Teología sin censura

La descomposición del cristianismo

03.12.16 | 15:37. Archivado en Compañía

Escribo esta breve nota el día 3 de diciembre, fiesta de san Francisco Javier. Acabo de leer el Evangelio que corresponde a la misa de hoy, el texto de Mt 9, 35 – 10, 1. 6-8. Y he recordado enseguida lo que el papa Francisco indicaba, hace pocos días: una de la cosa que más daño hace a la Iglesia es el clericalismo. El Evangelio afirma que Jesús, al ver a las pobres gentes de Galilea, “sentía compasión”, le daba pena. Porque aquellas gentes andaban y vivían “como ovejas que no tienen pastor”. Al decir esto, el Evangelio no culpa a la gente. Culpa a los “pastores”, que, en el lenguaje de los profetas de la Biblia, eran los “sacerdotes”.

Pues bien, al llegar a este punto, resulta inevitable recordar la amenaza impresionante que el profeta Ezequiel les lanza (y les sigue lanzando) a los sacerdotes, los de entonces y los de ahora: “Me voy a enfrentar con los pastores: les reclamaré mis ovejas, los quitaré de pastores de mis ovejas, para que dejen de apacentarse a sí mismos, los pastores” (Ez 34, 8-7. 10).

Jesús no fundó el clero. Ni fundó sacerdocio alguno.
Eso no consta en ninguna parte, en todo el Nuevo Testamento. Y mucho menos, a Jesús ni se le ocurrió instituir un cuerpo o estamento de “hombres sagrados”, una especie de funcionarios de “lo santo”, que viven de eso y con eso salen del anonimato de los hombres corrientes, para constituirse en una “clase superior”. Jesús no pensó en nada de esto. Lo que Jesús quiso es “discípulos” que le “siguen”, es decir, que viven como vivió Jesús. Dedicado a curar dolencias, aliviar penas y sufrimientos, acoger a las gentes más perdidas y extraviadas. Así nació el “movimiento de Jesús”. Y así se expandió por el Imperio. Hasta que, progresivamente, la creciente importancia del clero y sus ceremonias, sus templos, sus normas… desplazando el centro: del Evangelio a la Religión. De la compasión por los que sufren a la observancia y la sumisión a la religiosidad establecida.

Y así, paulatinamente, insensiblemente, el discipulado evangélico se convirtió en carrera, en dignidad, en poder sagrado, en rango y jerarquía, en clero, con el consiguiente peligro de derivar hacia el clericalismo. Justamente, lo que el papa Francisco ha lamentado recientemente. Y aprovecho la ocasión para insistir, una vez más, que los cánones de la Sesión VII del concilio de Trento, sobre los sacramentos, no son definiciones dogmáticas, vinculantes para la Fe católica. Porque los Padres del concilio no llegaron a ponerse de acuerdo sobre si lo que condenaban o prohibían eran “errores” o “herejías” (cf. DH 1600).

Nos quejamos de la falta de clero, de los abusos de no pocos clérigos, de los privilegios que se le conceden a la Iglesia, de la falta de ejemplaridad de no pocos curas…. Todo eso se puede discutir. Todo eso se debe precisar y ajustar a la realidad, para no difamar a totas buenas personas, que, desde su vocación religiosa, trabajan por los demás. Esto es verdad. Y se ha de tener muy en cuenta. Pero más importante y más apremiante, que todo lo dicho, es el hecho de que, paulatinamente, progresivamente, el desplazamiento, del “discipulado evangélico” al “clero eclesiástico”, ha sido – y sigue siendo – la raíz y la causa de la descomposición del proyecto original de Jesús. El Evangelio perdió fuera a costa del poder que alcanzó y sigue ejerciendo el Clero y, lo que es peor, el Clericalismo.

Mientras este problema no se afronte y se resuelva, hasta sus últimas consecuencias, la Iglesia seguirá como se encuentra ahora mismo: desplazada, en unos casos, y desorientada (sin saber qué hacer) en tantas ocasiones. Los incesantes enfrentamientos (o desacuerdos disimulados) de tantos clérigos con el Papa actual son la prueba más patente de que este asunto es capital y decisivo para la Iglesia en este momento.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por JimmiXzSq 21.05.17 | 15:57

    P7uRNi http://www.LnAJ7K8QSpkiStk3sLL0hQP6MO2wQ8gO.com

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 08.01.17 | 22:33

    Y cuando digo todo, quiero decir TODO. TODO lo grande que ha llegado a ser el ejemplo de su vida para el mundo entero. Y yo no quiero pensar que con él El Padre, del que Jesús afirma categóricamente, es el único Padre. Y Jesús nace con la donación genética de todos los seres humanos, con la salvedad de que no se conoce su padre biológico.Los niños de todos los pueblos cuentan esas cosas.Lo hablan los mayores. La actitud de Jesús es siempre el trato con los más pobres, los más necesitados, las mujeres, los niños, todos. Se pueden cambiar sus palabras, ( se ha hecho(, pero las parábolas es muy dificil. Todas tienen su sello. La del samaritano es prodigiosa. Es broma sugerir que de él proviene la idea de una iglesia clerical. Ni de ninguna iglesia, No digamos de los sacramentos. Ni uno se sostiene como algo de Jesúa ni siquiera de los evangelios.Del Padre no puede venir ningún sacrificio vicario.Es un insulto Sin libertad no hay responsabilidad.Y Jesus fue libre, como todos.

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 08.01.17 | 21:31

    La versión de Lucas del nacimiento de Jesús de Nazaret, ha sido grabada a fuego en millones de seres humanos a lo largo de casi 2000 años de Historia, trasmitida por la iglesia católica.¿Que hacer con tamaña fabulación?. El portal de Belén, la estrella que guía a los reyes magos hasta ponerse encima del nacimiento, los pastores que duermen al lado del aprisco de sus ovejas,los ángeles que cantan al niño dios..." Marcos, el primer evangelio , no dice nada de eso. ¿Y si nació en Nazaret, entre María, la comadrona, y el padre putativo José, y algún familiar nada más?. Y luego un gran silencio sobre la infancia, juventud y la edad madura de Jesús con una vida como la de cualquier joven judío de aquella pequeña aldea con quiza sin sinagoga pero pudiendo acudir a Séforis para su formación religiosa. Cuando empieza su vida pública, demuestra su profunda religiosidad y dominio de las sagradas escrituras.He prescindido de toda la magia que rodeó su nacimiento.Es lo que a mi me lo dice todo.

  • Comentario por FJ 21.12.16 | 21:57

    ¿Alguien me puede decir cuál es la cita DH 1600? No encuentro el documento y me gustaría revisarlo. Muchas gracias

  • Comentario por Antonio Manuel 17.12.16 | 22:23

    Despotricar de la Iglesia Católica parece que vende mucho. Perdón por mi incultura, pero ¿quién es Pepe Rodríguez?.

  • Comentario por Alberto Guzmán 17.12.16 | 21:25

    Como bien explica D. José María Castillo en sus obras, la primacía del obispo de Roma no se sostiene sobre la base del Evangelio. No obstante ello, el Papa Francisco no acaba con tal supremacía y aparecen todos los cardenales con vestimentas (ridículas) de un lujo escandaloso, que pueden llegar a costar seis mil euros. Véase: http://www.lasexta.com/noticias/noticias/vestimenta-cardenales-conclave-puede-alcanzar-6000-euros_20130311572a45894beb289259790ea5.html

    No suelen ser los propios privilegiados los que rechacen o eliminen sus privilegios, sino las masas de hambrientos y sufrientes quienes despojan a los privilegiados de sus prerrogativas.


  • Comentario por Alberto Guzmán 17.12.16 | 21:08

    La Iglesia Católica se ha ocupado durante siglos de que los fieles no leyeran las Sagradas Escrituras. Según indica Pepe Rodríguez en su obra 'Mentiras Fundamentales de la Iglesia Católica' (1.ª edición: junio 2012, 2.ª reimpresión: mayo 2013, Ediciones B, S.A., Barcelona), "La primera versión castellana autorizada [de la Biblia] le fue encargada al sacerdote escolapio Felipe Scío por el rey Carlos III y se publicó en Valencia en 1793 (...). Pero hoy, como en los últimos mil quinientos años, la práctica totalidad de la masa de creyentes católicos aún no ha leído directamente las Escrituras. A pesar de que la Biblia está al alcance de cualquiera -incluso con muchas versiones gratuitas en Internet-, la Iglesia Católica sigue formando a su grey mediante el Catecismo, lo que llama Historia Sagrada y otros textos catequizadores elaborados ad hoc (...). El máximo enemigo de los dogmas católicos son las propias Escrituras, ya que éstas los refutan a simple vista." (página 21).

  • Comentario por FDEspuny 09.12.16 | 12:33

    Gracias profesor JMCastillo, por su búsqueda de la verdad, opción preferencial,denuncia de la injusticia, en omplicidad aquella 'memoria doliente' ; le agradezco su lucha, nota tras nota por aunar servicio a la verdad con libertad humilde y crítica lúcida para no errar el Camin; lejos todavía del reino de fraternidad y universalidad que ' ya' ha llegado( Natus est nobis!) en Jesús de Nazaret, hombre y dios, pero 'todavía no' lo encajamos.¿Será más fácil enrocarse defensivamente que cambiar, compartir, anunciar o testimoniar con alegria o tristeza pero siempre tras esa justicia, belleza, bondad y verdad 'descalza'.

  • Comentario por Fran Escudero 08.12.16 | 10:34

    Y refiriéndose a los obispos, Bahá'u'lláh Les dijo: “Han caído las estrellas del cielo del conocimiento aquellos que aducen las pruebas que poseen para demostrar la verdad de Mi Causa, y hacen mención de Mi Nombre. Sin embargo, cuando vine a ellos en Mi Majestad, se apartaron de Mí. Ciertamente, son de los caídos. Esto se lo profetizó el Espíritu (Jesucristo) cuando Él vino con la Verdad y los doctores judíos Le pusieron reparos, hasta que cometió lo que hizo lamentarse al Espíritu Santo, y llorar a los ojos de aquellos que gozan de cercanía a Dios.”

  • Comentario por Fran Escudero 08.12.16 | 10:31

    “¡Oh concurso de sacerdotes! Ha aparecido el Día de Ajuste de Cuentas, Día en que ha venido Aquel Quien estaba en el Cielo. Él, verdaderamente, es Quien os fue prometido en los Libros de Dios, el Santo, el Todopoderoso, el Todo Alabado. ¿Hasta cuándo vagaréis por el desierto de la negligencia y superstición? Volveos con vuestro corazón hacia vuestro Señor, el Perdonador, el Generoso.” ~Bahá'u'lláh~

  • Comentario por Fran Escudero 08.12.16 | 10:30

    “Di: ¡Oh concurso de sacerdotes! No toquéis más las campanas y salid, entonces, de vuestras iglesias. Os incumbe, en este Día, proclamar en voz alta el Más Grande Nombre entre las naciones. Preferís guardar silencio, en tanto que toda piedra y todo árbol proclama: ‘¡El Señor ha venido en Su gran gloria…!’ Aquel que emplaza a los hombres en Mi Nombre, ciertamente, es de Mí, y ha de demostrar aquello que está más allá del poder de todos los que están en la tierra… Que la Brisa de Dios os despierte. Verdaderamente, ha soplado por todo el mundo. Bienaventurado aquel que ha descubierto Su fragancia y ha sido contado entre los buen seguros.” ~Bahá'u'lláh~

  • Comentario por BALDO 07.12.16 | 21:20

    Hoy, maestro Castillo, no voy a comentar su artículo, sino que deseo invitar a los muchísimos y buenos seguidores que tiene a que lean el artículo LA SOCIEDAD DE CONSUMO, que aparece en antiguosalumnosdominicos.blogia.com. Es una visión profunda, muy diferente a las que comúnmente se explican en conferencias y tratados sobre nuestra sociedad.
    Ya en relación con su tema, RD me publicó un artículo sobre POR QUÉ SE ESTÁN DERRUNBANDO LAS PRÁCTICAS RELIGIOSAS.

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 06.12.16 | 20:52

    Me voy a permitir copiar un texto de José Maria: "Lo Apóstoles y los ministros del Evangelio , a los que Jesús jamás dsignó como "sacerdotes" ni la iglesia tuvo como tales, empezaron a ser reconocidos con ese título a partir de comienzos del siglo III....." Estos títulos no están en el Nuevo Testamento.Los dirigentes de las comunidades cristianas se los aplicaron tomándolos de las instituciones del Imperio". Esto está tomado en el texto del 20-11-9 con el sobre título: SACERDOTES: LOS HOMBRES DEL PODER".Creo que es suficiente. El problema del cristianismo que divulgó la iglesia está en secuestrar al Jesús de la Historia, para, por supuesto su propio beneficio. Cuando después de subirlos Constantino desde las cloacas a los palacios imperiales, encontró su premio del poder y las riquezas. Jesús es transformado en Cristo, y la cruz que le anuncia que con ese signo vencerás, la magia al completo. Un signo de derrota, convertido en amuleto de victoria. El acabose.El seguidme troca por adora

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 06.12.16 | 20:51

    Me voy a permitir copiar un texto de José Maria: "Lo Apóstoles y los ministros del Evangelio , a los que Jesús jamás dsignó como "sacerdotes" ni la iglesia tuvo como tales, empezaron a ser reconocidos con ese título a partir de comienzos del siglo III....." Estos títulos no están en el Nuevo Testamento.Los dirigentes de las comunidades cristianas se los aplicaron tomándolos de las instituciones del Imperio". Esto está tomado en el texto del 20-11-9 con el sobre título: SACERDOTES: LOS HOMBRES DEL PODER".Creo que es suficiente. El problema del cristianismo que divulgó la iglesia está en secuestrar al Jesús de la Historia, para, por supuesto su propio beneficio. Cuando después de subirlos Constantino desde las cloacas a los palacios imperiales, encontró su premio del poder y las riquezas. Jesús es transformado en Cristo, y la cruz que le anuncia que con ese signo vencerás, la magia al completo. Un signo de derrota, convertido en amuleto de victoria. El acabose.El seguidme troca por adora

  • Comentario por Iñigo 06.12.16 | 16:01

    José María Castillo tiene razón sólo en parte, en el sentido de que un cristianismo demasiado "clericalizado" constituye un obstáculo para un testimonio eficaz del Evangelio en medio del mundo.

    Pero por otra parte, sólo los sacerdotes tienen el poder recibido históricamente de Cristo a través de los Apóstoles, durante la celebración de la Eucarístía, para transformar el pan y el vino, en el cuerpo mismo de Cristo.

    Cristo está realmente presente en la Eucaristía, con toda su humanidad y divinidad.

    José María Castillo predica un Evangelio únicamente "inmanentista", pero se pierde la dimensión de la transcendencia.

    Estamos siempre ante el mismo problema, y después de tantos años, incluso con un Papa latinoamericano más afín a su sensibilidad, aún no lo ha solucionado. (Todo esto está relacionado con su abandono del ministerio sacerdotal.)

  • Comentario por Antonio Manuel 05.12.16 | 18:35

    y... ¿si los sacramentos no son la causa del problema que se quiere resolver? J.M. Casitillo no menciona aquí que los sacramentos sean la causa. Que importancia tiene la forma externa del sacramento cuando lo que de verdad importa es su significado y el compromiso personal de asumirlo. Se podrá hacer de una manera, de otra o no hacerlo, pero si no cambia nuestra actitud hacia la conversión que nos pide Jesús, no se habrá hecho nada.
    Jesús da instrucciones a los once apóstoles (Mateo, 28, 18-20). Claro está que solo once para cubrir todo el planeta Tierra, no sería posible; por tanto esta Iglesia incipiente tenía que dotarse de organización para formar a los nuevos pastores, e instruir en aquellas dudas en la comprensión de lo que el Señor nos enseñó.
    Yo tampoco quiero funcionarios de "lo santo", sino pastores que con su palabra y, especialmente, su ejemplo nos hagan ver la Luz.

  • Comentario por daniel 05.12.16 | 12:59

    soy sacerdote hace casi 25 años y tras mucho investigar y leer coincido con lo que dices hace tiempo JoseMa por lo tanto intento vivir mi vida como discpulo que acompaña y alienta...y creo que hace falta de veras un Vaticano 3 o al menos empezar con un sinodo sobre la eucaristia y sus derivados ...y revisar todos los sacramentos como señala GiordanoBruno (?) bueno...gracias JM

  • Comentario por GIORDANO BRUNO 04.12.16 | 19:25

    Cuanto agradezco los esfuerzos de J.M Castillo por insistir una y otra vez en algo que es patente, por mucho que se empeñen aquellos que quieren que todo siga igual de errado: Los sacramentos. Todos. Son una patente de corso de la iglesia católica. Ninguno tiene fundamento evangélico.Ninguno. Y si en algo podía haber dudas es, en el bautismo, pero, sólo con la forma de practicarlo la ICR lo convierte en la pura nada.¿Que hace con un recien nacido?. Para que vale?.¿Que compromiso puede extraerse de ese ser inútil?. La referencia es de Juan el bautizador. La magia del agua.
    Sí, como la del vino y el pan. Palabras, palabras, mágicas palabras.Si algo valían las palabras de Jesús, era porque estaban siempre refrendadas por sus hechos, por su conducta. Sí, esa piedra de toque que es la conducta.Ahí es donde patinan tantos adoradores de muchos Cristos, que no los seguidores de Jesús, que es quien sacó la religión
    del templo, en palabras de José María, secularizándola, al alcance d...

  • Comentario por Antonio Manuel 04.12.16 | 11:17

    ... entonces cuando dice: "... de los privilegios que se le conceden a la iglesia, de la falta de ejemplaridad de no pocos curas...", ¿a qué Iglesia se refiere?.
    Desde Trento, s. XVI, solo hubo dos concilios ecuménicos. El Vaticano II es la referencia actual de la Iglesia, lo que en él se promulga, ¿ es o no es suficiente para afrontar los problemas actuales de la Iglesia en estos tiempos de materialismo imperante ?

  • Comentario por Elessar 04.12.16 | 00:34

    Yo entiendo que la palabra 'clericalismo' se refiere al clero, que es quien manda y decide en la Iglesia, que la componen TODOS los bautizados en ella; a éstos se refiere el autor (creo yo), cuando dice que está "desplazada" y "desorientada".
    Un saludo.

  • Comentario por Antonio Manuel 03.12.16 | 23:29

    Me parece ver una contradicción en lo dicho: Si el clericalismo está tan vivo, ¿cómo es que la Iglesia está "desplazada" y "desorientada"?.
    Me parece más próximo hablar del Concilio Vaticano II. San Juan XXIII cuando anunció su inicio pronunció la siguiente frase: "Quiero abrir las ventanas de la Iglesia para que podamos ver hacia afuera, y los fieles puedan ver hacia el interior".

Viernes, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

  • José Mª Castillo José Mª Castillo

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031