Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

No a una economía egocéntrica

25.01.17 | 22:03. Archivado en Análisis y Opinión

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel. Obispo de San Cristóbal de Las Casas. 25 de enero.- Ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, hay preocupación en muchos frentes, no sólo en su país, sino en el mundo. Hay temor entre los migrantes indocumentados, la mayoría mexicanos, porque se propone deportarlos, pues dice que les quitan trabajo a los norteamericanos. Esto es falso, pues los nuestros hacen allá lo que ellos no quieren hacer. Los migrantes colaboran para mejorar la economía de ese país, pues pagan impuestos y hacen productiva la agricultura y la industria.

Quiere impedir que empresas norteamericanas inviertan en nuestro país, sobre todo las automotrices, que aquí generan miles de empleos, para que esos trabajos se queden allá, sin advertir que esos capitales no vienen a México por caridad y por amor a nuestro pueblo, sino porque invertir aquí les conviene para su propia economía, que tiene su base, y por tanto, su beneficio, en aquel país. No advierte que, si en nuestros países no hay fuentes de trabajo, aumenta la pobreza y, con ello, automáticamente la migración. Nuestros pueblos emigran por necesidad económica, no por gusto. Ningún muro impedirá que los pobres intenten internarse en los Estados Unidos, a pesar de todas las restricciones que les pongan. Si el dinero que invierten en su muro y en toda su tecnología para detener a los migrantes lo invirtieran en nuestros países pobres para generar desarrollo, habría mucho menos migrantes.

Con un egoísmo nacionalista, quiere abrogar o renegociar el Tratado de Libre Comercio entre su país con México y Canadá, no para el bien de los tres países, sino sólo para el suyo.

>> Sigue...


Sábado, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

January 2017
M T W T F S S
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031