Año nuevo salud nueva

Comienza un año y parece que el simple cambio de número del 15 al 16 nos infunde ánimos renovadores. Aprovechémoslos y reciclémonos, pero ¡¡¡ hagámoslo de verdad ¡¡¡ quedémonos con lo bueno y busquemos como cambiar lo que no nos gusta. No seamos impositivos, olvidemos eso que decimos habitualmente “de este año no pasa”, o “voy a hacer…. “, sabemos por desgracia que no funciona a medio o largo plazo. En vez de ponernos esas metas que año tras año nos resultan imposibles de alcanzar y nos llevan a un fracaso seguro, cambiemos el chip y simplemente empecemos a cuidarnos. Cuidar la mente y el cuerpo sin restricciones ni actividades martirizantes, simplemente cambiando algo de nuestra forma de vivir.

Empecemos por nuestra mente: Una mente sana es primordial para vivir, y alcanzar las metas que nos hayamos fijado. Sin salud mental no hay salud física y curiosamente las bases del cuidado de ambas son las mismas

  1. Dormir bien. El sueño es imprescindible en el cuidado de la mente. Dormir mal o dormir pocas horas, enlentece el pensamiento, induce pérdida de memoria, irritabilidad, somnolencia, tendencia a la depresión y favorece la obesidad, la diabetes y aumenta el riesgo cardiovascular. Las horas necesarias son variables y dependen de la edad, pero nunca debe dormirse menos de 7 horas. Dormir bien sobre todo para aquellos que tienen dificultades para conciliar el sueño exige preparación, como mantener la habitación oscura quitando aparatos eléctricos con luz y utilizando persianas o cortinas opacas, evitar los ruidos utilizando tapones para los oídos si es preciso y cuidar que la temperatura del dormitorio se mantenga entre 15 a 19 grados.
  2. Hacer ejercicio a diario. Moverse lo más posible evitando estar más de dos horas sentado continuadamente. El ejercicio ayuda a mantener la mente activa. Induce cambios metabólicos que mejoran las conexiones cerebrales lo que se traduce en estar más despiertos, mejora la memoria y previene las bajadas de ánimo y el deterioro cognitivo. 150 minutos a la semana, es decir 30minutos 5 días en semana caminado a paso rápido (unos 100 pasos por minuto) sería suficiente para empezar. Si a ello le sumamos ejercicios de fuerza como subir escaleras o hacer sentadillas mejor aún.
  3. Comer variado y saludable. Comer de todo nos asegura que recibimos todos los nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas o minerales y comer saludable nos ayuda a mantener el peso, mantener la mente alerta y evitar enfermedades. La comida basura el exceso de azúcares y grasas deteriora el cerebro, y nos hace dependientes de la comida. Se ha visto que este tipo de alimentos, nos convierte en adictos a ellos y nos lleva inexorablemente a la obesidad y las enfermedades metabólicas. Reducir fritos, y azucares , comer todos los días un plato de verdura y fruta de postre nos pone en el buen camino

Ser positivo, sentirse bien con alegría y con ganas, tener una memoria de la que fiarse, o una buena cabeza para razonar requiere de cuidados generales , simples cuidados básicos que por ser cotidianos no tenemos en cuenta, pero que son el punto de partida de una buena salud y fuerza mental

dieta

Comments Closed

Comentarios cerrados.