Teselas

El diálogo de sordos de Taltavull y el famoso pelotazo de Palma. -Nuestro gozo en un pozo- Carta abierta-

25.02.17 | 10:58. Archivado en Acerca del autor

El diálogo de Taltavull y la buena disposición que había manifestado, hace unos días, y que recogía Religión Digital, se ha convertido en una mera escenografía sin consecuencias tangibles, por culpa de una avaricia desmedida. Ahora resulta que no sólo se alinea con su predecesor –Mons. Salinas, de innombrable recuerdo en la isla- en la defensa de la inmatriculación a nombre del Obispado, sin permiso de las monjas, sus legítimas dueñas, del goloso convento de las jerónimas de Palma, que tuvo lugar el día 30 de diciembre de 2014, sino que pretende aumentar las inmatriculaciones a su antojo sin permiso de los dueños legítimos. Una inmatriculación aquella, recordemos, que tuvo lugar muy poco después, de que la entidad AMADIP ESMENT (una prestigiosa fundación que se ocupa de la formación de personas con discapacidad y su inserción socio laboral) comunicara a los colaboradores del anterior Obispo, una maravillosa propuesta, que iba a implicar la restauración del edificio del Monasterio, la gestión agrícola ecológica de sus huertos, la instauración y guía de espacios museísticos y, lo más importante, el retorno de las monjas en sus espacios de clausura una vez devueltas sus condiciones de habitabilidad. Un plan que iba a implicar la inserción de más de 60 personas con discapacidad, en un espacio próximo a las monjas, con quienes iban a interrelacionarse en una bella relación evangélica donde las hubiere.
De dicho proyecto las monjas nunca fueron informadas. Lo supieron, por casualidad, a mediados de 2016, e hicieron lo posible para conocer Amadip y sus gentes. Conocida su propuesta, no dudaron en manifestar que ése es el futuro que quieren para su monasterio, porque este futuro certifica la pervivencia de su carisma y de sus monjas en el centro de la ciudad de Palma. Y un correctivo en toda regla a las tentaciones de especulación.
He querido a cercarme un poco al Plan Nacional de Abadías y Monasterios del Ministerio de Cultura, y su filosofía, desde su génesis. El magnífico profesional de los servicios jurídicos de Confer, durante muchos años, a quien la vida consagrada española le debe tantos servicios, Sr. Lovelle, estuvo en la comisión redactora y en alguna ocasión me habló de él siendo yo presidente de Confer. Y les puedo asegurar que esta opción es paradigmática, y de un valor evangélico intachable. Me dicen, que, además, cuenta con el beneplácito de las instituciones insulares.
Y se me plantean serios interrogantes: ¿Por qué el Obispado hizo caso omiso de esta gran propuesta?
¿Por qué no hicieron saber a las monjas esta preciosa solución que les garantiza su pervivencia en Palma, donde son tan queridas? Por cierto, esto ya es colmo, resulta que el Obispado ahora también dice que el Monasterio de Inca, también de las jerónimas, es suyo… Su voracidad no tiene límites.
En esta semana, los rotativos insulares se despertaban con estos titulares “El Parlament aprobará que el Govern actúe contra las apropiaciones de la Iglesia”.
¡Éstas tenemos, Mons. Taltavull! ¿No será que la voracidad especulativa del Obispado de Mallorca –mucho más allá del monasterio jerónimo de Palma- habrá estimulado esta iniciativa parlamentaria? Me cuentan desde Palma, donde tengo buenos amigos, que el Obispado que usted dirige se ha inmatriculado hasta las murallas de la villa de Artà… ¿Es cierto esto? ¿Puede ser posible una cosa así?
No, no era esa, la filosofía de la facilidad legislativa a las inmatriculaciones a favor de la Iglesia. No, Sr. Obispo. En España, los obispos, han traspasado las fronteras de la lógica y ahí están las consecuencias y las reacciones!
Por lo que se ve, en la Diócesis de Mallorca se han querido comer no sólo las lentejas, sino hasta los platos, las cucharas y la mesa entera.
Si le parece, monseñor, vayamos a otro caso: El de Sineu y las Concepcionistas:
El próximo día 3 de marzo, viernes, a la vuelta de la esquina ya, el señor obispo, alarmado por el descontento de gran parte de Sineu y algunos de los sacerdotes, ha decidido pronunciar una conferencia que tiene toda la pinta de ser un “operación de maquillaje”, acompañado de sus fieles seguidores y previsiblemente de su clac de neocatecumenales, que son fáciles para aplaudir al obispo en caso de oposición.
Éste es el anuncio: “Conferencia Xerrada pel bisbe Sebastiá Taltavull: “Present i futur del convent de les monges tancades de Sineu”, Divendres, dia 3 de març, a las 20.00 h. Lloc: Eglésia.
Entre los vecinos del pueblo circula el Whattsapp: Que no te tallin la llengua… diguès la teva (“Que no te corten la lengua, di todo lo que tengas que decir”)
Y es que lo de Sineu es otra historia para no dormir.
En el caso de las concepcionistas, impresionadas por la autoridad de la curia episcopal y sus colaboradores, cuando no obligadas por “promesas” y “reflexiones” firmaron un documento de donación al obispado. ¡Donación! Algo que sólo puede entenderse desde una fuerte presión a las “pobrecitas” monjas. Según entendidos en leyes, esta “donación” podría ser ilegal a todas luces. ¿Es normal que las monjas donen un convento que ellas mismas habitan si no es bajo promesas en el aire?
Aun es fresco el recuerdo de Sor Paquita, muy querida en el pueblo. Esta monja que en sus últimos días, vio cómo el pueblo de Sineu la ayudó, ante la pasividad del Obispado cuando se cayó parte de la tapia del Monasterio (ya a nombre de la Diócesis). Esta monja querida por un pueblo que acudía a la iglesia conventual, siempre acogedora, y que en sus últimos meses de vida, se vio cerrada por la inacción del Obispado –dueño del Monasterio- ante el incendio de la alfombra y el sagrario… Las monjas se quedaron “sin aire”, y después del pequeño incendio, tuvieron que celebrar la misa en una habitación, y no todos los días. Y sin su querido pueblo. Sor Paquita murió repentinamente al poco tiempo. Su misión en este mundo no podía desarrollarse.
Los honores del pueblo, que la llevó a hombros hasta la iglesia episcopal, se vieron contrastados por la ausencia del Obispado en su funeral. Ningún miembro de la Curia –de los “dueños” del Monasterio- asistió a la misa, sólo mandaron al delegado de vida consagrada. El mismo que se encargó de vaciar el monasterio de sus usufructuarias a los pocos días, quedándose jurídicamente a la plena merced del Obispado.
Todo este asunto de las inmatriculaciones en Palma, Inca y Sineu, huele a operación inmobiliaria de grandes dimensiones donde no sería extraño que ya se hubieran dado pasos concretos y compromisos económicos para llevarlo adelante, pensando que todo iba a ser muy fácil si el obispo estaba detrás.
Pero las jerónimas se han puesto firmes para defender lo suyo y el tema le ha estallado al obispo en las manos.
Cuando no hay voluntad de reconocer la verdad de la propiedad sobre el convento de las monjas jerónimas de Palma no hay manera de diálogo porque el diálogo que entiende Taltavull es que se haga su voluntad (perpetuadora de la de su infausto predecesor, Salinas), con el Monasterio de las Jerónimas de Palma y con el de las Concepcionistas de Sineu y con otras, si éstas lo hubieran permitido. Vamos a ver lo que sucede en los próximos días. Porque Palma no es un caso aislado. Parece que había un diseño concertado de inmatriculaciones que comprenderían un eje Palma-Inca-Sineu, importantes e históricas localidades.
Pero las monjas jerónimas de Mallorca, no han firmado ni van a firmar, ese injusto despropósito. El obispado pensó que lo tenían fácil mostrando su autoridad, pero se han encontrado con monjas hechas y derechas, como sor Natividad y sor Teresa, cargadas de autoridad moral y legal, que no están dispuestas a dejarse asustar por nadie, por muy purpurado que sea. Eso lo ha podido comprobar Taltavull cuando se ha dignado finalmente ir a visitarlas.
Porque amor a la Iglesia les sobra, pero actitud ante la injusticia, también, y con esto no contaban ni el obispo ni su gente de confianza, que han visto cómo las monjas han planteado un serio recurso de apelación, con la verdad por delante.
¡Con lo fácil que habría sido dar un paso atrás en esta absurda inmatriculación y reconocer, de una vez por todas, la propiedad de las monjas sobre su monasterio!
Pero parece que esto va a ser difícil si no es a través de la intervención de la justicia, por el recurso que las monjas han interpuesto y otros procedimientos en marcha y en ciernes. Y nos preguntamos por qué tanta cerrazón a lo que es más que evidente. ¿Acaso hay ya intereses comprometidos de antemano, ya con el obispo anterior, Javier Salinas, de mal recuerdo en Palma, que ahora resulta difícil retomar? ¿Se han pagado ya cantidades anticipadas para llevar adelante el proyecto que ahora sí podría llamarse “pelotazo” aunque no le guste esta palabra al administrador Taltavull? Lo puede desmentir con claridad si no es así. ¿Se atreverá?
Parece extraño, si no fuera por causa mayor, que el obispo esté dispuesto a asumir el fracaso que se avecina, con la presentación del recurso contra el obispado y su inmatriculación ilegal. Como el obispo insista en su despropósito, el caso terminará en la Santa Sede, porque el Monasterio es de derecho pontificio, y las monjas lo van a llevar allí y el escándalo va a ser sonoro en un momento en que el administrador apostólico quiere “poner en orden la diócesis” como ha manifestado en varias ocasiones.
En fin, el caso está dando mucho que hablar en Palma y en sus alrededores. El obispo era partidario de que estas cosas había que solucionarlas dentro de la Iglesia, sin que nada saliera a los medios, -así me lo manifestó personalmente en una llamada telefónica- ¡y así debe ser!
Pero cuando el obispo sólo quiere imponer su visión de las cosas frente a la verdad de los hechos,sin diálogo alguno, hay que buscar todos los medios alternativos para que brille la justicia. No se puede pedir silencio y prudencia para que después el Sr. Obispo campee por sus anchas y se salte la ley para buscar su provecho propio.
La pelota para detener el "pelotazo" y sus consecuencias, está en la mesa del despacho del obispo Taltavull, administrador diocesano de Mallorca, y lo tendría muy fácil para que todo vuelva a su racionalidad. Si no lo firma en sus plazos, que ya se están acabando, el escándalo en los medios no lo habrán provocado las jerónimas si no la actuación torpe e injusta del obispo y sus oscuros consejeros, que la misma justicia civil sacará a la luz. El malestar en la sociedad y en comunidad cristiana de Palma va creciendo.
Como podéis comprobar el tema está abriendo ampollas en Palma.
Aún está a tiempo monseñor Taltavull de poner en orden las cosas en la diócesis, para eso ha ido a Mallorca con plenos poderes. Ahora es su hora, monseñor. Esperamos que lo haga con sensatez y, sobre todo, con justicia, respetando lo que le corresponde a cada uno y velando por los derechos de las contemplativas, sean jerónimas, concepcionistas, o cualesquiera otras de las que pertenecen a su Diócesis, que son ejemplares y tan queridas en la isla. Ésa es una de sus obligaciones principales como obispo, en lugar de atropellarlas con sus decisiones arbitrarias e interesadas. Si el obispo anterior, Javier Salinas, hizo las cosas mal -que las hizo- no es buen camino seguir en la misma dirección. No puede usted lavarse las manos. Le toca rectificar, si es necesario. Rectificar es de sabios, y, en cristiano, de almas grandes. Así lo han hecho recientemente los propios Papas ante los errores de los hombres de la Iglesia (Benedicto y Francisco). Siga usted su ejemplo, y pida perdón si es necesario.
Tengo muchos más datos sobre esta triste historia, pero sólo saldrán si el Sr. obispo no mueve pieza.


El diálogo de sordos de Taltavull y el famoso pelotazo de Palma. -Nuestro goxo en un pozo-Y EL FAMOSO PELOTAZO DE PALMA. ¡MI GOZO EN UN POZO!

25.02.17 | 10:42. Archivado en Acerca del autor

El diálogo de Taltavull y la buena disposición que había manifestado, hace unos días, y que recogía Religión Digital, se ha convertido en una mera escenografía sin consecuencias tangibles, por culpa de una avaricia desmedida. Ahora resulta que no sólo se alinea con su predecesor –Mons. Salinas, de innombrable recuerdo en la isla- en la defensa de la inmatriculación a nombre del Obispado, sin permiso de las monjas, sus legítimas dueñas, del goloso convento de las jerónimas de Palma, que tuvo lugar el día 30 de diciembre de 2014. Una inmatriculación, recordemos, que tuvo lugar muy poco después, de que la entidad AMADIP ESMENT (una prestigiosa fundación que se ocupa de la formación de personas con discapacidad y su inserción socio laboral) comunicara a los colaboradores del anterior Obispo, una maravillosa propuesta, que iba a implicar la restauración del edificio del Monasterio, la gestión agrícola ecológica de sus huertos, la instauración y guía de espacios museísticos y, lo más importante, el retorno de las monjas en sus espacios de clausura una vez devueltas sus condiciones de habitabilidad. Un plan que iba a implicar la inserción de más de 60 personas con discapacidad, en un espacio próximo a las monjas, con quienes iban a interrelacionarse en una bella relación evangélica donde las hubiere.
De dicho proyecto, las monjas nunca fueron informadas. Lo supieron, por casualidad, a mediados de 2016, e hicieron lo posible para conocer Amadip y sus gentes. Conocida su propuesta, no dudaron en manifestar que ése es el futuro que quieren para su monasterio, porque este futuro certifica la pervivencia de su carisma y de sus monjas en el centro de la ciudad de Palma. Y un correctivo en toda regla a las tentaciones de especulación.
He querido a cercarme un poco al Plan Nacional de Abadías y Monasterios del Ministerio de Cultura, y su filosofía, desde su génesis. El magnífico profesional de los servicios jurídicos de Confer, durante muchos años, a quien la vida consagrada española le debe tantos servicios, Sr. Lovelle, estuvo en la comisión redactora y en alguna ocasión me habló de él siendo yo presidente de Confer. Y les puedo asegurar que esta opción es paradigmática, y de un valor evangélico intachable. Me dicen, que, además, cuenta con el beneplácito de las instituciones insulares.
Y se me plantean serios interrogantes: ¿Por qué el Obispado hizo caso omiso de esta gran propuesta?
¿Por qué no hicieron saber a las monjas esta preciosa solución que les garantiza su pervivencia en Palma, donde son tan queridas?
Por cierto, esto ya es colmo, resulta que el Obispado ahora también dice que el Monasterio de Inca, también de las jerónimas, es suyo… Su voracidad no tiene límites.
En esta semana, los rotativos insulares se despertaban con estos titulares “El Parlament aprobará que el Govern actúe contra las apropiaciones de la Iglesia”.
¡Éstas tenemos, Mons. Taltavull! No será que la voracidad especulativa del Obispado de Mallorca –mucho más allá del monasterio jerónimo de Palma- habrá estimulado esta iniciativa parlamentaria. Me cuentan que el Obispado que usted dirige se ha inmatriculado hasta las murallas de la villa de Artà… ¿Es cierto esto?
No, no era esa, la filosofía de la facilidad legislativa a las inmatriculaciones a favor de la Iglesia. No, Sr. Obispo. En España, los obispos, han traspasado las fronteras de la lógica y ahí están las consecuencias y las reacciones!
Por lo que se ve, en la Diócesis de Mallorca se han querido comer no sólo las lentejas, sino hasta los platos, las cucharas y la mesa entera.
Pero vayamos a otro caso: El de Sineu y las Concepcionistas:
El próximo día 3 de marzo, viernes, a la vuelta de la esquina ya, el señor obispo, alarmado por el descontento de gran parte de Sineu y algunos de los sacerdotes, ha decidido pronunciar una conferencia que tiene toda la pinta de ser un “operación maquillaje”, acompañado de sus fieles seguidores y previsiblemente de su clac de neocatecumenales, que son fáciles para aplaudir al obispo en caso de oposición.
Éste es el anuncio: “Conferencia Xerrada pel bisbe Sebastiá Taltavull: “Present i futur del convent de les monges tancades de Sineu”, Divendres, dia 3 de març, a las 20.00 h. Lloc: Eglésia.
Entre los vecinos del pueblo circula el Whattsapp: Que no te tallin la llengua… diguès la teva (“Que no te corten la lengua, di todo lo que tengas que decir”)
Y es que lo de Sineu es otra historia para no dormir.
En el caso de las concepcionistas, impresionadas por la autoridad de la curia episcopal y sus colaboradores, cuando no obligadas por “promesas” y “reflexiones” firmaron un documento de donación al obispado. ¡Donación! Algo que sólo puede entenderse desde una fuerte presión a las “pobrecitas” monjas. Según entendidos en leyes, esta “donación” podría ser ilegal a todas luces. ¿Es normal que las monjas donen un convento que ellas mismas habitan si no es bajo promesas en el aire?
Aun es fresco el recuerdo de Sor Paquita, muy querida en el pueblo. Esta monja que en sus últimos días, vio cómo el pueblo de Sineu la ayudó, ante la pasividad del Obispado cuando se cayó parte de la tapia del Monasterio (ya a nombre de la Diócesis). Esta monja querida por un pueblo que acudía a la iglesia conventual, siempre acogedora, y que en sus últimos meses de vida, se vio cerrada por la inacción del Obispado –dueño del Monasterio- ante el incendio de la alfombra y el sagrario… Las monjas se quedaron “sin aire”, y después del pequeño incendio, tuvieron que celebrar la misa en una habitación, y no todos los días. Y sin su querido pueblo. Sor Paquita murió repentinamente al poco tiempo. Su misión en este mundo no podía desarrollarse.
Los honores de pueblo, que la llevó a hombros hasta la iglesia episcopal, se vieron contrastados por la ausencia del Obispado en su funeral. Ningún miembro de la Curia –de los “dueños” del Monasterio- asistió a la misa, sólo mandaron al delegado de vida consagrada. El mismo que se encargó de vaciar el monasterio de sus usufructuarias a los pocos días, quedándose jurídicamente a la plena merced del Obispado.
Todo este asunto de las inmatriculaciones en Palma, Inca y Sineu, huele a operación inmobiliaria de grandes dimensiones donde no sería extraño que ya se hubieran dado pasos concretos y compromisos económicos para llevarlo adelante, pensando que todo iba a ser muy fácil si el obispo estaba detrás.
Pero las jerónimas se han puesto firmes para defender lo suyo y el tema le ha estallado al obispo en las manos.
Cuando no hay voluntad de reconocer la verdad de la propiedad sobre el convento de las monjas jerónimas de Palma no hay manera de diálogo porque el diálogo que entiende Taltavull es que se haga su voluntad (perpetuadora de la de su infausto predecesor, Salinas), con el Monasterio de las Jerónimas de Palma y con el de las Concepcionistas de Sineu y con otras, si éstas lo hubieran permitido. Vamos a ver lo que sucede en los próximos días. Porque Palma no es un caso aislado. Parece que había un diseño concertado de inmatriculaciones que comprenderían un eje Palma-Inca-Sineu, importantes e históricas localidades.
Pero las monjas jerónimas de Mallorca, no han firmado ni van a firmar, ese injusto despropósito. El obispado pensó que lo tenían fácil mostrando su autoridad, pero se han encontrado con monjas hechas y derechas, como sor Natividad y sor Teresa, cargadas de autoridad moral y legal, que no están dispuestas a dejarse asustar por nadie, por muy purpurado que sea. Eso lo ha podido comprobar Taltavull cuando se ha dignado finalmente a visitarlas.
Porque amor a la Iglesia les sobra. Pero actitud ante la injusticia, también, y con esto no contaban ni el obispo ni su gente de confianza, que han visto cómo las monjas han planteado un serio recurso de apelación, con la verdad por delante.
¡Con lo fácil que habría sido dar un paso atrás en esta absurda inmatriculación y reconocer, de una vez por todas, la propiedad de las monjas sobre su monasterio!
Pero parece que esto va a ser difícil si no es a través de la intervención de la justicia, por el recurso que las monjas han interpuesto y otros procedimientos en marcha y en ciernes. Y nos preguntamos por qué tanta cerrazón a lo que es más que evidente. ¿Acaso hay ya intereses comprometidos de antemano, ya con el obispo anterior, Javier Salinas, de mal recuerdo en Palma, que ahora resulta difícil retomar? ¿Se han pagado ya cantidades anticipadas para llevar adelante el proyecto que ahora sí podría llamarse “pelotazo” aunque no le guste esta palabra al administrador Taltavull? Lo puede desmentir con claridad si no es así. ¿Se atreverá?
Parece extraño, si no fuera por causa mayor, que el obispo esté dispuesto a asumir el fracaso que se avecina, con la presentación del recurso contra el obispado y su inmatriculación ilegal. Como el obispo insista en su despropósito, el caso terminará en la Santa Sede, porque el Monasterio es de derecho pontificio, y las monjas lo van a llevar allí y el escándalo va a ser sonoro en un momento en que el administrador apostólico quiere “poner en orden la diócesis” como ha manifestado en varias ocasiones.
En fin, el caso está dando mucho que hablar en Palma y en sus alrededores. El obispo era partidario de que estas cosas había que solucionarlas dentro de la Iglesia, sin que nada saliera a los medios, -así me lo manifestó personalmente en una llamada telefónica- ¡y así debe ser!
Pero cuando el obispo sólo quiere imponer su visión de las cosas frente a la verdad de los hechos, hay que buscar todos los medios alternativos para que brille la justicia. No se puede pedir silencio y prudencia para que después el Sr. Obispo campee por sus anchas y se salte la ley para buscar su provecho propio.
La pelota está en la mesa del despacho del obispo Taltavull, administrador diocesano de Mallorca, y lo tendría muy fácil para que todo vuelva a su racionalidad. Si no lo firma en sus plazos, que ya se están acabando, el escándalo en los medios no lo habrán provocado las jerónimas si no la actuación torpe e injusta del obispo y sus oscuros consejeros, que la misma justicia civil sacará a la luz. El malestar en la sociedad y en comunidad cristiana de Palma va creciendo.
Como podéis comprobar el tema está abriendo ampollas en Palma.
Aún está a tiempo monseñor Taltavull de poner en orden las cosas en la diócesis, para eso ha ido a Mallorca con plenos poderes. Ahora es su hora, monseñor. Esperamos que lo haga con sensatez y, sobre todo, con justicia, respetando lo que le corresponde a cada uno y velando por los derechos de las contemplativas, sean jerónimas, concepcionistas, o cualesquiera otras de las que pertenecen a su Diócesis, que son ejemplares y tan queridas en la isla. Ésa es una de sus obligaciones principales como obispo, en lugar de atropellarlas con sus decisiones arbitrarias e interesadas. Si el obispo anterior, Javier Salinas, hizo las cosas mal -que las hizo- no es buen camino seguir en la misma dirección. No puede usted lavarse las manos. Le toca rectificar, si es necesario. Rectificar es de sabios, y, en cristiano, de almas grandes. Así lo han hecho recientemente los propios Papas ante los errores de los hombres de la Iglesia (Benedicto y Francisco). Siga usted su ejemplo, y pida perdón si es necesario.
Tengo muchos más datos sobre esta triste historia, pero sólo saldrán si el Sr. obispo no mueve pieza.


El cardenal Ricardo Blázquez, uno de los que sí dialoga.

18.02.17 | 15:00. Archivado en Iglesia

He tenido la suerte, la inmensa suerte , de ser alumno del profesor Ricardo Blázquez, cuando yo era estudiante de teología en Salamanca, allá por los años ochenta. Era tan prudente, tan dialogante y tan paciente con nosotros que, de vez en cuando, los alumnos, yo mismo, le lanzábamos preguntas capciosas y mal intencionadas para ver si le sacábamos de sus cabales y le sorprendíamos en herejía -cosa de la edad- para armar la de san Quintín ¡Pero no! Él siempre, prudente y bueno, muy sabio, nos respondía a todo con amabilidad y prudencia, con un gran sentido de eclesialidad -Nos daba Eclesiología- sin dejarse someter a la dictadura de las prisas y al capricho de los alumnos. Allí me gané yo el apodo de "El rojillo" con el que él me llamaba y me ha llamado muchas veces más, cuando nos hemos encontrado por los distintos rincones de la vida. Y les aseguro que no era por mi manera de pensar, ni mucho menos, sino por mi pelo, entonces pelirrojo hasta el extremo.

>> Sigue...


La atencion de las monjas contemplativas

17.02.17 | 13:51. Archivado en Vida Religiosa

Este tema no es un tema cualquiera, tiene muchas y graves consecuencias en la vida consagrada contemplativa y pocos parecen tomarlo en serio. El papa ha hecho llamadas muy serias a los obispos para que no descuiden la vida consagrada en sus diócesis como un regalo precioso del Espíritu a su iglesia, porque la vida consagrada no pertenece a la fachada sino a la vida y a la santidad de la iglesia. Pero la realidad es lamentable. En muchos casos los capellanes escogidos para los conventos de vida contemplativa están poco preparados, son raros y a veces problemáticos y, por eso, desterrados a los conventos para que al menos tengan una misión pastoral. Yo he conocido muchos casos así.

>> Sigue...


El Obispo de Mallorca reacciona de manera positiva a la publicación sobre “el pelotazo”

15.02.17 | 13:30. Archivado en Iglesia

Me estaba cepillando los dientes cuando suena mi teléfono móvil, dejo rápidamente el cepillo, y atiendo la llamada. Es el obispo de Mallorca, quien al principio un poco brusco, pero después muy sereno y hasta pidiendo disculpas, se dirige a mí para hablarme sobre el tema del Monasterio de las monjas jerónimas de Palma.De entrada, tengo que decir que el que el obispo haya reaccionado a la publicación es una buena señal. Está habiendo -me ha dicho- un esfuerzo grande por poner al día su diócesis, y yo lo creo, después de la difícil situación por la que ha pasado antes de su llegada (Esto lo digo yo) Me dice que su deseo es dialogar con todos para solucionar las cosas de la mejor forma posible, de la más evangélica, me ha dicho.

>> Sigue...


Capítulo 2. El pelotazo eclesiástico de Mallorca

15.02.17 | 08:44. Archivado en Iglesia

Nos enfrentamos de nuevo a otra situación de atropello de los derechos de unas monjas jerónimas en Mallorca que se ven amenazadas con perder su convento, en el que han habitado desde hace siglos, desde 1485, con amplia documentación que lo acredita, porque el obispado, con su anterior obispo, Javier Salinas y con el nuevo, que va en la misma dirección, Taltavull, se empeñan en arrebatarles lo que es suyo desde hace siglos y donde se encuentran enterradas más de 500 monjas que entregaron su vida en oración en ese monasterio. Cuando las monjas, en marzo de 2014, decidieron hacer uso de su derecho e inmatricular su monasterio, por la vía del artículo 206 de la Ley Hipotecaria (como lo habían hecho otros monasterios de contemplativas en Mallorca), solicitaron del “diocesano” la certificación que exige dicho precepto.

>> Sigue...


Pelotazo urbanístico en Mallorca del obispado a costa de las monjas Jerónimas. (En cinco capítulos)

14.02.17 | 11:55. Archivado en Iglesia

Capítulo 1. Precedentes
La historia se repite. Tengo buenos amigos por toda España; es una suerte inmensa disfrutar de la amistad. Y mi condición de presidente de Confer, hace ya algunos años, me puso en contacto con muchas realidades felices y lamentables de la vida consagrada española. Una de estas realidades penosas es comprobar cómo muchas consagradas, sobre todo contemplativas, se ven acorraladas por los propios obispados para que cedan sus derechos sobre sus monasterios, o sean trasladadas, cuando la comunidad se ve reducida y de edad avanzada a otros monasterios, y que la propiedad del viejo convento desde siglos pase a formar parte de los bienes de la diócesis. Esto no parece mal en virtud de que no se pierdan los bienes eclesiásticos, siempre y cuando, las religiosas estén de acuerdo, como dueñas legítimas que son de sus monasterios seculares.

>> Sigue...


Otra vez la Caram

06.02.17 | 10:42. Archivado en Vida Religiosa

Las últimas noticias aparecidas en los medios sobre la que se supone es una monja dominica contemplativa, Lucía Caram, argentina, pero simpatizante de la independencia de Cataluña, son escandalosas para una buena parte de la gente con la que hablo. Con frecuencia la gente me pregunta: ¡Qué te parece con lo que ha salido ahora la Caram? Y con la misma frecuencia tengo que morderme la lengua y callar, porque si hablo no sería precisamente caritativo. Además enseguida me saltaría la Caram diciéndome que soy poco evangélico, como me dijo la última vez, porque no pienso como ella. Ayer mismo el párroco de mi pueblo me hizo la misma pregunta: ¿Estás al día de lo que ha dicho esa monja dominica?

>> Sigue...


He aprendido mucho

26.01.17 | 13:27. Archivado en Valores

Estoy a punto de cumplir ya los 57 años.
Lo malo que tienen los años son las arrugas y las agujetas que se van apropiando de uno sin apenas darte cuenta. Cada vez que voy al médico me encuentra una nueva "avería" con la que no contaba. Me consuelo con la manida frase "Es que los años no pasan en balde"
Pero, a la vez, esta experiencia de haber superado ampliamente los cincuenta, más de la mitad de la vida, me concede el privilegio de almacenar en la bodega del alma muchos recursos que necesito cuando me sobreviene la tempestad inesperada.
He aprendido, por ejemplo, que no es posible mantener muchos amigos con una relación profunda. Los amigos son normalmente pocos pero probados a fuego. Y he aprendido también que sin ellos uno se desmorona fácilmente. Son tan valiosos que todo el tiempo dedicado a ellos es una inversión. Por eso cada día, los saludo de mañana, a través del “guasap” y les envío un poema para que sepan que no los olvido y los quiero de veras. No tengo reparos en decirles que los quiero y les ofrezco mi abrazo en la primera oportunidad que tengo. Son imprescindibles.
He aprendido que la vida es un suspiro y hay que suspirar con profundidad antes de que los pulmones se queden sin aire.
He aprendido que mi familia nunca me falla y, por eso, yo tampoco puedo fallarles a ellos.
He aprendido que muy cerca de mí, donde menos lo esperaba, ha habido mucho trepa dispuesto a pisarme con tal de escalar. Ya sé cómo calcular distancias y no ser el muchacho ingenuo y espontáneo que siempre fui. En las tierras del diablo hay que llevar un tridente, por si acaso, aunque no lo uses.
Aprendí que dando mucho se recibe mucho y todo lo que guarde para mí será pasto del fuego devorador y del silencio.
He aprendido que el tiempo es una oportunidad y sólo una y pasa tan veloz que apenas lo percibes. Por eso soy incapaz de perder mucho tiempo en tonterías y naderías que me dejan igual o peor.
Aprendí que entres tantas ideas, religiones y filosofías, sectas e iglesias como pululan en la sociedad, que sólo una ha conseguido tocar y llenar mi corazón y por eso es para mí la verdadera: la comunidad de Jesús de Nazaret y su Evangelio, aunque no hayamos conseguido todavía la coherencia que exige nuestro compromiso con él.
Hay situaciones que nunca quiero que formen parte de la mochila del equipaje de mi vida. Aunque, como humano que soy, no deje de ser culpable yo también:
-Que haya gente con hambre en el siglo de la tecnología que casi todo lo puede.
-Que no todos pueden acceder a la cultura cuando internet llega a todos los rincones del mundo.
-Que las guerras le sigan quitando la silla al diálogo de pueblos por puros intereses económicos de unos pocos.
-Que muchos pueblos aún no conozcan la libertad social en el siglo del triunfo de las democracias y el derecho.
-Que aún se obligue a las niñas a casarse contra su voluntad e incluso se les mutile el clítoris por supersticiones y costumbres bárbaras.
-Que aún se mantenga dictaduras infames y dictadores con ansias de poder y grandeza a costa del sufrimiento de los pueblos.
-Que aún se mantenga la prostitución como un trabajo para ganarse la vida, ya sea por explotadores sin escrúpulos, ya por clientes traumatizados que reducen el amor a placer.
-Que falten recursos para investigan enfermedades muy devastadoras como el cáncer, el sida o el ELA y sobre dinero para la carrera espacial o la compra de armas de destrucción masiva.
He aprendido mucho en estos 57 años. He aprendido tanto que me doy cuenta de que sé muy poco todavía y he de seguir cultivando una curiosidad viva, como los niños, preguntándome una y otra vez por qué y para qué. Y así lo voy a seguir haciendo, para que mis 57 años no sean inútiles.


La fe ingenua y la ingenuidad de la fe.

14.01.17 | 21:04. Archivado en Valores

Después de estudiar Teología y vivir rodeado de ilustres teólogos, la mayor parte de mi vida, que cada día discutían y discuten en la mesa temas de gran calado teológico y eclesial, me pregunto si aquella fe mía de la infancia era realmente una fe o era una golosina espiritual. Porque ¡hay que ver qué cosas hacía yo para demostrarme a mí mismo que tenía fe!
No estoy seguro de tener o no fe en mi infancia pero sí de haber vivido arropado por la seguridad de que Dios estaba tan cerca de mí que casi podía tocarlo. Veía a Dios en cualquier acontecimiento cotidiano y, sobre todo, en la profunda fusión que sentía con la naturaleza; porque yo he sido un niño de campo, de sierra, un hijo de un pastor que cada día, sin fallar uno, sacaba sus cabras al monte a pastar y que eran el sustento de nuestra familia numerosa. No tenía ni una sola duda existencial porque siempre tenía respuesta a todos los interrogantes religiosos que pudieran presentarse.

>> Sigue...


Cristianos perseguidos, aquí y allá.

03.01.17 | 22:54. Archivado en Iglesia

El año 2017 promete ser un año mejor, sin duda, en todo lo que se refiere al avance en Derechos Humanos. Los pueblos van tomando conciencia de que la persona es lo esencial en la vida cotidiana y, si no cuidamos el valor de la vida y la dignidad de las personas, todo lo demás se convierte en una pesada carga sin mucho sentido. La política, la economía, las religiones son realidades que, o bien sirven al hombre y a su felicidad, o es mejor desterrarlas del ámbito social por absurdas.

>> Sigue...


Oración para el año nuevo

31.12.16 | 13:42. Archivado en Valores

Jesús, misericordioso, lleno de ternura y compasión por esta humanidad vulnerable y sufriente, mira nuestra pequeñez en el año que ha pasado:
Quisimos volar lejos y nuestras alas se mancharon de alquitrán; estuvimos a punto de conquistar la cumbre y fuimos arrastrados por la tormenta de nuestro vértigo; nos propusimos ser fieles a ti y a los hermanos y nos hemos sorprendido construyendo un muro de separación y de indiferencia, como en Melilla, como en Jerusalén, como en el norte de la frontera de México...

>> Sigue...


Lunes, 27 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728