Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Murió el nuncio del diálogo, Mons. Justo Mullor García

31.12.16 | 09:50. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / 30 de diciembre.- Justo Mullor García, segundo nuncio apostólico en México de 1997 a 2000 después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede en 1992, murió el 30 de diciembre en Roma a la edad de 84 años.

Sucesor de Girolamo Prigione, quien falleció el pasado mayo, Mullor García fue designado nuncio por Juan Pablo II el dos de abril de 1997. En junio de ese año llegó a México con el objetivo de realizar una misión “pascual y pentecostal” en este país el cual iniciaba una nueva era en las relaciones Iglesia –Estado.

El arzobispo Justo Mullor recorrió la mayoría de las diócesis del país encontrándose con los diversos sectores sociales en especial los pueblos y comunidades indígenas. Durante el mensaje a la LXIII asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), describió las líneas programáticas de su ministerio para cultivar la colegialidad episcopal y apoyar en la promoción y conocimiento de la doctrina social cristiana. Tal fue el reconocimiento del episcopado que, en el 2000, monseñor Luis Morales Reyes, presidente de la CEM, señalaría a Mullor como el nuncio del diálogo, “habla siempre con amor, igual a indígenas, campesinos, pobres en general, como a obispos, presbíteros, religiosas y laicos, abierto y transparente con todos…”

Y así fue durante los tres años en los que Mullor García se esforzó por conocer personalmente la realidad de las diócesis recorriendo el país; sin embargo, uno de los principales problemas que afrontó fue el de los Legionarios de Cristo y la doble vida del fundador el cual, al principio, dudó en cuanto a la veracidad de las acusaciones contra Marcial Maciel llevándolo a un enfrentamiento con su antecesor, Girolamo Prigione.
Después de su misión diplomática en México, Mullor García fue nombrado presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, la institución diplomática de la Santa Sede, cargo que ejerció hasta 2007 al haber alcanzado el límite de edad canónica.

En el 2000, cuando finalizó su ministerio en México, presentó su mensaje de despedida a los obispos. Un párrafo significativo podría resumir su paso por este país al cual llevó siempre en un lugar especial de su ser sacerdotal y misión como diplomático. Al dejar este mundo, es el justo epitafio que resume su paso por esta tierra: "Antes que escuchar o juzgar a un hermano, el Evangelio enseña a escucharlo, a estudiar sus razones. Siempre creí, y seguiré creyéndolo, que es preferible la ejemplaridad del hijo pródigo que sabe arrepentirse que la de su hermano mayor… Creo más en la fuerza del diálogo que en las unívocas condenas personales o en actitudes radicales de rechazo. Es el mismo Evangelio el que nos enseña a no apagar la mecha que humea (Mt 12,20). Jamás he tratado, en consecuencia, ser juez. Siempre he tratado de ser hermano de cada uno de ustedes…”

Descanse en paz.


Reporte anual CCM. Tragedia y crisol del sacerdocio en México

23.12.16 | 06:42. Archivado en Análisis y Opinión

Reporte Anual 2016:
Ciudad de México a diciembre de 2016
Esta investigación presenta desde 2007, el recuento anual 2016. Información actualizada de sacerdotes, religiosos y laicos, que han perdido la vida de manera violenta en México, a causa de su misión pastoral.

RESUMEN

1. México es por octavo año consecutivo el país más peligroso para ejercer el sacerdocio. Durante los últimos 26 años, sucesos que han conmocionado a nuestro país, lo cual se traduce en 61 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 57 son crímenes arteros; y 2 corresponden a sacerdotes que siguen en calidad de desaparecidos y dos a secuestros frustrados.

2. Los datos recientes investigados, indican que de 1990 a 2016, la lista la encabeza 1 cardenal, 41 sacerdotes, 1 diácono, 4 religiosos, 9 laicos y una periodista católica.

3. En un cuarto de siglo los atentados contra representantes de la Iglesia, en orden de importancia, son perpetrados contra sacerdotes, 78%; laicos , 10%; Seminaristas-religiosos, 8%; Diácono, 2%; comunicador o Periodista católica, 2%, respectivamente.

4. El porcentaje de atentado, más usual, corresponde a Extorsión, Secuestro Tortura y Asesinato, 44%; Robo a Parroquia, 35%; Agresión en calle, 15%; y Causa desconocida, 6%.

5. Según nuestro análisis, de 1990 a 2016, aumentó un 375%, los homicidios contra integrantes de Iglesia Católica, esto es entre el actual sexenio del Lic. Enrique Peña Nieto, frente al primer periodo analizado del gobierno de Lic. Carlos Salinas de Gortari.

6. El saldo rojo de asesinatos visto por décadas, refiere un aumento de 384%, entre la presente década, frente al periodo de 1990 a 2000.

7. Los registros de amenazas de muerte contra sacerdotes mexicanos, en el último lustro, se incremento un 113%.

8. La tendencia de atentados en la modalidad de Secuestro y tortura contra sacerdotes sigue al alza: se registra un aumentó de un 100 %, al cierre de 2016, comparado contra el tercer año de gestión de la anterior administración.

9. Los atentados en la administración actual han crecido de manera alarmante, si comparamos los datos del gobierno pasado del Lic. Felipe Calderón, en relación al cuarto año -2006-2010-, se tenía registró 15 casos de religiosos asesinados; es decir, 9 sacerdotes, 1 diácono, 1 religioso, 2 seminaristas, 2 laicos respectivamente.

10. Ahora bien, sí vemos el fenómeno en los cuatro primeros años de la presente administración -Lic. Enrique Peña Nieto-, se tiene registro total de 25 atentados: 15 corresponde a sacerdotes, 1 seminarista y 5 laicos; además, 2 presbíteros aún continúan desaparecidos y 2 secuestros frustrados.

11. Por lo tanto, los crímenes de odio se han incrementado alarmantemente en el presente gobierno. El análisis indica que se registra un aumentó de un 80 %, al cierre de 2016, comparado contra el cuarto año del ex-presidente Lic. Calderón Hinojosa.

12. Los últimos 12 meses han sido los más trágicos en últimos 26 años, pues tres sacerdotes violentamente han sido despojados de su vida, dos secuestros frustrados a los sacerdotes, Luis Antonio Salazar de la Torre, del municipio Guadalupe y Calvo en Chihuahua y José Luis Sánchez de la ciudad de Catemaco, municipio de San Andrés Tuxtla Veracruz, así como el asesinato de cuatro catequistas de la Ruana, municipio de Tomatlán Michoacán, han dejado al descubierto la incompetencia de las autoridades para brindar seguridad.

13. En 26 años los estados de Guerrero y la Ciudad de México son las entidades más peligrosas para el ejercicio ministerial, con un 15% cada uno. Le siguen Veracruz y Michoacán con 9% cada uno; Chihuahua, 8%;, Baja California, Tamaulipas y Puebla con 6% cada uno; Oaxaca, Jalisco, Estado de México, con 4% cada uno; Coahuila, Hidalgo, Aguascalientes, Guanajuato, Sinaloa, Durango y Colima con un 2% cada uno.

14. Son 4 estados de la república mexicana considerados peligrosos para el ministerio sacerdotal: GUERRERO, CIUDAD DE MÉXICO, VERACRUZ Y MICHOACÁN .

15. El gobierno que encabeza el Lic. Enrique Peña Nieto, se perfila como el más negro de la historia moderna de México. La tendencia a 2018, indica, de seguir el mismo rumbo, que concluirá su mandato con un alza de un 100%, por encima del saldo rojo del expresidente Felipe Calderón, siendo el sexenio, más peligroso para ejercer el sacerdocio, en la era moderna.

16. Los datos aquí expuestos, señalan lamentablemente, a la República Mexicana como el país latinoamericano más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal. Si vemos el fenómeno en perspectiva histórica, el panorama no es alentador, toda vez que nuestro país cumple una década como primer lugar en crímenes de odio contra sacerdotes, religiosos y laicos. Le sigue en peligrosidad Colombia, Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Guatemala, El Salvador y Perú.

17. La única señal de esperanza que se vislumbra para México, no es del gobierno mexicano, por el contrario, este fenómeno, ha llamado la atención de la comunidad internacional, y propiamente del Congresista Jeff Duncan (tercer Distrito, Sur de Carolina R-SC-03), quién se desempeña como Presidente del Comité de la Cámara en los Estados Unidos de Norte América. Este Legislador esta promoviendo en el Subcomité de Asuntos Exteriores para el Hemisferio Occidental, recomendaciones bajo la declaración en la 12ma audiencia del Subcomité titulado: “Desafíos a la Libertad Religiosa en las Américas”.

18. El Departamento de Estado del Gobierno de Estados unidos emitió en su reporte sobre la “Libertad de Culto 2015”, información importante sobre el asesinato de sacerdotes en México. La fuente de esta información es obtenida por el Centro Católico Multimedial.
19. Christian Solidarity Worldwide, Ayuda a la Iglesia que Sufre, Agencia Fides, Pri´s the Word, La Rai, The Wall Street Jounaul así como las diversas agencias en el Vaticano, han dado seguimiento a este lamentable fenómeno.
__________

>> Sigue...


Papa Francisco envía condolencias por explosión en Tultepec, México

22.12.16 | 02:05. Archivado en Iglesia católica en México

Ayer,20 de diciembre, una tremenda explosión desapareció el mercado de juegos pirotécnicos San Pablito en Tultepec, Estado de México, localidad cercana a la capital del país y perteneciente a la diócesis de Cuautitlán. En el trágico evento murieron 32 personas y cerca de treinta mil perdieron su fuente de trabajo lo que representa cerca del 20 por ciento de la población del municipio. Las pérdidas se calculan cercanas a los 35 millones de pesos.

El Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México publicó el mensaje del cardenal Norberto Rivera Carrera expresando sus condolencias por la tragedia y "sumándose al dolor que embarga a familiares y amigos de las víctimas, así como a la pena del obispo de la diócesis de Cuautitlán, Mons. Guillermo Ortiz Mondragón".

A través de la nunciatura apostólica en México, el Santo Padre Francisco envío al obispo de Cuautitlán la garantía de sus oraciones encomendando especialmente a todas las víctimas, heridos y familias. El mensaje del Papa Francisco está firmado por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado y fue difundido por la Conferencia del Episcopado Mexicano a través de las redes sociales:

Ciudad de México a 21 de diciembre de 2016.

Esta mañana, a través de la Nunciatura Apostólica, llego una carta de la Secretaría de Estado firmada por el Emmo. Card. Pietro Parolin con el mensaje del Santo Padre dirigido a Mons. Guillermo Ortiz Mondragón, Obispo de la Diócesis de Cuautitlán.

“EXCMO. MONS. GUILLERMO RODRIGO TEODORO ORTIZ MONDRAGÓN OBISPO DE CUAUTITLÁN:

EL SANTO PADRE TRAS CONOCER LA DOLOROSA NOTICIA DE LA GRAVE EXPLOSIÓN OCURRIDA EN EL MERCADO DE SAN PABLITO EN TULTEPEC, DESEA HACER LLEGAR A VUESTRA EXCELENCIA Y A TODOS LOS HIJOS DE ESE AMADO PUEBLO, SU CARCANÍA Y AFECTO EN ESTO DUROS MOMENTOS.

ASÍ MISMO, SUS SANTIDAD ELEVA ORACIONES AL SEÑOR Y ENCOMIENDA MUY ESPECIALMENTE A SU MISERICORDIA EL ETERNO DESCANSO DE TODAS LAS VÍCTIMAS, ASÍ COMO A LOS HERIDOS Y A SUS FAMILIAS. EL PAPA FRANCISCO, INVOCANDO LA MATERNAL INTERCESIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA DE GUADALUPE, LES IMPARTE DE CORAZÓN LA CONFORTADORA BENDICIÓN APOSTÓLICA COMO SIGNO DE ESPERANZA CRISTIANA EN EL SEÑOR RESUCITADO.

CARDENAL PIETRO PAROLIN
SECRETARIO DE ESTADO DE SU SANTIDAD"


"Demoníaca perversidad" contra el sacerdotes en México

21.12.16 | 08:19. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / 21 de diciembre.- “El periodo de 2006 a la fecha, sin lugar a dudas, ha sido alarmante y devastador para los ministros religiosos en México y lo ha sido, primero, porque revela que este fenómeno no ha sido atendido con seriedad por los gobiernos federales y municipales en turno y, segundo, porque se ve con claridad una inacción que se traduce en desprecio y desencanto a la libertad religiosa...”

Así lo afirma el reporta anual del Centro Católico Multimedial (CCM) “Tragedia y crisol del sacerdocio en México, 10 años de persecución” hecho público la tarde del 20 de diciembre donde se da el balance de una década en cuanto a los asesinatos contra ministros católicos en México, uno de los países del orbe más peligroso para ejercer el sacerdocio.

Al abrir con el caso más paradigmático, el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo acaecido el 24 de mayo de 1993 en el aeropuerto internacional de Guadalajara, víctima del fuego cruzado entre bandas delincuenciales, el CCM llama la atención sobre cómo obispos y sacerdotes son blanco de la violencia en gran medida por la identidad que representan y el ejercicio pastoral que desarrollan en comunidades particularmente difíciles en cuanto a los índices de criminalidad y violencia. Como afirma el CCM, “a casi un cuarto de siglo del asesinato del Cardenal Posadas Ocampo, el periodo de historia del 2006 a 2016 se puede lamentablemente resumir como letal por la violencia desbordada resultado de asesinatos, secuestros, extorsiones y robo a mano armada perpetrados bajo una perversidad sin límite en contra de los ministros sacerdotales y lugares sagrados en México”.

>> Sigue...


Cardenal Norberto Rivera Carrera habla de su renuncia ante medios de comunicación

19.12.16 | 03:44. Archivado en Iglesia católica en México

SIAME / 18 de diciembre.- Este domingo se llevó a cabo el tradicional desayuno navideño del Card. Norberto Rivera Carrera con los periodistas que cubren la fuente religiosa, tanto en medios electrónicos como impresos. Al término del desayuno, como ya es costumbre, el Arzobispo de México respondió a las preguntas de los reporteros sobre diferentes temas de interés social.

En primera instancia, el Arzobispo de México habló sobre sus expectativas a nivel nacional para el año que viene; en este sentido, dijo que espera un año de reconciliación. Aceptó que será un año difícil, ya que el país está atravesando por diversos problemas, como recortes presupuestales y crecientes niveles de violencia, por lo que, como mexicanos, debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para crecer como sociedad; “lo cierto es que la violencia no puede extinguirse con más violencia, lo que necesitamos es cultivar la paz desde los medios de comunicación, desde el sistema educativo, porque sin esto los problemas seguirán, por más que el Ejército pueda seguir vigilando las calles”.

Posteriormente, el Card. Rivera Carrera habló sobre su renuncia canónica que presentará al Papa Francisco el próximo 6 de junio. “Lo haré con mucho gusto porque creo que Dios ha estado presente en mi vida. Fue Él quien me llamó para que viniera aquí; el Señor me envió por estos caminos, y aquí he estado feliz y contento porque sé que es mi vocación, porque me he encontrado con una comunidad llena de cariño y entusiasmo… Creo que es una decisión muy sabia de la Iglesia que se den estos cambios, que haya gente nueva, porque evidentemente uno va creciendo, y es normal que uno deje la función que está cumpliendo, y permita a otros cumplirla”.

Sobre su trabajo en la Arquidiócesis de México, recordó que oficialmente ha recorrido tres veces todo el territorio en Visita Pastoral, y con motivo de fiestas o impartición de sacramentos ha visitado muchísimas comunidades. Señaló: “En todas ellas siempre vi cariño, entusiasmo y disposición al trabajo, que es lo mejor que le pueden dar los fieles cristianos a su Obispo”.

Externó que una de las tareas más importantes que ha hecho durante su gobierno ha sido impulsar un proyecto evangelizador que ha permitido que la Arquidiócesis de México sea misionera.

En cuanto a sus planes personales a futuro, dijo que aún le falta mucho por hacer: en primer lugar, seguir creciendo en la vida divina, en la vida de santidad, y en su quehacer dentro de la Iglesia. Señaló que con el II Sínodo Arquidiocesano, presidido en 1992 por el Card. Ernesto Corripio, se pudo llegar de manera importante a las familias en la misión evangelizadora de la Iglesia, pero se trata de una misión que debe seguir adelante.

>> Sigue...


Elogio a las madres luchadoras

15.12.16 | 13:20. Archivado en Cristianismo

L´Osservatore Romano / 15 de diciembre.- El elogio a «esas madres luchadoras» que en los distintos pueblos latinoamericanos «ellas solas logran sacar adelante a sus hijos» ha sido el hilo seguido por el Papa Francisco durante la misa con ocasión de la fiesta de la Virgen de Guadalupe. Celebrando a la patrona de América el lunes 12 de diciembre, por la tarde, el Pontífice hizo un paralelo con las numerosas mujeres de su continente de origen. La Virgen, en efecto, es «mujer luchadora frente a la sociedad de la desconfianza y de la ceguera, frente a la sociedad de la desidia y la dispersión; Mujer que lucha para potenciar la alegría del Evangelio. Lucha para darle “carne” al Evangelio».

En la homilía pronunciada desde el altar de la Confesión donde se había colocado una imagen de la «Morenita», el Papa puso de relieve que la sociedad actual está «cada vez más marcada por los signos de la división y fragmentación», dejando «fuera de juego» especialmente a quienes «se les hace difícil alcanzar los mínimos para llevar adelante su vida con dignidad». Una sociedad —añadió en su denuncia— «que se ha vuelto cegatona e insensible frente a miles de rostros que se van quedando por el camino, excluidos por el orgullo que ciega de unos pocos». Y así, «sin darnos cuenta, nos hemos acostumbrado a vivir en la “sociedad de la desconfianza” con todo lo que esto supone para nuestro presente y especialmente para nuestro futuro».

Centrándose en especial en el «querido continente americano», el Pontífice recordó a los «miles y miles de niños y jóvenes en situación de calle que mendigan y duermen en las estaciones de trenes, del subte o donde encuentren lugar. Niños y jóvenes explotados en trabajos clandestinos u obligados a conseguir alguna moneda en el cruce de las avenidas limpiando los parabrisas de nuestros autos..., y sienten que en el “tren de la vida” no hay lugar para ellos». Luego se refirió a las familias que «van quedando marcadas por el dolor al ver a sus hijos víctimas de los mercaderes de la muerte», a los ancianos excluidos y obligados «a vivir en la soledad, simplemente porque no generan productividad» y a la dignidad de las mujeres. «Algunas, desde niñas y adolescentes, son sometidas a múltiples formas de violencia —dijo citando el documento de Aparecida— dentro y fuera de casa».

Pero, concluyó el Papa, gracias a María sigue viva la esperanza. Porque celebrarla significa «hacer memoria de la madre, hacer memoria de que no somos ni seremos nunca un pueblo huérfano. ¡Tenemos Madre! Y donde está la madre hay siempre presencia y sabor a hogar. Donde está la madre, los hermanos se podrán pelear pero siempre triunfará el sentido de unidad».


Los Obispos de Veracruz y el proceso electoral

14.12.16 | 03:05. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Conferencia del Episcopado Mexicano / 14 de diciembre.- 1.Entre los variados servicios que los pastores de la Iglesia Católica debemos a nuestros fieles está la de ser testigos de los valores ciudadanos en el marco de la Norma Suprema y las leyes que nos rigen, fomentando una sociedad más digna, justa, veraz y democrática.

2.Por esta razón desde varias décadas atrás, los obispos de Veracruz (Provincia Eclesiástica de Xalapa) que tenemos la encomienda del gobierno pastoral de las ocho diócesis en nuestro Estado de Veracruz – Llave, hemos impulsado la cultura de la participación ciudadana, a través del voto libre, secreto, intransferible y responsable, de modo que los procesos de elección de nuestras autoridades contribuyan a la maduración de una sociedad participativa, en justicia, solidaridad y armonía.

3.El proceso electoral 2015 – 2016 para la elección de un Gobernador por dos años y de la renovación del Congreso Local no fue la excepción. Por nuestra propia convicción, los pastores de la Iglesia Católica nos sumamos a la invitación que otros actores de la sociedad hicieron para una participación madura y vencer el abstencionismo. Los obispos de Veracruz hicimos nuestra invitación el 17 de Abril de 2016 a través del mensaje titulado:

“El Futuro de Veracruz está en nuestras manos:

Votemos con responsabilidad el Domingo 5 de Junio”.

4.Allí recogíamos las aspiraciones y preocupaciones de nuestro pueblo, y renovábamos el llamado que hemos venido haciendo a lo largo de otros años. Expresamente decíamos: “A nuestros hermanos sacerdotes les recordamos que nuestra mejor aportación a la democracia es la de hacer conciencia en nuestros fieles de sus derechos y deberes ciudadanos. Como pastores, estamos llamados a ser factores de unidad y de comunión, de reconciliación y de paz, por lo que no es nuestro papel hablar en favor o en contra de ningún candidato o partido político en particular; hemos de respetar la libertad de los fieles laicos en sus opciones políticas.” (N.18)

5.Y reiterábamos: “el voto personal, libre, razonado y secreto: es insustituible. Es un derecho y un deber moral de todo ciudadano. Por ello debemos fortalecer el voto de cada ciudadano, que no se compra ni se vende: es absolutamente condenable que se consiga a través de sobornos o amenazas. Todo lo que constituya una forma fraudulenta de obtener el voto, es un delito deshonesto y constituye una falta moral grave, pues se manipula a la persona, hiriendo su dignidad, tanto más cuando se especula con la pobreza o la ignorancia de la gente sencilla.” (n.15).

6.Llegó la Jornada Electoral del 5 de Junioen medio de muchas expectativas y la ciudadanía participó según sus preferencias y su libre criterio. Los cómputos mayoritarios resultaron a favor del ahora gobernador Miguel Angel Yunes Linares y su coalición, así como la diversidad de diputados que integran ahora la LXIV Legislatura del Congreso de nuestro Estado de Veracruz. El Órgano Público Local Electoral (OPLE) en nuestro Estado, concluyó el cómputo y anunció a los ganadores de la contienda dando la constancia de mayoría el 12 de junio de 2016, calificando la jornada como ejemplar y participativa a pesar de los desafíos.

>> Sigue...


Virgen de Guadalupe, intercede por tus hijos migrantes

13.12.16 | 05:40. Archivado en Cristianismo

"A ti, Santa Madre de Dios, te invocamos como consuelo de los afligidos, y en este día de tu fiesta bendita, te hemos traído, como si fuera una ofrenda, la aflicción de millones de tus hijos que emigraron a los Estados Unidos de América en busca de pan para su familia, de educación para enfrentar el futuro, de hospitalidad de aquellos que también algún día fueron forasteros, y que supieron formar una gran nación diversa en sus culturas.

Tus hijos que emigraron, Madre Piadosa, se llevaron el recuerdo de sus familias y pueblos, pero también te llevaron a ti. Por eso, hoy no hay templo católico en los Estados Unidos que no dé posada a tu bendita Imagen, porque eres patrona y emperatriz de México, y de todo el continente. Tu Manto amoroso cruza océanos y cobija también a las Islas Filipinas, pero en realidad eres Madre de todos los cristianos, porque para tu amor no hay razas, no hay fronteras, no hay ricos o pobres, ni santos ni pecadores; tú abrazas a todos, tú nos consuelas a todos, amas como verdadera Madre, sin distinciones, pues sólo buscas la felicidad de tus hijos, y esa felicidad no está en este valle de lágrimas, sino en el cielo, en la salvación que nos da tu Hijo, en la verdad, la belleza y la libertad que sólo Dios nos puede dar.

¡Oh, Virgen Clementísima!, repite a tus hijos afligidos y amenazados aquellas palabras llenas de ternura y consuelo que le revelaste al humilde san Juan Diego: “¿No estoy yo aquí que soy tu madre? ¿Por ventura no estás en mi regazo? ¿Que más has de necesitar?” Fortalece a los padres que se angustian ante la posibilidad de perder sus trabajos; consuela a las madres que temen ver separada a su familia; da esperanzas a los jóvenes que no quieren abandonar sus estudios; anima a las familias que dependen económicamente del dinero que les envían sus seres queridos; da valor a los obispos norteamericanos para que defiendan a las ovejas que Dios les ha enviado; y a los obispos mexicanos concédenos el valor y la gracia para acompañarlos en la adversidad. ¡Oh, Madre Misericordiosa!, mueve el corazón de los norteamericanos para que den cabida a quienes, con su duro trabajo, han dado prosperidad a su país, y toca el corazón endurecido del nuevo Presidente Electo quien siendo cristiano –como él lo ha declarado–, no puede ver a los pobres y a los inmigrantes como enemigos, sino como hermanos con quienes debe ser tolerante, generoso y justo.

Pero nuestra súplica, ¡oh, Madre!, también va llena de aflicción por nuestro México, tu amado México, que está enfermo de violencia y herido de injusticias. Conmueve el corazón de los violentos y pecadores; protege a las familias; conserva nuestra fe católica; da a nuestros gobernantes vocación de servicio; sacia nuestra hambre y sed de justicia, pues estamos bajo tu amparo. Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh, Virgen Gloriosa y Bendita! Has que veamos con claridad que la solución a los posibles problemas está en nuestras manos, en nuestra unidad y en nuestra imaginación para lograr caminos nuevos. No podemos pedirte más, pues nos has dado una tierra tan generosa y hermosa en la que sólo falta nuestro trabajo.

Dulce Niña del Tepeyac, madrecita de los mexicanos, acudimos a ti con rosas; bríndanos, Santa María de Guadalupe, tu bendita protección, tu dulce consuelo y esa paz tan deseada. Amén".

+ Norberto Cardenal Rivera Carrera


¿Y si Guadalupe desapareciera?

12.12.16 | 09:45. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / 12 de diciembre.- Las horas transcurren y el peregrinar de millones aumenta. Ante Ella ponen lo más urgente y agradecen los favores concedidos. Año tras año reconocen fortaleza y salud, casi sobrenaturales, para estar en la Basílica y cumplir con la “manda”. Casi ocho millones de personas reunidas en el Tepeyac ante la Madre de Dios, Ella no juzga, acoge; no amonesta, simplemente ama.

En 2016, conmemoramos 485 años de las apariciones de Santa María de Guadalupe al macehual Juan Diego, ese santo al que mucho debemos, pero que es injustamente tratado. Un indio, cola y escalera, quien tuvo en sus manos y entregó el emblema del fin de un mundo para iniciar otro, el del mestizaje de una nación naciente de las ruinas del mundo prehispánico del indio quien resguardó la prueba de nuestra identidad.

Esta noche de los 485 años de las apariciones, la fe desbordó y es justo hacer un alto para meditar sobre el amor a Guadalupe. Muchas otras devociones en México emergen y eclipsan, santos de pronto apabullados por el enrarecido ambiente secular de la religión del sentimiento y la conveniencia de los mitos. Sin embargo, la Virgen de Guadalupe, a pesar de nuestros pecados e infidelidades, parece mostrar la oportunidad que viene de lo alto para enderezar lo torcido y salvar lo perdido en este país donde Dios mostró su amor al traer el Verbo encarnado en las entrañas de María, vaso incorrupto, a una nación herida por la corrupción de sus hijos.

En el 2031, los mexicanos celebraremos 500 años de las apariciones y será motivo de un diagnóstico profundo por el medio milenio de evangelización frente a nuestros problemas cada vez más agudos y complejos. La misma ruta nos permitirá escudriñar esta identidad guadalupana creciente en cuanto a la devoción, no por un símbolo simplemente sino desde la esencia misma del cristianismo a través del guadalupanismo.

Ignacio Manuel Altamirano (1834-1893), indígena de Tixtla, notable liberal de la Reforma, político e intelectual, abogado, presidente de la Suprema Corte y quien sentó las bases de la educación laica, escribió uno de los estudios más esenciales desentrañando nuestra historia guadalupana. Con gran especulación filosófica y notable observación sociológica, Altamirano plasmó en las letras la “médula” del guadalupanismo acendrado en cada rincón de México donde un pueblo, comunidad o colonia, vivienda pobre o mansión ostentosa, resguarda siempre una humilde estampa o la confección más rica de la imagen guadalupana.

Quizá hoy, quien fuera maestro, diputado y procurador, observaría con singular agudeza las contradicciones y pecados que ostentamos con orgullo cínico en contraposición a la sinceridad y arrepentimiento que deberíamos tener. Es un verdadero drama de fe por el momento particular de nuestra historia, de tensión y crisis agudas en el presente en conflicto hacia la esperanza del futuro cuyo camino está sembrado de cardos y espinas.

Y en medio de esas crisis está la Virgen de Guadalupe. ¿No estoy yo aquí que soy tu madre? Ante este consuelo, lo escrito por el maestro cobra actualidad a pesar de los años como la brújula segura de nuestro porvenir. Como concluiría Espinel, el seudónimo usado por Altamirano en “La fiesta de Guadalupe”, artículo aparecido en La República, el 12 de diciembre de 1880, “El día en que no se adore a la Virgen del Tepeyac en esta tierra, es seguro que habrá desaparecido no sólo la nacionalidad mexicana sino hasta el recuerdo de los moradores del México actual”. Colofón que resume la verdad, esperanza y misterio que encierra en sí misma Santa María de Guadalupe.


Los inmorales

11.12.16 | 16:07. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 11 de diciembre.- Después de discusiones y valoraciones sobre las circunstancias de la economía interna y externa, los representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos aprobaron un aumento al salario de los trabajadores, al pasar de 77.04 a 80.04 pesos diarios, es decir, un alza del 3.9 por ciento, cuyo propósito vendría a robustecer el poder adquisitivo de los trabajadores, siempre y cuando se mantengan los niveles inflacionarios de bienes, productos y servicios. Cabe mencionar que es la primera ocasión, en lustros, que esto ocurre. Datos del INEGI señalan que el poder adquisitivo del salario mínimo se recuperó en los últimos cuatro años un 15 por ciento, en términos reales. De acuerdo con los responsables, el proceso será gradual, extendiéndose hasta el año entrante para que los trabajadores tengan mejor capacidad de compra, repercutiendo en una mejor calidad de vida.

Si bien el alza al salario podría representar el fortalecimiento de la economía de los trabajadores, en nuestro país deben revisarse las condiciones de equidad y de distribución de la riqueza; nuestras leyes garantizan que los salarios sean justos para satisfacer las necesidades básicas de las familias mexicanas, pero tenemos serias divergencias que deberían interpelarnos si queremos alcanzar mejores condiciones de justicia económica; no obstante, aunque falta mucho para mejorar el poder adquisitivo de los mexicanos, es alentador saber que después de 40 años éste comienza a recuperarse.

El 30 de noviembre se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017. Según los legisladores de la Cámara de Diputados fue uno de los presupuestos más difíciles de la historia contemporánea por las medidas aplicadas en cuanto a los ajustes en ramos, impactando directamente a millones de mexicanos. Contra lo que se promueve, el campo, desarrollo social, ciencia y tecnología, salud y cultura sufrieron drásticos recortes; por ello, indignan las elevadísimas asignaciones al gasto, principalmente a ramos autónomos en cuanto a beneficios francamente escandalosos e insultantes para cualquier mexicano que vive al día.

Como siempre, a fines de año surgen noticias de pagos escandalosos de aguinaldos y bonos para legisladores y funcionarios. Y esto demuestra cómo debemos replantear el significado del servicio público al ser una labor para el bien del país, no filón de oro y manantial de inmorales e insultantes riquezas.

El mismo presupuesto aprobado por los diputados no movió ni un peso a estas prestaciones frente a un país de pobres. Por ejemplo, los senadores gozarán de una recompensa de fin de año de 234 mil 330 pesos; diputados, 140 mil 504 pesos, ambos con compensaciones anuales garantizadas en blanco, lo que significa montos desconocidos, bonos navideños y cajas discrecionales en lo oscurito y de espaldas al pueblo; el Auditor Superior de la Federación, 404 mil 278 pesos; ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, 586 mil 356 pesos; consejeros de la Judicatura, 378 mil 050 pesos; magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 586 mil 321 pesos; Consejeros electorales del INE, 537 mil 762 pesos; presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, 404 mil 138 pesos; comisionado presidente de la Comisión Federal de Competencia Económica, 403 mil 892 pesos; presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, 411 mil 882 pesos; comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, 352 mil 713 pesos; comisionado presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos, 399 mil 274 pesos; presidente del INEGI, 418 mil 767 pesos.

El resumen de estas altísimas cifras no es ocioso. Demuestran cómo las escandalosas recompensas de fin de año son sólo la punta del iceberg del cúmulo de beneficios anuales que rebasan los límites de este espacio editorial. Caben las preguntas, ¿Por qué los mexicanos debemos soportar estas compensaciones? ¿Para qué el populismo contra la pobreza cuando hay jugosas prebendas propias de sibaritas que engendran más burócratas ricos? ¿Por qué recortar lo esencial para solapar lo inmoral?


Controversial proceso penal contra ministro por celebrar en campaña electoral

10.12.16 | 11:12. Archivado en Análisis y Opinión

Felipe de J. Monroy / 10 de diciembre.- El sacerdote católico Filiberto Campos Carrillo se ha convertido en en primer ministro religioso en la historia de México en ser sometido a un auto de sujeción a proceso para concurrir a las diligencias ministeriales que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE) investiga por la presunta violacion a la laicidad en el proceso electoral del municipio de Chiautla, Estado de México.

Aunque el Estado mexicano garantiza desde el 2013 en su Carta Magna la “libertad de religión”, la asistencia de dos políticos en campaña a sendas celebraciones eucarísticas en la parroquia de su localidad ha provocado el ejercicio de una acción penal tanto para los excandidatos como para el sacerdote que presidió las misas.

Todo comenzó cuando, hace un año, el partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) interpuso una denuncia contra el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ángel Melo Rojas, por realizar un acto de campaña durante una celebración eucarística en la parroquia de San Andrés Chiautla. En un inicio, el Tribunal Electoral del Estado de México desechó la denuncia y Melo Rojas tomó posesión como presidente municipal de dicha localidad el 1 de diciembre del 2015.

Cuatro días después, sin embargo, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales anuló las elecciones y retiró el cargo a Melo Rojas “viciar todo el procedimiento electoral y el principio de laicidad, al invitar al pueblo a la misa de bendición de su proyecto político y después al inicio del acto de campaña”.

Las autoridades electorales convocaron a elecciones extraordinarias en marzo del 2016, resultando ganador por segunda ocasión el candidato Melo Rojas quien tomó nuevamente posesión de la alcaldía, esta vez, en abril pasado. Sin embargo, tanto la Fiscalía como el Tribunal Electoral continuaron las pesquisas y finalmente el primero resolvió que no sólo el primer imputado violó la ley, también lo hizo el excandidato de MORENA, Juan Carlos González Moreno y el sacerdote Filiberto Campos Carrillo quien declaró ante el Tribunal que ambos candidatos en diferentes fechas participaron en celebraciones eucarísticas como consta en el expediente PES/6/2016.

Por supuesto no es la primera vez en México que se actúa penalmente contra políticos por violar las leyes electorales en materia de laicidad pero sí lo es para un ministro de culto católico. Esto fue lo que resolvió la fiscalía luego de verificar que los entonces candidatos a la alcaldía de Chiautla y el párroco de la localidad incurrieron en un delito federal al violar las regulaciones para los partidos políticos y para las asociaciones religiosas respecto a la prohibición que tienen las iglesias de participar de la vida política en México y la proscripción que regula a los partidos políticos de utilizar actos de culto o inmuebles religiosos para actos de campaña u organización política. De encontrarse culpables, la sanción para cada infractor podría alcanzar una multa de 500 días de salario mínimo (casi 2,000 USD).

En el fondo, el problema recae en el desdén de la política mexicana por actualizar y garantizar un régimen cívico donde los principios de una verdadera libertad religiosa se vivan con madurez y responsabilidad ciudadana. Casos como el del municipio de Chiautla vuelven a entrampar a las instituciones entre la simulación de la separación Estado e iglesias, y la inoperancia de regulaciones anacrónicas que no han logrado modernizar las fronteras legales entre el Estado y las diferentes asociaciones de culto presentes en el país.

En teoría, la legislación mexicana no da margen a interpretaciones: la ley prohíbe cualquier tipo de participación de carácter político a las asociaciones religiosas y sus ministros de culto. Las iglesias no pueden crear ni participar en ninguna organización con finalidades políticas, los ministros no pueden asumir labores propias de funcionarios públicos de cualquier nivel de gobierno y, por supuesto, no pueden contender en votaciones populares ni favorecer a partidos políticos o candidatos durante procesos electorales. Si se incumplen algunas de estas medidas, tanto los ministros como las instituciones religiosas y centros de culto deben ser sancionados. Con todo, el rasero con el que determinaron sancionar al sacerdote de Chiautla podría no ser el mismo con el que se acusa a los partidos políticos involucrados. Tal como lo consignó la propia FEPADE, en las citadas elecciones municipales de Chiautla, los partidos políticos fueron investigados por 15 diferentes delitos electorales mientras que la sanción al ministro se derivó por las declaraciones que éste tuvo que hacer en su defensa ante el Tribunal Electoral respecto a la ‘inusual’ asistencia como feligreses de los candidatos en medio de sus campañas políticas.

En un procedimiento del 2015, el Tribunal explica que el párroco Filiberto Campos fue requerido a declarar por las autoridades respecto a la denuncia de “violación a la laicidad” del candidato del PRI al hacer un acto de campaña en el templo y constata que el ministro declaró “… que efectivamente se realizó una celebración eucarística para pedir a dios por el éxito de la campaña del candidato a la presidencia municipal de Chiautla, Estado de México, del C. ahora electo Ángel Melo Rosas (sic), pero se niega que haya habido alguna manifestación de carácter electoral o llamamiento al voto o pedir apoyo para su campaña, sólo fueron asistentes pasivos él y sus acompañantes”. Sin embargo, la declaración escrita del párroco también señala que: “…el día 2 de mayo de 2015 igualmente se celebró la misa de inicio de campaña del partido MORENA, sin que hubiera tampoco alguna manifestación de carácter electoral”.

Para la Fiscalía, esta declaración fue suficiente para imputar al ministro por participar ilegalmente en procesos electorales.

Aún se desconoce la gravedad de la sanción penal que podrían imponer al párroco (aunque se aclara que por ser un delito federal menor no amerita la cárcel) por haber celebrado su ministerio cotidiano los días en que dos candidatos convocaban a sus respectivos seguidores a lo que ellos mismos llamaban “misa de bendición de apertura de campaña”. @monroyfelipe


Episodios no escritos en la vida de San Juan Diego

09.12.16 | 08:07. Archivado en Iglesia católica en México

Carlos Villa Roiz / SIAME. 09 de diciembre.- Hay episodios en la vida de San Juan Diego que no aparecen en el Nican Mopohua, pero a partir de algunas cronologías se pueden deducir con relativa certeza.

San Juan Diego nació en el barrio de Tlayácac, en Cuauhtitlán, reino de Texcoco, hacia 1474; fue bautizado hacia 1524 y falleció a los 74 años, en junio de 1548, el mismo año en el que murió Zumárraga. Su tío Juan Bernardino murió el 15 de mayo de 1544, a consecuencia de la epidemia de viruela a los 86 años, y fue sepultado en la ermita que mandó construir Zumárraga, y en donde también sería sepultado Juan Diego.

Cuando Colón descubrió América, Juan Diego tendría 18 años de edad, y a la llegada de Hernán Cortés, tendría 45 años. Sin duda, él fue testigo de la defensa y caída de México-Tenochtitlan, de la pulverización de la estructura social, religiosa y política de los indígenas. Juan Diego, como todos los vasallos de Moctezuma, debió ser testigo de aquellos violentos sucesos que corrían de pueblo en pueblo.

Es imposible pensar que Juan Diego y su Tío, a poco menos de 39 kilómetros que separan a Tulpetlac de Cuauhtitlán, permanecieran ajenos a tales acontecimientos, por más que él fuera un macehual, gente de campo que en tiempos de paz trabajaría sus propias tierras y la parcela de algún señor principal de Texcoco.

Así, por ejemplo, cuando los españoles huyeron de Tenochtitlan en la llamada Noche Triste, el 30 de junio de 1520, tomaron por la Calzada de Tacuba, y se enfilaron precisamente hacia Cuauhtitlán, es decir, hacia el pueblo natal de Juan Diego.

Luego, cuando Cortés se lanzó a la conquista de México, tomó a Texcoco como centro de operaciones, y allí impuso en el gobierno a Ixtlixóchitl, quien había sido bautizado como Fernando.

Poco después de la batalla de Iztapalapa, hacia el 1° de enero, dos pueblos del señorío de Texcoco se pusieron a las órdenes de Cortés: Huexotla y Cuauhtitlán, el pueblo natal de Juan Diego, lo que abrió las puertas a la futura evangelización de la zona, y antes de atacar Tenochtitlán, pasaron por Cuauhtitlán y otras ciudades

La conquista fue un trauma que a muchos les hizo perder el sentido de la vida, al ver sus bienes arrasados, sus creencias condenadas por la nueva religión que pregonaba que sus sacrificios humanos fueron vanos al ofrecerlos a dioses inexistentes y en última instancia, que estuvieron vinculados con el mismo diablo, de modo que todos sus venerables ancestros, sus padres y abuelos, ahora se encontraban en el infierno, como señala el sacerdote e historiador Eduardo Chávez.
Cuando cayó México-Tenochtitlan, Juan Diego tendría 47 años de edad y para los parámetros indígenas, a esa edad era visto como un hombre mayor. Sahagún, por ejemplo, cita: “La gente que tenía menos de 50 años, ocupábanlos en muchos ejercicios de noche y de día”.

Texcoco nuevamente sería protagónico cuando Fray Pedro de Gante comenzó a predicar en la zona en 1523, y un año después, cuando llegaron los primeros 12 franciscanos, Juan Diego tendría 50 años, de modo que su conversión fue tardía.

El 13 de mayo de 1524 inicio entre los indios un programa formal de evangelización con la llegada de los 12 franciscanos que encabezaba Fray Martín de Valencia, y ellos se establecieron en cuatro monasterios: Texcoco, Tlaxcala, Huejotzingo y México, donde Fray Toribio de Benavente, “Motolinia” quedó como Guardián desde julio de 1524 a la primera mitad de 1527. Luego pasó a Texcoco. Por ello, se piensa que el santo vidente del Tepeyac fue bautizado por Motolinía.


Ni Dios acaba con la corrupción

08.12.16 | 14:39. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel. Obispo de San Cristóbal de Las Casas.- / 8 de diciembre.- ¡No! No es una blasfemia. El poder de Dios es infinito y podría terminar con toda la corrupción, como nos indican las catequesis bíblicas del diluvio y la destrucción de Sodoma y Gomorra, y como se simboliza en las escenas del Apocalipsis. Dios todo lo puede; si no lo pudiera, no sería Dios. Pero determinó crearnos libres, capaces del bien y del mal. Nos advierte las consecuencias a que nos exponemos si nos dejamos atrapar por el mal, como la corrupción y otros graves pecados, pero nos deja libres. Es la grandeza y la limitación del ser humano. Somos semejantes a Dios, un poco menos que los ángeles, sobre todo cuando amamos y hacemos el bien; pero también degradamos nuestra dignidad de ser imágenes de Dios cuando, en vez de amar y servir a los demás, los perjudicamos y les dañamos en su persona y en sus derechos. Los corruptos hacen mucho daño, porque utilizan su poder para su propia conveniencia, dejando desamparados a los más débiles.

Dios nos llama a ser santos como El, pero nos advierte a cada momento sobre el peligro de desviarnos del camino que nos propone para ser perfectos y felices. Por eso, nos ordena no robar. Jesucristo escogió al equipo central de su obra redentora, pero Judas le salió muy corrupto. No fue culpa de Jesús, sino decisión libre de Judas. También Juan y Santiago, muy cercanos a Jesús, quisieron usar las influencias de su madre para obtener un puesto que no les correspondía. En la Iglesia, antes y ahora, ha habido corruptos, incluso en las más altas esferas. Los sumos pontífices, salvo lamentables excepciones de siglos remotos, han luchado contra la corrupción eclesial, pero no siempre ha habido total transparencia, sino todo lo contrario. En nuestras diócesis y parroquias, en las juntas o mayordomías, por más que tratemos de evitarlo, se nos cuelan corruptos, que echan a perder toda la obra evangelizadora.

Cuando un candidato a puestos públicos asegura y promete que acabará con la corrupción, cosa muy de alabar, olvida que el dinero y la seducción del poder se meten hasta las rendijas más profundas del alma y que nadie está exento de esa tentación. ¡No hay que prometer lo que no se puede cumplir! Las intenciones son excelentes, pero hay que ser realistas y no demagogos. Hay que luchar contra toda corrupción, claro que sí, pero hay que ser humildes para reconocer las limitaciones humanas. Hay pecados que se nos salen de control.

PENSAR

El Papa Francisco, con ocasión de que este 9 de diciembre es la jornada mundial, establecida por la ONU, contra la corrupción, dijo que la “debemos combatir, comenzando por la conciencia personal y vigilando los ámbitos de la vida civil, especialmente sobre los que están más en riesgo”.

En Evangelii gaudium, con toda claridad dice: “Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables

de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites” (56). “Esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países –en sus gobiernos, empresarios e instituciones– cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes” (60).

Y advierte a los agentes de pastoral sobre una tentación que afecta a todos: “Quien ha caído en esta mundanidad mira de arriba y de lejos, rechaza la profecía de los hermanos, descalifica a quien lo cuestione, destaca constantemente los errores ajenos y se obsesiona por la apariencia. Ha replegado la referencia del corazón al horizonte cerrado de su inmanencia y sus intereses y, como consecuencia de esto, no aprende de sus pecados ni está auténticamente abierto al perdón. Es una tremenda corrupción con apariencia de bien” (97).

ACTUAR

Luchemos todos contra cualquier forma de corrupción en la familia, en la escuela, en las iglesias, en el deporte, en la política, en todos los ámbitos, empezando por nosotros mismos.


Nuncio apostólico visita catedral metropolitana de la Arquidiócesis de México

05.12.16 | 08:49. Archivado en Análisis y Opinión

El segundo domingo de adviento fue ocasión para la visita del nuncio apostólico, Mons. Franco Coppola, a la catedral metropolitana de la Arquidiócesis de México donde presidió la concelebración de la solemne eucaristía acompañado del Arzobispo Primado de México y el cabildo de Catedral.

La homilía fue predicada por el Cardenal Norberto Rivera Carrera quien apuntó sobre la necesidad de la conversión y animó a preparar el camino del Señor, a la manera de Juan el Bautista, para no encasillar estas festividades del nacimiento del Cristo a sólo lo folclórico y ambiental, fiestas para “convertirnos y convertir”.

La presencia del nuncio apostólico viene a reafirmar lo que el legado papal había dicho sobre conocer México e impregnarse de su cultura e idiosincrasia religiosa. Sin embargo, la visita también desvía algunos dardos lanzados en donde se afirmaba que el nuncio venía a componer una desmadejada relación entre los obispos de México y ponerlos en cintura. El primero de ellos, el Cardenal Norberto Rivera Carrera de quien se supuso tenía serias discrepancias con Francisco después de la visita de febrero pasado. Los dardos también apuntaron a la virtual despedida del Cardenal apostando por su remoción y definitiva salida sobre todo con la llegada del nuncio y la entrega del birrete cardenalicio al Arzobispo de Tlalnepantla.

El gesto del Primado de México hacia el nuncio apostólico para presidir la Eucaristía habla de una buena disposición para conocer más al diplomático y mostrar la grandeza de la historia del Arzobispado de México que en las últimas dos décadas ha sido pastoreada por Rivera Carrera. Y callan también los rumores de quienes desean ver la caída del Cardenal. No obstante, y en su limitado español, Franco Coppola agradeció al anfitrión y su cabildo la calurosa acogida y la disposición por mostrar el tesoro del bicentenario edificio. Y también fue ocasión para conocer la sencillez de un diplomático que, sin mayor complejo, presidió los misterios a pesar de las limitaciones del lenguaje.


La esclavitud de las drogas

04.12.16 | 20:13. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 04 de diciembre.- El 23 y 24 de noviembre, el Pontificio Consejo para las Ciencias reunió académicos, jueces y médicos para analizar los problemas y soluciones frente a la realidad del narcotráfico y las drogas. Desde la óptica de diversas especialidades, los expertos reunidos dieron cuenta de los desafíos a través del análisis histórico, el impacto cultural, los daños a consumidores, el tráfico ilícito, la producción y las consecuencias en el abuso de drogas contra niños y jóvenes.

El problema del narcotráfico es cada vez es más complejo y, al parecer, las soluciones escasas. Sus redes llegan a niveles inconcebibles, pero en la realidad los últimos grandes perjudicados son quienes han caído en ellas, generalmente jóvenes consumidores, creando generaciones de farmacodependientes, esclavos de las drogas en medio de una guerra sin cuartel cuyos efectos colaterales comienzan a verse, particularmente en México, envuelto en esta batalla consumiendo recursos económicos y, sobre todo, vidas humanas.

En septiembre pasado, el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones de la Ciudad de México dio a conocer los resultados de distintas encuestas revelando cifras de terror por la gran destrucción que el consumo de drogas está realizando entre los jóvenes de nuestra sociedad. Desde los doce años comienzan las experiencias con el alcohol; a partir de los trece, con drogas inhalables y tabaco; hacia los catorce, cocaína, mariguana y las metanfetaminas. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014: Reporte de Drogas de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) advirtió de la fácil disponibilidad de cocaína con un incremento importante en el consumo entre jóvenes de secundaria y preparatoria así como del crack y de las metanfetaminas cuyo uso alcanza niveles de emergencia.

Este panorama lamentable no se hizo de la noche a la mañana. México, por muchas décadas, llegó a consentir y ver, hasta de forma normal, el tráfico de drogas para satisfacer la demanda de un mercado externo. Las redes pudieron crecer al amparo de la corrupción y protección desde altas esferas del poder. Ahora, se presentan vías de solución como paliativos más que como respuestas contundentes. Desafortunadamente, la descomposición llega a niveles insospechados y los cauces políticos sólo muestran una cara mínima del problema al insistir en que la legalización de la mariguana sería de las mejores soluciones apaciguando a los demonios de la violencia para abrir un nuevo mercado legal de riqueza a costa del consentimiento de las adicciones. El problema no se resuelve de esta manera.

No hay una sola causa que lleve al consumo de las drogas. Influyen muchos factores y desde el poder político, la corrupción y la protección del imperio del crimen parecen solapar su crecimiento. Y el nuestro es un problema que no sabemos hacia dónde desembocará. Sin embargo, el Papa Francisco lo advirtió durante la reunión de especialistas reunidos en Roma al apuntar que “el sistema de distribución, más aún que la producción, representa una parte importante del crimen organizado, pero un desafío es identificar el modo de controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero… Si bien la prevención es camino prioritario, es fundamental también trabajar por la plena y segura rehabilitación de sus víctimas en la sociedad, para devolverles la alegría y para que recobren la dignidad que un día perdieron”.


Cardenal Juan Sandoval celebró 59 años de sacerdocio

03.12.16 | 12:14. Archivado en Iglesia católica en México

Yara Martínez González / El Semanario de Guadalajara. 03 de diciembre.- Rodeado de amigos, el Arzobispo Emérito de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, celebró su 59º Aniversario de Ordenación Sacerdotal y sus 22 años de haber sido nombrado Cardenal por el entonces Papa Juan Pablo II.

Reunidos en su casa de San Pedro Tlaquepaque, los asistentes se dieron cita en punto de las 6 de la mañana del sábado 26 de noviembre, para entonar, acompañados de un mariachi, las tradicionales Mañanitas y ser partícipes de un variado repertorio musical en honor del festejado.
Al término, dio inicio la Santa Misa, en la que concelebraron más de diez Sacerdotes y acompañó un Diácono. Ahí agradeció a Dios Nuestro Señor la Gracia de poder ser su representante en la Tierra durante todo este tiempo.

En su Homilía recordó que en ocasiones, a lo largo de la vida y por diferentes circunstancias, dudamos del Amor de Dios; sin embargo, advirtió que los sufrimientos de la Cruz son propios de la vida cristiana, y por ello el peso de la vida nos va santificando.

“La única promesa de Jesús hacia nosotros es la vida eterna, Él dijo ‘el que cree en Mí, tendrá vida eterna’. Le pedimos al Señor que nos dé licencia siempre de vivir de cara a Él, haciendo una vida santa. Vamos honrando así la vida”.

También señaló que, como creyentes en Cristo, siempre debemos estar orientados hacia la vida eterna, y no dejarnos llevar por las cosas que hoy tenemos presentes y que pueden distraernos de la promesa que el Señor nos hizo cuando estuvo entre nosotros.

“Nosotros, los cristianos, debemos tener siempre la vista hacia el futuro, y arreglar nuestra vida de acuerdo a ese futuro que esperamos; somos cristianos y la única promesa que nos hizo Cristo Nuestro Señor es ésa. Cristo nos prometió, a los que creamos en Él, la vida eterna. No nos prometió éxito en nuestras empresas terrenales; no nos prometió que seríamos ricos y prósperos, como los calvinistas, que creen que por tener mucha riqueza Cristo los ama mucho”. Como ya es tradición, al final de la Santa Misa los asistentes pasaron a convivir con el Arzobispo Emérito y a degustar el desayuno que se acostumbra ofrecer a los invitados.

En esta ocasión, por cierto, el purpurado unió a esos dos festejos el de su reciente onomástico, recordado el 23 de octubre, Festividad Litúrgica de San Juan de Capistrano, su Santo Patrono, y que anteriormente se celebraba el 28 de marzo, día de su natalicio.


¿Sobre Fidel Castro? " Cosas buenas y malas... pero debe prevalecer la misericordia": Card. Juan Sandoval

01.12.16 | 17:02. Archivado en Cristianismo, Análisis y Opinión

Carlos Villa Roiz / SIAME. 1 de diciembre.- “El Comandante Fidel Castro Ruz hizo cosas que pueden ser juzgadas como buenas y malas, pero en todo caso, debe prevalecer la misericordia”, señaló el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara, quien conoció a Fidel Castro en 1998 y lo volvió a ver en el año 2000, cuando en el Centro Histórico de La Habana se abrió el convento de Santa Brígida, en una casa que él donó a las religiosas y que fue remodelada por el propio gobierno de Cuba.

En aquellos años, la superiora general de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida, la hermana Tekla Famiglietti, ya conocía a Fidel Castro y había gestionado que la Orden se estableciera en la Isla. La Conferencia del Episcopado Mexicano, cuando era presidente de la CEM, Mons. Luis Morales Reyes, le brindó apoyo a la religiosa pues entre otras cosas, a ese convento estaban destinadas varias monjas mexicanas. El convento fue inaugurado de manera simultánea por Fidel Castro Ruz y por la Hermana Tekla, cuya Orden había prosperado en México y desarrollaba una labor comprometida en beneficio de los pobres y los más necesitados.

El Cardenal Sandoval Íñiguez recordó que a partir de la visita de San Juan Pablo II a Cuba de 21 al 26 de enero de 1998, Fidel Castro inició una paulatina apertura religiosa en la Isla, y también donó un terreno para el establecimiento de un seminario católico. En aquel entonces, el Papa dijo durante su homilía del 25 de enero: “La Iglesia en Cuba no está sola ni aislada, forma parte de la Iglesia Universal extendida por el mundo entero”.

La Iglesia Ortodoxa Griega, la rusa y otras confesiones también se beneficiaron con la flexibilización de la política religiosa en Cuba, aunque estas iglesias ya habían prosperado cuando Cuba tenía mayores relaciones con la Unión Soviética. México también ya había enviado a Cuba a algunos Misioneros de Guadalupe, después de la visita de Juan Pablo II. Otro logro importante de la visita pastoral del Papa fue que se permitiera celebrar en Cuba la Navidad.

El Cardenal Sandoval Íñiguez dijo que es innegable que con el proceso revolucionario hubo sacerdotes que fueron expulsados de la isla y otros encarcelados. No hubo sacerdotes asesinados. Las personas que profesaban alguna fe, no podían acceder a ningún puesto de gobierno.

“Es posible que con la visita del Papa Juan Pablo II, Fidel Castro se haya sensibilizado y recordara que él había nacido en una familia cristiana, que había sido bautizado y que había estudiado con jesuitas, a quienes admiraba”, dijo.

El Sr. Cardenal recuerda a Fidel Castro como una persona culta con la que se podía hablar de todos los temas. Ya desde 1986, en Cuba se había publicado el libro “Fidel Castro y la Religión, conversaciones con Frei Betto”, libro que rompió el silencio gubernamental y social en la Isla sobre cuestiones religiosas.

Cuba también fue visitada en términos pastorales por Benedicto XVI y por el Papa Francisco, en dos ocasiones.


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

December 2016
M T W T F S S
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031