¿Es la Obesidad una enfermedad?

Más del 70 % de las personas adultas encuestadas que son obesas piensan que su peso es normal o que tan solo tiene unos kilos de más. Por alguna razón no asociamos la obesidad a la enfermedad. Con frecuencia oímos en las consultas ¡¡ no estoy enfermo o enferma solo estoy gordo o gorda ¡¡. Es más, si sales en los medios de comunicación y eres medianamente conocido o famosillo ni siquiera eres gordo, hemos inventado un nombre: eres un fofisano, o una gordibuena o una curvy.

No confundamos, se puede ser guapo o guapa, y ser sexy y estar obeso y eso implica muy a su pesar, estar enfermo. Habrá a quien le guste y le parezca atractivo, pero eso no quita que el exceso de grasa acabe deteriorando el cuerpo, produciendo una enfermedad, la obesidad

Ante tantos elementos de confusión podemos preguntarnos: ¿Es la obesidad una enfermedad? O es simplemente una cuestión inevitable relacionada con el mundo en que vivimos. Un mundo en el que consumimos muchos alimentos que no necesitamos y no nos movemos nada. Esta dualidad de pensamiento en la que estamos inmersos cambia el punto de mira de lo que realmente ocurre, estamos enfermos.

La obesidad se produce cuando el balance final entre las calorías que comemos y las que gastamos es positivo. Como en una cuenta corriente en la que metes dinero y nunca lo gastas o lo haces a un ritmo lento, las calorías se acumulan en forma de grasa hasta que llenan todos los almacenes disponibles. Pero la propia grasa tiene un límite de almacenamiento y cuando eso ocurre se empieza a depositar fuera de su sitio, invade el abdomen, se mete en el hígado, en los músculos, en el corazón etc., y no deja que funcionen correctamente. En ese momento aparece la enfermedad metabólica dando lugar a problemas de salud como la diabetes, la hipertensión, la enfermedad cardiovascular, ciertos cánceres, las apneas del sueño, o problemas de fertilidad. Pero además, el llevar el exceso de peso siempre encima estropea las articulaciones que lo cargan principalmente las rodillas, con los consiguientes problemas y limitaciones de movilidad, y mala calidad de vida. Si a ello le sumamos los problemas de autoestima, o el rechazo social, tenemos a un individuo que no se encuentra bien que tiene una o varias enfermedades y que no puede vivir la vida como quiere. Por tanto, no podemos considerar la obesidad una mera cuestión circunstancial, o un simple problema estético, sino una enfermedad en toda regla que nos puede afectar a todos y que desgraciadamente ha venido para quedarse.

Debemos entender que la obesidad es una enfermedad que está relacionada con el estilo de vida y el mundo en el que vivimos y que una vez que aparece nos daña el cuerpo casi de forma irreversible enfermándolo, haciendo muy difícil su vuelta atrás.

Es un mal endémico de nuestra cultura y como tal debemos luchar con sus propias armas, cambiando la forma de comer y la cultura de la comida hacia patrones de alimentación más saludables y con menos calorías. Si o si, tenemos que movernos más, ser más activos en la vida cotidiana y hacer algún deporte o actividad en movimiento todos los días. Además habrá que recurrir a los fármacos o la cirugía cuando como en cualquier otra enfermedad sean necesarios.

Save

adelgazar, dieta, obesidad

Comments Closed

Comentarios cerrados.