Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Felicidades al Cardenal Norberto Rivera Carrera

19.12.14 | 06:30. Archivado en Arquidiócesis México

El Consejo de Analistas Católicos de México se une al gozo de la Arquidiócesis Primada de México en ocasión del XXIX Aniversario de la Consagración Episcopal del Emmo. Señor

CARDENAL NORBERTO RIVERA CARRERA

Al mismo tiempo rogamos de Dios, fuente de toda bondad, derrame sus gracias y bendición sobre nuestro Arzobispo para que que, con la fuerza del Espíritu Santo, siga apacentando esta porción del Pueblo de Dios, de la Iglesia peregrina en la Arquidiócesis de México.

Muchas felicidades Don Norberto, Padre y Pastor.

Por el Consejo de Analistas Católicos de México,

Carlos Montiel González, presidente.
Guillermo Gazanini Espinoza, secretario general.


México católico y el diablo

17.12.14 | 17:40. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Llegaron a mi buzón y vía whatsapp algunas preguntas de gente de buena voluntad para saber por qué una misa de liberación, a celebrarse el 10 de diciembre en Catedral Metropolitana de la Arquidiócesis de México, fue cancelada sin mayores explicaciones cuando se habría logrado un poder de convocatoria suficiente para llevarla a cabo gracias a la iniciativa de grupos laicales en respuesta al mensaje de los obispos de México en la última Asamblea Plenaria de noviembre. De acuerdo con los propósitos de esta misa de liberación, se pediría la consagración de México además de una “expulsión” de las entidades demoníacas causante de sus males y lo infestan en todos los niveles. La sencilla explicación del fin del evento fue así, “se cancela hasta nuevo aviso”.

Desde hace unos meses se fortalece la posibilidad de un “abandono de Dios” por las ofensas hechas a la Virgen María; el estado de cosas es consecuencia de un implacable ataque del padre de la mentira y, en reparación, los católicos debemos estar en una cruzada permanente para expulsar a las entidades malignas de la nación entera. Abona a lo anterior la descomposición cada vez más lamentable y sólo tendrá solución al someter a los demonios en paralelo a la conversión de las almas alejadas de los beneficios sobrenaturales y la reacción valiente de la jerarquía para revertir las modificaciones legales tolerantes del aborto.

No pretendo desacreditar este punto de vista ni hacer valoraciones de las supuestas revelaciones de poderosas entidades sobrenaturales que rebasan mi entendimiento y dejo a personas más equilibradas para su interpretación siempre de mano de la jerarquía eclesiástica la que, nos guste o no, ha sido puesta para enseñar la revelación y, en sucesión desde los tiempos apostólicos, guíar a la Iglesia. Sin embargo, estos sectores milenaristas y apocalípticos vienen a sembrar confusión, desconcierto y rivalidad en nuestra situación cada vez más compleja.

>> Sigue...


¿Cómo estamos haciendo camino?

16.12.14 | 07:06. Archivado en Iglesia católica en México

Mons. Enrique Díaz Díaz / Obispo coadjutor de San Cristóbal de Las Casas. CEM. 15 de diciembre.- Números 24,2-7.15-17: “De Jacob se levanta una estrella”, Salmo 24: “Descúbrenos, Señor, tus caminos”, San Mateo 21,23-27: “¿El bautismo de Juan venía del cielo o de la tierra?”

Todo parece unirse en una llamada urgente a prepararnos para la Navidad. Los personajes que poco a poco se van presentando en la liturgia vienen a insistir en lo importante que es recibir en nuestro corazón al Salvador. Corremos el riesgo de dejarlos en el olvido y no darles su debida importancia. Así sucedió con los contemporáneos de Jesús pues para muchos de ellos pasó desapercibido.

En el pasaje de hoy escuchamos el reclamo que les hace Jesús porque no supieron reconocer a Juan el Bautista. Y es que la misión de Juan corre con una suerte paralela a la misión de Jesús y con los mismos resultados: no es escuchado, por el contrario lo desaparecen como un estorbo. Cuando habla Juan siempre es claro y con energía. Su mensaje va a la raíz de los problemas y de los comportamientos humanos. No se calla aquello debería decir aunque parezca incómodo y no se detiene por falsos respetos humanos, sino que busca cumplir su misión profética.

Ya estamos en el camino del Adviento y nos hemos encontrado con frecuencia al Bautista. También a nosotros Cristo nos pregunta qué pensamos de Juan el Bautista y qué significa su mensaje. Hemos opacado el Adviento con lucecitas y músicas tiernas, como para no escuchar los reclamos de conversión y la exigencia de una vida coherente. Y sin embargo ahí está la figura del Bautista que no se deja amilanar por conversiones falsas o por aparentes bautismos. Insiste que el hacha ya está puesta a la raíz y que nuestra conversión debe ser desde la raíz. Anuncia la cercanía del Mesías pero advierte que hay caminos torcidos, que hay huecos que se deben llenar, que hay orgullos que se deben rebajar. ¿Le creeremos nosotros al Bautista? Miremos nuestro mundo y escuchemos las palabras de este profeta que busca enderezar los senderos.

Hay muchas rutas que no llevan a ninguna parte pero parecen encantadoras, hoy debemos revisar cómo estamos haciendo el camino. Ya viene Cristo nuestra luz pero necesitamos la conversión verdadera. ¿Cómo lo estamos esperando?


La perfecta inculturación del Evangelio que realiza Santa María de Guadalupe

13.12.14 | 17:46. Archivado en Iglesia católica en México

En las tinieblas y la muerte de la idolatría en la que los indígenas trataban de sobrevivir, Ellos creían que para la fiesta de Panquetzaliztli, eran necesarios los sacrificios humanos, que se multiplicaba por miles, pues debían de nutrir al sol con multitud de corazones y sangre

Cango. Eduardo Chávez Sánchez / SIAME. 12 de diciembre.- La Revelación que realiza Jesucristo es una y trascendente, el Evangelio es Él, único y trascendente. La Virgen de Guadalupe no realiza otra “revelación” u “otro evangelio”. Ella realiza una inculturación perfecta del único Evangelio, de la única Revelación, que es la de su Hijo único y amado, Jesucristo. Ella lo transmite, lo adapta, lo coloca en el corazón de todo ser humano de una manera perfecta. Ella es la Estrella de la primera y de la nueva evangelización. Ella toma las semillas del Verbo y las lleva a la plenitud en Él, el Salvador y Redentor.

Si entendemos “inculturación” como el hecho de tomar las “Semillas del Verbo”, y llevarlas a la plenitud en Jesucristo, es muy distinto a “sincretismo” que junta elementos sin preocuparse si lo que se está tomando sea verdadero o no, o pretender revolver el error, la mentira y el engaño con lo bueno y verdadero; el Acontecimiento Guadalupano no es un “sincretismo”, sino una perfecta “inculturación”, pues Ella toma sólo lo bueno y verdadero que se encuentra en todo ser humano y lo desarrolla hacia la plenitud, tanto como ser humano como comunidad cultural; precisamente como lo define el Card. Paul Poupard, expresidente del Consejo Pontificio para la Cultura: “Evangelizar una cultura no significa faltarle al respeto, sino, por el contrario, testimoniarle un respeto mayor llamándola, en nombre de Cristo, a su pleno desarrollo”.[1]

Por ello es tan importante lo que proclama san Juan Pablo II: “Y América, que históricamente ha sido y es crisol de pueblos, ha reconocido «en el rostro mestizo de la Virgen del Tepeyac, [...] en Santa María de Guadalupe, [...] un gran ejemplo de evangelización perfectamente inculturada». Por eso, no sólo en el Centro y en el Sur, sino también en el Norte del Continente, la Virgen de Guadalupe es venerada como Reina de toda América.” [2]

Y todo esto se puede conocer cuando analizamos las fuentes principales del conocimiento del Evento Guadalupano, que son tres.

La primera fuente es la muy importante tradición oral, cuya fuente principal es el mismo san Juan Diego, quien no se cansaba de divulgar los detalles del suceso de viva voz; como Marcos Pacheco, mestizo de más de 80 años de edad, declaró en su testimonio de 1666 que desde niño, a él y a sus hermanos, sus parientes cercanos les hablaron de que supieron del Evento gracias directamente a Juan Diego; especialmente su tía, la señora María Pacheco, se lo decía a sus sobrinos; Marcos lo informaba así: “que todo lo que lleva dicho se lo contaba a él y a sus hermanos, la dicha su tía con toda distinción, porque lo sabía de boca del dicho Juan Diego y era público en aquella ocasión en todo este Pueblo y fuera de él”.[3] Después de la aparición de la Virgen de Guadalupe, Juan Diego vivió cerca de 16 años en una chocita que se le hizo pegada a la ermita y ahí hacía una vida contemplativa, sin dejar de manifestar todos los detalles del maravilloso suceso.

Por el otro lado, la segunda fuente es la misma portentosa Imagen de la Virgen de Guadalupe plasmada en la humilde tilma de Juan Diego, que es todo un códice y encierra un gran cúmulo de portentos, como su misma preservación, en un ambiente y clima húmedo y salitroso que en menos de 10 años la pudiera despedazar y, sin embargo, continúa ahí, a pesar de tantos contratiempos, accidentes e incluso atentados. La Imagen está ahí con toda su belleza y la fuerza de su mensaje. Es una verdadera carta abierta, un mensaje para todos los seres humanos, por medio de una cultura ancestral y que trasciende tiempos y espacios.

>> Sigue...


México invoca la paz implorando a la Guadalupana

12.12.14 | 17:51. Archivado en Iglesia católica en México

Cardenal Juan Sandoval Íñiguez / El Semanario de Guadalajara. 11 de diciembre.- De acuerdo con el señor Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, presido esta Celebración en honor de Nuestra Señora de Guadalupe, ya que él debió atender una invitación del Papa Francisco a celebrar en Roma la Fiesta de la Virgen de Guadalupe para pedir por la paz del mundo y de México. Me siento muy honrado de sustituir en esta ocasión al Custodio de la Imagen de la Virgen de Guadalupe, Sucesor de Fray Juan de Zumárraga, quien fue actor y testigo del gran Acontecimiento Guadalupano.

En esta Celebración haremos la Consagración de la Arquidiócesis Primada, y con ella, de todo México, al Corazón de Cristo Rey del Universo y al Corazón Inmaculado de María, para poner en sus manos los destinos de nuestra Patria en este momento crítico por el que atraviesa.

Se aplican muy bien a nuestra Nación las palabras del Apóstol San Pablo en su Carta a los Gálatas, que acabamos de escuchar: “Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer…a fin de hacernos hijos suyos” (Gal. 4,4-5), porque en verdad la Madre de Dios fue enviada por Él en los inicios de la Evangelización para que disipara las tinieblas de la cruel idolatría que exigía sangre humana para que sus falsos dioses vivieran. Fue enviada, al mismo tiempo, a los vencidos, para consolarlos con palabras tiernas de Madre, dándoles la Buena Nueva de su Hijo Jesucristo, el verdadero Dios por quien se vive.

La Fe se ha conservado, la Nación ha sobrevivido a las insidias de fuera y a las traiciones de dentro, gracias a la Santísima Virgen de Guadalupe, que nos ha tomado bajo su especial protección. El momento presente es crítico. No es necesario abundar en los muchos y graves males que nos aquejan, porque son de todos conocidos: la corrupción y el saqueo al límite; la impunidad casi total; el crimen organizado, que siembra muerte y temor que paraliza; pobreza, ignorancia, hambre y enfermedades, que van en aumento.

Culpables somos todos, pero más, los líderes de la Sociedad; o sea, los gobernantes, los grandes empresarios, los magnates de la Comunicación, los responsables de la Educación, que parecen haberse puesto de acuerdo para engañar, explotar y empobrecer a este pueblo indefenso. Ellos son los principales y más grandes culpables porque gozan de instrucción privilegiada, tienen Poder y recursos que deberían emplear en bien de todos, pero no lo hacen. Se acumulan nubarrones que anuncian tormenta; abundan por donde quiera brotes de inconformidad.
Dios Todopoderoso puede cambiar el corazón del hombre, que es donde radica el Mal. ¡Ojalá Dios les haga entender a nuestros líderes que con cada ilícito que cometen ponen en entredicho su destino eterno y empujan un paso más al país hacia el abismo!

Culpables también somos todos, porque como pueblo nos hemos apartado de la observancia de los Mandamientos Divinos y hemos hecho ya una costumbre el vivir fuera de la Ley Divina, que se concentra en el Amor a Dios y al prójimo, y nos hemos acostumbrado a transgredir las Leyes humanas y a prescindir de la Justicia. De un pueblo permisivo y desordenado no pueden salir líderes honestos. Por eso, después de la ayuda de Dios y de Nuestra Madre Santísima de Guadalupe, la única salida que tenemos es retomar el camino de la moralidad y de la legalidad, para llegar a la Justicia y a la Paz social.

El Beato Paulo VI, en su Mensaje al Pueblo de México con ocasión del 75º Aniversario de la Coronación Pontificia de la Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, nos decía: “La devoción a la Virgen Santísima de Guadalupe debe ser para todos nosotros una constante y particular exigencia de auténtica renovación cristiana… ved en cada hombre a un hermano y en cada hermano a Cristo, de manera que el amor a Dios y el amor al prójimo se unan en un mismo amor, vivo y operante, que es lo único que puede remediar las miserias del mundo, renovándolo en su raíz más honda: el corazón del hombre”.

¡Madre Nuestra de Guadalupe, ayúdanos a cumplimentar tu deseo de construirte un templo, pero que sea en cada corazón y en toda la Patria, donde reine Cristo tu Hijo, el Dios por quien se vive, y en cuyas manos están los destinos de todas las naciones! ¡Y tú, amorosa Madre nuestra, déjanos escuchar una vez más las palabras que dijiste a Juan Diego: “Oye y ten entendido, hijo mío, el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige. No se turbe tu corazón ni te inquiete cosa alguna. ¿No estoy yo aquí que soy tu madre?… ¿Acaso no corres por mi cuenta y estás en mi regazo?” (Del Nican Mopohua).


María de Guadalupe en el Vaticano

10.12.14 | 21:23. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / 10 de diciembre.- El Cardenal Norberto Rivera Carrera se encuentra en Roma para celebrar a la Virgen de Guadalupe, Patrona de Latinoamérica y las Islas Filipinas. Será un hecho histórico y eclesial, el Papa Francisco proclamará esta gran "influencia" de la Virgen en el mundo de habla española proyectándola a nivel global cuando, en el centro de la cristiandad, este evento latinoamericano sea de especial relevancia en la vida de la Iglesia, de América y Asia.

En primer lugar, la festividad es antesala al viaje papal a Sri Lanka y Filipinas a partir del 12 de enero de 2015. Según el secretario del Pontificio Consejo para América Latina, Guzmán Carriquiry, una gran presencia de filipinos está prevista en la celebración e implica la consagración previa del viaje al mayor de los países asiáticos en cuanto al número de católicos y su herencia española. Será una continuación del viaje a Corea, realizado en agosto de este año, que actualizó la realidad de la Iglesia mártir y su crecimiento; en Filipinas, el Papa confirmaría este favor de la Virgen y, como ha sido constante en su pontificado, seguiría los pasos del Beato Paulo VI cuando, 45 años atrás, visitó las Islas en 1970. El Cardenal Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila, dirigió en septiembre una carta a los fieles advirtiendo que “la visita pastoral del Papa Francisco, centrada en la misericordia y la compasión, sin duda ofrecerá grandes oportunidades de experimentar la gracia, para escuchar llamadas, cuestionando entornos seguros, valorizar a los pobres, la renovación de la sociedad, cuidar de la creación, vivir honorablemente” y consolar especialmente a las víctimas de los fenómenos naturales.

En segundo lugar, dadas las condiciones críticas de nuestro país, la celebración vaticana revitalizaría la tarea de enarbolar a la Virgen de Guadalupe como un ícono de unidad incorrupto para promover la paz y la reconciliación en una nación católica mayoritariamente. Ya los obispos de México iniciaron la campaña #por1Méxicoenpaz y el día excelente para rogar por la reconciliación sería el 12 de diciembre, prolongándose más allá del adviento 2014. Por lo pronto, la presencia de indiscutibles protagonistas de la Arquidiócesis de México este fin de semana motiva el conocimiento del hecho guadalupano uniendo fe e historia, por un lado, por la concelebración donde estará el Cardenal Norberto Rivera como custodio del milagroso ayate, además de presidir el Rosario del Amor Guadalupano y, por el otro, del director del Instituto de Estudios Guadalupanos, el padre Eduardo Chávez, quien según el mismo secretario del Pontificio Consejo para América Latina, dictará una Conferencia sobre la “perfecta inculturación” y las últimos descubrimientos en la tilma del nativo de Cuautitlán.

La necesidad de unidad y de convivencia pacífica se confirma por el mensaje del Arzobispo de México dado a conocer esta semana. Francisco, dice el Cardenal Rivera Carrera, continuó proclamando la universalidad y actualidad de la imagen y del mensaje guadalupano: “La aparición de la imagen de la Virgen en la tilma de Juan Diego fue un signo profético de un abrazo, el abrazo de María a todos los habitantes de las vastas tierras americanas, a los que ya estaban allí y a los que llegarían después. Este abrazo de María señaló el camino que siempre ha caracterizado a América: ser una tierra donde pueden convivir pueblos diferentes, una tierra capaz de respetar la vida humana en todas sus fases, desde el seno materno hasta la vejez, capaz de acoger a los emigrantes, así como a los pobres y marginados de todas las épocas. Una tierra generosa.”

Y esta tierra generosa, necesitada de consuelo ante tanto sufrimiento en propios y extraños, desearía recibir a Francisco y esa es la mayor expectativa en la celebración guadalupana: la posible confirmación de la visita papal en 2015.


Murió el apóstol de Jesucristo, Samuel Joaquín

09.12.14 | 19:02. Archivado en Nuevos movimientos religiosos

El tuit del gobernador del Estado de Jalisco lamentó la muerte del doctor, el líder de una iglesia hecha en México y extendida por el mundo, que rivaliza con la Iglesia católica y fincada en el occidente del país. Samuel Joaquín Flores dirigió la “Luz del Mundo” durante cincuenta años y su imagen fue promovida como las de esos empresarios exitosos, de sonrisa fingida y bien planeada para la foto. Dominó los espectaculares que reciben a los visitantes al salir del aeropuerto de Guadalajara para advertir al visitante quién es el que manda en materia religiosa,sucesor de los apóstoles de Jesucristo y de su padre Aarón Joaquín, mundanamente Eusebio Joaquín González, quien en 1926 comenzó la predicación.

Murió, se dice, víctima del cáncer. Acusado de diversos delitos, el apóstol no dudó en decir que era la principal competencia de la Iglesia católica. Desde luego, después de medio siglo, lo que se fincó fue el culto extremo a la personalidad, el imperio religioso y multinacional bajo las sospechas de clientelismo político, de acuerdo a los partidos en el poder, además de las imputadas al finado de quien se componen loas e himnos exaltando su divinidad y supuesta procedencia como ángel del Apocalipsis.

En diciembre de 2005, la revista Proceso publicó una entrevista que contestó la iglesia de la Luz del Mundo. Ahí, el apóstol defendió la libertad de sus fieles y se deslindó de cuestiones políticas al afirmar: “Soy un hombre religioso y no intervengo, ni siquiera con declaraciones, en asunto de política; pero qué bueno que me pregunta sobre si hubo alguna vez una -¿cómo lo llama usted?- consigna. No, jamás he utilizado la fe de los creyentes de la Iglesia para los fines de nadie. Los hermanos, en cualquier lugar del mundo, son conscientes, saben que uno de los derechos fundamentales del ser humano es precisamente (quizás es el mayor de todos) el de la libertad de elegir quién o quienes nos van a gobernar”.

Desde los 27 años, a la muerte de su padre, asumió el control de esa organización. El orden absoluto, de lavado de cerebro y de las voluntades de sus fieles al antojo y discreción. Una serie de testimonios, publicados en el diario El Universal, dieron cuenta de las patologías, la opresión y hegemonía del Varón de Dios, supremo líder de la Hermosa Provincia, “una realidad aparte—incluyendo un ministerio de justicia. Adentro, negocios, servicios, viviendas, intimidades, conciencias y corazones pertenecen al sesentón hermano Samuel Joaquín. Y, ay de aquel descreído, porque, en principio, funciona un sistema de altavoces que puede ser letal: habitualmente lo utilizan para los avisos, pero, llegado el caso, sirve para denunciar a los "rebeldes", a los "usados de Satanás", que son quienes, por los más diversos motivos, dejaron de creer en el "Siervo del Señor", Samuel Joaquín, quien entonces los proscribe e incita a su feligresía contra ellos. (El Universal, miércoles 21 de mayo de 1997).

El apóstol y director internacional dejó este mundo a los 77 años abriendo la sucesión que no se presume sea una disputa encarnizada si tenemos en cuenta estas características absolutistas y de la modificación de las creencias conforme se consolidó el clan en el poder. Ahora es ejecutar la idea de la dinastía del niño que, según sus adeptos, habría nacido muerto para resucitar y ser ángel portador del anillo de su padre, Eusebio, y transmitirlo al nieto, Naason Joaquín, el nuevo apóstol que regirá sesenta mil almas en una colonia de Guadalajara y más de cinco millones repartidos en el mundo, creyentes de una de las multinacionales religiosas de mayor éxito.


El secuestro de la familia

07.12.14 | 17:13. Archivado en Análisis y Opinión

Editorial Desde la Fe / 07 de diciembre.- El pasado 3 de diciembre, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que pone en sintonía los derechos fundamentales de estos sectores de la población con la propia Constitución Política y los Tratados Internacionales firmados por México. Como resultado de las discusiones, surgieron importantes modificaciones, entre ellas, la eliminación de los mal llamados “derechos sexuales y reproductivos”, que atentaban contra la dignidad y la madurez de nuestros niños y adolescentes.

Días antes, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se presentó el proyecto de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México, una lamentable iniciativa que no sólo contradice el espíritu de la legislación federal, sino que busca ignorarla y hacer del Distrito Federal un territorio político desde el cual se pueda continuar destrozando a la familia; esto, promovido por un cuerpo legislativo cuya mayoría pertenece a un partido político que se ha caracterizado por promover la perversión, el libertinaje y la irresponsabilidad entre sus gobernados, lo cual, por cierto, lo tiene sumido en franca crisis, decadencia y extinción, aunque parecen no entenderlo.

No obstante las promesas de los legisladores de la ALDF para organizar foros y escuchar a todas las partes interesadas con relación a este proyecto de ley, sabemos de antemano que esto será sólo un circo y una pasarela, pues lo que se busca es dar paso a la revancha del partido que gobierna la capital por haber perdido la discusión sobre los “derechos sexuales y reproductivos” en el ámbito federal.

Y es que la nefasta iniciativa de la ALDF, bajo el inocente argumento de defender los derechos individuales, pretende legitimar la cultura de la muerte, lesionando la integridad de la niñez y adolescencia en el Distrito Federal, pues lejos de promover la dignidad y el sano desarrollo de estos sectores, se quiere otorgar el derecho a niños, niñas y adolescentes para que, desde los doce años, decidan sobre su identidad de género, ejerzan sus “derechos sexuales y reproductivos”, y accedan a la práctica del aborto sin el consentimiento de padres o tutores.

A lo anterior se suma un nuevo ataque a la familia, pues la iniciativa afirma que los niños y adolescentes tienen derecho de crecer en su seno sin importar la orientación sexual de los padres, y busca obligar a estos a apoyar a sus hijos en la decisión que tomen sobre su identidad de género.

Además, y en contra de lo dispuesto por el Poder Legislativo Federal, la iniciativa local sí pretende suplir las obligaciones sobre la patria potestad y tutela otorgados a los padres y tutores, pues contempla la creación de una absurda Secretaría de la Niñez y Adolescencia que tendría poderes para defender los llamados “derechos sexuales y reproductivos”, como es la práctica del aborto entre niños y jóvenes.

Con ello, la ALDF pretende, al más puro estilo de los regímenes estalinistas, secuestrar la autoridad de los padres sobre sus hijos. Actualmente, para una simple intervención quirúrgica se pide la autorización de los padres, pero con esta iniciativa, los “brillantes” legisladores buscan que el hijo pueda pasar sobre sus padres, si se trata, claro, de matar al ser humano que ha concebido.

¿A caso se han preguntado de quién será la responsabilidad si uno de estos niños o adolescentes muere, como ha ocurrido tantas veces al practicarse un aborto?
Una vez más, la ALDF y su mayoría legislan disposiciones que atentan contra la vida y la dignidad de las personas. Nadie está en contra de la defensa de los derechos de los niños, y es urgente la promoción de los mismos, pero no a costa de socavar a la familia, atentar contra la vida y que la autoridad haga las veces del padre y madre.

Pero qué más podríamos esperar de un órgano legislativo plagado de intereses malsanos, que maneja recursos millonarios a su antojo, sin mayores explicaciones a la ciudadanía, pues reparte más de 390 millones de pesos a organizaciones y sindicatos, amén de los posibles moches y asignaciones escandalosas para grupos parlamentarios y diputados fincados en la cultura de la muerte en el Distrito Federal.

¿Hasta cuándo los capitalinos seguirán confiando su voto a un partido que, además de coludirse con los criminales y corruptos, continúa atentando contra la vida, la dignidad de la persona y la familia, y ahora busca, a toda costa, usurpar la autoridad de los padres sobre sus hijos?


Siempre hay riesgo de estallido social: Arzobispo de Acapulco

06.12.14 | 17:04. Archivado en Análisis y Opinión

Jesús Vladimir Alcántara / SIAME. 06 de dic.- Los brotes de violencia que se han registrado en nuestra nación han hecho surgir expresiones sociales como las manifestaciones multitudinarias, pero no necesariamente representan un estallido social como tal, pues son todavía un llamado a las autoridades, a fin de que atiendan sus demandas.

Así lo declaró en entrevista para Desde la fe, Mons. Carlos Garfias Merlos, arzobispo de Acapulco, pues consideró que “si la gente quisiera hacer una guerrilla, desde hace mucho la habría hecho”, aunque reconoció que el estallido social siempre es un riesgo debido a que no existe un mecanismo efectivo de control gubernamental que establezca y haga valer los límites para quienes se manifiestan con excesos, afectando así a la ciudadanía.

El Arzobispo reconoció que los recientes acontecimientos suscitados en Iguala –tras la desaparición de los 43 estudiantes normalistas– han generado que se mezclen muchos grupos “y que de ellos surjan quienes practican el vandalismo y ocasionan daños a terceros”.

En este sentido, recordó que el llamado de la Iglesia siempre ha sido y seguirá siendo en favor de la participación y la corresponsabilidad ciudadana, y destacó las expresiones concretas de la gente, en el sentido de que desea organizarse y colaborar, “manifestaciones sociales que deben ser tomadas en cuenta por el gobierno”, dijo.

En este contexto, llamó a los diferentes sectores de la sociedad a asumir su responsabilidad: “quienes tienen la responsabilidad de legislar, legislen; y quienes tienen la responsabilidad de hacer justicia, que la hagan”.

De acuerdo con la experiencia que ha tenido en Acapulco, dijo: “Cuando se convoca a la sociedad, la gente va”. Añadió que, como miembro del Consejo Ciudadano de Seguridad y Desarrollo Económico, y del Consejo para la Restauración de Guerrero, se ha percatado de que este fenómeno de participación se vive en todo México.

Por otra parte, dejó en claro que existe una gran incertidumbre respecto a qué grupos son los que generan la violencia, lo cual “es necesario aclarar”. Ante estos brotes de violencia –dijo–, es que el Estado reacciona enviando sus fuerzas de seguridad, “pero no se genera ninguna seguridad, porque de todos modos siguen los enfrentamientos, sigue la violencia”.

Recordó que, como Iglesia, se está llevando a cabo una campaña permanente de oración en todos los espacios de la vida católica que inició propiamente con el Adviento y un docenario de preparación para la fiesta de la Virgen de Guadalupe.

En el caso concreto de la Arquidiócesis de Acapulco, se está capacitando gente para atender a las víctimas de la violencia, con un enfoque de construcción de paz, en lo que son ya 15 centros de escucha; se está implementando también un proyecto de construcción de paz en colaboración con la Pastoral Diocesana, y se está realizando un proyecto ampliado que incluya a los diez organismos diocesanos, a fin de que se construya la paz con la feligresía y en medio de la sociedad.

La iglesia –insistió– entre sus líneas a seguir tiene la del diálogo social, mismo que se ha visto favorecido con la aparición de redes por la paz, que han creado un esquema de trabajo en el que el diálogo es un instrumento que involucra a toda la sociedad, sean personas jóvenes, estudiantes, profesionistas, obreros, empresarios o políticos; pero principalmente, representa una herramienta útil entre el gobierno y los grupos inconformes.

El arzobispo de Acapulco recordó que se ha presentado ya un libro de acompañamiento integral a las víctimas de la violencia en la entidad, que sistematiza la experiencia de trabajo que se ha tenido a partir de un marco teórico, psicológico, teológico, espiritual, que fundamenta todo el proceso.

Agregó que a este manual seguirán otros tres, que contendrán las herramientas que se han estado utilizando para capacitar a las personas que están al frente; es decir, psicólogos, sacerdotes, trabajadores sociales, encargados de los centros de escucha y miembros de la comunidad que hacen posible que estos centros funcionen.


Perros tratados como niños, niños tratados como perros

05.12.14 | 01:40. Archivado en Análisis y Opinión

No puedo dejar de sorprenderme cómo las cosas van al revés en el mundo. Cuando millones de niños viven en la esclavitud, explotados y humillados, usados para la prostitución y la delincuencia y la indiferencia de una parte de la sociedad en el ensueño artificial, despreciando la vida de los pequeños. Y es que en todas estas conmemoraciones y declaraciones para acabar con la esclavitud, todos, invariablemente, aplaudimos las iniciativas para defender a los niños, pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Un par de días atrás, mientras un padre llevaba a su pequeño en una carriola, una mujer joven exclamó: “Ay está hermoso” y sentenció a continuación: “Los niños chiquitos y ajenos así sí, son preciosos. Y ya grandes, mejor de lejos.” Y prefieren amar a una mascota creyendo que es igual a un hijo.

Hay una idea muy clara en las reflexiones del Papa Francisco sobre la fecundidad del matrimonio. La enseñanza cristiana no sólo queda referida al número de hijos que una pareja decida, también implica el hecho de estar abiertos a las responsabilidades de la paternidad y la maternidad y la ayuda mutua. Y esas personas se sentirán ofendidas con las palabras del Papa Francisco cuando afirmó, el 2 de junio, que un matrimonio que opta libremente por la esterilidad está acorde a la cultura del bienestar que nos ha convencido: '¡Es mejor no tener hijos! ¡Es mejor! Así tú puedes ir a conocer el mundo, de vacaciones, puedes tener una casa en el campo, tú estás tranquilo...' Pero es mejor quizá -más cómodo- tener un perrito, dos gatos, y el amor va a los dos gatos y al perro. ¿Es verdad o no esto? ¿Lo habéis visto vosotros? Y al final, este matrimonio llega a la vejez en soledad, con la amargura de la mala soledad. No es fecundo, no hace lo que hace Jesús con su Iglesia: la hace fecunda".

Dos aspectos resaltan de las reflexiones del Papa. En primer lugar, las parejas intrascendentes y acomodadas en el bienestar pasajero, las DINK (Double Income No Kids) dicen ser innovadoras, apegadas a lo material, a la buena vida, los viajes y mascotas, si es que deciden tener alguna. Los DINK pueden estar en convivencia, no es una prioridad el matrimonio y su vida va del trabajo a las diversiones sin la intención de generar estabilidad o compromisos de vida, ¿hijos? El tiempo dirá… Los DINK pueden gastar hasta 165 mil pesos anuales en frivolidades y, según en los Estados Unidos, habría en 31 millones de personas formando este estilo de parejas acomodadas económicamente y en los hijos un estorbo para lograr sus objetivos sibaritas y de trotamundos. Y por el otro están los matrimonios infecundos, los que libremente han dicho no a la vida porque los hijos son un lastre en el proyecto común, pero cubren sus carencias poniendo a un perro en el lugar del bebé, besos y apapachos a la mascota a quien sienten como una persona más valiosa que los seres humanos.

No es que esté en contra de que las familias tengan una mascota y sea parte del entorno. Un hijo puede tener un gato o un perro y darle mucho amor y cariño lo que trae aparejado el respeto por la creación y la humanización para tratar dignamente una forma de vida la cual es inferior a la humana, nunca igual o semejante.

Lo escandaloso e indignante es que los niños sean tratados como perros y los perros tratados como niños.


Esclavitud santa

03.12.14 | 20:59. Archivado en Análisis y Opinión

En el marco del día internacional de la abolición de la esclavitud, líderes religiosos se reunieron en la sede de la Pontificia Academia de las Ciencias para firmar una declaración conjunta contra las formas modernas de esclavitud. En el texto se lee "Nosotros firmantes estamos hoy aquí reunidos para una iniciativa histórica orientada a inspirar acciones espirituales y prácticas por parte de todas las religiones del mundo y de las personas de buena voluntad para eliminar para siempre la esclavitud moderna antes del año 2020".

¿Una declaración necesaria? Sí, especialmente cuando en el mundo podrían haber más de 30 millones de personas esclavizadas, obligadas a trabajos inhumanos para las grandes trasnacionales del vestido, recluidas por deudas de carácter civil, vendidas por sexo en prostíbulos o nacidas en la servidumbre. México, según el ranking del Índice Mundial de Esclavitud 2013, está en el lugar 107.

Quizá sea tiempo de un examen para las mismas religiones donde podrían presentarse estas prácticas reprobables. Y es que, en nombre de Dios y por la santa obediencia, existe la esclavitud santa donde algunos viven sin garantías, goce de derechos laborales ni beneficios de seguridad social.

En nombre de la santa obediencia podría soportarse el trato indigno y frío, despótico, ajeno a la caridad cuando los superiores, por la potestad recibida, someten y gobiernan contra los elementales principios de justicia y misericordia. Tal vez no haya maltratos físicos, pero habrá de otras clases, los psicológicos que laceran como los golpes propinados contra la carne; cuando se obliga, mediante lavado de cerebro, a regalar los bienes, patrimonio del trabajo, a los líderes de las comunidades, congregaciones, sectas o grupos porque Dios así lo quiere.

Cuando, después de una existencia dedicada a la congregación, el consagrado pide hacer una vida común y corriente, pero tiene que afrontar los sinsabores al ser despedido sin paga o indemnización mínima para iniciar en su nuevo estado. O cuando, por el poder y obra del señor cura, los empleados y servidores parroquiales viven con salarios míseros, más bajos que los legales, sin ningún tipo de prestación y exigiendo horas y horas de trabajo porque es “para Dios y su Iglesia”.

Cuando, prometiendo una vida y carrera para Dios, se reclutan a menores de edad separándolos de sus familias radicalmente, sin posibilidad de conocer su situación y paradero porque ellos, según, han hecho “una decisión” para siempre.

Los líderes religiosos dicen “la esclavitud moderna sigue siendo un flagelo atroz que está presente a gran escala en todo el mundo, incluso como turismo. Este crimen de lesa humanidad se enmascara en aparentes costumbres aceptadas, pero en realidad hace sus víctimas en la prostitución, la trata de personas, el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el mal uso de la droga, el trabajo de niños. Se oculta tras puertas cerradas, en domicilios particulares, en las calles, en automóviles, en fábricas, en campos, en barcos pesqueros y en muchas otras partes”.

Y esas muchas partes también están ocultas en iglesias, congregaciones, casas de formación que, en nombre de Dios, justifican la esclavitud santa.

>> Sigue...


Religiones contra la esclavitud

02.12.14 | 21:08. Archivado en Cristianismo

L´Osservatore Romano / 2 de diciembre.- Juntos «para erradicar el terrible flagelo de la esclavitud moderna en todas sus formas»: con este espíritu el Papa Francisco y algunos líderes religiosos mundiales se reunieron el martes 2 de diciembre, por la mañana, en el Vaticano, para la firma de una declaración conjunta contra lo que el Pontífice definió «crimen de lesa humanidad».

«Nosotros firmantes —se lee en el texto— estamos hoy aquí reunidos para una iniciativa histórica orientada a inspirar acciones espirituales y prácticas por parte de todas las religiones del mundo y de las personas de buena voluntad para eliminar para siempre la esclavitud moderna antes del año 2020. Ante los ojos de Dios [el gran imán de Al Azhar usa aquí la palabra “religiones”], todo ser humano, muchacha o muchacho, mujer u hombre, es una persona libre, destinada a existir para el bien de cada uno en igualdad y fraternidad. Las diversas formas de esclavitud moderna, como la trata de seres humanos, el trabajo forzado y la prostitución, el tráfico de órganos y cualquier otra práctica contraria a los conceptos fundamentales de igualdad, libertad e igual dignidad de todo ser humano, debe ser considerada crimen contra la humanidad. Aquí y hoy, asumimos el compromiso común de hacer todo lo posible, en el seno de nuestras comunidades de creyentes y fuera de las mismas, para volver a dar la libertad a quien es víctima de esclavitud o de trata de seres humanos, devolviéndoles esperanza en el futuro. Hoy tenemos la posibilidad, la conciencia, la sabiduría, los medios innovadores y las tecnologías necesarias para alcanzar este objetivo humano y moral».

La ceremonia —que tuvo lugar en la Casina Pío IV, sede de la Pontificia Academia de ciencias— se abrió con la intervención del Pontífice, que al agradecer a los presentes «por su compromiso en favor de los sobrevivientes de la trata de personas» habló de «una iniciativa histórica y de una acción concreta». Al destacar con acentos preocupantes el fenómeno de la «explotación física, económica, sexual y psicológica», que «actualmente encadena a decenas de millones de personas a la deshumanización y a la humillación», el Papa Francisco recordó que «cada una y todas las personas son iguales y se les debe reconocer la misma libertad y la misma dignidad». Por ello —aclaró— «cualquier relación discriminante que no respete la convicción fundamental que el otro es como uno mismo constituye un delito, y tantas veces un delito aberrante».

Ante los líderes religiosos el Papa denunció el continuo agravarse de este «flagelo atroz», que —constató— «se enmascara en aparentes costumbres aceptadas, pero en realidad hace sus víctimas en la prostitución, la trata de personas, el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el mal uso de la droga, el trabajo de niños». De aquí el llamamiento a «todas las personas de fe y a sus líderes, a los Gobiernos, y a las empresas, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, para que brinden su apoyo férreo y se sumen al movimiento contra de la esclavitud moderna, en todas sus formas».


Domingo, 21 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

December 2014
M T W T F S S
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Sindicación