Teología sin censura

¿"Religión" o "Evangelio"?

20.11.18 | 11:18. Archivado en Teología, Moral, Problemas actuales, Iglesia católica

Que hay malestar y preocupación en la Iglesia, es cosa que nadie pone en duda. Y hay motivos abundantes para el malestar y la preocupación.

No voy a repetir lo que todos sabemos. Lo que quiero plantear, en esta breve reflexión, es una sola pregunta que, según creo, va directamente al fondo del problema. ¿Qué es lo que más nos interesa y nos preocupa: la “religión” o el “Evangelio”?

Para responder a esta cuestión, que nadie me venga diciendo: “A fin de cuentas, lo mismo da lo uno que lo otro”.

No. De ninguna manera. No da igual. Si a Jesús lo condenó a muerte el Sanedrín (Jn 11, 47-53), el Consejo Supremo de los Sacerdotes del Templo (Mt 26, 59-66 par), de forma que ellos fueron quienes forzaron al Pilatos para que Jesús muriera de la peor manera que se podía morir en el Imperio, como un delincuente peligroso (Jn 19, 9-16 par), ¿no podemos (y debemos) preguntarnos si a Jesús lo mató la religión?

Más aún (y aquí tocamos lo más fuerte), si Jesús llegó a morir de esta manera, este final se produjo porque su predicación, su conducta, su forma de vida fue un continuo enfrentamiento con los sacerdotes, los maestros de la Ley y los más escrupulosos observantes de la religión, los fariseos. A lo que se vino a sumar el acto provocador del Templo, cuando Jesús, látigo en mano, expulsó del lugar sagrado a todos los que allí negociaban, llegando a decir que aquello era una “cueva de bandidos”.

Lo más torpe y grave, que ha hecho la Iglesia, ha sido convertir el Evangelio en un acto, un componente más, de la religión. Si la religión mató a Jesús, ¿cómo podemos decir tranquilamente que Jesús fundó una religión?

Entonces, si Jesús no fundó ninguna religión, ¿qué es lo que nos dijo y nos dejó? Jesús nos dejó el Evangelio, que es “un proyecto de vida”.

Pero entonces, ¿dónde y en qué está la diferencia entre la “religión” y el “Evangelio”? Si respondemos sin miedo, llegando hasta el fondo del asunto, la cosa está clara: la “religión” tiene su razón de ser en la “necesidad” del propio sujeto, mientras que el “Evangelio” se explica a partir de la “generosidad” hacia los demás. Son dos fuerzas, dos razones de ser, dos dinamismos, literalmente contradictorios.

La religión brota de la necesidad. Todos necesitamos, de una manera o de otra, por un motivo o por otro, liberarnos de sentimientos de culpa. Necesitamos superar el miedo que nos acosa por tantos motivos. Necesitamos respuesta a muchas preguntas para las que no encontramos respuesta. Necesitamos seguridad. Necesitamos esperanza, para esta vida y para después de la muerte. Necesitamos ayuda en la enfermedad, en los apuros que acarrea la vida, la soledad, el desengaño, etc, etc. Y todos buscamos respuesta a la necesidad. Sobre todo, necesitamos cariño. Es en la necesidad, que acosa al ser humano, donde tiene su origen la religión.

El Evangelio es lo opuesto a la propia necesidad. Porque es la respuesta, que brota de la generosidad, a las necesidades de los demás. Por eso, Jesús nos presenta un proyecto de vida, que consiste en remediar las necesidades que sienten y viven los demás. Según los evangelios, Jesús lo centró todo en curar a los enfermos, compartir la comida con los demás, y procurar (a toda costa) las mejores relaciones humanas, centradas en la bondad y el cariño a los demás. Con todo lo que esto supone de plantar cara (y hasta la vida misma) a quienes van por la vida agrediendo la dignidad y los derechos de los otros, sea cual sea su nacionalidad, su religión o su conducta.

Hablando con claridad y sin miedo: la Iglesia se ha salido del camino que la trazó Jesús. Lo que la gente ve en la Iglesia es “religión”. ¿”Evangelio”? Hay personas de Iglesia y gente buena que lo vive, quizá sin saber que lo que vive es el Evangelio. Pero es chocante que, cuando aparece un Papa, como el que ahora tenemos, el papa Francisco, en su misma casa, en el Vaticano, y por todo el mundo, sobre todo entre clérigos y gente de Iglesia, hay demasiada gente que no soporta a este Papa. Prefieren la religión, su pompa y su boato. Y así nos va. Dando motivos a la confusión, en unos. Y al desconcierto o al desinterés, en una notable mayoría.

¿No sería lo más apremiante ponernos a pensar y analizar si el fondo de todos los males es que hemos puesto la religión en el puesto que tendría que ocupar el Evangelio?


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Manuel 03.12.18 | 09:44

    Comentario por Antonio Manuel 03.12.18 | 00:31 : SUPLANTACIÓN DEL NOMBRE.

  • Comentario por Antonio Manuel 03.12.18 | 00:31

    Sra. Mercedes, usted tampoco se queda corta. ¿Un proyecto de vida en un artículo? ¿De Castillo? Debería revisar esos dioses en los que cree.

  • Comentario por Antonio Manuel 02.12.18 | 15:43

    Sr. Bruno, usted se queda con la caricatura bastante deformada, Mire, si usted va al teatro a ver un ballet, y le quitan la música, le parecerá grotesco lo que ve. Si lo que cree es en un Jesús que no es Dios, ni podía tener relación con Dios; y si no cree en Dios, claro que lo que ve, en un entender muy poco por encima del instinto, le debe parecer grotesco también.

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 30.11.18 | 13:24

    Lo que lo gente ve en la iglesia es RELIGION. Y también ven del Evangelio aquello que conviene a esa religión. Y ellos, los que bien viven de la religión OCULTAN lo que no les viene bien. Ej, "No se puede servir a dos señores: A Dios y al Dinero. A Dios y al Poder. El poder es algo muy difícil de detectar, pero que esa religión funesta ha introducido en quienes son sus servidores, seleccionados desde niños, y cuando han llegado a su término, por medio de ritos y ceremonias les da un poder exclusivo y fuera del alcance del resto de los mortales. ¿Perdonar los pecados?. ¿Convertir el vino en sangre, y el pan en carne?, ¿de Jesús?.¡¡¡Por favor!!! Todo muy sagrado, por supuesto. ¿Quien les ha dado esos poderes?. LA RELIGIÓN, de esa iglesia, que en el fondo es UN REINO, donde sus servidores son MINISTROS, PRINCIPES y el PAPA-REY, o sea una MONARQUÍA, que se ha dado a sí misma otro poder unico LA INFALIBILIDAD. y sus EMBAJADORES en el mundo entero, nuncios. ¡¡¡Ah, el poder, !!!!

  • Comentario por mercedes 26.11.18 | 16:09

    Gracias, por el artículo.
    Un Proyecto de vida , es algo vivo , que merece la pena poner en práctica y no un cúmulo de normas y prescripciones
    Tanto en cuanto caminamos en este sentido de vivir aprendiendo a compartir , a construir un mundo mejor, en una palabra a amar , nos vamos logrando como personas .
    Hay mucho camino por recorrer y muchas , muchísimas cosas que corregir .

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 23.11.18 | 11:00

    El pensamiento mágico nace incrustado dentro del sentido religioso de todos los tiempos.Es como el gusano de la carcoma que avanza insidiosamente y para cuando se deja notar , ya ha construido miles de galerías que han vaciado la madera y fragilizado el edificio hasta hacerlo caer. La entera edificación de las iglesias cristianas , su entramado de dogmas, sacramentos, leyes y estructuras están roídos por la carcoma de la magia y no tienen futuro .Es estéril - y hasta nocivo- el esfuerzo institucional por apuntalar el edificio.
    Sin embargo, el inevitable derrumbamiento de la iglesia no arrumba la esperanza de ver reverdecer en el desierto el testimonio del Maestro de Nazaret. Glosando al teólogo Tillich: "Jesús resucitará de la tumba de esta iglesia"
    Así de radical se expresa JUAN LUIS HERRERO DEL POZO en su obra "Religión sin Magia" donde replantea a fondo el futuro del cristianismo , para liberarlo del talante mágico que se le ha adherido a lo largo de los...

  • Comentario por Antonio Manuel 20.11.18 | 21:04

    Es amplia la controversia sobre la definición del término "religión". Leer este artículo sin que se exponga cuál definición de religión se utiliza para argumentarla como la causa de la muerte de Jesús, puede llevar a concepciones contradictorias y dispares, con el establecimiento de algunas posiciones de acusación injusta.
    El Evangelio no solo se refiere a las relaciones de los seres humanos sino , que también, a la relación del ser humano con el Padre (Dios). Teniendo en cuenta que lo común en el concepto de "religión" es la referencia y configuración de la relación del ser humano con la "fuerza suprema" que condiciona su destino eterno, se puede deducir que el Evangelio es fuente de un modelo de estructura religiosa. Parece que en este artículo se pretende precisamente el cambio del modelo existente, pero siempre habría una religión.
    Jesús no renunció a su modelo de religión, aunque sabía que lo religioso es vulnerable a la malicia, egoísmo y necedad del ser humano.

Sábado, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

  • José Mª Castillo José Mª Castillo

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31