Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Que no nos roben al niño de Belén en Navidad

20.12.17 | 07:17. Archivado en Iglesia católica en México

Mons. José Luis Chávez Botello. Arzobispo de Antequera Oaxaca / La Navidad es la fiesta más universal; la celebran prácticamente todas las razas y países del mundo, aún no católicos. Entre nosotros, pone en movimiento a miles de personas desde su preparación; los signos van apareciendo por todos lados: casas y calles más adornadas e iluminadas, las posadas, villancicos, los aguinaldos y vacaciones, los juguetes para los niños, los regalos, los "nacimientos", la cena de Navidad, Año nuevo, los Santos Reyes, las felicitaciones y visitas. Muchos viajan para celebrarla con su familia.

La representación del "nacimiento" en templos, capillas y hogares tiene gran importancia pedagógica para la vida cristiana; en torno al nacimiento hay ritos variados, oración, villancicos, reflexión; también atrae a otras personas por su creatividad, bella tradición y expresión cultural, a veces obras de arte. Así, es testimonio de creencias y valores de fe de tal familia y comunidad. Acentúo esta importancia para los creyentes.

Ver, reflexionar y aprender ante el "nacimiento".

Veamos a María y a San José contemplando al Niño, como que recogen todo el amor y ternura del mensaje de la Encarnación. María, la mujer sencilla y servidora siempre fiel y entregada a Dios; José el hombre justo, el artesano que con su trabajo honesto de cada día supo afrontar las dudas, problemas, injusticias y la violencia sin dañar a nadie; así cuidó y protegió la vida del Niño y de María. Veamos sobre todo al Hijo de Dios que se encarnó, se hizo niño, pequeño, frágil, necesitado, dependiente. Ante el nacimiento, oremos en silencio para aprender a ver desde la fe como María y José.

Reflexionemos. Así se humilló, "se achicó" el Hijo de Dios para enseñarnos a ser solidarios, a vivir como hermanos, a perdonar y amar hasta dar la vida; así quiso comenzar la obra de la Redención de toda la humanidad. Nos muestra que la humildad, sencillez, fidelidad y el trabajo honesto de cada día es el camino seguro de humanización, de superación y felicidad de toda persona. Reflexionemos y meditemos ante el nacimiento hasta escuchar lo que el Señor nos dice al corazón. Compartamos esta reflexión con otras personas; nuestra fe se fortalecerá.

Aprendamos. ¡Cuánto aprendieron María y José del Niño! ; nadie mejor que ellos lo trataron, lo conocieron y sufrieron; muchas cosas no entendían pero lo guardaban todo en su corazón; de allí sacaron la fuerza para permanecer fieles a la voluntad de Dios hasta la muerte. El mensaje, desde el Nacimiento de Jesucristo hasta su Muerte en cruz, nos muestra el tamaño del amor de Dios: "Tanto amó Dios al mundo le entregó a su Hijo Único" (Jn. 3, 16). ¡Dios no se cansa de perdonar ni de amar!. No nos cansemos nosotros de confiar y de esperar en Dios; no nos cansemos de amar y de luchar por el bien.

Ante el nacimiento aprendamos con María y José a recoger el mensaje del Niño de Belén; lograremos que resentimientos y rencores no se aniden en el corazón; encontraremos la fuerza para pedir perdón y perdonar, para vivir mejor. Descubriremos que las posadas, piñatas, la luz, adornos, los regalos y el Niño son más que adornos y bellas costumbres: en el Niño de Belén reconoceremos la verdadera luz y el camino a seguir, el mejor regalo de nuestro Padre Dios, el mejor adorno para nuestra vida en su humildad y amor, el mejor alimento, la verdadera paz y alegría desde el corazón. Belén es el mejor taller de humanización, la mejor escuela de virtudes y de valores.

¡Que no nos roben al Niño de Belén!; que no nos roben la raíz, el mensaje y el espíritu de la Navidad reduciéndola a fiesta comercial, a vacaciones, a una cena, a celebraciones egoístas y hasta con vicios. Sin el Niño, todo se debilita y se deteriora.

En este espíritu, el próximo jueves 21 a las 6.00 p.m. en catedral, celebraremos una Misa de "Posadas" para las personas con discapacidad; después tendremos el momento de convivencia. El viernes 22 la Posada por la Reconstrucción, Reconciliación y la Paz, organizada desde hace años por las parroquias del centro y abierta a todos; iniciará a las 6.00 p.m. en el atrio de Santo Domingo, continuará por el andador turístico y la calle Morelos para llegar a la basílica de Ntra. Sra. de la Soledad donde culminaremos con la convivencia en el atrio. Las dos Posadas serán presididas por el Señor Arzobispo.

+ José Luis Chávez Botello
Arzobispo de Antequera Oaxaca


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comments

No Comments for this post yet...

    Jueves, 18 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031