Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Nuncio apostólico visita catedral metropolitana de la Arquidiócesis de México

05.12.16 | 08:49. Archivado en Análisis y Opinión

El segundo domingo de adviento fue ocasión para la visita del nuncio apostólico, Mons. Franco Coppola, a la catedral metropolitana de la Arquidiócesis de México donde presidió la concelebración de la solemne eucaristía acompañado del Arzobispo Primado de México y el cabildo de Catedral.

La homilía fue predicada por el Cardenal Norberto Rivera Carrera quien apuntó sobre la necesidad de la conversión y animó a preparar el camino del Señor, a la manera de Juan el Bautista, para no encasillar estas festividades del nacimiento del Cristo a sólo lo folclórico y ambiental, fiestas para “convertirnos y convertir”.

La presencia del nuncio apostólico viene a reafirmar lo que el legado papal había dicho sobre conocer México e impregnarse de su cultura e idiosincrasia religiosa. Sin embargo, la visita también desvía algunos dardos lanzados en donde se afirmaba que el nuncio venía a componer una desmadejada relación entre los obispos de México y ponerlos en cintura. El primero de ellos, el Cardenal Norberto Rivera Carrera de quien se supuso tenía serias discrepancias con Francisco después de la visita de febrero pasado. Los dardos también apuntaron a la virtual despedida del Cardenal apostando por su remoción y definitiva salida sobre todo con la llegada del nuncio y la entrega del birrete cardenalicio al Arzobispo de Tlalnepantla.

El gesto del Primado de México hacia el nuncio apostólico para presidir la Eucaristía habla de una buena disposición para conocer más al diplomático y mostrar la grandeza de la historia del Arzobispado de México que en las últimas dos décadas ha sido pastoreada por Rivera Carrera. Y callan también los rumores de quienes desean ver la caída del Cardenal. No obstante, y en su limitado español, Franco Coppola agradeció al anfitrión y su cabildo la calurosa acogida y la disposición por mostrar el tesoro del bicentenario edificio. Y también fue ocasión para conocer la sencillez de un diplomático que, sin mayor complejo, presidió los misterios a pesar de las limitaciones del lenguaje.


La esclavitud de las drogas

04.12.16 | 20:13. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 04 de diciembre.- El 23 y 24 de noviembre, el Pontificio Consejo para las Ciencias reunió académicos, jueces y médicos para analizar los problemas y soluciones frente a la realidad del narcotráfico y las drogas. Desde la óptica de diversas especialidades, los expertos reunidos dieron cuenta de los desafíos a través del análisis histórico, el impacto cultural, los daños a consumidores, el tráfico ilícito, la producción y las consecuencias en el abuso de drogas contra niños y jóvenes.

El problema del narcotráfico es cada vez es más complejo y, al parecer, las soluciones escasas. Sus redes llegan a niveles inconcebibles, pero en la realidad los últimos grandes perjudicados son quienes han caído en ellas, generalmente jóvenes consumidores, creando generaciones de farmacodependientes, esclavos de las drogas en medio de una guerra sin cuartel cuyos efectos colaterales comienzan a verse, particularmente en México, envuelto en esta batalla consumiendo recursos económicos y, sobre todo, vidas humanas.

En septiembre pasado, el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones de la Ciudad de México dio a conocer los resultados de distintas encuestas revelando cifras de terror por la gran destrucción que el consumo de drogas está realizando entre los jóvenes de nuestra sociedad. Desde los doce años comienzan las experiencias con el alcohol; a partir de los trece, con drogas inhalables y tabaco; hacia los catorce, cocaína, mariguana y las metanfetaminas. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014: Reporte de Drogas de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) advirtió de la fácil disponibilidad de cocaína con un incremento importante en el consumo entre jóvenes de secundaria y preparatoria así como del crack y de las metanfetaminas cuyo uso alcanza niveles de emergencia.

Este panorama lamentable no se hizo de la noche a la mañana. México, por muchas décadas, llegó a consentir y ver, hasta de forma normal, el tráfico de drogas para satisfacer la demanda de un mercado externo. Las redes pudieron crecer al amparo de la corrupción y protección desde altas esferas del poder. Ahora, se presentan vías de solución como paliativos más que como respuestas contundentes. Desafortunadamente, la descomposición llega a niveles insospechados y los cauces políticos sólo muestran una cara mínima del problema al insistir en que la legalización de la mariguana sería de las mejores soluciones apaciguando a los demonios de la violencia para abrir un nuevo mercado legal de riqueza a costa del consentimiento de las adicciones. El problema no se resuelve de esta manera.

No hay una sola causa que lleve al consumo de las drogas. Influyen muchos factores y desde el poder político, la corrupción y la protección del imperio del crimen parecen solapar su crecimiento. Y el nuestro es un problema que no sabemos hacia dónde desembocará. Sin embargo, el Papa Francisco lo advirtió durante la reunión de especialistas reunidos en Roma al apuntar que “el sistema de distribución, más aún que la producción, representa una parte importante del crimen organizado, pero un desafío es identificar el modo de controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero… Si bien la prevención es camino prioritario, es fundamental también trabajar por la plena y segura rehabilitación de sus víctimas en la sociedad, para devolverles la alegría y para que recobren la dignidad que un día perdieron”.


Cardenal Juan Sandoval celebró 59 años de sacerdocio

03.12.16 | 12:14. Archivado en Iglesia católica en México

Yara Martínez González / El Semanario de Guadalajara. 03 de diciembre.- Rodeado de amigos, el Arzobispo Emérito de Guadalajara, Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, celebró su 59º Aniversario de Ordenación Sacerdotal y sus 22 años de haber sido nombrado Cardenal por el entonces Papa Juan Pablo II.

Reunidos en su casa de San Pedro Tlaquepaque, los asistentes se dieron cita en punto de las 6 de la mañana del sábado 26 de noviembre, para entonar, acompañados de un mariachi, las tradicionales Mañanitas y ser partícipes de un variado repertorio musical en honor del festejado.
Al término, dio inicio la Santa Misa, en la que concelebraron más de diez Sacerdotes y acompañó un Diácono. Ahí agradeció a Dios Nuestro Señor la Gracia de poder ser su representante en la Tierra durante todo este tiempo.

En su Homilía recordó que en ocasiones, a lo largo de la vida y por diferentes circunstancias, dudamos del Amor de Dios; sin embargo, advirtió que los sufrimientos de la Cruz son propios de la vida cristiana, y por ello el peso de la vida nos va santificando.

“La única promesa de Jesús hacia nosotros es la vida eterna, Él dijo ‘el que cree en Mí, tendrá vida eterna’. Le pedimos al Señor que nos dé licencia siempre de vivir de cara a Él, haciendo una vida santa. Vamos honrando así la vida”.

También señaló que, como creyentes en Cristo, siempre debemos estar orientados hacia la vida eterna, y no dejarnos llevar por las cosas que hoy tenemos presentes y que pueden distraernos de la promesa que el Señor nos hizo cuando estuvo entre nosotros.

“Nosotros, los cristianos, debemos tener siempre la vista hacia el futuro, y arreglar nuestra vida de acuerdo a ese futuro que esperamos; somos cristianos y la única promesa que nos hizo Cristo Nuestro Señor es ésa. Cristo nos prometió, a los que creamos en Él, la vida eterna. No nos prometió éxito en nuestras empresas terrenales; no nos prometió que seríamos ricos y prósperos, como los calvinistas, que creen que por tener mucha riqueza Cristo los ama mucho”. Como ya es tradición, al final de la Santa Misa los asistentes pasaron a convivir con el Arzobispo Emérito y a degustar el desayuno que se acostumbra ofrecer a los invitados.

En esta ocasión, por cierto, el purpurado unió a esos dos festejos el de su reciente onomástico, recordado el 23 de octubre, Festividad Litúrgica de San Juan de Capistrano, su Santo Patrono, y que anteriormente se celebraba el 28 de marzo, día de su natalicio.


¿Sobre Fidel Castro? " Cosas buenas y malas... pero debe prevalecer la misericordia": Card. Juan Sandoval

01.12.16 | 17:02. Archivado en Cristianismo, Análisis y Opinión

Carlos Villa Roiz / SIAME. 1 de diciembre.- “El Comandante Fidel Castro Ruz hizo cosas que pueden ser juzgadas como buenas y malas, pero en todo caso, debe prevalecer la misericordia”, señaló el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara, quien conoció a Fidel Castro en 1998 y lo volvió a ver en el año 2000, cuando en el Centro Histórico de La Habana se abrió el convento de Santa Brígida, en una casa que él donó a las religiosas y que fue remodelada por el propio gobierno de Cuba.

En aquellos años, la superiora general de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida, la hermana Tekla Famiglietti, ya conocía a Fidel Castro y había gestionado que la Orden se estableciera en la Isla. La Conferencia del Episcopado Mexicano, cuando era presidente de la CEM, Mons. Luis Morales Reyes, le brindó apoyo a la religiosa pues entre otras cosas, a ese convento estaban destinadas varias monjas mexicanas. El convento fue inaugurado de manera simultánea por Fidel Castro Ruz y por la Hermana Tekla, cuya Orden había prosperado en México y desarrollaba una labor comprometida en beneficio de los pobres y los más necesitados.

El Cardenal Sandoval Íñiguez recordó que a partir de la visita de San Juan Pablo II a Cuba de 21 al 26 de enero de 1998, Fidel Castro inició una paulatina apertura religiosa en la Isla, y también donó un terreno para el establecimiento de un seminario católico. En aquel entonces, el Papa dijo durante su homilía del 25 de enero: “La Iglesia en Cuba no está sola ni aislada, forma parte de la Iglesia Universal extendida por el mundo entero”.

La Iglesia Ortodoxa Griega, la rusa y otras confesiones también se beneficiaron con la flexibilización de la política religiosa en Cuba, aunque estas iglesias ya habían prosperado cuando Cuba tenía mayores relaciones con la Unión Soviética. México también ya había enviado a Cuba a algunos Misioneros de Guadalupe, después de la visita de Juan Pablo II. Otro logro importante de la visita pastoral del Papa fue que se permitiera celebrar en Cuba la Navidad.

El Cardenal Sandoval Íñiguez dijo que es innegable que con el proceso revolucionario hubo sacerdotes que fueron expulsados de la isla y otros encarcelados. No hubo sacerdotes asesinados. Las personas que profesaban alguna fe, no podían acceder a ningún puesto de gobierno.

“Es posible que con la visita del Papa Juan Pablo II, Fidel Castro se haya sensibilizado y recordara que él había nacido en una familia cristiana, que había sido bautizado y que había estudiado con jesuitas, a quienes admiraba”, dijo.

El Sr. Cardenal recuerda a Fidel Castro como una persona culta con la que se podía hablar de todos los temas. Ya desde 1986, en Cuba se había publicado el libro “Fidel Castro y la Religión, conversaciones con Frei Betto”, libro que rompió el silencio gubernamental y social en la Isla sobre cuestiones religiosas.

Cuba también fue visitada en términos pastorales por Benedicto XVI y por el Papa Francisco, en dos ocasiones.


Gobernadores corruptos

27.11.16 | 08:00. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Editorial Desde la fe / SIAME. 27 de noviembre.- Recientes escándalos en la administración pública de los gobiernos de los Estados confirman de nuevo el mal lacerante que agobia a México: la corrupción. Después de los procesos electorales del presente año, y en el contexto de la transición de poderes, las irregularidades salieron a flote para conocer los gravísimos delitos de quienes sólo pueden ser definidos como gobernadores feudales, déspotas y absolutistas, que se creyeron dueños de los Estados para beneficiarse a sí mismos y a sus amigos, creando redes de nepotismo y criminalidad al amparo del poder desmedido, evidenciando así el fracaso del sistema federal de contrapesos.

Una vez que la alternancia política fragmentó la hegemonía del partido único, los gobernadores tuvieron la mesa servida para dominar absolutamente. La megalomanía de estos personajes, su avaricia enfermiza, su indolencia ante la pobreza extrema de sus gobernados, los llevó a cometer abusos de todo tipo, sin que la autoridad federal –conocedora de sus actos delictivos– pusiera un freno a sus excesos de ambición que ahora tendrán que pagar y seguirán pagando por décadas los ciudadanos a los que debieron servir, y no explotar y expoliar como impunemente lo hicieron.

Y como en el viejo oeste, ahora las autoridades ministeriales anuncian recompensas por varios ex gobernadores prófugos de la justicia. Cada vez más, y con justa razón, la sociedad está harta de estos excesos, de ver cómo los políticos roban a manos llenas y burlan impunemente la ley. Ningún partido ha salido libre de corrupción, por eso la población los desprecia y los coloca en el mismo casillero de la ignominia.
En gran media, el drama de nuestro hermanos que han tenido que emigrar a los Estados Unidos tiene su origen en la corrupción de la clase política, que no aplica los recursos para los fines que son autorizados, sino para enriquecerse obscenamente a costa de chupar la sangre de los pobres, privándolos así de la oportunidad de tener una vida digna, y obligándolos a salir a buscar en otro país lo que la corrupción les ha negado en el suyo.

Los gobernadores feudales deberían abrir nuestros ojos porque nada garantiza que en los próximos meses esto no se repita, mientras se den las siguientes transiciones de poder ante los próximos procesos electorales. Estos casos demuestran cómo la corrupción permea y son necesarios sistemas de control, de responsabilidad hacendaria honesta, coordinación fiscal eficaz y del gasto adecuado, además del ejercicio eficiente y riguroso de los recursos públicos bajo la lupa de transparencia y la rendición de cuentas. Ahora más que nunca debe revisarse la conveniencia de la revocación del mandato y la reforma total del juicio político, hoy paralizado e infectado por las complicidades partidistas.


Subasta de papamóviles

24.11.16 | 17:44. Archivado en Iglesia católica en México

La Casa Morton de subastas, Autopolanco y Continental automotriz programaron hoy 24 de noviembre, a las 21 hrs, la subasta de dos lotes: los papamóviles que sirvieron para los traslados del Papa Francisco. El cocktail fue convocado a las 19:30 hrs. El catálogo de la subasta presenta las bases y condiciones para estar en la puja cuyo precio de salida, para ambas unidades es de 500 mil pesos. El primer lote es una camioneta RAM 2500 sport, 2016, automática 305 kilómetros; el segundo lote reúne las mismas características a excepción de los kilómetros recorridos, 139 aproximadamente.

Ambas camionetas se anuncian con esta leyenda: CON CERTIFICADO DE LA NUNCIATURA APOSTÓLICA EN MÉXICO.
Y para más validez, echa mano de los símbolos y emblemas pontificios, el escudo de armas de Francisco que adorna la contraportada cuyo colofón describe el orgullo de Grupo Continental por participar en toda la movilidad del Papa Francisco durante su visita a México. Según los promotores, el resultado de la venta será a beneficio de la Fundación "Ayúdate a dar" presidida por el empresario Ricardo Guzmán Perera.

Quién sabe en qué consista la certificación de la nunciatura según los interesados, pero horas antes de la subasta de los vehiculos papales, la CEM anuncia en pocos términos y palabras: "Ante la eventual subasta de los "Papamóviles" anunciada en diversos medios de comunicación, la Conferencia del Episcopado Mexicano y la Nunciatura Apostólica informan que no han tenido comunicación alguna sobre este evento por parte de los organizadores. Asimismo, que la Nunciatura Apostólica no ha emitido ningún certificado de autenticidad de los "Papamóviles", para efectos de la subasta mencionada". Por las dudas, para que no haya gato por liebre... O no se pagó el copyright papal.

Y vamos a ver qué habrá para los demás autos...


El amparo concedido por un juez justo

23.11.16 | 20:41. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / 23 de noviembre.- El 23 de noviembre de 1927, cuatro personas fueron pasadas por las armas sin mediar juicio justo, en condiciones arbitrarias de un gobierno nada menos que tiránico. Eran los tiempos de un conflicto religioso presagiado por la aplicación de leyes que rebasaban a las libertades sometiendo las conciencias y las convicciones íntimas. Eran los años de gran crisis que desatarían un derramamiento de sangre prolongándose por más de un lustro sin alcanzar la paz.

En esa época, los presidentes sonorenses se sucedían en el cargo para consolidar la revolución y hacerse del título de Jefes Máximos, prolongando sus mandatos, intercambiando la silla y legitimando reelecciones. Después la presidencia del general Álvaro Obregón (1920-1924), Plutarco Elías Calles recrudeció la persecución contra la Iglesia al sancionar leyes y reglamentos que pretendían hacer cumplir la letra de la Constitución, pero que en realidad excedían en la intención de su aplicación.

La situación generó conflictos y choques hasta llegar al cisma de la iglesia mexicana del patriarca Pérez y el cierre de templos católicos. La decisión llevó a ejecutar las leyes contra las escuelas confesionales y en 1926, uno de las clausuras más significativas, el cierre de la iglesia de la Sagrada Familia. Las expresiones de irreligiosidad y profanación llegaban al borde del paroxismo cuando oficiales y tropa parodiaban los actos sagrados del culto y clausuraban recintos cultuales amparados por la arbitrariedad. El clero, el clero político, era enemigo del Estado.

La inseguridad e incertidumbre por la aplicación de las leyes reglamentarias llevaron al anuncio de la suspensión definitiva del culto público en julio de 1926. Ni los acercamientos con el presidente de la República ni los memoriales del episcopado mexicano lograron cambiar los ánimos que desatarían la guerra religiosa. A partir de este momento, el país estaría en conflicto y en ciernes, la sucesión presidencial de 1928, de la cual sería protagonista el general en retiro, Álvaro Obregón.

Para esta reelección, el Congreso de la Unión reformó la Constitución y hacer posible que un expresidente pudiera ocupar el cargo, Así, el 22 de enero de 1927 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 83 constitucional, el presidente “no podrá ser electo para el periodo inmediato. Pasado éste, podrá desempeñar nuevamente el cargo de presidente, sólo por un periodo más”.

>> Sigue...


Mensaje del Emmo. Carlos Aguiar Retes después de su elevación a la dignidad cardenalicia

21.11.16 | 07:13. Archivado en Iglesia católica en México

Cardenal Carlos Aguiar Retes. Arzobispo de Tlalnepantla / Colegio Mexicano, 19 de noviembre.- En estas breves palabras, que lleno de emoción les dirijo, quiero iniciar con una referencia al momento de mi decisión por el sacerdocio, que ocurrió en mis años de seminarista de la etapa de teología, en el seminario de Montezuma en el año 1971. Ahí los estudios teológicos, que mis maestros centraron en las Constituciones y Decretos del Concilio Vaticano II, me hicieron ver con claridad lo que la Iglesia quería y debía ser para cumplir su misión en fidelidad a Cristo y respondiendo a los desafíos del mundo actual. Eso me convenció que valía la pena ser sacerdote, no obstante la masiva deserción del ministerio, que en esos momentos se estaba viviendo. Esta decisión la vi confirmada por el testimonio de quién era entonces mi Obispo de Tepic y que me confirió los tres grados del Sacramento del Orden, me refiero a Don Adolfo Suárez Rivera, hombre de Dios y hombre de Iglesia, quien formó parte del Colegio Cardenalicio.

Cuando fui llamado al Episcopado, tanto en mi querida Diócesis de Texcoco como en la entrañable Arquidiócesis de Tlalnepantla he compartido mi convicción de trabajar con toda pasión por la aplicación del Concilio Vaticano II.

Hoy al haber sido integrado al Colegio Cardenalicio he renovado mi firme decisión de seguirme entregando por hacer realidad lo que los últimos tres Papas han señalado para vivir el Concilio.

En 1983 en Haití el Papa San Juan Pablo II dirigiéndose al Celam afirmó:

La conmemoración del medio milenio de evangelización tendrá su significación plena si es un compromiso vuestro como obispos, junto con vuestro presbiterio y fieles; compromiso, no de re- evangelización, pero sí de una evangelización nueva. Nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión.

Despues en Novo Millennio Ineunte señaló la espiritualidad de la comunión como clave indispensable para suscitar la pasión de la NE afirmando en el número 43:

Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión: éste es el gran desafío que tenemos ante nosotros en el milenio que comienza, si queremos ser fieles al designio de Dios y responder también a las profundas esperanzas del mundo.

¿Qué significa todo esto en concreto? También aquí la reflexión podría hacerse enseguida operativa, pero sería equivocado dejarse llevar por este primer impulso. Antes de programar iniciativas concretas, hace falta promover una espiritualidad de la comunión

El Papa Benedicto XVI en Spes Salvi afirmó también una característica fundamental de la Esperanza que garantizará ese ardor indispensable de una comunidad evangelizada y evangelizadora afirmando al final del No. 2:

El mensaje cristiano no era sólo « informativo », sino « performativo ». Eso significa que el Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que comporta hechos y cambia la vida. La puerta oscura del tiempo, del futuro, ha sido abierta de par en par. Quien tiene esperanza vive de otra manera; se le ha dado una vida nueva.

El Papa Francisco ha señalado la Sinodalidad como el método de la NE en su discurso del 17 de octubre pasado al decir:

La sinodalidad, como dimensión constitutiva de la Iglesia, nos ofrece el marco interpretativo más adecuado para comprender el mismo ministerio jerárquico.

Y también el Papa Francisco ha delineado varias características de las nuevas expresiones de la NE: Una Iglesia en Salida que de testimonio de la misericordia y acompañe de manera privilegiada a los más pobres y excluidos del desarrollo y bienestar de nuestro tiempo. Así afirma en Evangelii Gaudium No. 15 al hablar de la NE:

La actividad misionera «representa aún hoy día el mayor desafío para la Iglesia» y «la causa misionera debe ser la primera». ¿Qué sucedería si tomáramos realmente en serio esas palabras? Simplemente reconoceríamos que la salida misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia.
Por tanto, la NE es nueva en su ardor con la Espiritualidad de la Comunión, es nueva en su método con la Sinodalidad, y es nueva en sus expresiones como Iglesia Misionera, en Salida, que testimonia la Misericordia del Padre.

Aprovecho esta ocasión para expresar mi renovada disposición para continuar dando cauce al Concilio Vaticano II, ahora, al asumir la responsabilidad como miembro del Colegio Cardenalicio, y para servir, de la mejor manera posible, a la Iglesia, cum et sub Petro.

Pidan a Dios, nuestro buen Padre providente, que con la ayuda del Espíritu Santo, y siguiendo a Jesucristo, el Señor de la Historia, así sea.

¡Muchas gracias por acompañarme esta noche!


¿Qué vamos a hacer?

20.11.16 | 14:30. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la Fe / SIAME. 20 de noviembre.- Después de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, las líneas de acción, durante los primeros cien días de la nueva administración, irán encaminadas a endurecer las políticas migratorias, deportando a cientos de miles de personas que tengan antecedentes penales. Con ello –según Donald Trump–, estará “purificando” a los Estados Unidos de “elementos indeseables” para devolver la grandeza a la nación. Esta idea ha sido aprovechada por grupos racistas para incitar el odio contra las minorías, especialmente hispanos, quienes ahora afrontan una persecución amparada por el irresponsable discurso oficial del presidente electo.

Es sabido que millones de migrantes –de muchas nacionalidades– han contribuido a la grandeza de la nación estadunidense; sin embargo, hoy los dardos de la intolerancia apuntan hacia los de origen hispano quienes, desde la administración de Barack Obama, han sido acosados y perseguidos; baste recordar que durante los ocho años de administración del demócrata, el vecino país del norte prácticamente deportó tantos mexicanos como los que ahora pretende expulsar Trump.

La iniciativa de Obama de legalizar a los inmigrantes no fue más que una coartada hipócrita que nunca tuvo la intención de ayudarlos, por lo que también es falso que con la señora Hillary nos hubiera ido mejor. La separación de familias, por ejemplo, es uno de los dramas ordinarios de padres e hijos, sin que a nadie parezca importarle la formulación de condiciones aceptables y políticas capaces de proteger los derechos humanos sobre el interés superior de la niñez y de la integración familiar.

Ante estas eventuales políticas económicas y migratorias del nuevo gobierno republicano, el Estado mexicano ha lanzado una estrategia, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para proteger a los ciudadanos mexicanos que viven en Estados Unidos. Destacan, por ejemplo, los consulados móviles, la atención telefónica inmediata a migrantes en estado de vulnerabilidad, facilidades para tramitar la matrícula consular, pasaportes y actas de nacimiento, entre otras. En este contexto, el episcopado norteamericano –siempre cercanos a los mexicanos indocumentados–, y el mismo Papa Francisco –incansable defensor de los inmigrantes–podrían ser invaluables aliados.

La estrategia de las autoridades mexicanas es un primer paso digno de reconocerse, pero sin duda se requiere el apoyo de todos los sectores de la población para enriquecerla con nuevas propuestas que permitan atender el problema que se avecina. Por lo pronto, es urgente dejar de levantar muros entre nosotros mismos para generar riqueza, y para ello, lo primero que debemos hacer es trabajar con mayor precisión en el combate a la corrupción a fin de crear condiciones de seguridad que favorezcan la inversión; recuperar zonas pobres a través de políticas económicas a largo plazo; procurar el desarrollo social integral de zonas marginadas; favorecer la economía social y productiva de localidades en la incertidumbre por la carencia de oportunidades; vencer la injusta distribución de la riqueza e indecentes desigualdades entre millones de mexicanos.

Si logramos hacer esto, lo que ahora parece una catástrofe que se cierne sobre nuestro pueblo, podría convertirse en la coyuntura que tanto necesitamos para despegar como país en busca de mejores oportunidades para todos.


Sacerdote torturado y secuestrado pide orar por él

19.11.16 | 14:01. Archivado en Iglesia católica en México

Abimael César Juarez García / SIAME. 19 de noviembre.- El pasado domingo, el padre José Luis Sánchez Ruiz apareció con vida, aunque con notables huellas de tortura, luego de haber sido secuestrado en su domicilio la madrugada del viernes 11 en la diócesis de San Andrés Tuxtla, Veracruz.

​En entrevista para Desde la fe, el vocero de dicha Iglesia particular, el P. José Gabriel López Castilla, explicó que el sacerdote se encuentra estable de salud y ya se recupera.

El P. López Castilla detalló que las huellas en el cuerpo del P. Sánchez Ruiz revelan que fue maniatado, esbozado y vendado de los ojos; también muestra algunos hematomas en el cuerpo, pero no graves. Explicó además que en el interior de la casa parroquial había evidencias de que el secuestro se realizó con violencia.

Sobre el móvil, existe la hipótesis de que pudiera haber sido una represalia a la protesta que el sacerdote encabezó recientemente por las altas tarifas que la Comisión Federal de Electricidad cobra por el consumo de luz, o por manifestarse en contra de la inseguridad y la ingobernabilidad en la región. “Estas hipótesis tienen cierto sentido, pues jamás se pidió un rescate por el P. José Luis”.

Dijo que el sacerdote llegó por su propio pie a un lugar a pedir auxilio. “Ahí acudieron las autoridades correspondientes para dar fe, y de esta manera comenzar los trabajo de investigación para que este asunto se aclare de la mejor manera posible”, dijo. En tanto, dejó en claro que el P. José Luis no logró reconocer a ninguno de sus captores, ni siquiera el tono de su voz

​El P. Sánchez Ruiz acostumbraba manifestar con firmeza, incluso en las homilías, su molestia ante la inseguridad que se vive en el estado de Veracruz. Al respecto, el vocero de la diócesis explica: “Efectivamente, en el Estado priva un gran clima de inseguridad e ingobernabilidad, pues nos encontramos en la imprecisión de saber quién realmente gobierna y lleva la autoridad”.

Dijo que en estos momentos se le está brindando todo el apoyo al P. José Luis para su pronta recuperación, pues si bien se encuentra estable y recuperándose, sí sufrió afectaciones físicas, psicológicas y espirituales. Además, se le ha ofrecido seguridad para salvaguardar su persona.

Añadió que el sacerdote aún no está en posibilidad de realizar algún tipo de declaración a la prensa. “Lo único que ha pedido a los fieles es orar por él para que se restablezca lo más pronto posible y pueda incorporarse en breve a sus actividades pastorales”.

Por último, el P. José Gabriel López externó que dicha diócesis, principalmente el Obispo Fidencio López Plaza, agradece a las autoridades por los esfuerzos realizados, lo mismo que las muestras de solidaridad del Card. Norberto Rivera Carrera; del Nuncio Franco Coppola; de la Conferencia del Episcopado Mexicano; de la Provincia de Xalapa, y de cada uno de los fieles que se sumaron en oración por la salud del sacerdote José Luis Sánchez.


Hiperextremismo islámico y populismo de derecha vulneran libertad religiosa: AIN

17.11.16 | 16:17. Archivado en Cristianismo, Análisis y Opinión

Felipe de Jesús Monroy / 17 de noviembre.- La persecución religiosa continúa ganando terreno en buena parte de los escenarios globales debido, en gran medida, a dos fenómenos sociopolíticos recientes: el hiperextremismo islámico, cuya más cruda expresión es la daesh del ISIS; y el resurgimiento de grupos populistas de derecha con actitudes de agresión y discriminación a grupos o credos minoritarios.

Según el informe 2016 sobre Libertad Religiosa en el Mundo realizado por la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, la situación ha empeorado en casi la mitad de los países cuyas realidades ya tienen signos de acoso a la libertad de los creyentes y apenas tres de los 38 países con graves violaciones a la libre expresión religiosa muestran “signos de mejoría”.

Más allá de los datos del informe elaborado a lo largo del 2016 por la fundación en 196 naciones, las historias detrás de cada acto contra la libertad religiosa en el mundo reflejan fenómenos sociales y culturales cuyos crímenes no suelen ser visibilizados ni atendidos por autoridades internacionales. Las agresiones contra las expresiones religiosas de comunidades enteras van desde la discriminación hasta el artero asesinato de personas cuyo único ‘delito’ es profesar un credo distinto al del grupo dominante.

“Este informe pone de manifiesto que en el periodo estudiado, la libertad religiosa ha disminuido en 11 de los 23 países clasificados como de ‘persecución’. En otros siete de los países incluidos en esta categoría, los problemas ya son tan agudos que apenas pueden empeorar”, apunta AIN.

En las conclusiones del informe se aclara que “contrariamente a la opinión generalizada, los gobiernos no son los principales responsables de la persecución” y señala a organizaciones fundamentalistas o terroristas como principales perseguidores, los cuales utilizan tácticas de intimidación y crueldad con sus víctimas, reclutan a seguidores a través de redes sociales, siembran miedo a través de la exhibición de sus atrocidades en medios de comunicación y cuyas operaciones están financiadas por redes dotadas de grandes recursos económicos.

Para los especialistas de AIN, gran parte de la problemática nace del surgimiento de un ‘hiperextremismo’ cuya principal ideología es “sustituir el pluralismo religioso por una sola religión”. El reporte de libertad religiosa apunta que, si bien, la mayoría de los casos de ‘hiperextremismo’ corresponde al fundamentalismo islámico no se limita a esta religión y pone de muestra casos donde grupos de derecha populista comienzan a agredir a minorías étnicas o religiosas (principalmente a migrantes refugiados) o países con regímenes autoritarios que ejercen nuevas campañas contra grupos religiosos que se niegan a seguir la línea del partido dominante.

AIN también alerta sobre los ataques terroristas derivados de la intolerancia o persecución religiosa, dice que “desde mediados del 2014 se han cometido violentos atentados islamistas en uno de cada cinco países del mundo, desde Suecia hasta Australia, pasando por 17 países africanos” y afirma que “por lo menos una de cada tres personas en el mundo vive en un país sin libertad religiosa”.

México estable, pero…

>> Sigue...


Construir la paz en Michoacán, principal tarea de Mons. Garfias

16.11.16 | 12:30. Archivado en Iglesia católica en México

Abimael César Juárez García / SIAME. 16 de noviembre.- Tras conocer la decisión del Papa Francisco de nombrarlo nuevo titular de la Arquidiócesis de Morelia, en sustitución de Mons. Alberto Suárez Inda, Mons. Carlos Garfias Merlos compartió a Desde la fe su sorpresa, pero también su alegría por la oportunidad de regresar a su tierra natal a servir al Pueblo de Dios.

“Es una decisión que me llena de alegría, pues fui formado e inicié mi vida sacerdotal en el Seminario de Morelia. Ahora, después de 20 años, luego de haber sido obispo en Ciudad Altamirano, Nezahualcóyotl y Acapulco, este nombramiento, por parte del Santo Padre, es para mí motivo de satisfacción, pero a la vez un desafío muy grande, pues tengo la oportunidad de ser profeta en mi propia tierra”, expresó.

Mons. Carlos Garfias Merlos dijo que el reto principal que tendrá como titular de la Arquidiócesis de Morelia será trabajar por la construcción de la paz en Michoacán, asunto que ha asumido como una prioridad, sobre todo porque su labor como sacerdote es la de acompañar, consolar, fortalecer y dar esperanza a las víctimas de la violencia. “Conozco la situación de violencia e inseguridad que se vive en la entidad, y vamos a fomentar algo del proyecto de construcción de paz que venimos desarrollando en Acapulco, ya con una experiencia firme”.

>> Sigue...


Sábado, 10 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

December 2016
M T W T F S S
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Sindicación