Las bacterias intestinales y la obesidad

Hoy las bacterias intestinales, más conocidas como la microbiota intestinal, han pasado al primer plano de la actualidad: ¡¡¡¡ hacen engordar o adelgazar” ¡¡¡¡

Nuestro intestino alberga a más de un trillón de bacterias con cerca de 1000 especies diferentes. Tienen un material genético que contiene 100 veces más genes que el nuestro propio y son tan específicas de cada uno de nosotros que un análisis de esos genes nos identificaría con más precisión que el carnet de identidad. Los hay patógenos, pero la mayoría contribuyen a la salud del sujeto que las porta, siendo beneficioso para la salud intestinal, la inmunidad innata y adquirida, protegiendo al huésped frente a la invasión de patógenos y procesos de inflamación crónica, e interviniendo en la la regulación de procesos metabólicos como la obtención de energía de la dieta, la generación de compuestos absorbibles y la producción de vitaminas.

Es evidente que la obesidad resulta de un exceso de energía, pero ante situaciones de dieta similar, hay sujetos que ganan más peso que otros, lo que hace pensar que otros factores puedan estar interfiriendo y favoreciendo este acumulo. La microbiota intestinal se establece en el 1o año de vida y sabemos que es diferente si el niño ha nacido por parto vaginal o por cesárea, pero progresivamente lo que establece verdaderos cambios en la misma, es el tipo de dieta. Las dietas ricas en grasa y bajas en fibra (verduras, legumbres, frutas etc.) favorecen el crecimiento de cepas llamadas Fimicurtes o “cepas malas” para el metabolismo ya que tiene la capacidad de aprovechar mejor los alimentos que llegan al intestino y que de otra manera serian no absorbibles, lo que favorece el aumento de peso, reduciendo las cepas de Bacteroidetes o “cepas buenas” que ayudan a no engordar.

Desde algunos años se piensa que puede tener relación con la obesidad ya que se ha visto que la microbiota de los obesos es diferente de los delgados. Los primeros estudios hechos en ratones observaron diferente microbiota intestinal entre ratones obesos y delgados con un predominios de cepas Fimicurtes frente a Bacteroidetes, comprobando que si a un ratón delgado le implantabas la microbiota de uno obeso este en pocas semanas se ponía obeso.

Estos estudios ya se han confirmado en humanos en quienes que al igual que los ratones, las bacterias intestinales son diferentes dependiendo de su masa corporal. Además si los sujetos obesos, hacen una dieta baja en grasa y carbohidratos dulces y rica en fibra, se producen incrementos significativos en las proporciones de Bacteroidetes paralelos a la pérdida de peso lo que favorece el mantenimiento del peso perdido.

Moraleja: Cuida tus bacterias intestinales. Dales de comer alimentos con mucha fibra, y poca grasa y te ayudaran a mantener un peso sano.

obesidad

Comments Closed

1 comentario


  1. ClaudiaMarieHannes

    La flora intestinal puede tener que ver en gente con problemas de colon o de estomago. Yo creo que llevando una vida saludable y con fiando en remedios naturales, hasta se pueden evitar problemas de ese genero. Yo uso suplementos Thaivita y llevo una vida de lo mas normal. E perdido peso, me curado de la hemorroides y tengo un antidepresivo que va de miedo, “Feel Good” Thaivita. Con una alimentación equilibrada y algo de ejercicio, solo puede ir bien la cosa.
    saludos