Teología sin censura

La rehabilitación de Teilhard de Chardin

10.12.17 | 12:07. Archivado en Teología, Francisco, Compañía

En las últimas semanas, se viene destacando, en la prensa y en las redes, el proyecto de rehabilitar, desde el punto de vista de su ortodoxia doctrinal, las valiosas enseñanzas que nos dejó la enorme, original y excelente producción intelectual del jesuita Pierre Teilhard de Chardin. Sin duda alguna, uno de los más brillantes intelectuales católicos de la primera mitad del siglo pasado. Y uno de los testigos más audaces de la fe cristiana de los últimos tiempos.

No pretendo yo aquí hacer el elogio de quien ha sido tantas veces elogiado por escritores más competentes que yo, tanto en el ámbito de la ciencia, como en cuanto se refiere a la teología y a la espiritualidad. Sólo quiero insistir en un tema, que me parece capital. Y en el que nunca insistiremos lo suficiente y lo debido.

Durante buena parte del siglo pasado y comienzos del actual, especialmente en los pontificados de Pío XII y de Juan Pablo II, hemos sido muchos los teólogos a los que se nos ha desautorizado, se nos ha retirado la “venia docendi”, en no pocos casos sin el juicio legal correspondiente e incluso (hablo desde mi propia experiencia) sin saber por qué se nos castigaba públicamente. Se nos comunicaba oralmente la prohibición, sin posibilidad de defenderse, puesto que ni sabíamos por qué se nos castigaba.

En el caso de Teilhard, como en otros casos, se sumaba una circunstancia agravante; el sujeto castigado “teológicamente” era, además, expulsado de su casa y de su patria. Teilhard fue extraditado de Francia y se vio obligado a emigrar a Estados Unidos. Murió en Nueva York el 10 de abril de 1954.

Son duras, muy duras, estas situaciones. Porque incluso cuando puedes demostrar que no has defendido ninguna herejía o doctrina contraía a fa de la Iglesia, el hecho de haber sido castigado por la autoridad religiosa oficial, lleva consigo inevitablemente que, en el resto de tus días, tienes que cargar con el “san Benito” de tanta gente que se dice o sospecha: “si lo han castigado, algo habrá hecho”. Y ese “algo habrá hecho”, nadie te lo quita de encima.

A no ser que se produzca una rehabilitación que venga de las más altas instancias de la Iglesia. Lo que hizo, por ejemplo, Juan Pablo II con Galileo. Pero, ¿de qué le ha lucido a Galileo después de varios siglos? Si, dentro de cuatro siglos, un buen Papa rehabilita a Teilhard, ¿de qué le va servir a este sabio eminente que un clérigo del más alto nivel salga diciendo que es verdad lo ya sabrán de memoria hasta los chiquillos de la escuela?

Y ya sabemos lo que pasa: cuando se llega tarde, se pierde el tren. Y no es que se llegue con retraso de cuatro minutos, sino de cuatro siglos. Mucho me temo que, con tanto retraso, no vayamos a ninguna parte.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Manuel 19.12.17 | 15:21

    "En 1916 y 1919, publica sus primeros trabajos: La vida cósmica2​ y El potencial espiritual de la materia. En ellos ya se transluce lo que será el núcleo de su pensamiento.
    De 1922 a 1926, obtiene en La Sorbona tres licenciaturas de ciencias naturales: Geología, Botánica y Zoología, y alcanza el doctorado con su tesis Mamíferos del Eoceno inferior francés y sus yacimientos.
    En 1923 realiza su primer viaje a China por encargo del Museo de París. Otra vez en París, imparte clases como profesor en el Instituto Católico. Un artículo suyo sobre el pecado original es la causa de sus primeros enfrenta-mientos con la Santa Sede. Se ve obligado a abandonar la enseñanza.
    Regresa a China donde en Zhoukoudian participa, junto a Henri Breuil, ..."
    Aclaro, no dije que dejase la enseñanza por viajar a China sino "...en una época que coincide entre dos viajes a China..."; y ver también que publicó obras con anterioridad al abandono de la docencia. (datos obtenidos de wiki...

  • Comentario por Rosario Soveral 19.12.17 | 03:51

    Es verdad que a Teillard de Chardin se ha prohibido ensinar y publicar. Era profesor en Francia, en el Instituto Teológico de Paris. No ha sido expulsado de casa, su Comunidad de la Compañia de Jesus, pero es falso no haya enseñado por coincidir con sus viajes a China. Su obra ha sido publicada por su superior le solicitó que déjase como herencia sus escritos a una persona seglar. Sus escrito han sido publicados por una editora, Seuil, de orientación cristiana pero independiente de la Iglesia como institución. Es evidente que sin poder enseñar ni publicar (sea loado el Señor! Podía pensar!) Teillard ha desarrollado sus trabajos como paleontólogo.

  • Comentario por Cristian 14.12.17 | 00:05

    Según la página en Wikipedia Juan Pablo II y Benedicto XVI ya lo habían rehabilitado, pero entre entre el dicho y el hecho hay mucho trecho, ¿verdad?.
    Gracias Señor Castillo por este pequeño espacio dedicado a Teilhard de Chardin, uno de los hombres que me devolvió la esperanza en el Cristianismo, y me ayudo a repensar el concepto que tenía sobre este.

  • Comentario por Antonio Manuel 12.12.17 | 20:58

    "...En el caso de Teilhard, como en otros casos, se sumaba una circunstancia agravante; el sujeto castigado “teológicamente” era, además, expulsado de su casa y de su patria. Teilhard fue extraditado de Francia y se vio obligado a emigrar a Estados Unidos. Murió en Nueva York el 10 de abril de 1954. ..."
    (Ver www.biografiasyvidas.com/biografia/t/teilhard.htm). También en otras fuentes, no encuentro que la circunstancia indicada en el párrafo referido, incluído en el artículo, se diera como motivo del abandono de su país, Francia. Llevó a cabo una ingente labor como paleontólogo. Es verdad que tuvo que abandonar la enseñanza religiosa en una época que coincide entre dos viajes a China, en donde permaneció más de 20 años. Siempre por su actividad de paleontólogo, hizo numerosos viajes, y fijó su residencia en EEUU poco antes de fallecer como agregado a una Fundación; en esta época aun tuvo tiempo de hacer dos expediciones a África del Sur.

  • Comentario por Cetimerien 12.12.17 | 13:08

    Sí..."Vuelva la honra a su dueño", y cuanto antes mejor. Un cordial saludo.

Domingo, 22 de abril

BUSCAR

Editado por

  • José Mª Castillo José Mª Castillo

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30