La píldora para adelgazar

Pildora“Lo que no mata engorda”, es un dicho que oímos con cierta frecuencia haciendo referencia a la  facilidad con la que  nos ponemos los kilos encima.  Perderlos es harina de otro costal, y con frecuencia tras un esfuerzo titánico, conseguimos perder alguno, y si no estamos muy atentos y seguimos luchando por mantener el peso, los volvemos a recuperar. Seria por tanto un gran logro encontrar una píldora que  nos ayudase  a perder peso y a no recuperarlo.

Hoy en el  siglo XXI, con el genoma descubierto y curando el cáncer,  la píldora para adelgazar sigue siendo un sueño.  Un sueño científico y económico porque el que dé con la piedra filosofal y sea capaz de fabricarla   tiene el futuro bien asegurado. La pregunta por tanto es ¿Por qué no a hemos encontrado? Cual o cuáles son las causas?

Hasta ahora, todos los fármacos , y digo fármacos  y no productos varios  , para diferenciarlos de todo lo que venden en  algunas farmacias, parafarmacias, herbolarios o por internet,  sin datos clínicos que los avalen  que promete perder peso,  y que lejos de la realidad solo consiguen adelgazarnos el bolsillo, todos han fallado.

La aparición de efectos secundarios no deseables, incluso en algunos casos graves,  o la  falta de eficacia,  han hecho que los pocos que había se retirasen del mercado. En la actualidad  el arsenal terapéutico para el tratamiento médico  de la  obesidad farmacológicamente hablando el limitadísimo por no decir nulo.  El sueño dorado, de no tener hambre o mejor aun de comer y no engordar a costa de subir  el gasto energético, lo  que coloquialmente conocemos como el metabolismo,   parece muy lejano por no decir imposible.

En mitad de este vacío se ha encendido una luz de esperanza la IRISINA. En recuerdo  a Iris la  mensajera de los dioses griegos, la irisina es una hormona que  se produce el musculo cuando hacemos  ejercicio y actúa en la grasa del cuerpo  transformándola en un tejido capaz de quemar calorías : ¡¡¡¡ sube el metabolismo¡¡¡.

Se ha visto en animales de experimentación,  que es eficaz  tanto produciéndola de forma natural o administrándola  como un fármaco.  Aunque todavía  está en fase experimental, ya hay laboratorios investigando y tratando de fabricarla. Pero mientras llega, la tenemos todos a nuestro alcance.

Hacer ejercicio nos aumenta la Irisina y con ella aumenta el gasto de energía y nos ayuda a perder peso.  No perdamos la oportunidad de producirla, es barata, no produce efectos secundarios  y está al alance de todos. No hay disculpas,  todos tenemos acceso a ella, al sueño dorado al  que nos ayuda a adelgazar. ¡¡¡¡ Pongámonos  en marcha ¡¡¡¡¡

adelgazar ,

Comments Closed

Comentarios cerrados.