Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

El beso de la traición

05.06.18 | 10:46. Archivado en Arquidiócesis México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / La publicación ayer en Siame (Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México) de un supuesto acuerdo de “Colaboración entre la Arquidiócesis de México y SNAP México” parece una de esas escenas kafkianas a las que el lector asiste impávido para tratar de entender en lo esencial qué está pasando realmente en el gobierno de un arzobispo malabarista entre los linderos del pragmatismo conveniente y la senda hacia la desconfianza y la decepción.

Y es increíble porque, como se quisiera usar un desfibrilador, se quiere reanimar una confianza que pende de alfileres a través de un inverosímil y mal escrito que no deja de llamar la atención por los actores involucrados y cómo se pone en tela de juicio las genuinas intenciones y autoridad de un Cardenal de la Iglesia católica que se desinfla cada vez más mientras su grupo compacto insiste en adornarle la percha con una sotana invisible como aquel traje del emperador desnudo. Las mal llamadas reformas son, en realidad, la fórmula de la traición y desastre en las que se está involucrando a Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, en donde todo parece más importante menos la salud sobrenatural del Cuerpo de Cristo. Vayamos por partes.

El acuerdo

En cuatro mal redactados párrafos, dos firmantes, la señora Marilú Esponda y el señor Joaquín Aguilar se unen en una especie de amasiato increíble cuyas cláusulas lo son más:
“Comprometidos con esta visión, estamos trabajando…” ¿Desde cuándo? No lo dice, no hay forma de comprobar el inicio de un noviazgo que ahora se presenta en sociedad para realizar “un protocolo que ayude a la atención (sic) ante los casos que se pudieran presentar (sic) así como de apoyo a las víctimas, para crear conciencia y educar a la gente sobre la necesidad de proteger a los niños y personas vulnerables en nuestros hogares, parroquias, escuelas, hospitales y otras instituciones”.

Los firmantes

Director de SNAP México, señor Joaquín Aguilar. No parece necesario entrar en detalles sobre la personalidad de la parte y cómo el largo proceso judicial acabó en su contra cuyas contradicciones le vencieron para dar la razón jurídica a la Arquidiócesis de México. La relatoría completa del caso, desde 2006, fue expuesta reproducida en medios de comunicación y puede leerse aquí: https://www.aciprensa.com/sacerdocio/desmentido1.htm

Sin embargo, es importante detenerse en la naturaleza de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales del Clero (SNAP por sus siglas en Inglés) documentada en diversos sitios que se citarán a continuación.

SNAP se ha aprovechado de los lamentables casos de abusos sexuales cometidos por clérigos para explotar un buen filón dorado por el desfalco y quiebra de varias diócesis en los Estados Unidos. Fundada en 1989, la organización confiable para la atención de los abusos fue fachada que poco a poco encubrió a los abogados hacedores de una rentable industria que exprimió a las víctimas de abusos sexuales.

Un análisis publicado por The Catholic World Report titulado ¿El fin del camino para SNAP? The end of the road for Snap? bajo el siguiente vínculo https://www.catholicworldreport.com/2017/02/14/the-end-of-the-road-for-snap/
denunció a la prestigiada organización al verse envuelta en escándalos judiciales contra sus mismos fundadores. Según los testimonios reunidos, las víctimas serían usadas como fuentes seguras de recursos. SNAP estaría infectado de una ideología contra la Iglesia sin el compromiso con una estricta relación profesional para la consecución de una justicia expedita e imparcial.

La publicación de una demanda con los hechos fraudulentos del SNAP, publicada por The Catholic World Report arroja conclusiones al aseverar lapidariamente que esa organización “no se concentra ni ayuda a las víctimas sino que las explota” en realidad es “una operación comercial motivada por la animadversión personal e ideológica de sus directores contra la Iglesia católica” que también intimida a las víctimas y se vale de injurias, engaños y difamación al involucrar falsamente a sacerdotes quienes fueron lesionados en su fama personal y pública. Ellos mismos demandaron a SNAP ante los tribunales ganando los pleitos correspondientes.

SNAP ha sido una organización de notorio activismo en los organismos internacionales. En 2014, el informe del Comité para la Protección del Niño de la Organización de las Naciones Unidas sobre la pederastia en la Iglesia católica tuvo conclusiones “graves y anómalas” al no reconocer los esfuerzos hechos al respecto. En ese momento, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, insistió en la intervención de organismos no gubernamentales cabildeando para asestar el golpe mortal. De acuerdo con el portavoz, “la insistencia sobre varios casos en particular deja pensar que se ha dado mucha atención a la visión de organizaciones no gubernamentales, a priori hostiles contra la Iglesia católica, la Santa Sede y sus posiciones". El blanco apuntó a SNAP poniéndole como una de “esas organizaciones que no quieren reconocer todo lo que ha hecho la Santa Sede y la Iglesia en los últimos años al admitir sus propios errores, renovar normas y desarrollar medidas de formación y prevención”.
https://www.infobae.com/2014/02/07/1542133-dura-respuesta-del-vaticano-la-onu-el-informe-abuso-infantil/

Efectivamente, tras estas breves conclusiones, lo hecho por la oficina de comunicación social del Arzobispado de México no fue una inocente y amigable composición. Se quiere poner de rodillas a la Arquidiócesis para sojuzgarla ante mercenarios y enemigos de la Iglesia.

La otra parte es la directora de Comunicación, señora Marilú Esponda. Apoltronada en su pequeño reino, Esponda Sada se ha convertido en la virtual canciller del arzobispado desmantelando todo elemento de oficialidad, pasando por encima del moderador de la curia, los consejos presbiterales e incluso de los ocho obispos auxiliares. Lo peor se demuestra en la firma de este nulo acuerdo que quiere llegar a ser ley por dos partes de la cual, Esponda, ni poder legítimo tiene. SNAP topó con pared o se encontró con la horma de su zapato. En lo legal, Joaquín Aguilar solo puede disfrutar del buen apretón afectado de invalidez. Porque si se dicen conocedores del derecho, sabrán que ambas partes deben estar dotadas de capacidad y poder para firmar compromisos ciertos. Esponda, hasta donde se infiere, no tiene poder civil jurídico alguno en la Arquidiócesis para la signatura de lo que, técnicamente, fue un pacto sin acto.

Éticamente tuvo una conducta inmoral y reprobable. La comunicadora se ha puesto en la terreno movedizo del impacto mediático antes que construir la casa sobre tierra firme y roca segura. Su adicción de protagonismo es la causa más inmediata que podría presagiar una caída muy dura y estrepitosa. Lo peor es que, en su miopía, cree que hace lo justo cuando, en realidad, está poniendo a pacer al cordero y a la hiena en conjunto.

Lo firmado y presumido esta tarde es la muestra de una avidez mediática sin cálculo acertado precipitando las cosas hacia un rumbo sin brújula. Ha faltado a su compromiso por la verdad para aliarse con el relativismo de grupos empecinados a destruir la Iglesia y eso la hace cómplice así como todos aquéllos que, en lo oscurito, consintieron con el enemigo para sentarse a la mesa cuando esconde el puñal tras la espalda. Además, ignoró o defenestró el trabajo que, a nivel mundial, la Iglesia ha hecho con documentación abundante en cuanto al cuidado de menores y la prevención de abusos y que pueden encontrarse aquí http://www.vatican.va/resources/index_en.htm,
desconoció los "Criterios de la Arquidiócesis de México en relación a comportamientos inadecuados, principalmente con menores que pudieran suceder por parte de los clérigos" publicados en la Gaceta arquidiocesana del primer semestre de 2007, los lineamientos de la Comisión para la Tutela de menores en la Arquidiócesis de México de septiembre de 2017 y tiró por la borda los esfuerzos hechos por la Conferencia del Episcopado Mexicano. Que la directora se atreva a firmar un acuerdo con tal organización equivale al beso dado a Cristo en Getsemaní. Esponda se metió al hocico del lobo con una ingenuidad pasmante.

El infausto acuerdo no podía dejar a los testigos del acto. La feliz alianza concluye de esta forma: Queremos manifestar públicamente nuestra disposición por combatir (sic) desde la raíz estos lamentables casos y trabajar incansablemente hasta sanar estas situaciones. Somos varias las instituciones que nos congratulamos de trabajar (sic) y firmar en conjunto este comunica… ¿Cuáles instituciones? No lo dice. Ojalá no sean Marie Stopes o catholic women prochoice. Así llegamos a esta escena kafkiana, el lector dará la razón. Esta relación se selló con el beso de la traición.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comments
  • Comentario por Miguel Morales 06.06.18 | 05:05

    Chale! El que escribe este blog ningun chile le embona. Todo lo ve mal.

  • Comentario por Dr Herington 06.06.18 | 05:03

    Aplaudo este gran paso que dio la Arquidiócesis de México. Después del encubridor de pederastas Norberto Rivera se empieza a vislumbrar una iglesia franca, abierta y transparente.
    No cabe duda que tener a un arzobispo experimentado y con una clara opción por todas ls víctimas de estos lamentables hechos abre nuevas esperanzas para una iglesia al estilo de lo que nos pide el Papa Francisco. Bravo por el sr Cardenal Aguiar y bravo por la Sra Marylu. Felicidades.

  • Comentario por GLORIA HERNAN 05.06.18 | 17:32

    es desagradable ver que algunas personas ensucian con sus actos la iglesia católica, actos que destruyen la vida de gente inocente, después nada es igual, huellas que nunca se borran, siempre ha existido el abuso sea cual sea desde inicio de la humanidad, es bueno saber que se están tomando cartas en el asunto, espero algún día se extingan este tipo de situaciones en todo el mundo.

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728