Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Puerta giratoria

13.08.17 | 19:20. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / 13 de agosto.- A poco más de un año de su puesta en marcha, el Sistema Penal Acusatorio pone en la mesa más preguntas que resultados contundentes en beneficio de una sociedad agobiada por los delitos y la acción imparable del crimen.

La ciudadanía no dio crédito cuando, a través de diversos medios, se dio a conocer la liberación inmediata de más de diez mil presos de las cárceles de la Ciudad de México, gracias a un criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y es que, el supremo tribunal determinó en julio pasado que a los procesados bajo las reglas del antiguo sistema penal se les debían aplicar los beneficios del nuevo Sistema Penal Acusatorio.

El resultado sería la inminente liberación de procesados y reos a quienes no se les pone en la cárcel por no haber cometido delitos merecedores de la privación de la libertad, a saber: crimen organizado, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos e infracciones graves en contra de la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la salud.

El Sistema Penal Acusatorio tiene una comparación que describe perfectamente la situación en la que se encuentra: agarró a los impartidores de justicia con los dedos en la puerta. La sociedad padece las carencias en la implementación adecuada y la forma como se han aprovechado las deficiencias y resquicios para que, al final, se cometan delitos tersos que no ameritan prisión, pero que aún así están agraviando a la sociedad.

>> Sigue...


Miércoles, 17 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

August 2017
M T W T F S S
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031