Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Mexicanos participan en diálogo interreligioso en Yogyakarta, Indonesia. Ricardo Morales Arroyo: “En la aldea global es inevitable el diálogo con otros”

31.10.16 | 04:35. Archivado en Cristianismo, Grupos religiosos

Guillermo Gazanini Espinoza / 30 de octubre.- Quizá, como nunca, el papel de las religiones tiene una importancia fundamental en el desarrollo de los pueblos. El encuentro se propicia por la facilidad de las comunicaciones ayudando a la expansión y comprensión de las ideas religiosas que pueden motivar al diálogo aún bajo las amenazas de los fundamentalismos y expresiones radicales que dañan al mundo entero.

Delegaciones de México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía e Indonesia (MIKTA) fueron convocados para asistir a Yogyakarta con el objetivo de analizar las implicaciones del diálogo interreligioso y fortalecer los lazos de respeto y tolerancia en un mundo donde los radicalismos religiosos parecen arrinconar a las democracias. El MIKTA, grupo que aglutina a estos cinco países, reunió en Indonesia a sus mejores especialistas para revisar, además, el impacto y responsabilidad del uso de los medios de comunicación en la difusión del pensamiento religioso.

México fue representado por tres investigadores y académicos. Platiqué con el maestro Ricardo Próspero Morales Arroyo, especialista en Ciencias de la Familia, investigador de la Universidad Anáhuac y Coordinador del Centro Evangelii Guadium, uno de los estudiosos del ecumenismo y del diálogo interreligioso más serios y reputados en el ámbito académico mexicano. Aquí la entrevista:

>> Sigue...


La vida no vale nada

30.10.16 | 06:50. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial semanario Desde la fe / 30 de octubre.- Nuestras tradiciones sobre la muerte tienen explicación en el sincretismo cultural y religioso donde los vivos rinden homenaje a los seres queridos que han partido; si bien en México la muerte se afronta en el aspecto del folclor, tradiciones y herencias culturales propios del día de muertos, todos los días pasa frente a nosotros con crudeza y horror sin más estupor que el asombro pasajero por la nota roja que parecería lejana a nosotros, pero que no lo es tanto.

Nos hemos acostumbrado a la muerte en su forma más denigrante, suplantando la esperanza de la trascendencia por el culto macabro y atroz del sufrimiento demencial como cultura de la necrolatría. Todos los días somos impactados por noticias de cuerpos desmembrados, sometidos a torturas brutales para diseminar el horror inmisericorde. En medio de la guerra contra el narco, decapitaciones, mutilaciones, acribillamientos, desmembramientos, torturas y ejecuciones producen miedo y zozobra, mientras que los hacedores del mal muestran su poder en morboso juego del orgullo, capaz de infligir tormentos inauditos y controlar la vida del otro para segarla en cualquier momento en indecibles ritos sangrientos de superioridad y dominio por encima de las instituciones, enfrentando al Estado de Derecho y vulnerando el poder del Estado mismo.

Pero propiciar dolor y muerte no es cosa exclusiva de quienes están fuera de la ley. Nuestra necrolatría se tolera oficialmente al proteger el asesinato de indefensos a fin de que prevalezcan egoístas decisiones sobre el cuerpo: el aborto. Este poder de la violencia legítima e invencible que atenta contra las vidas en gestación arroja, tan sólo en la Ciudad de México, la infausta cifra de más de 160 mil niños asesinados, reflejo de nuestra idiosincrasia al decir que la vida no vale nada, y puede desecharse por decisiones legislativas.

México dice honrar a sus muertos, pero paradójicamente nos sumimos en la indiferencia hacia los miles de cuerpos humanos tratados peor que basura, y por cierto, superiores en número a las víctimas que ha arrojado la guerra contra el crimen organizado ¿A caso podríamos esperar algo mejor los mexicanos cuando avalamos con un silencio cómplice este inusitado genocidio? ¿Podemos aspirar a algo diferente cuando hemos dejado de sentir horror por el asesinato institucionalizado de miles de seres humanos indefensos en el vientre de su propia madre?

Mientras los niños van por la calles para pedir calaverita, se asoma en cada uno de nosotros una profunda disyuntiva para reflexionar sobre nuestra precariedad y trascendencia. Hoy más que nunca, este 2 de noviembre es propicio no sólo para recordar a quienes descansan en paz al compartir nuestros dones en las ofrendas, es también motivo para el examen social de cómo hemos despreciado la vida para instrumentalizar la muerte, de los pecados cometidos y, sobre todo, de las vergonzosas cuentas que entregaremos a Dios cuando nos llame a su presencia. ¡Pobre México!


La cruz símbolo de la conmemoración luterano-católica en Suecia, obra de un refugiado salvadoreño

29.10.16 | 08:34. Archivado en Cristianismo


Guillermo Gazanini Espinoza / 29 de octubre.- El 31 de octubre y 1 de noviembre, el Papa Francisco realizará el décimo séptimo viaje apostólico de su pontificado a Malmö-Lund, Suecia, en ocasión de la Conmemoración conjunta luterano-católica de la Reforma de 1517. La oración ecuménica conjunta tendrá lugar por la tarde del lunes 31 en la Catedral luterana de Lund, antiguo edificio católico que desde la reforma danesa de 1658 es patrimonio de los luteranos suecos y sede del 69 obispo de la diócesis de Lund, el reverendo Johan Arvid Tyrberg (1963) quien es padre de tres hijos.

La Iglesia de Suecia es nacional dentro de la tradición luterana evangélica con 6,2 millones de miembros, casi el 65% de la población. En Suecia hay 3500 iglesias y 13 diócesis. La Iglesia sueca es dirigida por la Arzobispa Primada de Uppsala, la reverenda Antje Jackelen (1955) quien es la primera entre pares de la Iglesia en asuntos ecuménicos y cabeza de los obispos. Ella es la primera mujer en el cargo del Arzobispo Primado. El 4 de mayo de 2015 sostuvo un encuentro oficial en el Vaticano con el Papa Francisco en lo que fue el primero entre un Romano Pontífice y una mujer obispo de confesión luterana.

El emblema del encuentro por la Conmemoración conjunta luterano-católica es una cruz ecuménica creada por Christian Chavarría Ayala, salvadoreño nacido en 1976, hijo de una familia numerosa de doce hijos. Su niñez se enmarcó en la época dura de violencia en Centroamérica y, como muchos niños y jóvenes, Christian padeció la pobreza y persecución forzado a huir de su país por la cruenta guerra civil. Refugiado en Honduras, comenzó a crear sus primeras pinturas siempre vivas, de múltiples colores. “No uso el negro o gris, me gustan los colores brillantes, además nunca pinto la misma cruz dos veces. Cada una es única”, según diría al sitio de la Federación Luterana Mundial del América Latina y el Caribe.

>> Sigue...


Noventa y un mil firmas por la vida en la primera Constitución de la Ciudad de México

27.10.16 | 16:35. Archivado en Iglesia católica en México

Carlos Villa Roiz / SIAME 27 de octubre.- Más de 91 mil firmas fueron entregadas a diputados en la Asamblea constituyente para que en la primera Constitución Política que los legisladores están redactando para la Ciudad de México se contemple el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

Las firmas fueron recibidas por legisladores del PRI y del PVEM: Paz Quiñonez, Lizbeth Hernández y Luis Alejandro Bustos Olivares, quienes de momento “se comprometieron a defender tanto a la mujer embarazada como al bebé por nacer”, según explicó la Lic. Rocío Gálvez, Presidente del Comité Nacional Provida, quien entregó esta solicitud ciudadana. Esta iniciativa será turnada a comisiones.

Las firmas fueron recaudadas desde el mes de abril por distintas organizaciones civiles, entre ellas, Provida y Unión de Voluntades, quienes explicaron que la campaña de recaudación de firmas continuará hasta el mes de enero.

Rocío Gálvez dijo que en la Ciudad de México se practican 110 abortos diarios en hospitales de gobierno, y que en nueve años se han realizado por lo menos160 mil abortos contabilizados.

Por su parte, Guillermo Ferrer, coordinador de Unión de Voluntades, agradeció a los legisladores la apertura democrática que han mostrado, y dijo que “espera que con toda seriedad tomen en cuenta esta iniciativa ciudadana.”


Nuncio Franco Coppola presenta cartas credenciales al Presidente de México

25.10.16 | 07:39. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / 25 de octubre.- En la sede del Poder Ejecutivo, el Palacio Nacional, el Presidente de la República, acompañado de la canciller Claudia Ruiz Massieu Salinas, recibió las cartas credenciales de veinte representantes diplomáticos, entre ellos las del Arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México, sucediendo a Mons. Christophe Pierre.

Como en otras ocasiones, Mons. Coppola echó mano de su cuenta personal del Facebook para dar conocer un mensaje a los medios destacando, de inicio, las bondades de nuestro país, la riqueza de su gente y patrimonio cultural. Recordó su procedencia, los países africanos que “han conocido la tragedia de la guerra civil y que viven lo duro de la miseria, no por escasez de recursos sino, muchas veces, por la miopía de líderes que buscaban el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos: terreno fértil para la corrupción, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia, causando enorme sufrimiento y frenando el desarrollo”.

En esta especie de “discurso programático” de su misión en México, Franco Coppola recordó que la búsqueda del bien común debe tener precisamente al diálogo “que permite a las personas conocerse”: “De diálogo vive también la Iglesia con los hombres y las mujeres de cada época, para comprender las necesidades que están en el corazón de cada persona y para contribuir a la realización del bien común”. Ante el Presidente de México, el representante de la Santa Sede comprometió la colaboración de la Iglesia católica en la “edificación de la civilización del amor”.

Coppola respondió a los representantes de los medios de comunicación quienes dirigieron algunas preguntas en torno a la polémica del reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo. De acuerdo con algunas fuentes, el nuevo nuncio habló en esta misma tónica del diálogo y de otorgar los derechos a todos conforme a los Tratados y Convenios internacionales, sugiriendo una “vía mexicana” para la solución de este tema que ha polarizado a la sociedad.

Abierta esta polémica, Coppola hizo uso de la red de Facebook para expresar cuál era su punto de vista en torno a los matrimonios del mismo sexo: “Durante la rueda de prensa, solicitado por varios periodistas a expresar mi posición frente a los homosexuales y a sus derechos, dije que para mí es una referencia la respuesta de Papa Francisco a un periodista, durante el vuelo de regreso después del viaje apostólico a Georgia y Azerbaiyán…” De esta forma, al transcribir la respuesta, el nuncio apostólico dejó entrever que la mejor solución a este problema es a través de la misericordia. Finalmente encomendó su misión diplomática a Santa María de Guadalupe y al patrono de los Obispos de México, San Rafael Guizar y Valencia, en el día de su fiesta litúrgica, 24 de octubre. Un dato curioso, según se observa en las fotografías, es que Franco Coppola usó sólo la sencilla sotana filetata piana o de calle sin portar el formal ferraiolo digno de este acto oficial entre un jefe de estado y el representante diplomático de la Santa Sede.

>> Sigue...


Diálogo para respetar la familia

23.10.16 | 15:48. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 23 de octubre.- Después de las marchas multitudinarias en defensa de la familia que se realizaron en septiembre pasado, la sociedad mexicana comenzó un sorprendente movimiento que no sólo se quedó en la manifestación pública, sino también en la organización y lucha por el respeto de la célula fundamental de la sociedad y la observancia de los derechos humanos.

La formación del movimiento cívico que aglutina al Frente Nacional por la Familia (FNF) y la Unión Nacional Cristiana por la Familia (UNCF) tiene por objetivo el fomento del diálogo entre los distintos actores políticos y sociales, a fin de desistir de los aspectos que atentan contra el Matrimonio y la integridad de la familia; uno de los propósitos es el encuentro con el Presidente de la República quien, cuya propuesta para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción homoparental, causó una enorme inconformidad social.

Desde la presentación de las iniciativas presidenciales en el Día Internacional de Lucha contra la Homofobia, el clima se tensó. Mientras se insistió en que la defensa por la familia no era incitar al odio, algunos pensaron que era mejor desorientar a través de argumentaciones infundadas, acusando a los padres de familia y a la Iglesia de provocar homofobia y deseos de revancha. Lo peor salió cuando, en una desafortunada jugada, la comunidad LGBT quiso embestir mediáticamente arremetiendo contra el clero con listas de escarnio que desinflaron sus protestas y los dividió profundamente; por otro lado, algunos más acusaron de fanatismo e ignorancia, apilando la leña de la hoguera sin posibilidad alguna de argumentos racionales y equilibrados. Las lecciones de las marchas de septiembre deberían arrojar, como primeros frutos, la construcción del diálogo en orden a la cultura de la paz, respeto y tolerancia.

Sin embargo, una de las partes parece no escuchar el justo clamor social que cimbró a la Ciudad de México y al país entero. La prueba fueron las más de 596 mil firmas de ciudadanos que el FMF entregó el 18 de octubre a la Cámara de Diputados, instancia parlamentaria donde reposan, y parece ser sin mayor vigor y respaldo, las dos infortunadas iniciativas condenadas al fracaso legislativo. Justo es reconocer que la Cámara baja abrió sus puertas al naciente movimiento cívico donde se escuchó el rechazo de estas políticas que pretenden desmantelar el Matrimonio y la familia. Ahora debemos esperar la apertura política del Ejecutivo de la Unión para sentarse a la mesa con los organizadores de las marchas en favor de la familia, escucharlos y atender sus razones que son la de la sociedad mexicana que tiene en un alto valor a la familia y los valores antropológicos, éticos y morales que la conforman, lo menos que se espera del Presidente es que tenga la misma apertura que tuvo con la comunidad LGBT en un acto que parecía haber ganado la simpatía del electorado, pero que al final fue contraproducente, pues no hay duda que se pagó un costo electoral.

El 24 de septiembre de 2016 la ciudadanía despertó no por motivos exclusivamente religiosos e ideológicos, sino por la auténtica necesidad y reconocimiento del Matrimonio y la familia como esenciales para la construcción de la sociedad donde se finquen la paz, la cultura de la tolerancia y respeto. Más de 500 mil firmas no son emblema del triunfo ni de revanchismo, más bien es el reclamo por volver la vista a instituciones en el debate cultural de la posmodernidad porque en la familia “nacen los ciudadanos y éstos encuentran en ella la primera escuela de esas virtudes sociales que son el alma de la vida y del desarrollo de la sociedad misma”.


Seguridad en punto muerto

17.10.16 | 12:32. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 17 de octubre.- El pasado 27 de septiembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) hizo pública la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2016. La información por entidad federativa permite conocer la opinión ciudadana sobre incidencia de delitos, fenómeno de victimización, percepción de seguridad y desempeño de las autoridades. Los resultados son preocupantes.

Según los datos de INEGI, en 2015, 23.3 millones de mexicanos fueron víctimas de hechos delincuenciales, y las cifras negras de delitos no denunciados fue de 93.7 por ciento a nivel nacional, mientras que en 2014 fue de 92.8 por ciento. Los delitos más frecuentes son el robo y asalto en vía pública, extorsión y fraude.

En determinadas zonas del país, la violencia se recrudece y parece incontenible. En esta semana, Chihuahua sufrió 17 homicidios en menos de 48 horas; Michoacán no parece tener tregua en la guerra contra la delincuencia organizada; Veracruz vio la desaparición y homicidio de dos sacerdotes sin dejar de lado las jornadas sangrientas contra la ciudadanía, y en Guanajuato, la inseguridad acabó con la aparente tranquilidad de las comunidades de la entidad; Tamaulipas tiene más de 4 mil 500 muertos por la violencia en un período de seis años, y Morelos no deja de ser impactado por el crimen y horror de fosas clandestinas. En las últimas tres décadas, tiempo que supone el estancamiento económico del país, más de 40 mil mujeres han muerto bajo circunstancias de demencial y tremenda violencia a nivel nacional. Lo inaudito es que en los delitos se involucran autoridades policiales.

En la Ciudad de México miles de capitalinos viven el mismo drama que en el resto del país. Según las autoridades capitalinas, en la Ciudad de México se reporta una perceptible baja en el índice de delitos, y no hay “repunte de la violencia”; sin embargo, la ciudadanía, gracias a los nuevos instrumentos de denuncia generados por las redes sociales, dice lo contrario. Todos los días, por lo menos un ciudadano reporta cómo fue despojado de su patrimonio en un asalto grave, a plena luz del día y en hora pico, generalmente por bandas bien estructuradas; en la semana, no hay espacio que no esté ocupado por la denuncia de homicidios y feminicidios en zonas marginadas del Valle de México; levantones y secuestros exprés contra pequeños empresarios o llamadas telefónicas de sujetos que amenazan con acabar con la vida de seres queridos si no se cumple con un depósito inmediato de efectivo; colonias y barrios viven asolados por el narcomenudeo y ausencia de ley, y en algunas delegaciones crecen las agresiones contra niñas y mujeres.

La seguridad se convierte en botín cuando las autoridades hacen la política de “no veo, no oigo y no hablo”. Efectivamente, asirse de endebles argumentos afirmando “el falso repunte de la violencia” indica el empecinamiento por fortalecer popularidades ante eventuales candidaturas, aunque la casa esté en llamas y disimulen el agobio de miles de ciudadanos sin tregua de paz que les garantice el regreso seguro a casa y sin amenazas de delitos. Inseguridad y violencia, sea en la capital o en el resto del país, son reflejo de la corrupción, el empobrecimiento, la falta de competitividad y la carencia de oportunidades. No es cosa de “cifras blancas” o “cifras negras”, quien hace oídos sordos al clamor evidente de la ciudadanía pone a la seguridad pública en punto muerto y también su futuro ante cualquier candidatura y aspiración política.


El milagro que lo llevó a los altares

15.10.16 | 17:14. Archivado en Iglesia católica en México

Abimael César Juárez / SIAME. 15 de octubre.- Una recién nacida desahuciada, en quien los doctores de diversos hospitales agotaron todas las posibilidades médicas, hoy, luego de 7 años, es un vivo milagro gracias a la intercesión del niño cristero José Sánchez del Río quien será canonizado por el Papa Francisco en Roma este domingo 16 de octubre. Desde la fe platicó con Paulina Gálvez Ávila, madre de la pequeña Ximena, para conocer y compartir su testimonio de fe.

La señora Paulina Gálvez contó que su bebé nació en septiembre de 2008 y a los dos meses presentó tuberculosis, infarto cerebral, meningitis, ataques epilépticos y le tuvieron que cortar un pedazo de pulmón. “Comenzaron los peores momentos de mi vida, con la terrible incertidumbre de no saber si mi hija moriría; me vi en la necesidad de pedir al P. Agustín Patiño que la bautizara en el mismo hospital, el de Santa María de Sahuayo, en Michoacán”.

Dijo que el día en que le informaron que ya no había nada qué hacer por la vida de su hija, ella se sintió morir, pero no se dio por vencida y pensó en Dios como su única esperanza. “Cuando vi entrar a mi bebé a terapia intensiva, pensé que podría ser la última vez que la vería con vida. Los doctores la indujeron en coma por 72 horas. Con la imagen del niño “Joselito” en la mano, le pedí con toda la fuerza de mi fe que intercediera ante Dios para que la salvara, que me hiciera el milagro de que viviera”.

Externó que, al día siguiente, cuando entró a la sala de terapia intensiva, vio a su bebé y se percató de que movía una piernita. “En ese momento el corazón me dio un salto. Al segundo día parpadeó; busqué al doctor inmediatamente para avisarle sobre las reacciones de Ximena, pero no me creyó y como respuesta me dijo que esos movimientos eran provocados por el equipo médico de reanimación al que ella estaba conectada a través de diferentes aparatos, insistió en que no había esperanza y que mi hija estaba ya en estado vegetal”.

La señora Paulina Gálvez dijo que, para asombro de todos, Ximena comenzó a reaccionar, a moverse; con la manita apretaba su dedo, mientras los doctores Rosendo Sánchez, Lucy Martínez y otro de apellido Capistrano observaban sorprendidos todo lo que sucedía. “Me pidieron guardar la calma. Querían examinar a Ximena para comprobar que no hubiera secuelas por el infarto cerebral y la meningitis. Le hicieron cuantos estudios creyeron pertinentes. Y al final constataron que mi hija milagrosamente había sanado por completo. Días después la dieron de alta. ¡Si esto no es un milagro, no sé cómo se le podría llamar!”.

Por último, Paulina Gálvez Ávila dijo que la imagen de José Sánchez del Río le había sido enviada por unos familiares a su domicilio cuando residía en Estados Unidos y que gracias a la sanación de Ximena, hoy todos los que fueron testigos de lo ocurrido difunden la vida del niño que este domingo será canonizado y cuya causa fue postulada por el P. Fidel González y el P. Antonio Berumen.


Obispos de México llaman a diputados a no recortar presupuesto en salud

14.10.16 | 19:31. Archivado en Análisis y Opinión

CEM / 14 de octubre.- En el contexto del XVI Encuentro y XIII Curso Nacional de Pastoral de la Salud efectuado en la ciudad de Xalapa, Veracruz, del 10 al 13 de Octubre de 2016, y después de realizar un análisis de la realidad, en el que confirmamos los retos actuales a futuro inmediato en temas de salud y enfermedad en nuestro País; y estando presentes participantes de 16 de las 18 provincias eclesiásticas, emitimos el siguiente comunicado:

Los países en vías de desarrollo, como México, tienen áreas de vital importancia que si bien deben atenderse, también requieren incrementar sustancialmente el soporte económico necesario para evitar el avance de la pobreza y la desigualdad social. Lo que no se invierta hoy en prevención, se pagará más tarde en atención.

Es el caso del rubro de la salud, sector fundamental y base de toda política social que genera equidad e igualdad, éste se debe impulsar y promover, ya que cuando se carece de ella, se carece de todo. La enfermedad conlleva no solo la pérdida del bienestar físico, psicológico y social, sino que también remolca consigo la tranquilidad, armonía y paz de la familia a la que inhabilita directamente en su economía, e incrementa la criminalidad.

Notamos con alarma que el presupuesto destinado a la salud de los mexicanos ha descendido anualmente en los años recientes; cada vez se destinan menos recursos para la correcta y necesaria ejecución de los programas prioritarios de prevención y promoción de la salud, así como los de atención médica. Esto se traduce, lamentablemente, en menos atención de mujeres embarazadas; menos cobertura en vacunas de nuestros niños y adultos; escasa atención en la prevención y cuidado de enfermedades que azotan a la población (diabetes, hipertensión, obesidad y sobrepeso, así como enfermedades infecciosas), falta de medicamentos y materiales curativos en centro de salud y hospitales.

De igual manera, con el recorte al presupuesto en salud, que de nueva cuenta se ha propuesto para el próximo año, se dejará de atender y monitorear de manera eficiente los programas de vigilancia y control de enfermedades; situación alarmante, si consideramos que enfermedades como el dengue, chikungunya, zika e influenza, tienen un grave riesgo de incrementarse, principalmente en las zonas endémicas del país, por lo cual, bajar la guardia conlleva el grave riesgo de propiciar un incremento alarmante de personas contagiadas por estas enfermedades transmitidas por vector; y ni que decir de las enfermedades prevenibles por vacunación y el combate contra las adicciones.

Por este motivo la Dimensión para la Pastoral de la Salud, como parte de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Iglesia Católica en México, hace un llamado y se une a la campaña de las organizaciones e instituciones en defensa del respeto al presupuesto en la salud de nuestro país. Es un derecho de todos los mexicanos acceder a la salud digna, universal y de calidad, con un abastecimiento óptimo.

Invitamos a la Cámara de Diputados a escuchar las diversas voces que piden que no se recorte el presupuesto en servicios de salud y tomarlas en cuenta. En esa misma línea, pedimos que las distintas instancias del sector salud federal, estatal y municipal, ejerzan el presupuesto de manera honesta, transparente y con el único fin de brindar los servicios de salud a los mexicanos. Apoyar a médicos, enfermeras, enfermos y sus familias es apoyar a México.

Vale la pena destinar recursos a la salud pública en México, ya que será para el mayor bien de nuestros ciudadanos, pues incluso quienes hoy gozan de buena salud, algún día recurrirán a los servicios sanitarios; por ello estamos convencidos de la importancia de la salud preventiva.

Agradecemos el interés por este mensaje y esperamos que se responda a esta gran necesidad real de nuestro País.

+ Mons. Domingo Díaz Martínez
Encargado de la Dimensión Episcopal para la Pastoral de la Salud


Obispos de México apelan a la solidaridad para el pueblo de Haití

13.10.16 | 09:09. Archivado en Análisis y Opinión

Solidaridad con el Pueblo de Haití

CEM / 13 de octubre.- A los Señores Obispos, al Clero, a la Vida Consagrada y a los Fieles Laicos de las Arquidiócesis, Diócesis y Prelaturas de la República Mexicana, y a todas las personas de buena voluntad:

Queridos hermanos:

Haití sufre una gran catástrofe por el paso del huracán Matthew. La región sur del país ha sido la más azotada, en Les Cayes, Dame Marie y Jeremie, Grand Anse, Nippes. La fuerza de este huracán categoría 4, en ruta por pueblos en situación de pobreza crónica, ha provocado muerte y destrucción.

Nos unimos en la oración al dolor de quienes han perdido a sus seres queridos y los encomendamos al Padre para que los abrace en su amor misericordioso.

A la fecha, cifras aproximadas reportan casi novecientos muertos; más de un millón y medio de afectados directa o indirectamente; trecientos cincuenta mil personas pendientes de recibir ayuda con urgencia. Hay grave riesgo de un brote de cólera por la escasez de agua potable y la insalubridad total.

En los departamentos del Sur y Grand'Anse hay 29 mil viviendas destruidas; existe temor parte de las organizaciones no gubernamentales de que se agrave la crisis humanitaria; medio millón de niños habitan estas zonas más azotadas. La red de Cáritas Haití atiende con muchas limitaciones a la población y está preparando un llamado de respuesta rápida a través de Cáritas Internationalis.

Las familias están sufriendo y nos da tristeza su situación; son Cristo herido, que pasa hambre y no tiene techo. Por eso, frente a este escenario, invitamos a la solidaridad a través de una colecta económica que podamos promover en nuestras diócesis y comunidades.

Ponemos a su disposición la cuenta bancaria de nuestra Cáritas nacional:

BBVA Bancomer
A nombre de: Cáritas Mexicana I. A. P
Número de cuenta: 0123456781,
CLABE INTERBANCARIA: 012 180 00123456781 5

Los donativos son deducibles de impuesto y para solicitar su recibo, favor de enviar los datos fiscales y comprobante de depósito al correo: emergencias@ceps.org.mx (Tels. 01 (55) 55631604 y 01(55) 55636543.

Haití siempre ha estado en el corazón de México. Recordamos nuestra cercanía con este pueblo hermano en el año 2010 por los azotes del terremoto. Ahora, por este tránsito de destrucción que deseamos pase pronto, queremos estar cerca con nuestra ayuda fraterna y solidaria.

Que Nuestra Señora de Guadalupe, Emperatriz de América, ampare a las familias de Haití, las sostenga y acompañe.


Basílica de Guadalupe cumple 40 años

12.10.16 | 19:06. Archivado en Iglesia católica en México


Carlos Villa Roiz / SIAME 12 de octubre.- Este 12 de octubre su cumplen 40 años de que fuera consagrada la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, y de que la imagen de la Virgen de Guadalupe sobre la tilma de san Juan Diego fuera trasladada a su actual santuario en solemne procesión.

La historia de este templo se remonta a diciembre de 1531, año de las apariciones en el Tepeyac, cuando el primer obispo Fray Juan de Zumárraga mandó construir una sencilla ermita de adobe, a donde fue llevada la sagrada imagen el 26 de diciembre de aquel año.

Para 1556, la ermita ya era insuficiente, de modo que la amplió con calicanto el segundo Arzobispo de México, Alonso de Montufar, pero como la devoción guadalupana siguió creciendo, el Cabildo de la Catedral dispuso, el 29 de agosto de 1600, que la primera piedra de un nuevo templo se colocara el 10 de septiembre, en lo que sería el primer santuario, y esta obra estuvo concluida para 1614, no con pocas dificultades.

Con los años, hubo necesidad de un segundo santuario que fue bendecido el 27 de abril de 1709, y aunque el inmueble tuvo modificaciones, es lo que hoy conocemos como la antigua Basílica Guadalupe, misma que, al paso del tiempo, presentó problemas estructurales, por lo que se tomó la decisión de edificar una nueva Basílica, la actual.

En tanto, la vieja Basílica fue cerrada al culto para ser restaurada, y una vez que concluyeron los trabajos volvió a abrir sus puertas el 5 de mayo de 2009 como Templo Expiatorio a Cristo Rey.

La primera piedra del nuevo santuario se puso el 12 de diciembre de 1974, y la obra fue proyectada por los arquitectos: Fray Gabriel Chávez de la Mora, Pedro Ramírez Vásquez, José Luis Benlliure y Alejandro Schonhoefer. El director de la obra fue Javier García Lascuráin.

La estructura descansa sobre más de 350 pilotes de control y tiene capacidad para 10 mil 500 personas si se ocupan las nueve capillas superiores. Además, cuenta con un órgano monumental para 16 mil voces.

La bendición del nuevo templo ha hizo el Card. Miguel Darío Miranda, Arzobispo Primado de México, y en ella han celebrado incontables Misas sus sucesores, el cardenal Ernesto Corripio Ahumada y el cardenal Norberto Rivera Carrera.

En la nueva Basílica de Guadalupe también han celebrado Misa dos Papas: San Juan Pablo II y Francisco, aunque también la conoce Benedicto XVI cuando se desempeñaba como Cardenal. La Basílica ha sido visitada por personalidades de talla internacional, como Lech Walesa, además de numerosos cardenales, obispos, deportistas, actores y cantantes relevantes, y a ella acuden incontables peregrinaciones provenientes de varias partes del mundo. En el interior del templo están colocadas las banderas de los países americanos, y de otros como España, Polonia y Filipinas,

En la nueva Basílica fue canonizado Juan Diego, y beatificados el Padre Yermo y Parres, los Tres Niños Mártires de Tlaxcala, los dos Mártires Fiscales de Cajonos, y la Madre María Inés Teresa Arias.

La Basílica de Guadalupe es el eje de otras construcciones importantes: las capillas del Cerrito, el Pocito y la de Indios; el templo y el antiguo Convento de Capuchinas; el Museo de la Basílica, que contiene obras de varios siglos, biblioteca y oficinas; el Templo Expiatorio a Cristo Rey, el carillón, además de esculturas monumentales; el amplio Atrio de las Américas, jardines y fuentes, estacionamiento y la Plaza Mariana, que incluye una ala para congresos, y que es la construcción más reciente.

Además, en el Siglo XVII se colocaron 15 monumentos sobre la Calzada de los Misterios, para el rezo del Rosario, y en el Siglo XX se construyó la llamada Cruz de la Evangelización, en Peralvillo, que es el punto de partida de las peregrinaciones.

La Basílica de Guadalupe recibe anualmente entre 6 y 8 millones de personas en el mes de diciembre, y unos 20 millones al año, por lo que es el santuario mariano más visitado del mundo.


Obispo de Papantla pide por la paz, impulsa campaña de oración

11.10.16 | 17:37. Archivado en Iglesia católica en México

CAMPAÑA DE ORACIÓN

Estimados hermanos sacerdotes, diáconos, religiosas y pueblo de Dios:

Me dirijo a todos ustedes, con ocasión de la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y los recientes asesinatos de nuestros hermanos sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo Suárez de la Cruz. Con estos acontecimientos Dios nos llama a la conversión y a la oración; en memoria de ellos pido a Dios que por la muerte de estos hermanos, el Señor nos bendiga con vocaciones sacerdotales, nos haga una Iglesia más unida y orante por la paz no solo de Veracruz, sino de México y el mundo entero.

Ahora que la situación de violencia se ha agravado al enraizarse en la sociedad con robos, extorsiones, secuestros y asesinatos, podemos palpar que la búsqueda de poder y dinero son los padres de la situación que estamos viviendo; y sus hijos, son la corrupción y la impunidad que están fuertemente arraigadas en nuestro País.

Seguimos sin superar la crisis de moralidad, de legalidad y del tejido social que los Obispos hemos señalado desde el año 2010 en nuestro documento “Que en Cristo nuestra paz México tenga vida digna”. Los esfuerzos para combatir la violencia por parte del Estado no han dado los resultados que la sociedad espera para recuperar la paz y la tranquilidad en los hogares, en las calles o en los lugares de trabajo.

Si no se respeta a los seres humanos y sus derechos; si no se hacen políticas públicas que, respetando la autonomía de las realidades temporales y hagan un lugar a Dios en la sociedad, no se podrá revertir esta situación. Construir una sociedad sin Dios y más aún contra Dios, es ir por un camino de muerte y destrucción.

Los Obispos de Veracruz publicamos, el 30 de noviembre del año 2014, un mensaje de adviento en el cual convocamos a un docenario de oración en torno a la fiesta de nuestra Señora de Guadalupe con el rosario, el ángelus y la oración por la paz (cfr. No 1), con este docenario pedíamos la conversión de los que provocan sufrimiento y muerte (cfr. No. 2) e invitábamos a consagrarnos a la Virgen de Guadalupe a nivel individual, familiar o comunitario y a orar permanentemente por la paz. También dijimos que este docenario no debía ser un hecho aislado, sino el inicio de un proceso de mayor compromiso (cfr. No. 3).

Por lo anterior, en esta nueva coyuntura que estamos viviendo, reitero la invitación a todos los sacerdotes y fieles para intensificar la campaña de oración por la paz con el rezo de ésta y del ángelus, a la hora que puedan, pero de manera especial a las doce del día, como ya lo habíamos pedido los obispos de la Provincia el 30 de noviembre del año 2014.

Quiero también invitar a que todos, con rosario en mano, a la hora que puedan y donde puedan, pidamos a María el don de la paz. Recemos el rosario todos los días con esta intención ya sea en forma privada o comunitaria, en sus capillas o en familia, en su casa o en sus grupos de oración para que la Santísima Virgen María interceda para que tengamos la paz que todas las familias deseamos. En efecto según las promesas del Rosario lo que pidamos por medio de él se nos concederá.

Creo que esta batalla sólo la podremos ganar de rodillas. A los adoradores nocturnos, o a quienes participan en capillas de oración perpetua les pido pedir a Jesús sacramentado la paz que necesitamos; a los movimientos laicales y asociaciones de fieles cristianos les pido que en sus reuniones de oración no olviden orar diariamente por esta intención y por la unidad con la Iglesia diocesana de la que forman parte.

A los sacerdotes les pido motivar esta campaña, especialmente con su testimonio de vida, el ejercicio de su ministerio sacerdotal en la celebración de la Eucaristía, no solo ofreciendo a Cristo, sino ofreciéndose con Él al Padre por la salvación del mundo. Les recuerdo también que además de nuestra oración personal, como una preparación o continuación a la celebración eucarística, tenemos el deber de rezar la liturgia de las horas, con la cual nos unimos a la oración de Cristo en su Iglesia por la salvación del mundo.

También les invito a participar humildemente con o al frente de sus feligreses, buscando la ocasión más oportuna, en la oración del rosario o en la adoración eucarística en sus respectivas parroquias. El pasado miércoles 24 de agosto, el Papa Francisco suspendió la catequesis de los miércoles y rezó el rosario en la plaza de San Pedro por las víctimas del terremoto. Acciones como éstas nos hacen falta a nosotros los pastores.

Pero no solo hay que preocuparse por celebrar y rezar, necesitamos una pastoral evangelizadora que nos haga a todos discípulos y misioneros. Impulsemos nuestro plan de renovación pastoral que lleve a convertir nuestras parroquias en casas y escuelas de comunión y de oración; y que en nuestras familias no se fomenten actitudes o acciones que conduzcan a la violencia. Que los padres de familia se den tiempo para estar con sus hijos, brindándoles seguridad y enseñándoles con el ejemplo de su vida los valores humanos y cristianos.

A todas las oraciones que ya veníamos haciendo por la paz, quiero pedir que agreguemos otras: la coronilla de la misericordia y la oración a San Miguel Arcángel. Además, quiero invitar a que pidamos siempre:

La intercesión de Nuestra Señora del Carmen, patrona de nuestra diócesis, que interceda por nuestras religiosas.

La intercesión de San José, que fue el custodio de los tesoros más preciosos de Dios, su Hijo y su Madre, para que custodie nuestra diócesis de Papantla.

La intercesión de san Juan María Vianney para que interceda por la santificación de todos los seminaristas y sacerdotes.

La intercesión de san Rafael Guizar y Valencia, que fue quien pidió al Papa la creación de esta diócesis, que interceda por todos los obispos.

La intercesión de san Juan Pablo II que tuvo un amor especial por México, me ordenó sacerdote y me hizo Obispo, que interceda por el Papa Francisco.

La intercesión del niño mártir y próximo santo San José Luis Sánchez del Río, para que interceda por la niñez mexicana y a los adultos nos de la valentía de vivir nuestra fe en momentos difíciles.

+ Mons. José Trinidad Zapata Ortiz
VIII Obispo de Papantla


Cardenal Rivera Carrera participa en programas ecológicos

10.10.16 | 16:18. Archivado en Iglesia católica en México

Carlos Villa Roiz / SIAME 18 de octubre.- Este fin de semana, el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, participó en una de las 140 mil brigadas nacionales que se sumaron al programa “Limpiemos nuestro México”, que cada año organiza Fundación Azteca.

El Cardenal Rivera Carrera estuvo durante varias horas recolectando basura en calles del Centro Histórico de la Ciudad de México al lado de tantos otros brigadistas. Más de siete millones de personas se involucraron como voluntarios y dieron ejemplo de organización y participación ciudadana. Incontables familias participaron.

Todo este esfuerzo arrojó la recolección en las calles, parques y jardines de más de 40 mil toneladas de basura, según informó María Inés Castillo, responsable de este proyecto en su octava emisión.

El papa Francisco, en su Encíclica Laudato Si, ha hablado de la importancia de la ecología y de la responsabilidad de cuidar nuestra casa común pensando en las generaciones venideras. Los desechos y la basura ocupan varias páginas en este documento pontificio que está inspirado en San Francisco de Asís.

Entre otras citas, el Papa Francisco ha escrito en su Encíclica: “estos problemas están íntimamente ligados a la cultura del descarte que afecta tanto a los seres humanos como a las cosas que rápidamente se convierten en basura… el sistema industrial, al final del ciclo de producción y de consumo, no ha desarrollado la capacidad de absorber y reutilizar residuos y desechos. Todavía no ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futras.”


Mons. Carlos Aguiar Retes, nuevo cardenal para México

09.10.16 | 18:51. Archivado en Iglesia católica en México

Al anuncio del consistorio de creación de nuevos cardenales, el Papa Francisco nombró al Arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes, como merecedor del birrete cardenalicio. Aguiar Retes nació en Tepic, Nayarit, en 1950. Realizó los estudios de Humanidades y Filosofía en el seminario de Tepic; cursó Teología en el Seminario de Montezuma, en Nuevo México, de 1969 a 1972, y en el de Tula, Hidalgo, de 1972 a 1973. Recibió el presbiterado en la Catedral de Tepic, el 22 de abril de 1973, por la imposición de manos de Mons. Adolfo Antonio Suárez Rivera.

El 28 de mayo de 1997, Juan Pablo II lo designó tercer obispo de Texcoco, sucediendo a Mons. Magín Camerino Torreblanca Reyes. Recibió la consagración episcopal el 29 de junio de ese mismo año. El 3 de febrero de 2009, Benedicto XVI lo designó como tercer Arzobispo de Tlalnepantla sucediendo a Mons. Ricardo Guizar Díaz. De acuerdo a la semblanza publicada en el sitio de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, "la presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano CELAM lo nombro secretario general del consejo el 23 de mayo de 2000, en sustitución de Monseñor Felipe Arizmendi, para concluir el cuatrienio 1999-2003. El 15 de mayo de 2003, dentro de la XXIX Asamblea Ordinaria del CELAM en Paraguay, recibió el cargo de primer vicepresidente del Consejo para el cuatrienio 2003-2007.

Dentro de la Conferencia del Episcopado Mexicano CEM en la LXXVI Asamblea ordinaria para el trienio 2004-2006, fue secretario general de la Conferencia Durante la LXXXII Asamblea Ordinaria, en noviembre de 2007, se le encomendó la Presidencia de la CEM para el trienio 2007-2009".

Enhorabuena...


El nuncio Franco Coppola, hombre discreto de su Santidad en México

03.10.16 | 08:40. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / 03 de octubre.- El 29 de septiembre, Mons. Franco Coppola, nuncio apostólico de Su santidad Francisco en México, visitó la Basílica de Santa María de Guadalupe para poner a los pies de la Virgen morena este nuevo ministerio diplomático; es interesante que, en los primeros días de su estancia en México, Coppola no ha hecho uso de lo mediático y más bien se mueve por el ejercicio discreto de algunos posts en su Facebook revelando datos particulares de los encuentros con el Papa Francisco y de su misión diplomática en México.

Pequeñas comitivas de la Conferencia del Episcopado Mexicano y del gobierno federal atendieron la recepción del nuncio Coppola el 28 de septiembre por la noche después de una demora considerable del vuelo que lo trajo a la capital del país. Acudieron el cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y presidente de la CEM; el cardenal Alberto Suárez Inda, Arzobispo de Morelia; Mons. Alfonso Miranda Guardiola, secretario general de la CEM y auxiliar de la Arquidiócesis de Monterrey y Mons. Sigifrido Noriega Barceló, obispo de Zacatecas, miembro del Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, y el Pbro. Dagoberto Campos Salas, consejero de la nunciatura apostólica, además de la Superiora de las Siervas de Cristo Sacerdote. El Arzobispo Primado de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera no estuvo en esta comitiva debido a su estancia en Roma para atender trabajos del Consejo de asuntos económicos de la Santa Sede.

>> Sigue...


Viernes, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

October 2016
M T W T F S S
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31