Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

En gratitud al Pastor...

29.01.18 | 03:15. Archivado en Arquidiócesis México, Análisis y Opinión

La evaluación de este largo pontificado podrá generar voces a favor y en contra, pero nunca indiferencia. El Sr. Cardenal afrontó desafíos de la mano de sus colaboradores, problemas más complejos, y donde la Iglesia debe activar su creatividad pastoral y de apertura para la atención de nuevos problemas que no se resuelven con recetas viejas.

Guillermo Gazanini Espinoza / Desde la fe.- La tarde del 26 de julio de 1995, Norberto Rivera Carrera inició un ministerio en actitud de misión y peregrinaje, pero también de gratitud hacia Santa María de Guadalupe y a Dios, quien se fijó en él a pesar de sus limitaciones para realizar semejante tarea: llamado a ser sucesor de Fray Juan de Zumárraga en momentos de profundas transformaciones de una década de retos y dificultades, muy similar a nuestros tiempos, donde las propuestas de reformas y cambios políticos prometían una nueva era de justicia, equidad y participación. A él se le entregaba un gran talento que no debía desperdiciar ni esconder, sino multiplicar.

Los gestos definieron una nueva ruta para la Arquidiócesis de México. Ante Ernesto Corripio Ahumada, el joven Arzobispo tuvo la gran deferencia de inclinarse y besar el anillo, símbolo de la potestad episcopal que ostentó. Símbolos y palabras, que convergieron en la manifestación popular de fe por la acogida, siempre en señal de esperanza por el nuevo pastor. Las crónicas de la época, quizá todavía en el recuerdo de fieles y sacerdotes que lo recibieron, eran de júbilo en lo que implica siempre el comienzo de algo nuevo.

Clérigos y laicos sostenían símbolos religiosos en sus manos, en señal de optimismo al recibir a quien, como lo llamaron, es “nuestro nuevo Arzobispo”, “portador de la buena nueva”, diría el primer nuncio apostólico. Las opiniones coincidieron en que el mensaje del nuevo Arzobispo fue abierto, incluyente y sensible a las dificultades de violencia y económicas del país, al manifestar la preocupación por la crisis y la vulnerabilidad de sectores desprotegidos.

Iniciaba así un gobierno pastoral dedicado a instruir a través de un magisterio profundo sobre los problemas más urgentes de la Arquidiócesis, como las orientaciones sobre la Nueva Era de 1995, las Cartas a los jóvenes, las Cartas a la familia o las Pastorales sobre el cuidado de los enfermos, la atención a discapacitados y las Orientaciones Pastorales anuales para fortalecer la Misión Permanente en concordancia con los propósitos del II Sínodo de 1992, para poner al día la misión de la Iglesia, o bien documentos que desentrañaron el significado espiritual y de fe, como el dedicado a propósito del Bicentenario del fin de la construcción de Catedral en 2013.

>> Sigue...


Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

January 2018
M T W T F S S
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031