Teselas

Buena Noticia

01.11.18 | 13:50. Archivado en Valores

Me he hecho eco, muchas veces, en este Blog, de la situación injusta e inhumana que está sufriendo una mujer cristiana en Paquistán, encerrada en la cárcel ya muchos meses, sólo por ser cristiana. La acusaron de blasfemia porque se lavó las manos en una fuente pública, que utilizan muchas mujeres, y eso fue interpretado como una blasfemia contra el Islam. El problema de fondo es que ella es cristiana en medio de un mundo hostil contra el cristianismo y se ha confesado como cristiana siempre. Ante la oferta de libertad con la condición de convertirse al Islam, ella respondió con mucha convicción: “Prefiero ser cristiana en la cárcel que musulmana en libertad”. Y esto ha exasperado a no pocos fanáticos musulmanes (que no todos lo son) que han pedido ya en varias ocasiones que sea ahorcada, incluso con manifestaciones públicas.
Muchas instancias internacionales han solicitado reiteradamente su puesta en libertad pero las presiones de la calle hacia los jueces y abogados de Asia Bibi, que así se llama esta mujer cristiana, han entorpecido el justo proceso de la justicia. En uno de mis viajes a París pude contemplar, con mucho gozo, un gran cartel, muy cerca de Notre Dame pidiendo la libertad para Asia Bibi. Una foto que guardo con especial cariño.
Hoy, escuchando las noticias, he oído que Asia Bibi, por fin, va a ser puesta en libertad y mi alegría ha sido inmensa. También he oído a continuación que ya hay manifestaciones en la calle, organizadas por los fanáticos, exigiendo el ahorcamiento, incluso cuando los jueces han decidido su libertad. Espero que la justicia se imponga y Asia Bibi sea liberada, como es de justicia, reconocida internacionalmente.
Hace unos años, siendo yo párroco en Madrid, tuve la dicha de conocer personalmente a su esposo y a su hija en una Eucaristía que celebramos por los cristianos perseguidos, dentro de un congreso de reflexión sobre el tema que había convocado la organización “Hazte Oír”. Me impresionó ver la firmeza y la fe de su esposo y de su hija en la esperanza de que algún día su esposa y su madre sería liberada.
Sueño con que llegue este momento de humanidad y esta gran mujer pueda sentir la libertad que le corresponde, como mujer y como cristiana. Porque será un signo de que los derechos humanos comienzan a ver la luz aunque sea de una manera tan lenta y tan puntual como en este caso.
¡Bienvenida a la liberad, Asia Bibi! ¡Lo celebramos! Aunque hasta que no lo vea, me cuesta creerlo.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 16 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930