Alargar la vida sin enfermedades, ¿es posible?

El buscado y esperado elixir de la juventud, ya existe, lo tenemos todos a mano, y si nos pusiéramos a ello, podríamos vivir más y además sin enfermedades. Suena a milagro pero no lo es, nos lo ha contado en el reciente congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición celebrado en Madrid, el Prof Ralfael Cabo, un español que vive y trabaja en Baltimore EEUU, quien ha conseguido que animales de laboratorio, ratones y primates prolonguen la vida de forma saludable hasta un 50%.

Envejecemos y con la edad aparecen las enfermedades características del envejecimiento, los achaques propios de la edad, que hoy están principalmente ligados a la obesidad, la hipertensión, la diabetes, el cáncer y las demencias. Una dieta y un poco de ejercicio lo solucionarían. Has leído bien, ¡es lo de siempre¡ lo que predicamos los endocrinos a todo el que nos quiere oír, solucionarían muchos de estos casos pero por razones múltiples, cada uno tiene las suyas, pasamos de ello y seguimos comiendo sentados en el sillón viendo la TV.
¿Haríamos lo mismo si alguien nos contara que con una dieta y ejercicio, la vida puede aumentar hasta en un 50% libre de enfermedades?

La investigación ha demostrado que al reducir en un 30% las calorías de la dieta, quitando totalmente el azúcar en cualquiera de sus formas y disminuyendo las proteínas sobre todo de carne roja se consigue vivir mas y mejor. Cambian las hormonas, se reducen los niveles de insulina, bajan los factores de crecimiento y las hormonas tiroideas, y disminuyen la actividad inflamatoria y el estrés oxidativo. En resumen enfermamos menos, nos oxidamos menos, y nuestro cuerpo no acumula sustancias toxicas que acaban envejeciendo a las células y matándolas.

En contraposición sabemos que hacer una restricción calórica severa efectiva como terapia antienvejecimiento es difícil de realizar y mantener, y puede tener consecuencias nocivas para la salud relacionadas con la malnutrición, disminución de la inmunidad, aparición de osteoporosis, ansiedad y cambios del estado de ánimo.

En la actualidad la investigación está buscando por un lado patrones de alimentación que combinando fases de ayuno con fases de alimentación consigan los efectos deseados, y por otro los mediadores químicos responsables de esta prolongación de la vida, que pudiéramos tomar como fármacos antiaging. Seria volver a los rituales de ayuno que desde antiguo han promovido todas las culturas y creencias como el Cristianismo, Budismo, Hinduismo, o el Islam. Reducir la ingesta calórica global no solo purifica el alma sino que nos reduce las enfermedades y nos hace vivir más.

De momento mientras la investigación nos da la respuesta, volvamos a lo que sabemos: comer menos sobre todo dulces y grasas y moverse más.

Realidades

Comments Closed

Comentarios cerrados.