Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Una gran clausura para un gran año

30.06.10 | 18:52. Archivado en Análisis y Opinión, Sacerdocio

Pbro. Roberto García de la Mora. Formador del Seminario Diocesano / El Semanario. Arquidiócesis de Guadalajara. 24 de junio.- Todo comenzó con el anuncio de un año dedicado a los sacerdotes ¡Feliz ocurrencia del Papa Benedicto!; mas ahora decimos: atinada convocatoria con visión profética. Los acontecimientos han dado la razón y justificado suficientemente la dedicación de un año consagrado al sacerdocio, puesto que, como el mismo Pontífice dijera, lo que hubiera podido destruirnos, por los acontecimientos vividos, ha sido causa de fortalecimiento y renovación, gracias al espíritu con el que se ha vivido este año.

Por mi parte, me siento sumamente agraciado y bendecido inmerecidamente por Dios al concederme participar en la Ceremonia de Clausura de este Año Sacerdotal, unido a toda la Iglesia y en particular a mis hermanos sacerdotes. Desde el momento que confirmé mi participación, me supe portador de la gratitud y la solidaridad de los sacerdotes de mi Arquidiócesis, y en particular del Seminario, al cual, sin pretenderlo, iba representando indignamente. Todos hubieran querido estar en Roma en esos días; y, aunque no pudieron hacerlo físicamente, sí estuvieron en espíritu.

Emotivas vivencias

La cifra de los sacerdotes que estaba prevista no alcanzaba los diez mil, pero al final la organización tuvo que desdoblarse, pues la Basílica de San Pablo Extramuros, en donde fue la sede de las actividades conclusivas, no fue suficiente, de tal manera que tuvo que añadirse la Basílica de San Juan de Letrán en donde, pletórica también de obispos y presbíteros, se recibió por medio de video-conferencia el mensaje de los Cardenales Joachim Meisner, Arzobispo de Colonia, y Marc Ouellet, Arzobispo de Quebec, invitando a la conversión y a cultivar la fraternidad junto con María.

Estos mismos purpurados fueron quienes iniciaron respectivamente las jornadas de los días 9 y 10 de junio, seguidas de un momento de Adoración al Santísimo, durante el cual se abrió la posibilidad para que todo sacerdote pudiera escuchar en confesión al hermano que se lo pidiera dentro de las Basílicas Romanas, pues es conocido que la absolución está reservada sólo a los Penitenciarios de dichas localidades. Acto seguido, se oficiaron las oportunas Concelebraciones Eucarísticas en cada Basílica. Dichas Misas fueron presididas, el miércoles, por el Cardenal Claudio Hummes, de la Orden de Frailes Menores, y el Arzobispo Mauro Piacenza, Prefecto y Secretario de la Congregación para el Clero, respectivamente, en San Pablo Extramuros y en San Juan de Letrán. La del jueves fue encabezada por el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, y por el Arzobispo Robert Sarah, Secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, igualmente en sendas basílicas.

Ese mismo día por la tarde-noche, se nos vio llegar con mucho orden y comenzar a llenar la Plaza de San Pedro para la Vigilia de Oración con Su Santidad Benedicto XVI, misma que fue precedida por testimonios sacerdotales de diferentes Continentes, mostrando las distintas realidades en donde se desempeña el ministerio ordenado. Asimismo, se escuchó el testimonio de una familia alemana con seis hijos, entre los cuales se cuentan un sacerdote, un seminarista y una virgen consagrada.

El Vicario de Cristo, por su parte, dio respuesta a la pregunta planteada por un sacerdote de cada Continente, concluyendo con la Bendición con el Santísimo Sacramento.

Acontecimiento que compromete

Quienes tuvimos la dicha de estar allí sentimos la obligación moral de compartir el don de esta experiencia sumamente enriquecedora, pues fue toda una fiesta de fraternidad, de oración y comunión con el Papa, Cardenales, Obispos y Sacerdotes de los cinco Continentes (97 países), que inundaron la Ciudad de Roma, misma que se vio sobrepasada en los preparativos para la terna de los días conclusivos.

Fue así como, superando el número de 20,000 sacerdotes (198 de ellos de México), se nos vio accediendo a las basílicas señaladas, caminando por las calles, abordando los autobuses, comiendo pastas y pizzas, con una sonrisa en el rostro y satisfechos de encontrar a aquéllos que, por igual, han dejado casa, padres, hermanos… por seguir la invitación de Cristo.

Sería imposible relatar el sinnúmero de detalles, sucesos y anécdotas que fueron conformando esta imborrable experiencia, que fueron haciendo que cada uno la viviera de manera particular, propiciando que la propia vocación se viera fortalecida por la confirmación del llamado recibido del Maestro, por la comunión fraternal con los hermanos sacerdotes e impulsada por la necesidad de continuar llevando la voz del Evangelio y la esperanza de la salvación no sólo a los fieles de la Iglesia, sino a todo hombre redimido por la sangre de Cristo.

El Papa lo dijo en la Misa conclusiva: El Año sacerdotal se termina, pero hemos de continuar unidos en la oración y en la Misión sacerdotal.

Y al final de la Celebración, todos hicimos el acto de ofrecimiento y consagración al Corazón Inmaculado de María.


Comments are closed for this post.

Comments
  • Comentario por carmina 06.07.10 | 19:48

    3 cont...
    y especialmente "sufrimiento"

    En lo mas íntimo, de mi ser, que es el de una común mujer creyente, nace esperanza, de que, un dia cercano, nuestra "conciencia" se abra, una consciencia libre de prejuicios, de ataduras del pasado, que nos situen en el presente, no para que cada uno "vea el pecado de acuerdo al cristal con que se mira", sino que no lo haya, porque, a través de acercarnos mutuamente al sufrimiento humano, seamos capaces de liberarnos y abrirnos, a los mandamientos que estan en nuestro corazón, a través del crecimiento de NUESTRA CONSCIENCIA, A FAVOR DEL BIEN COMÚN


    Te repito querido Guillermo, aprecio, lo que me comentas en tu blog, GRACIAS¡¡¡
    Carmina

  • Comentario por carmina 06.07.10 | 19:36

    cont 2....

    Al comenzar a leer, los Hechos de los Apóstoles, y la vida de Jesús en los escritos de los Evangelistas, y sus acciones hacia el bien común en San Pablo, fui descubriendo, poco a poco, querido Guillermo, al Hombre, mas humanizado que ha existido sobre la tierra, lo Divino de su Ser, se me fue desvelando, le vi, especialmente, en sus acciones acercándose por completo, al "sufrimiento" humano.

    Y, trato, desde esa calidez y cercanía, romper incluso leyes y normatividades del pueblo hebreo, al hacer esto Guillermo, me parece que es el culmen, en donde sus palabras enriquecedoras tienen sentido para cada persona, y en sus acciones, encontramos la clave de lo bueno y el bien....

    Considero Guillermo, que esto, es lo principal, lo bueno y el bien, son de Dios, de El proceden y que aparecen espontáneamente, sin embargo podemos repetir normas, leyes, impuestas o bien desobedecerlas y agregar, mas dolor, vacio, soledad y especialm...

  • Comentario por carmina 06.07.10 | 19:11

    Guillermo

    Aprecio, que contestes mis comentarios, por lo que leo, has dedicado muchos años en estudiar Teologia, yo para serte franca, ninguno, hasta hace relativamente poco, he sido apasionada de leer, lo que de Jesucristo se ha escrito y hasta hace poco tiempo, me he dedicado con interes, a conocer los acontecimientos de la iglesia, en la cual nos reunimos muchos creyentes catolicos, pero especialmente por ser mexicana y retornar de nuevo a nuestro pais, despues de vivir por muchos años fuera de el, me interesa mucho lo que sucede en la iglesia, de nuestro pais.

    Leo con cuidado y atención lo que tú me respondes, mira el bien común, no puede ser antagónico, a los preceptos dados a Moises, y relatados en el Genesis, del Antiguo Testamento, el bien común, es todo lo bueno, desde mi perspectiva, que habita en el corazón de los seres humanos, allí desde luego, están inscritos estos grandes mandamientos, especialmente estos dos, referidos al AMOR
    ...

  • Comentario por Guillermo Gazanini Espinoza 06.07.10 | 17:54

    Estimada Carmina,

    Hay un aspecto que resalta de la tercera parte de tus comentarios: Dios nunca impone NORMATIVIDADES MORALES , sino propone el BIEN COMUN. Dios no propone exclusivamente esto del Bien común. Si la doctrina social cristiana enseña los principios fudamentales que tienen, en consecuencia, la paz y desarrollo en Cristo, es también cierto que la propuesta de Dios revelada por Cristo es la del Reino de Justicia y Paz; ¿bajo qué premisas? Las normas de los mandamientos que se resumen en dos: Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo. Agrupar sólo al bien común traería en consecuencia una especie de falsa justificación haciendo que cada persona vea el pecado de acuerdo al cristal con que se mire...

    Saludos desde México

  • Comentario por carmina 04.07.10 | 16:57

    3 cont...
    Hay en el mundo varones y mujeres, puros, espirituales, profundos y nobles, que muchas veces no son escuchados a veces hasta mal interpretados, hay que aprender a identificar al demagogo del que quiere el bien comun, al tonto del inteligente, al malo con el bueno.

    En mi calidad de mujer creyent cuando miro los noticieros informativos , leo los periodicos, tantas guerras fraticidas, los abusos, los ninos muertos por negligencia tanto de sus padres como de lugares que debieron protegerles y salvasrles, el narcotrafico, los secuestros , la violencia, los inmigrantes, y entonces la iglesia responde con misas dominicales o haciendo procesesiones,

    Los sacerdotes, que miren a su interior, descubrirán, que Dios nunca impone NORMATIVIDADES MORALES , sino propone el BIEN COMUN, para llegar a esto, desata ataduras, que no han dejado crecer la conciencia

    Con UN CORDIAL SALUDO Carmina




    ...

  • Comentario por carmina 04.07.10 | 16:25

    2 cont
    al quedar rotos, tambien se rompio la consciencia, y desde el "interior" clama, salir...yo se Guillermo perfectamente, que estas divinidades, eran culmen, a su manera, reflejo del respeto a sus creencias mas profundas y sus valores morales acordes y complementarios, deliciosamente unificados, la "Paresencia" de algo Superior, en la cotidianidad, hoy podemos deducir, que en la multiplicidad de esas deidades, existe UNO, que, hoy nosotros llamamos Dios.

    Entonces Guillermo, pienso ahora cuando miro, a la sociedad en la cual vivo y de la cual formo parte, y siento en carne propia, como duele el sufrimiento de la "pobreza" y no solo a la cual los estudiosos han dividido para mayor "comprensión" en pobreza de patrimonio, alimentaria y de educación, yo anadiria POBREZA DE CONSCIENCIA, en la cual hemos perdido, lamentablemente la capacidad de "distinguir".

    Entre lo digno y lo indigno, entre lo justo y lo injusto...



    ...

  • Comentario por carmina 04.07.10 | 16:04

    Guillermo, es mi deseo expresarte lo siguiente...

    Se que históricamente, hemos sido, como mexicanos, un pueblo sometido, abusado, destrozado, saqueado, y hasta violado, tantas veces repetidas, nuestras consciencias ...quizás no eramos santos, pero si, creo, bastante "espirituales", teníamos representaciones divinas de las energias de la naturaleza y adorabamos, es cierto, al dios Tlaloc de la lluvia, a Huehuetétl, el dios del fuego, a Coatlicue la diosa madre de la fertilidad y la tierra, en la consciencia de aquellos ancestros nuestros, existia como lo mas sagrado, la "Vida" y sabián por intuición que el corazón es el centro que pulsa para su existencia y por tal motivo, la ofrendaban a sus dioses...

    Obviamente, para quienes miraron desde "fuera" estos rituales resultaron, representación de los mas salvajes actos, lo que se hizo fue satanizarlos, y romperlos de tajo.

  • Comentario por carmina 02.07.10 | 23:37

    Intuyo Guillermo, que el Pbro. Roberto Garcia de la Mora, se la pasó, como decimos en México, ¡super!, en Roma en la convocatoria a participar en el Cierre del Año Sacerdotal, leo que se deleitó con las pizzas, spaguettis y quizás hasta fetuccinis y ravioles creo yo, escribió con emotividad y gran alegria esta vivencia personal y solo el, nadie mas que el, sabe hasta donde llegó en dicho encuentro, con la interiorización de sus propias "creencias" que tanto los religiosos o los seglares poseemos y que operan desde nuestro centro y desde ese centro, nos proyectamos con nosotros mismos y con el mundo, en el cual vivimos.

    En México, se, viven tantas cosas, que nos vuelcan a perfeccionar, capacidades que trascienden exquisitamente nuestra actitud ética, ante las circunstancias que nos envuelven esta de la que hablaba Ortega y Gasset, "...hay que perfeccionar la capacidad de DISTINGUIR,,,"
    Carmina

    Carmina




    ...

Martes, 16 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031