Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Obispos de México no organizan, pero apoyan marchas en favor de la familia

31.08.16 | 06:51. Archivado en Iglesia católica en México

Conferencia del Episcopado Mexicano / 30 de agosto.- Hace unos cuantos meses, el testimonio y la palabra del Papa Francisco tuvo un profundo impacto en la renovación de la esperanza de millones de mexicanos en el futuro de nuestra nación.

En sus mensajes, el Papa nos invitó a todos a participar activamente en la búsqueda de soluciones a los muchos problemas que aquejan a nuestra sociedad. En medio de dicha búsqueda, los mexicanos esperamos leyes y políticas públicas que promuevan la unidad y el respeto al interior de un pueblo que encuentra riqueza en su pluralidad. Como es evidente, dichas soluciones deben construirse a partir del reconocimiento de la igual dignidad de todos, por lo que la Iglesia Católica comparte la preocupación por defender los derechos humanos de todos los mexicanos, comenzando por los más pobres y desvalidos.

Es momento de fortalecer el tejido social desde sus cimientos, y poner en juego sus recursos más vitales, como son la familia y la educación. El cuidado y fortalecimiento del vínculo entre un hombre y una mujer que yace en la esencia de la institución matrimonial, cobra así sentido como un medio para fortalecer a nuestra sociedad y proteger y promover a aquellos que más lo necesitan, comenzando por los niños que lleguen a ser fruto de esa unión.

Es por ello que muchos mexicanos -creyentes y no creyentes; católicos y miembros de otras asociaciones religiosas- manifiestan su entusiasmo por la jornada ciudadana a la que centenares de organizaciones de la sociedad civil han convocado, bajo la coordinación y dirección del Frente Nacional por la Familia, para celebrar la riqueza que esta institución aporta al bien común de nuestra nación.

Las marchas que se realizarán a lo largo y ancho del país durante dicha jornada, deberán ser una muestra ejemplar de la voluntad de los organizadores y participantes por respetar a las instituciones, y a toda persona, en su dignidad y en sus legítimos derechos.

Como nos recordó recientemente el Papa Francisco, “la Iglesia hace suyo el comportamiento del Señor Jesús que en un amor ilimitado se ofrece a todas las personas sin excepción (...) Por eso, deseamos ante todo reiterar que toda persona, independientemente de su tendencia sexual, ha de ser respetada en su dignidad y acogida con respeto” (Amoris Laetitia, n. 250).

Como dijimos en nuestro comunicado anterior, invitamos a participar de forma pacífica y propositiva en este ejercicio ciudadano. Al no ser los obispos, los organizadores de la actividad, deseamos felicitar a quienes encabezando este esfuerzo, le brindan a la sociedad una magnífica oportunidad para unirse más allá de creencias religiosas, y hacer buen uso de la libertad de expresión, pensamiento, convicciones éticas, de conciencia y de religión, que son propias de todos los habitantes de este país y que se encuentran garantizadas en nuestra Constitución.

+Francisco Cardenal Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara
Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano

+Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo auxiliar de Guadalajara
Secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano


Mons. Ramón Castro Castro, obispo de Cuernavaca. "Si voy a la cárcel, lo veré como voluntad de Dios"

29.08.16 | 20:32. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / 29 de agosto.- En diferentes regiones de México se viven situaciones dramáticas donde las personas están a merced del crimen organizado y de la descomposición política que agrava las condiciones de la existencia, no se respetan los derechos humanos y todo está en vilo, en incertidumbre.

Los Obispos de México han denunciado el estado de cosas lamentable y acompañan al pueblo para fortalecerlo en la fe y consolidar las realidades del Reino. El Estado de Morelos, vecino a la capital del país, está sometido; estos tiempos urgentes han hecho levantar la voz de activistas, líderes y de la ciudadanía. La diócesis de Cuernavaca comprende la totalidad de la entidad y ahí se escucha la de un pastor, Monseñor Ramón Castro Castro.

Nació en Jalisco en enero de 1956 y fue ordenado en 1982 para la Arquidiócesis de Tijuana. Castro Castro ingresó al servicio diplomático de la Santa Sede en 1989 prestando sus servicios en las nunciaturas de Malawi, Zambia, Angola, Ucrania, Paraguay y Venezuela. Juan Pablo II lo elevó a la dignidad episcopal para ser auxiliar de la Arquidiócesis de Yucatán en 2004 y, posteriormente, el Papa Benedicto XVI le nombró obispo de Campeche en 2006 hasta que el Santo Padre Francisco le encomienda el pastoreo de la diócesis de Cuernavaca, el 15 de mayo de 2013.

Mons. Castro enfrenta una realidad durísima que le ha puesto como blanco de políticos y partidos. Recorre los treinta y tres municipios del Estado para edificar el Reino denunciando atropellos de los poderes instituidos o viviendo el dolor de las víctimas del crimen en actitud de escucha y consuelo. Es la forma de hacer realidad esa Iglesia de salida, sea por las nuevas tecnologías como a través de la evangelización, la dispensa de los sacramentos y la Palabra. Hoy, el obispo de Cuernavaca, a pesar de las tribulaciones, mantiene la paz fincado en Cristo y eso le fortalece sin importar las consecuencias.

Tuve la oportunidad de platicar con él en la Curia diocesana del magnífico edificio conventual franciscano del siglo XVI donde se conjugan el pasado glorioso de los misioneros de la primera evangelización con los tiempos contemporáneos de dolor y confusión donde también brilla la esperanza sostenida en el Reino del Salvador.

Una extensa plática en la que conocí al Pastor con olor a oveja dispuesto a hacer lío para renovar las cosas en Cristo.

>> Sigue...


Arzobispado de México no va por marchas en favor de la familia

28.08.16 | 20:24. Archivado en Arquidiócesis México

Al término de la misa dominical, el vocero de la Arquidiócesis de México, padre Hugo Valdemar, ante los fieles dio a conocer el comunicado en donde la Arqudiócesis que encabeza el Cardenal Norberto Rivera Carrera, no animará directamente la marcha en defensa de la familia organizada por el Frente Nacional por la Familia el 24 de septiembre.

De acuerdo con el comunicado, "las marchas y manifestaciones a realizarse, no son convocadas, ni organizadas por los obispos, solo reciben su apoyo moral, no pretenden ser una protesta contra propuestas legislativas, mucho menos contra las instituciones, las autoridades o grupos de personas determinadas". De esta forma, "la Arquidiócesis con sus ocho Vicarías Episcopales y sus parroquias no se involucraran de manera directa en la animación de estas marchas, dejando a cada parroquia y a los fieles laicos en libertad de participar voluntariamente".

Aquí el comunicado completo.

Arquidiócesis respeta marcha pero no convoca

El pasado 12 de agosto, La Conferencia del Episcopado Mexicano emitió un comunicado en el que mostró su respaldo al movimiento de fieles laicos Frente Nacional de la Familia en la convocatoria a dos marchas masivas para expresar “que el futuro de la humanidad se fragua en el matrimonio y la familia natural”, a llevarse a cabo el sábado 10 de septiembre en cada uno de los estados y la segunda El sábado 24 en la Ciudad de México.

Al respecto cabe aclarar algunos equívocos que se han hecho una percepción general de la opinión pública.

1.- Desde el primer comunicado de la Conferencia Episcopal, no se dijo que las marchas tenían la finalidad de protestar contra la iniciativa de los así llamados “matrimonios igualitarios”, sino más bien tienen la intención propositiva de manifestarse a favor del matrimonio y la familia natural.

2.- El segundo comunicado de la Conferencia Episcopal del 25 de agosto, desmiente a quienes han afirmado que se trata de manifestaciones de protesta contra propuestas legislativas, o peor todavía que son manifestaciones de desafío a la autoridad o que incitan al odio y la homofobia, y afirma el comunicado que las marchas deben ser una muestra ejemplar de respeto a las instituciones, y a todo persona en su dignidad y sus legítimos derechos.

3.- Así pues, las marchas y manifestaciones a realizarse, no son convocadas, ni organizadas por los obispos, solo reciben su apoyo moral, no pretenden ser una protesta contra propuestas legislativas, mucho menos contra las instituciones, las autoridades o grupos de personas determinadas.

4.- En cuanto a la Arquidiócesis Primada de México, el Sr. Arzobispo Norberto Rivera, a fin de evitar malas interpretaciones y confrontaciones, ha hecho saber a la Conferencia del Episcopado y a laicos organizadores, que como cualquier ciudadano y fiel católico están en su derecho de manifestarse públicamente para mostrar apoyo a sus valores y principios, sin embargo, la Arquidiócesis con sus ocho Vicarías Episcopales y sus parroquias no se involucraran de manera directa en la animación de estas marchas, dejando a cada parroquia y a los fieles laicos en libertad de participar voluntariamente.

5.- Volvemos a reiterar que ni la Arquidiócesis de México, ni su arzobispo el cardenal Rivera, convocan ni organizan la marcha del 24 de septiembre, sin embargo reconocen el derecho y la libertad que tienen los fieles laicos de manifestar sus principios y convicciones.


Arquidiócesis de San Luis Potosí no respaldará marcha por la familia

27.08.16 | 04:02. Archivado en Iglesia católica en México

La Arquidiócesis de San Luis Potosí, encabezada por Mons. Jesús Carlos Cabrero Romero, dio a conocer, a través de su vocero, el P. Juan Jesús Priego, que esa Iglesia particular ha decidido no marchar el próximo 10 de septiembre en contra de las iniciativas presidenciales que atentan contra la familia, conforme a la convocatoria que hiciera el Frente Nacional por la Familia para salir ese día a las calles en diferentes ciudades del país.

El P. Juan Jesús Priego explicó que ven como muy buenos ojos este despertar de la sociedad civil, de los laicos, pero en la Arquidiócesis de San Luis Potosí ya se vive otra etapa después de dos marchas que se han realizado en ese sentido: “Hoy hemos optado por una semana de oración por la familia y por un congreso masivo en El Domo”.

El sacerdote consideró que si se trata de mostrar el músculo de la sociedad, de alguna manera las elecciones del pasado mes de junio, en varios estados del país, dejaron ver cuál es el parecer de la sociedad en torno, no sólo a la iniciativa presidencial del llamado “matrimonio igualitario”, sino de muchos otros asuntos: “En buena parte del país los mexicanos ya expresaron lo que piensan, y lo tradujeron en un voto”.

>> Sigue...


Entre enmascarados y cachirules

25.08.16 | 23:43. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

“Sean sencillos como palomas y astutos como serpientes” (Mt 10,16)

Guillermo Gazanini Espinoza / 25 de agosto.- El pasado lunes 22 de agosto, la comunidad LGBT realizó “clausura ciudadana” de la Curia del Arzobispado de México. En parodia y sarcasmo, enmascarados y en el anonimato, dijeron representar a cierta asociación y sólo, con falso fuero e impunidad bajo el adjetivo de “sociedad civil”, los activistas acusaron, señalaron y condenaron bajo infundadas consignas.

El director de la oficina de cultura de la Arquidiócesis de México, el Pbro. Álvaro Lozano Platonoff, se ofreció como interlocutor entre los manifestantes, en nombre de la Iglesia y de la Arquidiócesis de México. Conviene escuchar el diálogo entero entre Diana y el sacerdote negociador quien por “iniciativa de Nuestro Señor de Jesucristo que vino al mundo a encarnarse y hablar con toda la gente” expresó el perdón de la Iglesia por la presunta discriminación porque en el “fondo pensamos lo mismo y sentimos lo mismo”, dijo el joven sacerdote, comprometiendo sus esfuerzos para acabar con el odio.

Sin embargo, los acuerdos a los que pudo haber llegado deben ser bien interpretados para no echar las campanas a vuelo, como lo han hecho algunos medios, bajo criterios parciales que no tienen validez ni implican el pensamiento oficial de la Arquidiócesis de México; la subjetividad no es oficialidad.
Existen cinco elementos importantes a tomar en cuenta.

1.- La comunidad LGBT llegó a las oficinas de la Arquidiócesis en actitud de combate, acusando bajo consignas falaces e imposibles porque simplemente no son como ellos lo afirman. El juicio ya tenía sentencia condenatoria hacia el Arzobispo Primado de México a quien le imputaron homofobia y odio. Más grave fue que, bajo un falso performance, los supuestos agraviados parodiaron grotescamente al sacerdocio cuando, bajo máscaras y disfraces, envían un mensaje al público para decir que la Iglesia está ocupada por personajes siniestros. Comprometieron el inmueble de una Asociación Religiosa al realizar pintas vandálicas incongruentes con una manifestación pacífica lesionando el derecho de propiedad. La primera condición para cualquier acercamiento es la objetividad, certeza, legalidad y el orden, en principio; no puede dialogarse con personas enmascaradas, el anonimato descarta el crédito que se debe otorgar al interlocutor.

>> Sigue...


Las alertas en Guerrero y las alertas contra Guerrero

24.08.16 | 23:25. Archivado en Iglesia católica en México


Mons. Carlos Garfias Merlos. Arzobispo de Acapulco / 24 de agosto.- Las alertas se han convertido en un tema controvertido por las diferentes concepciones e interpretaciones que se les ha dado, cuando se han declarado en Guerrero, o cuando otros países las declaran advirtiendo que hay riesgo o definitivamente es peligroso venir a México o a Guerrero. Es importante señalar que las alertas son llamadas de atención para la prevención, o la atención y responsabilidad de las autoridades y de la sociedad civil ante una emergencia o una realidad amenazante o peligrosa que demanda de manera puntual la coordinación, organización o el compromiso de las autoridades y de toda la sociedad.

En cuanto a la alerta de género por los feminicidios será oportuno emitir una alerta de parte de las autoridades para generar respuesta ante los hechos que resultan amenazantes para las mujeres y que piden de manera puntual la coordinación, organización o el compromiso de las autoridades y de toda la sociedad.

En cuanto a la alerta de viaje emitida por el gobierno de Canadá, habrá que entenderla que ha brotado derivada de la percepción que se tiene en ese país sobre la situación de violencia que se vive en Guerrero y particularmente en Acapulco, esta alerta de viaje, en la que el gobierno de Canadá pide a sus compatriotas no visitar o tener cuidado al acudir a alguno de los centros turísticos de la entidad, puede tener una connotación de prevención y de atención esmerada a la situación que vivimos. Anteriormente también se había dado la misma alerta con las autoridades de Estados Unidos y de España.

Sin duda alguna, que se den este tipo de alertas, representa un daño a la imagen de los destinos de Guerrero; la percepción que se tiene en muchas ocasiones está más allá de lo que en realidad pasa. Pero es importante que todos comprendamos lo que significan las alertas y las comprendamos en su justo término, y nos ayuden a prevenir y a organizarnos para atender las emergencias y las situaciones críticas que nos exige la realidad.

Será fundamental la colaboración de todos: Las autoridades a través de estrategias específicas de tipo preventivo y reactivo; la sociedad civil, mediante la colaboración estrecha con los diversos órdenes de gobierno; los prestadores de servicios turísticos y la atención brindada a los visitantes; los medios de comunicación, con una labor informativa responsable y sin tendencias; así también, desde las diversas instituciones es necesaria la propuesta para generar alternativas que permitan promover una sociedad en paz, más consciente y participativa de qué es lo que se requiere para salir adelante. Es pues, una llamada para que todos realicemos una labor en conjunto, en la que todos aportemos.

INICIO DE LOS TALLERES ES.PE.RE

El próximo mes inician los talleres de las Escuelas de Perdón y Reconciliación (ES.PE.RE), se trata de espacios comunitarios, en donde los participantes, tienen la oportunidad de transformar de manera constructiva sus rencores, sus odios, sus deseos de venganza y reconvertirlos para bien.

Estos talleres forman parte del esfuerzo que la Arquidiócesis de Acapulco realiza para contribuir en el trabajo de la construcción de la paz; la urgente necesidad de buscar un cambio y promover, a través de una metodología específica el apoyo a las víctimas de violencia, también a quienes han sido victimarios, para que tengan la oportunidad de reconstruir su proyecto de vida.

Bajo los paradigmas de que perdonar no es olvidar sino recordar con nuevos ojos y que hacer justicia no es castigar, sino recuperar a quien nos ha ofendido, los talleres de las ES.PE.RE son parte de ese trabajo intenso para dejar atrás esa irracionalidad destructiva de la violencia y dar paso al perdón, logrando con ello, construir personas nobles, con una perspectiva totalmente nueva.

REGRESO A CLASES

Este lunes 22 inicia el ciclo escolar 2016-2017. Miles de estudiantes y profesores de los niveles básico, medio superior y superior de las siete regiones del estado retornan a las aulas con el propósito de seguirse preparando eficazmente. La educación es el camino correcto para combatir diversos problemas, pues a través de ella, los estudiantes tienen la oportunidad de aspirar a mejores condiciones de vida, a una mejor preparación y a una mayor competitividad.

Por ello es importante que tanto maestros, directivos, padres de familia y alumnos, estén conscientes de lo importante que es dar continuidad a los procesos educativos. Recientemente en nuestro estado, hemos tenido diversas manifestaciones en contra de la Reforma Educativa; sin duda, cualquier lucha y expresión es respetable, sin embargo, no es válido que se afecten los intereses de terceros. Los niños y jóvenes de éste y todos los estados, tienen derecho a recibir educación, una educación de calidad y que esté a la altura de las necesidades de los tiempos actuales.

Por estas razones pedimos a todos los involucrados que el regreso a clases se realice en paz, con gran participación y entusiasmo, pensando que cualquier planteamiento debe tener en el centro el futuro de los estudiantes y el mejoramiento de la educación de los jóvenes para lograr una mejor sociedad.


Comunidad LGBT hace pintas contra edificio de la Curia del Arzobispado de México

23.08.16 | 18:27. Archivado en Iglesia católica en México

SIAME / 23 de agosto.- Un grupo no mayor a las 40 personas, perteneciente a la llamada Comunidad LGTBTTTI, realizaron este lunes un plantón en las afueras de la Curia Arzobispal, en la Colonia Roma, donde cometieron actos vandálicos pintando los muros, y con altavoces, gritaron consignas alegando sus “derechos por los cuales han peleado durante muchos años”.

En sus discursos prevalecía la intolerancia y el deseo de coartar la libertad de expresión a la sombra de la amenaza de denunciar a todo aquel que no piense como ellos.

También hablaron del Estado laico y dijeron que la Iglesia está violando las leyes –sin explicar cuáles– por expresar los principios del Evangelio, no obstante el pasado viernes, el Subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaria de Gobernación, Lic. Humberto Roque Villanueva, declaró que “La Iglesia Católica no está violando ninguna ley al manifestar su postura en torno a los mal llamados “matrimonios igualitarios”, ya que la defensa de sus “dogmas” no está prohibida, y lo que ha hecho es defender un “dogma” sobre el que puede pronunciarse con entera libertad, toda vez que no existe una reforma constitucional aprobada por el Congreso de la Unión o el Poder Constituyente.”

El plantón, que se prolongó por dos horas a partir de las 10 de la mañana, obligó a que elementos de Seguridad Pública desviaran el tráfico en algunas calles aledañas, y una comisión de los manifestantes fue recibida por el Pbro. Álvaro Lazcano Platonoff, responsable de la Comisión de Cultura de la Arquidiócesis de México, y quien a título personal pidió disculpas si se han sentido ofendidos por la postura de la Iglesia en relación con las uniones homosexuales.

Diana Sánchez, dirigente de la Fundación ProDiana, anunció que denunciarán ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), al cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México y a otros obispos por supuesta homofobia.

El Card. Norberto Rivera Carrera no se encontraba en esos momentos en la Curia Arzobispal, toda vez que viajó a Chicago, Estados Unidos, donde fue condecorado el pasado sábado con el Premio Religioso 2016.


Gravísimo que el Presidente de los Diputados pida a Gobernación reprimir a la Iglesia católica

22.08.16 | 06:12. Archivado en Arquidiócesis México, Análisis y Opinión

Entrevista del semanario Desde la fe al padre Hugo Valdemar, director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México, sobre las recientes declaraciones del presidente de la Cámara de Diputados, el perredista Jesús Zambrano, en torno a las recientes discrepancias sobre la iniciativa presidencial de reconocimiento del matrimonio homosexual / 21 de agosto.-

Desde la fe (DLF): P. Hugo Valdemar, el pasado 15 de agosto, el Presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, pidió de manera enérgica a la Secretaría de Gobernación (Segob) sancionar a la Iglesia Católica porque, según él, “se está metiendo en terrenos que no le corresponde”. ¿Qué responde Usted al diputado?

P. Hugo Valdemar (P.HV): Es muy grave que el Presidente de la Cámara de Diputados llame al gobierno de la república a la represión contra una institución que sólo ejerce dos derechos fundamentales: el de expresión y el de libertad religiosa. Con esa declaración, lo único que hace el Sr. Zambrano es denigrar a la Cámara de Diputados que preside, pues ésta debe ser un lugar abierto para el diálogo y la conciliación de ideas, no para la represión de las mismas.

Pero no hay por qué extrañarse, pues más que como Presidente de los Diputados, habló como perredista, partido que ha sido un enemigo acérrimo de la Iglesia, y cuya agenda política busca destruir a las familias con iniciativas a favor de la muerte, como el aborto, dar a los niños en adopción a parejas homosexuales, legalizar la mariguana y demás drogas en contra del desarrollo integral de los jóvenes, etcétera, y así, mediante la promoción de una agenda que terminará por destruir a la sociedad mexicana.

(DLF): El Presidente de la Cámara de Diputados dijo que a la Arquidiócesis de México sólo le falta decir ‘Al diablo las instituciones’. ¿Qué le responde?

(P.HV): Es preocupante la amnesia que sufre el diputado Zambrano, pues fue él, junto con su partido el PRD, quien aplaudió, hasta sangrar las manos, esa exclamación de quien fuera su candidato presidencial; fue él quien apoyó el cierre ilegal de la avenida Reforma; fue su bancada la que, de forma vandálica, tomó la Cámara de Diputados y quiso impedir la toma de posesión del Presidente elegido legítimamente; fue él y su partido quien puso en tela de juicio la legitimidad de las instituciones de las que, por cierto, viven y se enriquecen sin pudor. ¿Cómo es posible que ahora venga a acusar a la Iglesia de una anarquía a la que ellos mismos incitaron?

(DLF): Es verdad que, como afirma el Presidente de la Cámara de Diputados, la Iglesia se está metiendo en terrenos que no le corresponden y está rebasando los límites legales?

(P.HV): La visión que el Presidente de los Diputados tiene de la Iglesia es tan pequeña como su argumentación pueril. La Iglesia no es sólo la jerarquía, es decir, los obispos y los sacerdotes, la Iglesia Católica en México la forman los más de cien millones de bautizados. Por lo tanto, si alguna legislación afecta a nuestros fieles, a sus familias, a sus niños, al futuro del país, los obispos y sacerdotes no pueden quedarse mudos. Estas propuestas alteran los valores fundamentales de las familias mexicanas; mientras la Iglesia esté en el mundo, no le puede ser ajena la política. La única política que le debe ser ajena es la partidaria, pero no la política, que se entiende como el medio para la consecución del bien común.

El diputado Zambrano, en su corta idea sobre la Iglesia y en su desprecio a los católicos laicos, no quiere ver la inmensa inconformidad de los padres de familia hacia estas propuestas destructoras de sus valores cristianos y morales. Piensa que sólo él y su partido saben lo que la sociedad necesita; por esa soberbia y miopía –aunada a su corrupción– hoy es un partido en extinción, como lo predije hace diez años, precisamente cuando impusieron su agenda inmoral y destructiva en la Ciudad de México.

(DLF): El diputado Zambrano criticó al semanario Desde la fe por utilizar, según él, descalificaciones que nada aportan al debate serio sobre el llamado “matrimonio igualitario”.

(P.HV): El problema del señor Presidente de la Cámara de Diputados es que no lee ni los periódicos, y por supuesto, dudo que alguna vez haya tenido entre sus manos un semanario Desde la fe. Nuestro semanario no ha descalificado, ha argumentado, y lo ha hecho a través de editoriales y artículos. Los últimos fueron cinco textos donde de manera seria, apoyados en estudios académicos, refutamos la propuesta presidencial. Él (Jesús Zambrano) sí que sólo descalifica sin argumentar, y peor aún, con muestras de gran intolerancia pide que se reprima y sancione a quienes no piensan como él. Insisto, que lo diga el Presidente de la Cámara de Diputados es gravísimo.

>> Sigue...


Los Juegos Olímpicos

21.08.16 | 12:18. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Mons. Juan Armando Pérez Talamantes. Obispo Auxiliar de Monterrey / 21 de agosto.-El Monte Olimpo es la montaña más alta de Grecia. En la mitología griega fue considerado el monte en cuya cima habitaban los dioses, muchos hombres tenían el deseo de llegar hasta esa cima, pero era una hazaña que superaba las capacidades de los mortales humanos. La reflexión griega nos permite entrar en ese deseo humano de proponernos metas altas, a buscar las condiciones necesarias para alcanzarlas y aprender a superar los obstáculos propios de cada iniciativa. Los juegos olímpicos son un símbolo de este deseo humano: luchar por llegar a la cima, donde viven los dioses, quienes simbolizaban estados más perfectos de ser y de vivir. Al final de cuentas, los esfuerzos humanos buscan ser mejor, vivir mejor. Los juegos olímpicos modernos hacen incapié en la superación del sí mismo, superar las propias marcas derivaría eventualmente en superar las marcas del resto de los competidores. En el podio olímpico están las mejores tres marcas, la mejor de ellas se ubica en el lugar más alto, evocando la cima del Monte Olimpo, un mejor estado del ser y del vivir de quien la alcanzó. Ese estado mejor puede ser alcanzado superándose a sí mismo, como lo propone el lema olímpico: citius, altius fortius (más rápido, más alto, más fuerte). Los deportes en equipo revelan las capacidades humanas de esfuerzo conjunto respecto a una meta común y la entrega mutua y armónica necesaria para el equipo.

Algunos pensadores, como José Ortega y Gasset y Carl Sagan, proponían que el deporte era una evolución del instinto de conservación del ser humano; un avance de la civilización que aprende a canalizar sus impulsos de poder de una manera más humana y sin tanta violencia destructiva. Es verdad que para practicar un deporte el atleta necesita cultivar conocimientos, mentalidad y habilidades especiales; esta entrega modifica al deportista y, en la actualidad, modifica a los aficionados. Esta modificación en atletas y aficionados, a pesar de ser de diferente calidad, es uno de los fundamentos de la función social del deporte. En este sentido, los juegos olímpicos siguen siendo expresión de un noble movimiento del corazón que impulsa al hombre a nuevas metas y nuevas realizaciones por medio del esfuerzo disciplinado. Tal vez, ese avance civilizado del que hablaban Ortega y Sagan, es la apropiación de la disciplina: alguien que se propone una meta noble, busca el apoyo de alguien más, juntos hacen lo necesario por alcanzarla. La meta en cuanto tal, tiene sus marcas y pedirá al atleta que las supere si quiere alcanzarla. El atleta tendrá que subir al Monte Olimpo si quiere el fuego de los dioses, superar miedos y obstáculos, con constancia y perseverancia bajo la guía de alguien que lo acompañe; además, tendrá que aprender a lo largo del camino.

Una de las imágenes olímpicas que recuerdo con más emoción es una pancarta levantada por una atleta en la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de Los Angeles en 1984. Muchos atletas desfilaban y bailaban en el pasto del Estadio Memorial Coliseum, sobre los hombros de un compañero ella estaba sentada levantando la pancarta con la leyenda "Thank you, Coach" (¡Gracias, Entrenador!). Tal vez, en las coberturas informativas nos falte evidenciar más esa relación tan necesaria como civilizada: nadie sube al podio solo, el atleta sube con todos los que lo han apoyado, de manera especial sus coaches, que son varios, unos lo son formalmente y otros lo son de hecho. Tal vez, a los atletas haga falta mencionar más el nombre de su coach y expresar su agradecimiento. Es verdad que el talento, el esfuerzo y la entrega los realiza el atleta, pero quien lo anima, dirige, corrige, felicita, acompaña es alguien más. Como el testimonio de muchos atletas lo dice, en la competencia hay el recuerdo de alguien, en el interior del atleta está presente alguien más, sea su familia, su novia, su novio, sus amigos, su patria, sus patrocinadores, su coach... todos quienes lo apoyan material, administrativa, física, mental y espiritualmente, todos están allí luchando en la arena junto a él. La disciplina es una cristalización de la relación entre el atleta, la meta propuesta, su coach y quienes lo apoyan; cada atleta es un equipo y es comunidad de meta, acuerdo de trabajo en común. El espíritu olímpico expresa un grado de civilización, impulsar con seriedad el atletismo de un pueblo, también lo expresa.

>> Sigue...


Los enemigos de la iniciativa presidencial sobre matrimonio gay

19.08.16 | 15:31. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión


Guillermo Gazanini Espinoza / 19 de agosto.-
El 19 de mayo pasado, la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión dio cuenta de dos iniciativas del Ejecutivo Federal. Una para reformar el artículo 4o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la segunda con proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones del Código Civil Federal presentadas a la sociedad el 17 de mayo en el marco del día internacional contra la homofobia.

Los proyectos legislativos del presidente Peña Nieto, también conocidos como las leyes para reconocer las uniones homosexuales y equipararlas al matrimonio, así como las adopciones por parejas del mismo sexo y la prohibición del matrimonio a menores de edad, fueron turnadas a la Cámara de Diputados durante el período de receso. Por su materia, la iniciativa constitucional fue turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales (PRD) con opinión de la Comisión de Derechos Humanos (PRI); la del Código Civil Federal se encargó a la Comisión de Justicia (PRI) con opinión la Comisión de Derechos Humanos.

Las anteriores comisiones de la Cámara de Diputados son algunas de las que más asuntos reciben legislatura tras legislatura. Actualmente, hasta la primera quincena de agosto de 2016, Puntos Constitucionales ha recibido cerca de 240 iniciativas según los registros de la Gaceta Parlamentaria; la Comisión de Justicia también arrastra en importante rezago legislativo con cerca de 175 iniciativas encargadas a su conocimiento habiendo presentado sólo ocho dictámenes que concluyeron con algunos proyectos.

El 24 de diciembre de 2010 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Reglamento de la Cámara de Diputados el cual establece procedimientos y términos y para trámite y resolución de proyectos de ley que quedaban en la congeladora de las comisiones ordinarias a fin de reparar las omisiones por inactividad y eficientar el trabajo de los órganos legislativos de dictamen.

>> Sigue...


Obispos de México respaldan movilizaciones en defensa del matrimonio y la familia

17.08.16 | 12:02. Archivado en Iglesia católica en México

Asunto: Respaldo al Frente Nacional por la Familia

Eminencia-Excelencia:

Reciba un saludo fraterno en Jesucristo Buen Pastor, esperando se encuentre gozando de buena salud corporal y espiritual.

El Consejo de Presidencia y los Obispos de la Comisión Episcopal de Familia, Adolescentes, Jóvenes, Laicos y Vida, le compartimos estas reflexiones e informamos de algunas actividades, en torno a la propuesta del llamado “matrimonio igualitario”, que se presenta sólo como una parte de una serie de propuestas legislativas con amplio espectro, unas ya aprobadas y otras en proceso y con consecuencias de un profundo cambio antropológico.

La irrupción de la mentalidad de “ideología de género" se mueve con una “bandera” de aceptación, al promover el valor de la diversidad y la no discriminación; pero lo hace con criterios de verdadera ideología, pues “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer […] presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia” (Amoris Laetitia 56).

“Nadie puede pensar que debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio es algo que favorece a la sociedad. Ocurre lo contrario: perjudica la maduración de las personas, el cultivo de los valores comunitarios y el desarrollo ético de las ciudades y de los pueblos […] las uniones de hecho o entre personas del mismo sexo […] no pueden equipararse sin más al matrimonio” (Id 52).

“Los cristianos no podemos renunciar a proponer el matrimonio con el fin de no contradecir la sensibilidad actual, para estar a la moda, o por sentimientos de inferioridad frente al descalabro moral y humano […] nos cabe un esfuerzo más responsable y generoso, que consiste en presentar las razones y las motivaciones para optar por el matrimonio y la familia.” (Id 35).

En este contexto respaldamos y animamos la coalición de grupos que se ha constituido, llamada “Frente Nacional por la Familia”, y que está convocando y organizando dos marchas o concentraciones masivas para expresar que: “el futuro de la humanidad se fragua en el matrimonio y la familia natural”_. La primera para el próximo sábado 10 de septiembre en cada uno de los Estados y ciudades grandes; la segunda, el sábado 24 de septiembre en la ciudad de México y con un sentido nacional. Considere, Su Eminencia/Excelencia, de qué forma en la respectiva Diócesis/Arquidiócesis se pudiera hacer el respaldo mediante la Comisión Diocesana de Familia, así como desde las parroquias, para animar y promover la participación entusiasta y creativa de todas las personas, familias y grupos a estas marchas-concentraciones, con la posibilidad de implementar alguna forma de seguimiento-colaboración para otros procesos y eventos con los participantes.

También se puede organizar y animar a participar en otras iniciativas de tipo cultural, académico, legislativo y social. De esta manera, en la coyuntura actual de nuestra patria y a nivel internacional, es trascendental compartir, respaldar y dar resonancia social a nuestra convicción en bien del matrimonio, la familia y la vida.

Pidamos a santa María de Guadalupe, Virgen, Esposa y Madre, que nos ilumine, ayude y fortalezca para que desde el puesto de cada uno en la sociedad, defendamos y promovamos el matrimonio y la familia y su adecuado tratamiento por las leyes y políticas públicas.

Sr. Card. José Francisco Robles Ortega
Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la CEM


Despertemos

16.08.16 | 07:43. Archivado en Iglesia católica en México

Mons. José Luis Chávez Botello. Arzobispo de Oaxaca / 16 de agosto.- En las últimas semanas hemos visto manifestaciones que expresan el grave malestar y hasta irritación de ciudadanos; palpamos cómo, el retardar la solución del conflicto social, abre más puertas a la irresponsabilidad, a robos, al vandalismo, al crimen, al deterioro cultural e histórico y a lo más valioso que tenemos: el amor, la familia, la vida. Nos alientan voces y acciones de diferentes sectores que, con expresiones que no ofenden ni dañan a otros buscan construir, exigen a los responsables poner fin a la violencia, se les deje trabajar y se creen condiciones de paz para todos.

Confiamos se levanten más voces, se sumen y se multipliquen acciones en este sentido que, sustentadas en la verdad y en el respeto, busquen el diálogo sincero y abierto para construir consensos que abonen al bien común y a la paz; Oaxaca solo necesita y exige condiciones de paz, guías honestos, buena educación y fuentes de trabajo para poner orden y desarrollarse; con tanta gente buena, trabajadora, artistas, riqueza de culturas; es como un gigante dormido que parece despertar; ya no aguanta negociaciones y alianzas por corrupción o intereses egoístas.

Despertemos y unámonos para construir. Para que esto llegue a ser realidad, luchemos juntos cada quien desde su trinchera para solucionar el conflicto desde sus causas; el camino es largo porque exige erradicar la corrupción, la inseguridad, la impunidad y la ambición pero nos alegrará constatar que se va doblegando lo que tanto nos daña y se van forjando ciudadanos diferentes. Todos y cada uno podemos hacer algo concreto que abone realmente a la paz: los niños y adolescentes desde su casa y en la escuela, los jóvenes y adultos desde sus estudios, trabajo o servicio. Acentúo 3 espacios:

1- Esforcémonos por ser responsables y hacer bien nuestro trabajo o servicio concreto en el hogar; allí ejercitemos y aprendamos el respeto a los demás, la mutua ayuda, el servicio y la convivencia. Es decisivo aprender desde el hogar a no colaborar en la irresponsabilidad y, mucho menos, con lo que daña a otros o con la violencia. Así, desde el hogar, abonamos y reconstruimos el bien común y la paz de Oaxaca.

2- Fuera del hogar realicemos con responsabilidad nuestro trabajo o servicio, cultivemos buenas relaciones y amistad con los vecinos y con quienes nos encontramos; son acciones que construyen al bien y que todos podemos realizar. Aunque nos cueste y, de acuerdo a nuestras posibilidades, apoyemos acciones que abonan al bien común, sobre todo, a los más necesitados; experimentaremos la satisfacción de relacionarnos, de trabajar o estudiar con estas personas, la alegría de servir y de vivir en esta comunidad. Es el camino para adquirir autoridad moral, la madurez y calidad de vida.

>> Sigue...


Matrimonio gay no es un derecho

15.08.16 | 12:15. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / 15 de agosto.- La sociedad mexicana se encuentra en un debate en torno a las iniciativas del Presidente de México para reformar el artículo 4o de la Constitución y modificar diversas disposiciones del Código Civil Federal a fin de reconocer el llamado “matrimonio” entre personas del mismo sexo, proyectos legislativos presentados como “de avanzada” para hacer legítimos los criterios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes afirmaron la constitucionalidad del “matrimonio” homosexual.

Desde luego, los debates y controversias están en punto de ebullición. Por un lado, los defensores de las iniciativas aplauden los proyectos como normatividades para personas del mismo sexo que dicen amarse y que, en justicia, correspondería lo mismo como en el matrimonio tradicional. Más aún, en bien de la libertad y del desarrollo de la personalidad, se justifica otorgar el derecho de matrimonio a homosexuales porque en México son ilegales los prejuicios de discriminación basados en preferencias sexuales.

Del otro lado están quienes argumentan que el Matrimonio representa el nexo principal de fuentes y obligaciones entre complementarios, generándose la célula base de la sociedad: la familia. El Matrimonio no es para iguales hombre-hombre o mujer-mujer, sólo puede originarse y tiene existencia por voluntad de un hombre y una mujer capaces de producirlo.

La exposición de motivos de las iniciativas presidenciales tienen serias deficiencias de técnica jurídica y de argumentación legislativa que ignoran muchos elementos de derecho familiar, valiéndose solo de los criterios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que usan, a modo, los conceptos de libertad, discriminación y desarrollo de la personalidad, sin tomar en cuenta “un todo” en cuanto a las relaciones familiares. Igualmente, no consideran el derecho comparado y los tratados internacionales sobre derechos humanos de los que México es parte, y en los cuales no dice que el Matrimonio sea derecho de lesbianas y homosexuales.

>> Sigue...


Presbiterio de Cuernavaca manifiesta apoyo a Mons. Ramón Castro

14.08.16 | 11:10. Archivado en Iglesia católica en México


>> Sigue...


PRD y gobernador atacan a obispo de Cuernavaca

11.08.16 | 18:45. Archivado en Arquidiócesis México, Cristianismo

Vladimir Alcántara Flores / SIAME. 11 de agosto.- El Delegado de la Secretaría de Gobernación en Morelos, Eduardo Cubria Bernardi, y el PRD nacional han acusado al Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Mons. Ramón Castro Castro, de atentar contra el Estado laico, por lo que ya se ha iniciado una denuncia formal en su contra; todo en virtud de que la semana pasada sostuvo una reunión con personas inconformes con los conflictos que se viven en la entidad. Sobre lo ilegítimo e irracional de dicha demanda, habla para Desde la fe el propio Obispo de Cuernavaca.

Señala que el motivo de la denuncia interpuesta por el PRD nacional en su contra, es que supuestamente él está incitando a la homofobia, cuando en realidad la razón de dicha demanda tiene tintes políticos. “El pretexto fue una reunión que tuve en la Catedral de Cuernavaca con personas afectadas por la difícil situación que priva en la entidad, una reunión motivada por el Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera, así como por el escritor Javier Sicilia, quienes me pidieron escuchara a ese grupo de personas que han sido víctimas de la violencia, la inseguridad y la ilegalidad. Me dijeron que serían cerca de cincuenta, pero como se fueron pasando la voz, al final acudieron más de cien; así que ahora, además de ‘homofóbico’, se me acusa de estar promoviendo este tipo de encuentros”.

Aseguró que durante dicha reunión –que resulta histórica, en tanto que se juntaron grupos antagónicos–, lo único que él hizo fue escuchar, ya que “quien llevó la batuta” fue el Rector de la UAEM. “Pero independientemente de eso, la acusación de ‘homofóbico’ en mi contra responde a que, por una parte, se intenta crear más animadversión hacia nosotros por parte de la comunidad homosexual, asegurando que en mis homilías incito a la homofobia, lo cual es completamente falso; prueba de eso, es que una buena parte de las personas que se reunieron conmigo en la Catedral están a favor del ‘matrimonio igualitario’, así que lo que salta a la vista es que se trata sólo de una estrategia del PRD para desprestigiarme”.

Sin embargo –añade el Obispo de Cuernavaca–, ante la falta de seriedad de esa denuncia por ‘homofobia’, ahora agregan el tema de que violé la Ley de Asociaciones Religiosas al permitir que personas inconformes se reunieran conmigo en la Catedral. “Dicen que me estoy metiendo en política, cuando no es así; primero, si permití que la reunión se realizara en el recinto, fue porque es un lugar céntrico; y segundo, mi deber como pastor es escuchar los problemas de la gente, de mi pueblo que está dolido, herido, que es víctima del crimen y la ilegalidad”.

>> Sigue...


Papa Francisco envía condolencias a los afectados por el huracán Earl

09.08.16 | 16:37. Archivado en Iglesia católica en México


El perdón de Asís

07.08.16 | 18:57. Archivado en Cristianismo, Análisis y Opinión

L´Osservatore Romano / El 2 de agosto de cada año, Asís se convierte en una especie de capital mundial de la misericordia. Y la Porciúncula, la minúscula iglesia en la basílica de Santa María de los Ángeles, se convierte en una «puerta santa siempre abierta». Apertura hacia el paraíso donde resuenan las palabras de san Francisco: «Hermanos, yo os quiero mandar a todos al paraíso y os anuncio una gracia que he obtenido de los labios del Sumo Pontífice». Esa gracia es la indulgencia plenaria del perdón, concedida hace ocho siglos, en 1216, por Honorio III al «Poverello».

«En los recuerdos de mi juventud», narró en 1996 el cardinal Ratzinger, «el día del Perdón de Asís ha permanecido como un día de gran interioridad»: «reinaba un silencio particularmente solemne. Se sentía que el cristianismo es gracia y que se abre en la oración». En la cima del edificio se lee Haec est porta vitae aeternae. La Porciúncula, efectivamente, como dijo Benedicto XVI, es un lugar «gracias al cual podemos acceder también a la historia de la fe». Y esto fue lo que vio santa Ángela de Foligno, la mística canonizada por el Papa Francisco, cuando llegó como peregrina en 1300 por la indulgencia: «cuando puse el pie en el umbral de la puerta, entonces mi alma alcanzó el extasis» escribe Ángela, y continúa: «vi una iglesia de admirable grandiosidad y belleza que entonces fue agrandada por la mano divina».

En 1966, con motivo del 750° aniversario de la Porciúncula, en un clima en el cual se ponían en discusión aspectos de la fe, entre los cuales, las indulgencias, Pablo VI, en cambio, quiso subrayar la importancia del privilegio concedido a la pequeña iglesia de Asís con la epístola Sacrosanta Portiunculae. La indulgencia no es «una vida más fácil con la cual podemos evitar la necesaria penitencia de los pecados», escribía Papa Montini, esa es «más bien un apoyo, que cada uno de los fieles, con humildad, para nada ignorantes de su propia debilidad, encuentran en el místico cuerpo de Cristo». Y deseaba que la Porciúncula fuese «verdaderamente un lugar sagrado para conseguir el pleno perdón y la consolidada paz con Dios».

El perdón es un bien inestimable porque sin él no hay reconciliación, y sin reconciliación desaparecen las bases de cada comunidad. Lo ha reiterado el Pontífice el pasado 24 de julio. El perdón es antes que nada todo «aquello que nosotros mismos recibimos de Dios: solamente la conciencia de ser pecadores perdonados por la infinita misericordia divina, puede hacernos capaces de cumplir gestos concretos de reconciliación fraterna». Y «si una persona no se siente pecador perdonado, nunca podrá cumplir un gesto de reconciliación».

Nunca como hoy, el tema del perdón y de la reconciliación es tan actual y contracorriente. Este año, efectivamente, en el Jubileo de la Misericordia concurre el aniversario de la Jornada mundial de oración por la paz, deseada por Juan Pablo II y que hace treinta años, el 27 de octubre de 1986, tuvo inicio ante la Porciúncula. Líderes de muchas religiones del mundo se encuentran bajo el signo de la paz y de la reconciliación. Aquello que entonces infundía miedo era la competición atómica entre las dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética. Hoy en día, una guerra líquida, caracterizada por viles atentados terroristas, está ensangrentando los continentes con un diabólico rastro de muerte y terror.

El perdón de Asís, en cambio, nos exhorta a buscar la vida eterna. Y nos invita a mostrar al mundo el verdadero rostro de Dios: misericordioso, compasivo, creador y padre de todos los hombres, Ante la Porciúncula el 27 de octubre de 1986 Juan Pablo II dijo: «el resultado de la oración aun en la diversidad de religiones, expresa una relación con un poder supremo que supera nuestras capacidades humanas». Y puede obtener de Dios más de lo que pedimos.

de Gualtiero Bassetti


Conversión y transparencia

04.08.16 | 08:32. Archivado en Iglesia católica en México

Mons. Rogelio Cabrera López. Arzobispo de Monterrey / 04 de agosto.- En su visita a nuestro País, el Papa Francisco hizo un llamado a toda la Iglesia a vivir la conversión, y de manera particular nos invitó a los Obispos a ser los primeros que vivamos esta actitud en nuestra vida, especialmente en el desempeño de nuestro ministerio, siendo siempre transparentes, como fruto de una verdadera conversión de corazón.

Claramente dijo: “sean Obispos de mirada limpia, de alma transparente, de rostro luminoso. No tengan miedo a la transparencia. La Iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar” (Febrero 2016. Catedral Metropolitana de la Ciudad de México).

Este llamado es una clara alusión a la urgente necesidad que tenemos de vivir un cambio en nuestras actitudes cotidianas. No basta con pedir perdón por los errores cometidos, acto necesario que será bien recibido cuando es sincero, es obligatorio que reconstruyamos lo que haya sido arruinado por nuestras malas acciones.

La transparencia nos lleva a vivir la honestidad. No es justo que vivamos ocultando las cosas, debemos prosperar en la claridad, a la luz del día. Ser honesto es comportarse y vivir con sinceridad y coherencia, respetando los valores de la justicia y la verdad, respetándonos y respetando a nuestros semejantes.

Este llamado es urgente para quienes tienen cargos públicos, para nuestros gobernantes y para todas las instituciones que están al servicio del pueblo.

Vivir la conversión y la transparencia en nuestra vida, nos compromete a estar en constante revisión de nuestras actitudes, haciendo un serio examen de conciencia, aclarando todo aquello que pueda ser interpretado de manera incorrecta.

El mensaje es sencillo: Hagamos vida, en nuestra vida diaria, el encargo siempre claro y directo del Evangelio, no busquemos acomodarlo a nuestra conveniencia. Si decimos estar comprometidos con la verdad, no tengamos miedo de arrancar de raíz la mentira que tanto daño ocasiona.

La conversión y la transparencia no deben ser acciones aisladas, mucho menos efímeras, ya que unidas son el motor que nos mueve a una vida en plenitud, siempre conforme a la voluntad de Dios.

+ Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey


Alerta el Card. Sandoval sobre estrategia de Gobierno para aprobar iniciativas contra la familia y la vida

03.08.16 | 18:22. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Vladimir Alcántara / SIAME. 03 de agosto.- A través de una videograbación, el Arzobispo Emérito de Guadalajara, Card. Juan Sandoval Íñiguez, dirigió un mensaje a políticos, familias y sociedad en general, así como a obispos y sacerdotes para actuar de acuerdo con las normas de Dios y oponerse a iniciativas que pretenden dañar a la familia y atentan contra la vida.

Aseguró que el Gobierno de México no cederá a estas iniciativas que presentó, y para no dar la cara ante dicho problema, se está obligando a los estados de la República a que tomen la delantera legislando sobre la despenalización del aborto y aprobando el llamado “matrimonio igualitario” que permite el “matrimonio” entre parejas homosexuales, a fin de que la aprobación de estas medidas por parte de los legisladores sea un mero trámite, ya que las “cúpulas del poder mundial” están obligando a los países a que las adopten.

Al dirigirse a los políticos y legisladores, el Card. Sandoval Íñiguez externó que todos los funcionarios de gobierno y legisladores que sean creyentes en Cristo, católicos o no católicos, tienen el deber de obrar conforme a su fe, pues la fe que salva va acompañada de obras. “Esta es una obra grande, la de alinearse con Dios Creador y defender la familia natural, integrada por un hombre y una mujer, como Dios la hizo, así como la de proteger la vida, que es el derecho fundamental del ser humano. No claudiquen, no voten iniciativas que dañan la moral natural. Recordemos siempre que habrá un juicio de Dios”.

En su mensaje a las familias mexicanas, el Arzobispo Emérito de Guadalajara dijo que, independientemente de que se aprueben o no dichas iniciativas emanadas del Gobierno, los padres de familia tienen la obligación de educar a sus hijos y luchar por ese derecho que se les pretende arrebatar a través de la llamada ideología de género, con la que se intenta despojarlos de su autoridad de padres.

Al dirigirse a toda la sociedad, aseguró que la gran mayoría de los ciudadanos piensan correctamente y reprueban dichos excesos del Gobierno, mismos que obedecen a imposiciones del “gobierno del mundo”, ante los cuales nadie debe quedar pasivo. “Todo ciudadano tiene la obligación de ayudar, de reclamar la libertad y la democracia, frente a un gobierno dictatorial”.

Finalmente, a obispos y sacerdotes les pidió recordar que el profetismo de Cristo los obliga a anunciar incansablemente el Evangelio, por lo que tienen el deber de enseñar a sus comunidades y alertarlas de los peligros, de encabezar una lucha que, al parecer, durará muchos años. “No sabemos si la vamos a ganar, pero al final la victoria será nuestra porque Dios está de nuestra parte”, concluyó el Sr. Cardenal, quien ha difundido otros videos sobre el tema.


90 años de la suspensión de cultos en México

01.08.16 | 16:01. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión


Guillermo Gazanini Espinoza / 1 de agosto.- El 2 de julio de 1926 fue promulgado en el Diario Oficial de la Federación el decreto del Ejecutivo reformando el Código Penal para el Distrito Federal y Territorios Federales sobre delitos del fuero común y delitos contra la Federación en materia de culto religioso y disciplina externa, decreto que obedeció a los diversos desencuentros entre el Episcopado mexicano y la presidencia de la República en relación a la aplicación de preceptos constitucionales en materia de educación religiosa, limitaciones a la libertad de cultos, propiedades de la Iglesia, regulación en el número de sacerdotes y la vigilancia de templos.

Las tensiones entre la Iglesia y el Estado venían dándose desde 1918 a raíz de la entrada en vigor de preceptos constitucionales en materia religiosa. Si bien hubo una serie de acercamientos y las discusiones ahondaron en el derecho de la Iglesia en impartir educación religiosa, cuestiones como la inhabilitación de sacerdotes extranjeros y su eventual expulsión, la expropiación de bienes y el destierro de prelados, vendrían a descomponer el clima hasta las impugnaciones francas del Episcopado mexicano que azuzaron movimientos obreros radicales y socialistas atacando a clérigos y movimientos laicos organizados. Los atentados con artefactos explosivos conmocionaron a los fieles como aquél de febrero de 1921 cuando una bomba se detonó en la casa de Mons. José Mora y del Río, Arzobispo de México, antes situada en la calle de Brasil, o el del 14 de noviembre de ese año contra la imagen de la Virgen de Guadalupe.

En 1926, el desconocimiento de la Constitución por los obispos, especialmente por las declaraciones del Arzobispo de México, incitó al Presidente de la República a una respuesta el 3 junio de ese año sobre la aplicación irrestricta de la ley. El diario El Universal consignó la declaratoria de Calles que en su parte principal advierte a los prelados: “Ningún camino resulta más equivocado que el que ustedes están siguiendo, pues quiero que entienda usted, (refiriéndose a José Mora y del Río) de una vez por todas, que ni la agitación que pretenden provocar en el interior, ni la que están provocando antipatrióticamente en el exterior, ni ningún otro paso que den ustedes en ese sentido, será capaz de variar el firme propósito del gobierno federal para hacer que se cumpla estrictamente con lo que manda la Suprema Ley de la República. No hay otro camino para que ustedes se eviten dificultades y, asimismo, las eviten al gobierno que someterse a los mandatos de la ley…”

>> Sigue...


Viernes, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

August 2016
M T W T F S S
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031