Agricultura celular: una realidad que parece ciencia-ficción

Quien nos iba a decir que un plato de albóndigas totalmente tradicional lo iban a producir en un laboratorio sin necesitar ¡¡¡ un trozo de carne ¡¡¡, pues sí, las cosas avanzan rápido y en un par de años vamos a tener en el mercado alimentos fabricados genéticamente por biotecnología celular.

Hasta ahora conocíamos los alimentos transgénicos que tantos ríos de tinta han generado, como el maíz o el arroz transgénico en los que aunque su estructura genética había sido modificada introduciendo cambios en los genes para hacerlos resistentes a plagas, mejorar su composición o aumentar su producción se cultivaban de forma tradicional en plantaciones terrestres. Hoy ya, la agricultura y ganadería han pasado del terreno terrestre, valga la redundancia, al laboratorio de alta biotecnología celular y tenemos en vías de fabricación y posible comercialización, carne en forma de hamburguesas, albóndigas, salchichas etc. producidas a partir de cultivos celulares de células de músculo de animales, o claras de huevo, y productos lácteos fabricados por ingeniería genética.

Nada va a ser lo mismo, imagino que la producción de estos productos a gran escala cuyo sabor, y aspecto externos es idéntico a los naturales, va a despertar mucha polémica.

En primer lugar quien y cómo se van a regular. Son productos de alta tecnología que nos vamos a comer, es decir que son alimentos que tomaremos normalmente dentro de la dieta habitual, pero son en realidad bioproductos nuevos y por tanto cómo y por quien se van a controlar ¿por las agencias que regulan los alimentos o por las de biotecnología? Cómo van a afectar a la producción tradicional de alimentos procedentes de ganadería y agricultura.

¿Desaparecerán las vacas, los cerdos y las gallinas tradicionales? Serán buenos para la salud?

Como científico imagino que se conseguirán productos de alta calidad biológica, modificando características poco recomendables de los mismos como, la cantidad y tipo de grasa o la la sal, pero también se podrá mejorar otras características como el contenido en minerales y vitaminas o el tipo de proteínas de forma que produzcan menos problemas de alergia al comerlos etc. En fin, que se nos abre un mundo apasionante relacionado con la alimentación, que nos va a cambiar hábitos, y que espero acabe mejorándonos la salud y si no lo consigue por lo menos hará llegar proteínas de buena calidad a países que tienen hambre.

dieta ,

Comments Closed

Comentarios cerrados.