Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

“Descubrir a Dios en las obras de misericordia”

22.09.17 | 04:10. Archivado en Iglesia católica en México

Comunidad parroquial de la Ciudad de México acude en ayuda del pueblo morelense

Guillermo Gazanini Espinoza / 22 de septiembre.- Han pasado tres días desde el sismo y las labores continúan hasta lograr el rescate del mayor número de personas que aun pudieran estar entre los escombros. La labor de rescatistas y voluntarios ha sido esencial, sociedad civil, con la intuición de la solidaridad, tomó por asalto las montañas de escombros para entregar su vida para que otros tuvieran vida.

La otra parte de esta historia es la de aquéllos que lo han perdido todo. Su patrimonio, el trabajo de toda la vida, sus casas penden literalmente de alfileres, cualquier movimiento las echaría abajo. Son damnificados, necesitan lo esencial para continuar adelante. Y no han quedado solos porque miles de personas se han volcado para darles gratuitamente lo indispensable.

Entre ellos están las comunidades parroquiales. Bajo la guía de los párrocos, de los sacerdotes que están en el frente, inspiran a los fieles a aportar sin esperar nada a cambio. Es el caso de la comunidad de la parroquia de la Purificación de Nuestra Señora, “La Candelaria“, en Mixcoac, al sur de la Ciudad de México. El padre Joel Sánchez Vargas (Ciudad de México, 1976) es su joven párroco ordenado hace diez años, en mayo de 2007, en la Basílica de Guadalupe.

Ante la tragedia, él y los grupos parroquiales tomaron la iniciativa de llevar víveres y artículos de primera necesidad al Estado de Morelos, la zona más impactada y sufriente. Su testimonio es el ejemplo vivo de solidaridad en este evento que cambió, de manera radical, la forma de vida de muchísimos en el centro del país.

>> Sigue...


Lunes, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

September 2017
M T W T F S S
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930