Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Patología de género

19.03.17 | 16:01. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / 19 de marzo.- El pasado lunes 13 de marzo fueron presentados los pilares del nuevo modelo educativo, como consecuencia de otra de las reformas estructurales, mismas que han sido la bandera de la presente administración federal para poner a “México en el camino correcto”. Así, sobre cinco ejes, la escuela del futuro deberá involucrarse en las transformaciones socioeconómicas, científicas, tecnológicas y geopolíticas del orbe.

No es la primera vez que un Presidente de la República se sube al carro de la revolución educativa, una de las más cantadas, sexenio tras sexenio, y la que ha generado mayores controversias por la ausencia de resultados contundentes.

Desde 1970 hasta el 2000, la educación pasó por esta visión de arma liberadora del individuo para alcanzar la justicia social a través de la modernización, descentralización y la canalización de recursos a escuelas y alumnos en condiciones en desventaja.

“Enciclomedia”, por ejemplo, fue el gran programa de apertura a las nuevas tecnologías para la educación de calidad que, poco a poco, languideció al borde de la extinción cuando, prácticamente, fue incosteable bajo señalamiento de irregularidades en el ejercicio de recursos y deficiencias de equipos. “Enciclomedia” fue un elefante blanco, un fracaso multimillonario del cual nadie es responsable hasta el día de hoy.

La “nueva” reforma educativa plantea retos para ayudar a los estudiantes de México y ponerlos al nivel de otras naciones, pero también representa un atractivo botín político para diversos grupos impulsores de ideologías de género que desvincularían de la realidad a cualquier alumno. Por ello, los padres de familia deben estar atentos para intervenir en los procesos educativos y de contenidos en libros de texto gratuito, y las autoridades, dispuestas a reconocer el ejercicio del derecho humano a decidir la forma de educación de los hijos a partir de las creencias de la familia y de prevenir la filtración de perversas e irracionales ideologías de género que destruyen el significado de la institución fundamental de la sociedad, como es la familia, el matrimonio –que sólo es posible entre un hombre y una mujer–, y la sexualidad, definida por la propia condición biológica de los niños.

De forma especial, es necesario advertir a los padres de familia que su derecho a intervenir en el proceso educativo no está sujeto a negociación alguna. Si es cierto que la educación quiere incidir en la capacidad crítica del alumno para discernir la realidad, entonces debe emprender el ejercicio para reconocer todo aquello que atenta contra la persona en su dignidad y naturaleza.

Debe fomentarse la inclusión y la tolerancia en las aulas para evitar cualquier forma de discriminación, pero la educación no se ofrece en charola de plata a lobbys que quieren imponer la agenda transgénero y de arquetipos sexuales ambiguos, como sucede en naciones europeas donde el arma usual de estos grupos es la intolerancia para imponer una auténtica dictadura de pensamiento que socava la naturaleza humana y agrede a la familia con furia energúmena.

Padres y madres deben estar atentos para no permitir que autoridades educativas, locales o federales, transformen las escuelas en academias del relativismo y colonialismo ideológico de lobbys a consigna de la ONU. La primera gran prueba del Nuevo Modelo Educativo se asoma: no debe ceder ante la ideología de género que, por sus condiciones alienantes, mejor debería llamarse “patología de género”.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comments

No Comments for this post yet...

    Sábado, 27 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031