Aprovechemos las vacaciones de verano para volver nuevos por fuera, y por dentro

El ansiado descanso vacacional ya ha llegado y con él las siestas, las cenas, los paseos y la diversión. Baja el nivel de estrés, dormimos mejor, probablemente dormimos más horas y sin darnos cuenta recuperamos salud. Es un momento mágico para hacer una puesta a punto que nos sirve para restaurar los circuitos internos que tenemos estropeados o atascados por todo lo que hacemos durante el resto del año. Hay una serie de normas básicas que te ayudan a mejorar

  1. Dormir bien al menos 8 horas diarias. La cantidad y calidad del sueño son elementos básicos en la salud. No solo sirven para descansar y mantenerse mentalmente activo, sino que hoy sabemos que tiene mucha importancia en la salud cardiovascular. Las personas que duermen poco y mal tiene más riesgo de ser obesas, diabéticas y tener enfermedad cardiovascular.
  2. Hidratarse adecuadamente. Beber líquidos al menos 2 litro diarios eligiendo bebidas sin calorías. La mejor el agua, sin dudarlo. Como opciones podemos barajar la cerveza sin alcohol bien fría, el tinto de verano con gaseosa, las bebidas light, las infusiones con hielo y limón, y el café con hielo.
  3. Comer ligero. Hacer siempre un buen desayuno acordándose de tomar algo de proteínas como jamón, pavo y frutas o un tomate etc . Convertir las legumbres, la pasta o el arroz en ensaladas mezcladas con verduras y proteínas. Este tipo de combinaciones son unos excelentes platos únicos para la comida de al mediodía. Alimentan ya que nos proporcionan muchos nutrientes, son muy saciantes, y no aportan muchas calorías. Tomar sopas y cremas frías como el gazpacho, y de postre fruta. Huir de grasas, fritos y de alimentos dulces, y no cenar demasiado.
  4. Hacer deporte. Aprovechar para hacer un deporte que nos suponga esfuerzo y diversión. Nos pone en forma y prepara la masa muscular para que aumente el gasto metabólico lo que nos ayudará a mantener el peso el resto del año. Utilizar la bicicleta como medio de transporte, hacer travesías andando. Hacer deportes acuáticos, o dar largos paseos andando rápido, al menos a 100 pasos por minuto, son el complemento indispensensable para volver completamente nuevos.

No desaprovechemos la ocasión de volver renovados, pero no solo por fuera sino también por dentro. ¡¡¡ Buenas vacaciones¡¡¡

Realidades

Comments Closed

Comentarios cerrados.