Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

La destrucción del patrimonio religioso

11.09.17 | 16:06. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

El sismo del jueves 7 de septiembre impactó de forma descomunal a la región pobre de México, el sureste, donde se concentra el mayor número de pobres y los rezagos sociales son evidentes. Al momento, 96 muertos, el doble de heridos y casi dos millones de damnificados son el saldo de esta tragedia. Tan sólo en Oaxaca, 800 mil viviendas resultaron afectadas y los daños ascienden a varios millones de dólares por lo que le proceso de reconstrucción será largo.

En la idiosincrasia de esos pueblos y comunidades indígenas de los Estados más afectados hay un profundo arraigo religioso ahora impactado por el desastre cuando numerosos templos y edificios destinados al culto público están en condiciones de ruina lesionando el patrimonio cultural e histórico de la Nación.

Después del terremoto viene la evaluación de la tragedia y las formas que deben proponerse para levantar lo caído. El obispo de San Cristóbal de Las Casas, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, dio a conocer los daños particularmente en los inmuebles bajo custodia de su diócesis. Venticinco templos requieren de intervención urgente y de forma particular destaca la catedral de San Cristóbal, monumento del siglo XVII, cuya historia reciente es la de haber sido el lugar de los memorables diálogos por la paz a raíz del levantamiento armado zapatista del 1 de enero de 1994 y de los cuales el desaparecido obispo Samuel Ruiz García fue notable mediador.

Numerosos lugares de culto en Chiapas requieren de fondos para que funcionen planes y estrategias que permitan su pronta rehabilitación. El 15 de junio de 1999, por ejemplo, el Estado de Puebla sufrió un terremoto de 7,6 grados que puso al borde del colapso numerosos santuarios coloniales. Su recuperación no fue inmediata.

Por eso, el obispo de San Cristóbal demanda de las autoridades federales los estudios detallados de los daños sufridos y los pasos que se deben dar para la restauración de los inmuebles: "Estos templos no son propiedad de la diócesis, sino que son patrimonio del país. Nosotros somos los responsables inmediatos de su uso, pero de quienes depende su restauración es de la federación. Por ello, esperamos que, así como no tardaron en ordenar que se mantuvieran cerrados al culto, no tarden en su pronta restauración". Por lo pronto, el pastor debe celebrar la eucaristía al aire libre, el obispo vive sin catedral en tanto no se den a conocer las evaluaciones que permitan conocer con certeza si el recinto puede ser abierto al publico bajo condiciones de seguridad absoluta.

Aquí el mensaje completo de Mons. Felipe Arizmendi Esquivel:

DAÑOS DEL TERREMOTO

Ha sido devastador el terremoto que, el jueves 7 por la noche, azotó Chiapas y Oaxaca, con una magnitud de 8.2 grados. Los expertos dicen que se debió a movimientos en la placa tectónica de Cocos, frente a las playas de Chiapas.

Lo más lamentable han sido las pérdidas de vidas humanas; en el país, suman ya 90: 71 en Oaxaca, 15 en Chiapas y 4 en Tabasco. En el territorio de nuestra diócesis, solo tres personas fallecieron: la mamá y dos hijos jóvenes, que salieron de su casa y se pusieron junto a una barda, que se les vino encima, en la Col. La Hormiga. En una comunidad de Pantelhó, Niotic, se derrumbaron seis casas, sin pérdidas humanas. También se cayó un templo protestante.

Aparte de esto, que es lo más doloroso, entre nosotros no hay mayores afectaciones en viviendas. En cambio, son terribles los daños causados en poblaciones de la Costa de Chiapas, junto a Pijijiapan y Tonalá, y sobre todo en Juchitán y otros lugares de Oaxaca. Allí está lo más emergente y grave, pues muchas personas se quedaron sin nada.

Lo que más resalta en nuestra diócesis es que son muchos de nuestros templos los que más han resentido los efectos del temblor. Construidos en los siglos XVI y XVII, tienen graves afectaciones. Hago un breve recuento de lo que ya tenemos confirmación:

En la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, sufrieron graves deterioros la Catedral, Santa Lucía, San Francisco y Santo Domingo. Menores daños La Merced, San Diego y San Nicolás. Los demás templos, están sin problema.

Nuestra Catedral quedó muy dañada. Hay columnas resentidas, que representan un peligro mayor. Hay cuarteaduras de consideración en varias partes, sobre todo en los arcos internos. Unas piedras que estaban en la cima de la fachada cayeron sobre el coro, destruyeron el órgano antiguo y parte del entarimado del mismo coro. Donde están las campanas, hay hendiduras de consideración, que hacen imposible su uso. Muchas tejas del techo se corrieron y hay goteras por todas partes. Menor daño sufrió el templo anexo de San Nicolás, que presenta sólo una fractura en la parte superior de la fachada.

Otra iglesia que sufrió grave deterioro es Santa Lucía. Sus torres casi se deshicieron; parte de ellas cayó sobre el coro y destruyó una buena parte. Además, por todos lados hay cuarteaduras, en las paredes y en las ventanas. La cúpula quedó muy dañada.

San Francisco tiene, junto al retablo mayor, unas hendiduras de preocupación, además de otros daños en los techos. Santo Domingo tiene grietas en buena parte de la bóveda central y cayeron partes de un arco en la capilla del Rosario. La lluvia evidenció fracturas que deben revisarse con cuidado. San Diego tiene fracturas a mitad de la fachada superior. En La Merced, sólo se cayó la espadaña que había en la fachada.

En los alrededores, el templo parroquial de Zinacantán perdió la parte superior de su fachada, que se vino abajo. En San Andrés Larráinzar, los contrafuertes están resentidos y parte del techo se vino al suelo. En Venustiano Carranza, cayeron partes de los techos de San Bartolomé, Señor del Pozo, Calvario y El Carmen. En Tenejapa y Huixtán, cayó parte de la fachada superior, donde están las campanas. En San Felipe Ecatepec, también se dañaron la fechada, las torres y el interior. Todos estos templos requieren una revisión de los expertos, para valorar sus daños y procurar su reparación.

En Pantelhó, cayeron 14 plafones del templo. En San Sebastián de Comitán, hay nuevas fisuras en la torre del campanario. El templo de Villa de las Rosas presenta más grietas. Reportan sin novedad los templos de Chenalhó, Huitiupán, Cancuc, Oxchuc, Trinitaria, Frontera Comalapa, Ocosingo, Chilón, Tila y los otros de Comitán. Esto es en cuanto a los templos antiguos, que podrían presentar algún peligro. De los demás lugares, no tenemos reportes de daños. Tampoco tenemos información de otros daños en viviendas.

Como estos templos son propiedad de la Nación, y están bajo la vigilancia del Instituto Nacional de Antropología e Historia, esperamos que las respectivas autoridades hagan un estudio detallado de los daños sufridos y de los pasos que se deben dar para su restauración. Estos templos no son propiedad de la diócesis, sino que son patrimonio del país. Nosotros somos los responsables inmediatos de su uso, pero de quienes depende su restauración es de la federación. Por ello, esperamos que, así como no tardaron en ordenar que se mantuvieran cerrados al culto, no tarden en su pronta restauración.

Seamos solidarios con quienes más han sufrido en la costa de Chiapas y en Oaxaca. Por medio de nuestras parroquias y de Caritas diocesana, canalizaremos a los afectados lo que se puede recaudar.

+Felipe Arizmendi Esquivel
Obispo de San Cristóbal de Las Casas.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comments

No Comments for this post yet...

    Martes, 16 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031