Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

"Si ustedes advierten en obispos y presbíteros algo que no sea evangélico, por favor, corríjanos..."

14.11.18 | 23:29. Archivado en Cristianismo

Obispos hacia el 2013 + 2033

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel. Obispo emérito de san Cristóbal de Las Casas / Estamos reunidos los obispos mexicanos en asamblea ordinaria, para renovar los cargos en nuestra Conferencia, y para buscar los pasos de hacer operativo nuestro Proyecto Global de Pastoral (PGP), en la perspectiva de los años 2031, cuando se cumplen 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe, y 2033, a los dos mil años de la muerte redentora de nuestro Señor Jesucristo. El CELAM también está preparando un plan hacia el 2033.

Nos preocupa cómo poner en práctica el PGP, pues en varias partes expresamos nuestro compromiso de procurar una renovación personal y pastoral. Sin ésta, todo se queda en documentos que van y vienen, en palabras sin sustento.

El Papa con frecuencia ha advertido a los obispos del peligro que tenemos de dejarnos aprisionar por la mundanidad, el clericalismo, la ambición de puestos, el activismo, el no dar su lugar a la mujer y a los jóvenes. Ha lamentado que algunos hayan caído en abusos de menores, o que no hayan hecho lo debido para remediar estos delitos clericales.

Puedo afirmar que la gran mayoría de los obispos latinoamericanos viven en forma sencilla, son misioneros por consagración, son muy cercanos a las gentes, no buscan aparecer en los medios informativos y son muy apreciados por el pueblo fiel.

Entre otros muchos asuntos que tratamos en esta asamblea, resalto dos: se pide la aprobación del episcopado para el Misal en lengua tseltal, una obra monumental y fruto de muchos años. Además, la aprobación para que el actual obispo de San Cristóbal de Las Casas pueda facultar a laicas y laicos a presidir sacramentalmente los matrimonios. Este es un paso necesario para que Roma dé la autorización definitiva.

>> Sigue...


Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, nuevo presidente de la CEM; Carlos Garfias, vicepresidente

13.11.18 | 23:59. Archivado en Iglesia católica en México

*Ratificados el secretario general, Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola y el tesorero, Mons. Ramón Castro Castro.
*Nuevos vocales: Los obispos de Zamora y Nogales.

Guillermo Gazanini Espinoza / Durante los trabajos del martes 13 de noviembre de la 106 Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano, los prelados han elegido al próximo Consejo de la Presidencia que funcionará durante el trienio 2018-2021.

Una elección prácticamente unánime que confirmó las dos opciones para suceder al cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara quien, en la sesión de apertura de la Asamblea, ayer lunes 12 de noviembre, agradeció a los obispos por su confianza y a la vez ofreció disculpas “por los límites y deficiencias que en mi ejercicio como Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano puedan haber encontrado. Soy consciente de mi fragilidad y estoy muy agradecido porque en cada uno de ustedes he encontrado a un hermano que con espíritu colegial me ha ayudado de muchas maneras a cumplir con mi misión. Los logros y avances realizados en este trienio sin dudas son de ustedes”. El mensaje completo del cardenal Robles Ortega puede leerse aquí.

>> Sigue...


¿Rogelio Cabrera o Carlos Garfias? Obispos de México designarán nuevo presidente de la CEM

12.11.18 | 16:24. Archivado en Iglesia católica en México

Guillermo Gazanini Espinoza / A partir del domingo 11 de noviembre, con la reunión del Consejo de la Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), inicia el cónclave de obispos nacionales hasta el 16 de noviembre. Ha sido publicada la agenda en el sitio de la CEM. Destaca la renovación de los organismos, particularmente la presidencia en manos del cardenal arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, quien ha llevado las riendas de la Conferencia por seis años. Estatutariamente cumplió dos períodos, el segundo habiéndose dado por reelección.

Actualmente, el Consejo de la Presidencia 2016-2018 se conforma además por el vicepresidente, el obispo de Zamora, Mons. Javier Navarro Rodríguez; el secretario, el auxiliar de Monterrey, Alfonso G. Miranda Guardiola; tesorero, el obispo de Cuernavaca, Mons. Ramón Castro Castro y dos vocales, el arzobispo de Morelia, Mons. Carlos Garfias Merlos y el obispo de Zacatecas, Sigifrido Noriega Barceló.

Hace seis años, Robles Ortega llegó a la presidencia de la CEM sucediendo al arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes. En ese momento, la elección a la presidencia de la República de Enrique Peña Nieto suscitó el deseo de una tersa relación entre el episcopado y el nuevo gobierno mexicano de mutuo respeto y colaboración al darse la alternancia que devolvió al PRI a Los Pinos; seis años después, la renovación de la presidencia del Episcopado Mexicano está frente a un nuevo gobierno con muchos desafíos que tocarán particularmente los temas que interesan a la Iglesia católica incidiendo específicamente sobre la dignidad y respeto a la persona.

Los retos no son menores. En la sensibilidad de los obispos está el propósito de que la Iglesia católica sea considerada como protagonista en los cambios del país y no como obstáculo. En el último trienio, y gracias al papel del auxiliar de Monterrey y secretario de la CEM, Alfonso G. Miranda Guardiola, el episcopado quiso dar bríos distintos sobre las relaciones que deberían ser hasta cierto punto normales entre las autoridades civiles y la cúpula eclesiástica en una democracia que se precie de serlo. Miranda Guardiola amarró la firma de convenios con la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales y otras secretarías de la Administración Pública Federal convencido de que Iglesia y Estado deben apurar una dinámica como el de las relaciones de colaboración y entendimiento bajo las premisas de la laicidad positiva. El mensaje es claro para la siguiente administración lopezobradorista.

>> Sigue...


Nuevo obispo para la diócesis de Veracruz, México

Guillermo Gazanini Espinoza / Esta mañana de lunes 12 de noviembre, en la semana donde la Conferencia del Episcopado Mexicano inicia sus trabajos de la 106 Asamblea de los obispos, se publica la designación de Mons. Carlos Briseño Arch, auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México, como IV obispo de Veracruz sucediendo a Mons. Luis Felipe Gallardo Martín del Campo quien en diciembre de 2016 presentó su renuncia al Papa Francisco al haber cumplido la edad canónica de retiro, los 75 años.

>> Sigue...


El asesinato que paralizó al Congreso…

11.11.18 | 16:28. Archivado en Análisis y Opinión, Centro Católico Multimedial

Editorial CCM / Un desgarrador grito interrumpió la monotonía de la sesión ordinaria del jueves 8 de noviembre de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. Desde una de las curules, Carmen Medel Palma, diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por Veracruz, estremecía a sus pares con la trágica noticia del asesinato de su hija en Ciudad Mendoza, Veracruz. De 22 años, la joven estudiante de medicina, ultimada por un hombre quien después apareció asesinado, habría sido víctima de una confusión enlutando a una familia mexicana como muchas otras que han perdido a seres queridos debido a la violencia demencial que parece trasminar por cualquier rincón de la geografía nacional.

Al finalizar este sexenio 2012-2018, el repunte de la violencia y la tasa del índice de homicidios son escalofriantes. Sin tregua, sin cuartel, miles de mexicanos pierden la vida bajo circunstancias cobijadas por la más execrable impunidad y el desgaste de las instituciones rebasadas. Un día antes del asesinato de Valeria Cruz Medel, la organización “Impunidad Cero” hizo público su estudio sobre homicidio e impunidad. Bajo el título “Impunidad en homicidio doloso en México 2018”, la organización afirma que “los homicidios van en aumento a medida que las sentencias condenatorias y la capacidad de respuesta del estado disminuye, evidenciando el colapso del sistema de investigación, persecución y justicia penal. La brecha que se abre entre estas dos tendencias hace que la impunidad sea cada vez mayor”.

>> Sigue...


"Satisfactorias" las investigaciones en el caso del cardenal Rivera Carrera: Padre Hugo Valdemar Romero

09.11.18 | 17:43. Archivado en Arquidiócesis México



Guillermo Gazanini Espinoza /
El domingo 21 de octubre, la casa del cardenal arzobispo emérito, Norberto Rivera Carrera, fue blanco de una agresión. Tres sujetos pretendieron un asalto y el ataque derivó en el enfrentamiento a balazos entre los delincuentes y los guardias responsables del resguardo del inmueble y de la persona del prelado. En la refriega fue herido de muerte el policía bancario José Javier Hernández Nava. Un sospechoso fue lesionado y, gracias a las acciones de la policía, fue localizado en un hospital del Estado de México mientras era atendido. Pável, de 35 años, declaró que él y su banda estaban vigilando la casa del cardenal estudiando sus movimientos con el objeto de dar el golpe puesto que tenían la idea de que al interior del domicilio se resguardaban joyas, obras de arte y otras riquezas.

Después del ataque, sospechas circularon en medios de comunicación. Las desmedidas y temerarias aseveraciones periodísticas de un ataque directo, ajuste de cuentas y venganza para acabar con Rivera Carrera proliferaron, incluso afirmaron que el cardenal agredido estaría listo para abandonar el país por temor a que se consumara el ilícito frustrado de asesinato.

Uno de los clérigos que, de forma inmediata, estuvo muy cercano al cardenal y pendiente de las investigaciones fue el canónigo penitenciario Hugo Valdemar Romero, exdirector de la oficina de comunicación social. En la práctica fue el único con la altura en el arzobispado para enfrentar la crisis mediática y dar objetividad a la situación mientras, por otro lado, arreciaban los embates y acusaciones. En entrevista, el padre Romero Ascensión ofrece a nuestros lectores su punto de vista del caso y cómo la agresión tuvo un objetivo: el robo.

>> Sigue...


Muere II Obispo de diócesis de Gómez Palacio, Mons. José Fortunato Álvarez Valdez

07.11.18 | 13:00. Archivado en Iglesia católica en México

*Cumpliría 51 años este 8 de noviembre.
*Casi después de su designación como II Obispo de Gómez Palacio padeció trastornos intestinales.

Guillermo Gazanini Espinoza / Esta mañana de miércoles 7 de noviembre, el vicario general de la diócesis de Gómez Palacio, pbro. Julio Carrillo Gaucín, dio a conocer un comunicado en el que informó que "con profunda tristeza que S.E. Mons. Fortunato Álvarez Valdez, II Obispo de la diócesis de Gómez Palacio, en los primero minutos del día, el Señor lo ha llamado a su Casa".

El 21 de marzo, la Conferencia del Episcopado mexicano emitió un comunicado en el que rogaba las oraciones de los fieles por su pronta recuperación. Ahí no vaciló en decir que el II Obispo de Gómez Palacio estaba "delicado de salud". Posteriormente, a través de diversos medios de comunicación, el vicario general de la diócesis declaró que el obispo estaba "débil, además adolece de una disfunción intestinal y de problemas gástricos “es un proceso muy doloroso y muy desgastante para él”.

La diócesis de Gómez Palacio, de las más jóvenes en la geografía eclesiástica mexicana, fue erigida el 25 de noviembre de 2008. El II Obispo, Mons. José Fortunato Álvarez Valdez (1967-2018) nació en Baja California y fue ordenado al presbiterado el 31 de mayo de 1998. Designado obispo de Gómez Palacio, el 30 de diciembre de 2015, sucedió a Mons. José Guadalupe Torres Campos, a la fecha IV obispo de Ciudad Juárez.

La noticia de su muerte fue transmitida por el secretario general de la CEM, Mons. Alfonso G. Miranda Guardiola. El II Obispo de Gómez Palacio, en su "dura batalla y frágil estado, hoy el Señor en los primeros minutos de este día lo ha llamado a vivir en su pascua eterna", se lee en un comunicado.

Descanse en paz.


La buena política está al servicio de la paz

06.11.18 | 00:44. Archivado en Cristianismo

L´Osservatore Romano / «La buena política está al servicio de la paz». Este es el título, que se presentó el martes día 6, del mensaje para el quincuagésima segunda jornada mundial de la paz, que se celebra el 1 de enero de 2019.

La responsabilidad política pertenece a todos los ciudadanos, y en particular a aquellos que han recibido el mandato de proteger y gobernar. Esta misión consiste en salvaguardar la ley y fomentar el diálogo entre los actores de la sociedad, entre generaciones y entre culturas. No hay paz sin confianza mutua. Y la confianza tiene como primera condición el respeto por la palabra dada. El compromiso político —que es una de las más altas expresiones de caridad— trae preocupación por el futuro de la vida y el planeta, de los más jóvenes y de los más pequeños, en su sed de realización.

Cuando el hombre es respetado en sus derechos, como lo recuerda Juan XXIII en su encíclica Pacem in terris (1963), el sentido del deber de respetar los derechos de los demás brota en él. Los derechos y deberes del hombre aumentan la conciencia de pertenecer a la misma comunidad, con los demás y con Dios. Por lo tanto, estamos llamados a traer y anunciar la paz como la buena noticia de un futuro en el que cada ser vivo será considerado en su dignidad y en sus derechos.


Con el cardenal Carlos Aguiar Retes, no hay “comunión operativa”

05.11.18 | 16:25. Archivado en Arquidiócesis México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / Después de la larga ausencia por su participación en el consejo redactor de documento final de la XV asamblea del sínodo de los obispos sobre los jóvenes, el cardenal Carlos Aguiar Retes regresa a la Arquidiócesis Primada de México afrontando diversas circunstancias, entre ellas, los lamentables hechos perpetrados contra el arzobispo emérito, Norberto Rivera Carrera; la instalación para el inicio de su ejercicio como rector de la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe de Mons. Salvador Martínez Ávila y no menos importante la reunión con sacerdotes, decanos y vicedecanos de la arquidiócesis, a fin de sostener y cumplir con el diálogo propuesto sobre la implementación de los pretendidos cambios en las estructuras pastorales de la Iglesia arquidiocesana.

En septiembre, un encuentro del cardenal arzobispo se había realizado en el seminario menor con resultados que quizá no fueron nada agradables para su Eminencia. Como se había relatado en este blog, esa ocasión llamó la atención por las inquietudes de decanos y vicedecanos a través de la entrega de cartas en donde pidieron al cardenal Aguiar examinar aspectos esenciales de la Iglesia en estado de Misión de la Arquidiócesis y, sobre todo, construir puentes en el planteamiento de las transformaciones en lugar de la imposición hasta hoy imperante. Una segunda reunión se pactó para inicios de noviembre para continuar con las disertaciones.

>> Sigue...


¿Quién habla por los policías?

04.11.18 | 16:24. Archivado en Análisis y Opinión, Centro Católico Multimedial

Editorial CCM / Después de las indagatorias, las conclusiones de los investigadores son las más precisas ante la ola de falsas hipótesis y suposiciones sin fundamento. El domingo 21 de octubre será una fecha donde pudo haberse dado una nueva agresión directa en contra de la persona de un cardenal de la Iglesia cuando un grupo de maleantes quiso tomar por asalto la seguridad de su casa con el fin de robarle; sin embargo, la acción de los guardias del domicilio tuvo un desenlace fatal. José Javier Hernández Nava, quien tenía 41 años y casi la mitad de su vida en la Policía Bancaria e Industrial (PBI), cayó abatido repeliendo la agresión contra la seguridad del arzobispo emérito, Norberto Rivera Carrera.

>> Sigue...


"Pobre muerte, incapaz de matarme a mi..."

02.11.18 | 18:32. Archivado en Cristianismo, Análisis y Opinión


Guillermo Gazanini Espinoza / A John Donne (1572-1631), poeta y parlamentario de la época de la Reina Isabel I y converso al anglicanismo, se le adjudica un poema sobre la efímera gloria de la muerte vencida por la vida eterna. Poderosa y temible, no lo es: “Muerte no te vanaglories, aunque se te haya dicho temible y poderosa, esos que has borrado no mueren, pobre Muerte, incapaz de matarme a mi”…

Este poema quiere resolver el tremendo drama sobre el fin de la existencia. En México la muerte se afronta con del folclor, tradiciones y coloridas costumbres, pero su esencia suscita angustia, pavor e incertidumbre. En el mundo del pensamiento líquido, la respuesta católica parece no satisfacer debido sino al alud de ideas sobre la relatividad de vida y el más allá. En los mortales hay más dudas que certezas, más miedo que esperanza, más morbo que fe para afrontar el trance. Paradójicamente intentamos eludir desvaneciendo la muerte para como dulce sueño cuya palidez se cubre bajo el encubridor maquillaje que mimetiza la vida que ya no está.

El recuerdo de los difuntos es empañado por raras y extrañas costumbres conjugándose con tradiciones y herencias ancestrales. El descarado juego mercantilista y oportunista del morbo popular por el más allá y su relación con el mundo de los vivos crea ficticias formas vivientes que asolan ciudades.

>> Sigue...


“Más que palabras, el mundo necesita testigos”: Mons. Jaime Calderón Calderón, obispo de Tapachula

01.11.18 | 18:20. Archivado en Iglesia católica en México, Análisis y Opinión

Guillermo Gazanini Espinoza / La reciente XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos trató de comprender los anhelos y, sobre todo, escuchar a uno de los grupos con mayor pujanza y en el que se depositan las mayores esperanzas de la Iglesia. Cardenales, prelados, especialistas, jóvenes, laicos de todo el mundo, pusieron lo mejor, contrastando ideas para llevar adelante el anhelo por conocer la Verdad y dar una dinamismo nuevo a la praxis pastoral.

Uno de los padres sinodales fue el obispo de Tapachula, México, Mons. Jaime Calderón Calderón (Michoacán, 1966). Ordenado en 1991 para la diócesis de Zamora, el trabajo pastoral del obispo se ve nutrido por la rica sensibilidad del filósofo que aporta un discernimiento especialmente dedicado a la libertad y la pedagogía. Apenas trasladado a la diócesis de Tapachula en julio, Mons. Calderón fue distinguido por el Santo Padre y la Conferencia del Episcopado Mexicano para asistir a la asamblea ordinaria de los obispos y su trabajo tuvo frutos cuando el Santo Padre Francisco le invitó a ser miembro del Consejo ordinario del Sínodo de los Obispos para los próximos tres años.

Mons. Calderón comparte en entrevista su experiencia en el sínodo advirtiendo sobre las urgencias y exigencias que la Iglesia debe plantearse si quiere impactar a los jóvenes. En el fondo, como advierte el prelado, es anunciar la novedad del Evangelio y de la plenitud de la Verdad en Jesucristo.

>> Sigue...


Viernes, 16 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

November 2018
M T W T F S S
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930