Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

¿Cómo nos salva este Mesías, el Hijo de Dios que contemplamos recién nacido en Belén?

27.12.17 | 19:43. Archivado en Iglesia católica en México, Cristianismo

Mons. Leopoldo González González. Arzobispo de Acapulco / CEM.- Con la misma admiración y esperanza con que los pastores la recibieron en los campos de Belén hace más de dos mil años, en esta Navidad volvemos a escuchar la Buena Noticia del Nacimiento de nuestro Salvador. Es una noticia que nos llena de gozo. Así la anunciaba un antiguo pregón: “Habían pasado muchísimos años desde que, al principio, Dios creó el cielo y la tierra e hizo al hombre a su imagen y semejanza, y muchísimos años también desde que cesó el diluvio y el Altísimo hizo resplandecer el arco iris, signo de alianza y de paz. En el año 752 de la fundación de Roma, en el año 42 del imperio de Octavio Augusto, mientras en toda la tierra reinaba la paz, en Belén de Judá, pueblo humilde de Israel, ocupado entonces por los romanos, en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada, de María Virgen, esposa de José, de la casa y familia de David, nació Jesús, Dios eterno, Hijo del eterno Padre y hombre verdadero, llamado Mesías, es decir, Cristo, que es el Salvador que todos los hombres esperaban”.

La situación que vivimos en nuestra Patria y en nuestro Estado parece no dar mucho espacio a la alegría y al gozo. Sin embargo, cuando hay confianza, la dificultad es el espacio donde más profundamente arraiga la esperanza. Navidad pone en nuestra persona raíces muy profundas de una confianza que nada ni nadie nos puede quitar. Nos da la certeza de que Dios nos ama, se ocupa de nosotros y está a nuestro lado en cada situación en que nos encontramos.

>> Sigue...


Martes, 23 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

December 2017
M T W T F S S
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031