Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Regresión al pasado

18.06.17 | 07:01. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SAIME. 18 de junio.- Las elecciones del pasado 4 de junio en cuatro Estados del país revelaron, por un lado, la pluralidad política que provoca que los cargos de elección popular se ganen ahora por estrechos márgenes en el porcentaje de votos, de tal manera que ningún candidato puede salir a declarar el triunfo, rotundo, contundente, legal e inobjetable. Los resultados indican cómo las preferencias demuestran la necesidad de renovaciones auténticas para que la alternancia permita rectificar la vida democrática de México, que se enriquece por las opciones políticas.

No obstante, por otro lado, las elecciones revelan profundos vicios arraigados de una democracia que se supone madura, pero que en los hechos condiciona la libertad, vencida por la manipulación. Las preferencias políticas se convierten en mercancía fácilmente usable y desechable, un electorado manipulable, cuya pobreza es la mejor arma que se aprovecha para asestar un disparo a fin de aniquilar la libertad y coaccionar la voluntad de millones.

Durante las campañas pudo observarse la frenética e infatigable pasarela de funcionarios de la administración pública entregando tarjetas, beneficios o emolumentos en especie que podrían ser flagrantes delitos electorales. Nuestra democracia se está convirtiendo en la competencia por el voto de los pobres y hambrientos, a quienes siempre se les ha regateado lo que en derecho les corresponde. En algunos casos, los apoyos de los diversos programas de desarrollo social, en tiempos de elecciones, quedan bajo la discrecionalidad y voluntad del secretario titular del ramo, impidiendo su agilización y reparto expedito, o bien forman parte de una caja chica para lograr la victoria en las urnas.

Si bien el sistema electoral se perfilaba para que fuera más y más barato, esto ha sido un dulce sueño que se transformó en pesadilla cuando vemos las indecentes cifras de lo que pueden costar las elecciones estatales. Este 2017, los mexicanos sufrimos una sangría de más de 4 mil millones de pesos para la realización de los comicios en Nayarit, México, Coahuila y Veracruz. Esto es algo que no debería soportarse más ante las graves carencias de un país que parece estar en elecciones de forma permanente.

Igualmente, se cuestiona la efectividad de las fiscalías especializadas para atender delitos electorales. En cada proceso electoral, los agraviados presentan cientos de denuncias sin que conozcamos los resultados concretos de las indagatorias y si, de la probable responsabilidad, se dieron castigos ejemplares para inhibir la comisión de cualquier delito electoral. De acuerdo con la Fiscalía para la Atención de los Delitos Electorales, en los procesos de los cuatro Estados se iniciaron casi 700 investigaciones; sin embargo, no tenemos mayores resultados al respecto. Y es que la compra de votos ha sido la denuncia constante ante instituciones y autoridades electorales tímidas y ausentes de poder, actores pasivos y complacientes, dejando que las aguas de la ilegalidad rieguen los frutos de elecciones cada vez más cuestionadas cuando no se actúa conforme a justicia y derecho.

Se ha dicho que el panorama electoral 2017 servirá de termómetro para el proceso de 2018 donde elegiremos al presidente de la República y se renovará la totalidad del Congreso de la Unión. Si eso es así, entonces estamos frente a un gran problema. Será la elección de la obtención del poder sin importar los medios que se utilicen. Será la regresión al pasado más absolutista, empañado por el fantasma del fraude más escandaloso.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comments

No Comments for this post yet...

    Miércoles, 28 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930