¿Existe realmente una dieta saludable?

Somos muchos millones de personas en el mundo y todos comemos diferente. ¿Que hace que una forma de comer sea más saludable que otra?

>Hoy le pedimos a la dieta algo más que un simple aporte de nutrientes que nos alimente y nos mantenga vivos. Le pedimos que sea variada, equilibrada, ajustada a la edad y características de cada persona, pero además debe ser terapéutica es decir debemos utilizarla como una herramienta para el tratamiento de dolencias, y más aún, nos debe ayudar a prevenir enfermedades sobre todo aquellas que sabemos tiene mucha relación con la alimentación como son la obesidad, la diabetes, la enfermedad cardiovascular o el cáncer

Disponemos en el mercado de muchos alimentos que se encuentran a nuestro alcance, fáciles de conseguir, baratos, apetecibles y con una variedad que a veces nos confunde. Naturales, biológicos, procesados, funcionales, modificados a los que se les ha añadido o quitado algún nutriente, etc. ¿Cuáles son los mejores? Donde está el límite entre la publicidad y la verdad.¿ Es cierto todo lo que aparece en los medios de comunicación?, ¿ Cuál es la dieta más saludable?

Hoy en día el desarrollo de una nueva ciencia, la genómica nutricional, nos empieza a dar respuestas. Sabemos que los alimentos pueden modificar la respuesta de nuestros genes y que conociendo los genes de las personas, podemos diseñar alimentos especialmente adaptados a cada persona. Es decir se llegará a la dieta ideal absolutamente personalizada en la que sepamos que alimento completo o nutriente es el mejor y que combinación de alimentos es la más adecuada para cada persona. Es decir, habrá tantas u opciones de dieta saludable como personas en el mundo, pero esto todavía es ciencia ficción y aunque llegaremos a verlo, todavía está lejos su aplicación práctica.

En la actualidad, la influencia de la dieta sobre la salud se mide a través de grandes estudios que nos dicen que poblaciones tiene más o menos enfermedades, si los ciudadanos mueren antes o después y que influencia tiene la alimentación en todo ello. Sabemos que países desarrollados como EEUU, son los que tienes cifras más altas de obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular. En estos países el tipo de dieta rica en carnes, carnes procesadas, fritos y dulces tiene mucho que ver con todo ello. Al contrario países de la cuenca Mediterránea como España, Francia, Italia tiene menos enfermedad cardiovascular y mayor longevidad. ¿Es la dieta mediterránea la responsable de ello, o al menos de parte de ello? La respuesta es sí, y está basada en los resultados de muchos estudios, en los que se analiza el efecto de la dieta sobre la longevidad de las personas y sobre la mortalidad que producen diferentes enfermedades preferentemente la enfermedad cardiovascular o el cáncer. Dos estudios destacan de los muchos publicados, el PREDIMED, un estudio realizado en España publicado 2013, el que se demuestra que una dieta estilo mediterráneo con abundante fruta, verdura, legumbre, pescado, frutos secos y aceite de oliva virgen extra reduce la mortalidad cardiovascular en un 30%, o el estudio EPIC en que este tipo de dieta recude la aparición de cánceres de colon o de mama en un 25%.

Por tanto, hasta llegar a la dieta personalizada diseñada a medida, dejémonos de tonterías, y aprovechemos el tesoro que nos han transmitido nuestros predecesores que es la dieta tradicional mediterránea, de la que si sabemos a ciencia cierta es una dieta saludable.

dieta

Comments Closed

Comentarios cerrados.