Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

López Obrador y la Santa Sede: Justas coincidencias, notorios desatinos

11.09.18 | 17:55. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / No pasa inadvertido el momento en que el nuncio apostólico Franco Coppola y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se dan la mano bajo la mirada de la litografía de Juárez, adusto y serio, en este momento particular de la historia y de las relaciones entre la Iglesia católica – Estado mexicano.

Ciento cincuenta y siete años atrás, en 1861, un parco telegrama del encargado del despacho de Relaciones Exteriores, Melchor Ocampo, era dirigido al delegado apostólico, Mons. Luis Clementi. Pedía el inmediato destierro expulsando al diplomático vaticano por disposición del presidente de la República. Bajo el lema de “Dios y Libertad”, Ocampo rompería las relaciones con la Santa Sede después de la guerra de reforma. Hasta 1896 no habría un representante papal en México y en 1992, el restablecimiento de relaciones diplomáticas inauguró la formalidad de un representante oficial del pequeño Estado pontificio.

Las coincidencias con el próximo gobierno merecen atención especial sobre todo por lo que Andrés Manuel López Obrador tuvo por convocatoria el 1 de julio en el discurso de la victoria. Invitar a las iglesias y confesiones al proceso de transformación. El énfasis especial a la Iglesia católica tuvo un misil que quiso ser de precisión cuando López Obrador, en la pasarela de candidatos ante el pleno de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lanzaría una invitación formal al Papa Francisco para ser mediador en el proceso de pacificación del país.

>> Sigue...


Sábado, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

September 2018
M T W T F S S
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930