Teología sin censura

¿Qué urge más resolver en la Iglesia?

18.02.17 | 19:08. Archivado en Iglesia católica

Los problemas, que hoy más preocupan a clérigos y laicos que actualmente se interesan por los asuntos de la Iglesia, ¿son los problemas más graves que tiene le Iglesia en este momento? ¿son esos los problemas que hay que afrontar cuanto antes?

Creo que es urgente afrontar estas preguntas porque no sé si lo más apremiante, en este momento, es aclarar si los divorciados vueltos a casar pueden o no pueden recibir la comunión. Como tampoco sé si no admite espera posible el hecho de que cuatro cardenales (y algunos grupos integristas) estén en desacuerdo con el papa Francisco. Por supuesto, es un asunto muy grave la cantidad abrumadora de abusos de menores, el hecho de que el Vaticano ni ha firmado, ni pone en práctica, los derechos humanos. Ni los puede poner mientras siga en vigor el actual Derecho Canónico. Con las enormes consecuencias que todo esto entraña.

No sé si estoy en lo cierto al plantear estas preguntas y estas dudas. En cualquier caso, a mí me parece que, debajo de estas cuestiones, hay un problema de fondo que nos asusta. Y nos asusta de verdad. Me refiero a la relación que tiene, mantiene y vive esta Iglesia, que tenemos, con el Evangelio de Jesús.

No estoy dudado de si la Iglesia cree o no cree en el Evangelio. Eso, por supuesto, está fuera de duda. Es más, si el Evangelio ha llegado hasta nosotros, eso se lo debemos a la Iglesia, que lo ha creído y lo ha enseñado a lo largo de los siglos. Pero es que el problema no está en si la Iglesia cree o no cree en el Evangelio. El problema está en si la Iglesia vive o no vive el Evangelio.

Más en concreto, a mí me parece que el problema está en si la Iglesia, tal como la vemos y la vivimos, “sigue” o “no sigue” a Jesús. Porque no olvidemos esto nunca: el problema más grave, que planteó Jesús (según los evangelios) fue el problema del “seguimiento”. De manera que incluso la fe, en Dios y en Jesús, se hace imposible cuando se divorcia y se desentiende del seguimiento de Jesús.

Y lo que yo veo, tanto en la Jerarquía como en los fieles, es que la Iglesia vive preocupada por la fidelidad de los cristianos a la fe. La fidelidad al seguimiento de Jesús no le quita el sueño a nadie. Y conste que, concretamente en los evangelios sinópticos, mientras que la fe se menciona 36 veces, del seguimiento se habla 57 veces.

Y es que la fe, como conjunto de creencias y prácticas religiosas, se puede reducir fácilmente a un asunto privado y a una serie de costumbres que integramos en nuestra vida sin demasiados problemas. Mientras que el seguimiento de Jesús, si nos atenemos a los relatos de los evangelios que lo explican, exige – como punto de partida – fiarse de Jesús hasta tal punto, que se renuncia a lo más fundamental (familia, trabajo, dinero, seguridad, proyectos…) porque asumir la forma de vida de Jesús es más determinante que todo lo demás.

¿No estamos haciendo en la Iglesia una especie de componenda entre fe y seguimiento, que termina no siendo ni lo uno ni lo otro? Me temo que estamos – y vamos a seguir – angustiados por temas marginales, mientras que, al problema capital de la Iglesia, nunca nos atrevemos a hincarle el diente.

Y así, nos interesan una serie de asuntos secundarios, al tiempo que la relación de fondo entre la Iglesia y el Evangelio, ahí está. Y seguirá estando hasta que el “ser o no ser” obligue a tomar en serio el problema que de verdad nos urge. Como urge un salvavidas al que se está ahogando.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Maria Júlia 27.06.17 | 00:26

    Esse blog post realmente é único. Também visite meu blog net que
    aborda telhados! https://Calhascuritibasw.site/politicas-de-privacidade/

  • Comentario por contato sw 25.06.17 | 21:09

    Esse texto realmente é único. Meu página que aborda telhados! https://calhascuritibasw.site/contato/

  • Comentario por carmen 13.04.17 | 00:48

    ¿ Y qué es para usted seguir a Jesús?
    Para que llegase 'el evangelio ' hasta nosotros es condición sine qua non que existiese la igesia tal y como yo la conozco?
    ¿la iglesia cree en el evangelio?
    ¿El asunto de la pederestia en la iglesia es de un orden menor que qué exactamente?
    ¿cuales son las atribuciones reales de un Papa? ¿Es un títere de sus cardenales o tiene realmente poder de decisión?
    También yo me hago infinitas preguntas, pero realmente cada vez me interesa menos el tema de la Iglesia. Batalla perdida.
    Me quedo con la parte humana de Jesús de Nazaret, con su -manera de enfocar la vida . No me hace falta la iglesia ya. Realmente me estorba. No sé si seré la única que piense así. Vaya usted a saber.

    Un saludo cordial.

  • Comentario por Rigoberto 26.03.17 | 01:12

    I love iit wheen flks ome togesther aand share views. Geat website, coontinue
    thee golod work! Ahaa, itts plesant diaalogue about tnis articlee att
    tthis poace att thi web site, I have read alll that, so att this time me also commeting here.
    Ahaa, iits fasstidious discuussion rregarding thiks article att thiss place aat this blog, Ihqve resd alll that, so aat thiis timke mme lso commenting at thyis place.

    http://foxnews.net/

  • Comentario por Marinna 01.03.17 | 23:45

    Me parece que Lazaro, Marta, María, la suegra de Pedro, la madre de Santiago y Juan, o Nicodemo etc. Eran seguidores de Jesus, no eran apóstoles, pero si discípulos.
    No tenían que abandonar familia ni casa porque hacían la voluntad de Dios según el plan que tenía para ellos. Unos fueron enviados a predicar y otros a dar testimonio en sus pueblos como la samaritana. Sencillamente ponían a Dios sobre todas las cosas y eran sal y luz en su entorno. No todo el mundo tiene que dejarlo todo, unos son llamados y otros elegidos según Dios quiere para cada uno.

  • Comentario por ARIES 26.02.17 | 03:38

    Sigo tus escritos muy actuales por cierto y que ayudan a detenerse en determinados aspectos para ahondar, precisar y poner el acento en aquello que es central. Estoy de acuerdo con tus reflexiones, entiendo que una cosa es la fe quedándonos en un cúmulo de creencias que normalmente se la exigimos a los demás y otra cosa es la fe en Jesús y el Reino. Lo que si me parece que es cuestión de ética, el que no se haga lo suficiente por castigar a quienes abusan de menores, es que a la verdad nos somos creíbles, la gente no quiere saber nada de las parroquias, a lo mejor exagero, pero si seguimos a Jesús , como leí en un artículo, por favor que los pastores no se coman a las ovejas, es duro decirlo y oírlo, pero ya basta.

  • Comentario por Antonio Manuel 20.02.17 | 17:01

    ¿Se puede seguir a alguien si no se tiene fe en él y en su obra?. ¿Qué seguimiento se propone, qué nos hagamos todos misioneros?. En el pasaje referido, a qúien señalaba Jesús, ¿a toda la humanidad?. Seguirlo, ¿no es hacer el Camino que nos enseñó?.

  • Comentario por Barón dandy 19.02.17 | 12:43

    Creo que es un error muy común reducir los problemas que preocupan a la Iglesia a aquellos asuntos que, en realidad, interesan a los medios de comunicación para vender titulares y, en definitiva, a los que manejan el cotarro para descalificar a la Iglesia. Resulta grotesco que se siga empleando el recurso de reducir las inquietudes de la Iglesia a la moral sexual sin darse cuenta que, en realidad, constituyen la única crítica que es capaz de hacer una sociedad hipersexualizada y rendida al consumismo más deshumanizado. Es importante la autocrítica y el examen pero sin confundirse. La fe y el seguimiento de Jesús no son excluyentes.

  • Comentario por Pedro 19.02.17 | 08:30

    La literatura no es la historia, sino que alude a la historia, y al mismo tiempo la delata. ¿Es posible que todavía los exégetas actuales no se hayan dado cuenta que el lenguaje de los Evangelios es del siglo IV? Para hacer discípulos, el Maestro Jesús dice: "Convertíos", que el evangelista escribe en griego metanoiete, que algunos traducen por "cambiad de mentalidad", pero en realidad significaba "conoce aún más (allá) (de lo que conoces)". Expresión que utilizaban Sócrates, Platón y Aristóteles para invitar a sus discípulos a la búsqueda del conocimiento más allá de los límites del saber. Después de ellos, todos se convirtieron en discípulos y nadie se atrevió a provocar un nuevo conocimiento, por lo que esta palabra se olvidó hasta que un emperador la recuperó, Constantino, haciendo incluso que las estatuas de todos los templos giraran hacia él, hacia Bizancio, significando la conversión. Y creando los monasterios "Metanoia" para recluir a los que no se convirtieran.

  • Comentario por Pedro 18.02.17 | 23:48

    Siento mucho decirle que, literariamente, el seguimiento de los discípulos es una construcción inconsistente, los discípulos, como los de Ulises de la Odisea, no son modelo de seguimiento. Y las arengas de Jesús, reutilizadas del reclutamiento romano, dicen lo malo que es el autor del los relatos evangélicos. La literatura no es la historia. Y la literatura religiosa, aunque se escriba o se lea con la fe bizantina del siglo IV, no fundamente la acción humana ética, moral, social, que sólo es fundamentada por los humanos vivientes que realizan la acción: ese es el problema que debe resolver el cristianismo, afrontar la realidad comprometiéndose con todos los seres humanos, sin invocar a los trascendentales, ni la espiritualidad trasnochada. Por cierto, el imperio bizantino creó el cristianismo trinitario y el islam arriano-monoteísta con una violencia que no se arregla ya ni en cuba en un nuevo pacto cristiano-ortodoxo contra el islam. Ante tantos imperios, la Iglesia, ¿a quién seguirá?

  • Comentario por Milton 18.02.17 | 20:09

    Tal vez para usted sean asuntos secundarios, pero para lo que se está viviendo afuera de este mundo digital no lo es.

    Pero si tiene razón en que no se está viviendo el evangelio pues cuando Jesucristo dice que el que se divorcia de su mujer y se casa con otra comete adulterio, eso no se tiene en cuenta sino que simplemente se omite y que vengan los sacrilegios que lo que importa es un humanismo sin verdad y no la vida eterna.

    Cuando uno no tiene la fe recibida en el bautismo o no reconoce que ya la ha perdido hace tiempo, uno se hunde en el mar del relativismo, de la apostasía y del voluntarismo pelagiano.


Jueves, 29 de junio

BUSCAR

Editado por

  • José Mª Castillo José Mª Castillo

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930