde 2004, dimitió este mes debido a lo que considera son los intentos por parte de Maliki de minar su agencia y permitir que los espías iraníes operen libremente. A la CIA, que ha trabajado estrechamente con Shahwani desde que se exilió en la década de los 90 y ha invertido cientos de millones de dólares en formar al personal del INIS, al parecer su partida le pilló por sorpresa.

La caótica situación en Irak que provocó la renuncia de Shahwani, queda ilustrada en varios acontecimientos recientes - cada uno de los cuales sugiere que sin el respaldo del apoyo estadounidense, las autoridades iraquíes son extremadamente vulnerables a la presión, especialmente desde el vecino Irán.

Una primera señal de alerta fue el robo a plena luz del día del Banco Rafidain, en el centro de Bagdad, el 28 de julio, ejecutado al parecer por miembros de una fuerza de seguridad iraquí. Hombres armados irrumpieron en la entidad y se llevaron alrededor de 5,6 millones de dinares iraquíes, aproximadamente 5 millones de dólares. Después de una batalla que dejó ocho muertos, los ladrones huyeron a un periódico dirigido por Adel Abdul Mahdi, uno de los vicepresidentes del país.

Abdul Mahdi, uno de los favoritos de los americanos en tiempos, ha admitido que uno de los asaltantes era miembro de su personal de seguridad, pero negó su implicación personal, según informaciones aparecidas en la prensa iraquí. Parte del dinero ha sido recuperado, pero del resto se sabe que está en Irán, junto con algunos miembros del equipo de asalto.

Un segundo motivo de preocupación para Shahwani han sido las amenazas a su servicio de aproximadamente 6.000 efectivos. El gobierno de Maliki ha dado orden de detener a 180 funcionarios de la Inteligencia iraquí por presuntos delitos que, según el bando de Shahwani, son en realidad represalias políticas por hacer su trabajo. Desde que se creara el INIS formalmente en el año 2004, 290 de sus funcionarios han sido asesinados, muchos a manos de agentes de la Inteligencia iraní.

Con la renuncia de Shahwani, el servicio de Inteligencia está encabezado por Zuheir Fadel, un ex piloto de las fuerzas aéreas de Saddam Hussein. Sin embargo, se rumorea que algunos de los principales funcionarios de Fadel están huyendo a Jordania, Egipto y Siria por su seguridad - temiendo ser objetivos de los escuadrones iraníes si permanecen en Irak.

El quebrantamiento del orden en Irak quedaba plasmado dramáticamente en los atentados con camiones bomba del 19 de agosto dirigidos contra el Ministerio de Asuntos Exteriores entre otros organismos que dejaron más de 100 muertos y 500 heridos. Aquí, de nuevo, hay pruebas de que las fuerzas de seguridad del gobierno pueden haber ayudado a los terroristas.

"No descarto que no hubiera colaboración por parte de las fuerzas de seguridad", decía el Ministro de Asuntos Exteriores, Hoshyar Zebari, tras los atentados."Tenemos que enfrentarnos a la verdad. Se ha producido un deterioro evidente de la seguridad en los dos últimos meses".

¿Quién es el culpable de la matanza? En el Irak de hoy, se ha levantado la veda de las teorías conspiracionistas sectarias. El gobierno chií de Maliki emitía el pasado fin de semana la presunta confesión de un sunnita baazista llamado Wisam Ali Khazim Ibrahim, que dijo que el complot del camión bomba se había tramado en Siria y que él había pagado 10.000 dólares a los guardias de seguridad para que el camión superara los controles.

Sin embargo, las pruebas forenses apuntan a un probable papel de Irán, de acuerdo con una fuente de la Inteligencia iraquí cercana a Shahwani. Decía que los resíduos del explosivo plástico que se han encontrado en el lugar de la explosión son muy parecidas a los explosivos de fabricación iraní que vienen siendo requisados en Kut, Nasiriya, Basora y otras ciudades iraquíes desde 2006.

Los vínculos de Irán con Maliki son tan próximos, según esta fuente de la Inteligencia iraquí, que el primer ministro está utilizando un avión privado iraní con tripulación iraní en sus desplazamientos oficiales. Se dice que los iraníes han enviado a Maliki una oferta de ayuda a su Partido Dawa para ganar al menos 49 escaños en las elecciones parlamentarias de enero si Maliki lleva a cabo los cambios en su gobierno que quiere Irán.

Mientras la seguridad se derrumba en Irak, las fuerzas norteamericanas son en su mayoría espectadores. Incluso en las zonas donde Al-Qaeda sigue siendo poderosa, como Mosul, los estadounidenses tienen poco control. Los terroristas sunitas que son detenidos son liberados rápidamente por los iraquíes a cambio de sobornos de hasta 100.000 dólares, según una fuente iraquí.

¿Deberían intentar los estadounidenses restablecer el orden? La fuente perteneciente a la cúpula de la Inteligencia iraquí respondía con tristeza que probablemente fuera más prudente "mantenerse al margen de ello y seguir de una pieza". Cuando es preguntado por el aspecto que tendrá su país dentro de cinco años, a falta de ayuda estadounidense, contesta sin rodeos: "Irak será una colonia de Irán".

© 2009, Washington Post Writers Group


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 17 de octubre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031