Speculum

Profesores de religión: La rana y el escorpión

10.10.17 | 18:32. Archivado en Profesores de religión, Iglesia, Educación

Hace pocos días tuve ocasión de conocer que con fechas 18, 19 y 20 de abril de 2017, la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación e innovación de la Comunidad de Madrid, se reunió con las delegaciones diocesanas de Alcalá, Getafe y Madrid respectivamente, asistiendo en el mismo orden las Direcciones de Área Territorial Este y Norte (día 18), Sur, Oeste y Este (día 19) y Capital, Oeste y Norte (día 20).

>> Sigue...


Despido de profesora de religión: divorciada vuelta a casar y fecundación in vitro

01.10.17 | 10:38. Archivado en Profesores de religión, Iglesia, Derechos Fundamentales

Hace pocos días, con fecha 17 de septiembre de 2017, y a través de eldiario.es, hemos conocido una nueva historia de desencuentro entre la vida privada y el ejercicio profesional de una profesora de religión. La administración educativa de Castilla y León, no le ha renovado el contrato a petición y por la retirada de la propuesta para enseñar religión y moral católica en la diócesis de Valladolid.

>> Sigue...


La fe como ideología

04.06.17 | 21:18. Archivado en Papa, Iglesia

Como la luz del alba se encarna en el día, el discernimiento es palabra del Espíritu. La exhortación de Francisco en Santa Marta, a finales del mes florido, fue la de “dejarse inquietar”, es decir, dejarse interpelar por el Espíritu Santo que nos hace discernir, es decir, rechazar una fe ideológica. El resto, podría ser religión que, en palabras de Gutiérrez, invocando a Karl Barth o Dietrich Bonhoeffer, rechazaba la amalgama entre cristianismo y religión.

>> Sigue...


Carta contra Francisco y a favor de “solo legem”

20.11.16 | 13:19. Archivado en Papa, Iglesia

Cuatro cardenales han dirigido una carta al Papa, con afectada y venenosa presunción de sinodalidad, pidiendo respuestas sobre la Exhortación Apostólica Amoris laetitia”, y que ya habían obtenido con el ejemplo pero que no aceptan. Son cuatro cardenales que prefieren la ley al Evangelio.

Las preguntas, como neófitos que pretenden coger en un renuncio al maestro, y con deseo de confrontar, sin conseguirlo, con otros documentos del magisterio, son las siguientes, y que la propia “Amoris laetitia” desvela.

1. “La expresión “en ciertos casos” de la nota 351 (n. 305) de la exhortación “Amoris laetitia”, ¿puede aplicarse a divorciados que están en una nueva unión y siguen viviendo more uxorio?”

El Papa les ha respondido en la propia Exhortación, que es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia. Por tanto, en la nota 351, está cuanto contiene el Evangelio: Dios es amor y misericordia.

2. “¿Sigue siendo válida, después de la exhortación post-sinodal “Amoris laetitia” (n. 304), la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 79, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, respecto a la existencia de normas morales absolutas, válidas sin excepción alguna, que prohíben acciones intrínsecamente malas?”

El contenido de la “Veritatis splendor” (n. 79), es: “Así pues, hay que rechazar la tesis, característica de las teorías teleológicas y proporcionalistas, según la cual sería imposible calificar como moralmente mala según su especie —su «objeto»— la elección deliberada de algunos comportamientos o actos determinados prescindiendo de la intención por la que la elección es hecha o de la totalidad de las consecuencias previsibles de aquel acto para todas las personas interesadas. (...)”.

Por su parte, el n. 304 de “Amoris laetitia”, en un párrafo más extenso, dice: “Es verdad que las normas generales presentan un bien que nunca se debe desatender ni descuidar, pero en su formulación no pueden abarcar absolutamente todas las situaciones particulares”.

La confrontación que pretenden no existe, y la respuesta que no quieren encontrar podría estar en el n. 305 de la “Amoris laetitia”, que dice: “Por ello, un pastor no puede sentirse satisfecho sólo aplicando leyes morales a quienes viven en situaciones «irregulares», como si fueran piedras que se lanzan sobre la vida de las personas. Es el caso de los corazones cerrados, que suelen esconderse aun detrás de las enseñanzas de la Iglesia «para sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas”.

3. “Después de “Amoris laetitia” n. 301, ¿es posible afirmar todavía que una persona que vive habitualmente en contradicción con un mandamiento de la ley de Dios, como por ejemplo el que prohíbe el adulterio (cfr. Mt 19, 3-9), se encuentra en situación objetiva de pecado grave habitual (cfr. Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, Declaración del 24 de junio del 2000)?”

En este caso, la respuesta podría estar en el n. 303 de la Exhortación:

“(…) la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio. Ciertamente, que hay que alentar la maduración de una conciencia iluminada, formada y acompañada por el discernimiento responsable y serio del pastor, y proponer una confianza cada vez mayor en la gracia. Pero esa conciencia puede reconocer no sólo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo”.

4. “Después de las afirmaciones de “Amoris laetitia” n. 302 sobre las “circunstancias que atenúan la responsabilidad moral”, ¿se debe considerar todavía válida la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 81, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, según la cual: “las circunstancias o las intenciones nunca podrán transformar un acto intrínsecamente deshonesto por su objeto en un acto subjetivamente honesto o justificable como elección”?

La Exhortación “Amoris laetitia” (n. 308) responde a lo anterior:

“Pero de nuestra conciencia (…) se sigue que, sin disminuir el valor del ideal evangélico, hay que acompañar con misericordia y paciencia las etapas posibles de crecimiento de las personas que se van construyendo día a día, dando lugar a la misericordia del Señor que nos estimula a hacer el bien posible. Comprendo a quienes prefieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna. Pero creo sinceramente que Jesucristo quiere una Iglesia atenta al bien que el Espíritu derrama en medio de la fragilidad (…). El mismo Evangelio nos reclama que no juzguemos ni condenemos (cf. Mt 7,1; Lc 6,37)”.

5. “Después de “Amoris laetitia” n. 303, ¿se debe considerar todavía válida la enseñanza de la encíclica de San Juan Pablo II, “Veritatis splendor” n. 56, fundamentada en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia, que excluye una interpretación creativa del papel de la conciencia y afirma que ésta nunca está autorizada para legitimar excepciones a las normas morales absolutas que prohíben acciones intrínsecamente malas por su objeto?”

De nuevo, la respuesta se podría encontrar en el n. 311 de la “Amoris laetitia”:

“(…) A veces nos cuesta mucho dar lugar en la pastoral al amor incondicional de Dios. Ponemos tantas condiciones a la misericordia que la vaciamos de sentido concreto y de significación real, y esa es la peor manera de licuar el Evangelio. Es verdad, por ejemplo, que la misericordia no excluye la justicia y la verdad, pero ante todo tenemos que decir que la misericordia es la plenitud de la justicia y la manifestación más luminosa de la verdad de Dios. Por ello, siempre conviene considerar “inadecuada cualquier concepción teológica que en último término ponga en duda la omnipotencia de Dios y, en especial, su misericordia”.

En definitiva, hay respuestas contundentes y sin contradicción alguna, que no sea la requerida por un corazón de piedra.


Cremación de cadáveres y poesía para nuestros muertos

29.10.16 | 10:41. Archivado en Iglesia

Con fecha 25 de octubre de 2016, se ha presentado la Instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe Ad resurgendum cum Christo, acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación. Para su redacción se ha desplegado una ingente cantidad de recursos: la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el Consejo Pontificio para los Textos Legislativos y muchas Conferencias Episcopales y Sínodos de los Obispos de las Iglesias Orientales…

Es un documento que, como toda Instrucción, pretende aclarar las prescripciones de las leyes y en la que se desarrolla y determina la forma en que han de ejecutarse, estando dirigido a los obispos de la Iglesia Católica, pero que atañe directamente a la vida de todos los fieles.

>> Sigue...


Megaiglesias estadounidenses: productos a la venta

28.09.16 | 10:00. Archivado en , Iglesia

Hace unos días tuve la ocasión de ver el documental “American Jesus”, el cual hace un recorrido por las distintas denominaciones evangélicas en la que participan, mayoritariamente, los estadounidenses. Parecen tener muy en cuenta que, en la actualidad, no tienen garantizado el consumo de su “producto”, es decir, una audiencia asegurada como en el pasado, por lo que si quieren tener seguidores o prosélitos, deben propagar sus creencias a través de otros cauces más heterodoxos: lucha libre, yoga, conciertos y publicidad.

>> Sigue...


Rita Maestre y religión: Profanación o libertad de expresión

28.03.16 | 09:00. Archivado en Iglesia, Derechos Fundamentales

La condena de Dª Rita Maestre está siendo una oportunidad para resucitar viejas y nuevas contiendas entre facciones opuestas e irreconciliables.

La sentencia dictada por la titular del Juzgado de lo Penal número 6 de Madrid, declara como hechos probados que un grupo de personas entró en la capilla y unas mujeres rodearon el altar leyendo un manifiesto criticando a una Iglesia con normas obsoletas y misóginas que intenta extrapolar su concepción de mujer, sexualidad y familia al resto de la sociedad. Para ello, en el manifiesto recordaron algunas de las frases, entre otras, de la jerarquía eclesiástica que habían causado estupor, como la siguiente:

>> Sigue...


De la misericordia a la ternura

07.01.16 | 08:06. Archivado en Papa, , Iglesia

En su momento y desde estas mismas páginas decíamos que la misericordia, como concepto definible, es la inclinación a sentir compasión por los que sufren y ofrecerles ayuda. También afirmábamos que referido a Dios, es la cualidad en cuanto Ser perfecto, por la cual perdona los pecados de las personas. A su vez advertíamos que, como todo concepto, su etimología no abarca toda su verdadera dimensión [(misere (miseria, necesidad), cor, cordis (corazón) e ia (hacia los demás)], puesto que la misericordia posiciona a la persona en una intensa búsqueda.

>> Sigue...


Los valores sociales de la carta de Santiago

01.10.15 | 07:10. Archivado en Doctrina Social, , Iglesia

El pasado domingo, 27 de septiembre, en la proclamación de la Palabra, fue leída la carta de Santiago, conocido como el hermano del Señor, fundamento del rico desempeño de la primera comunidad cristiana de Jerusalén. Lo cierto es que la carta tuvo dificultades para ocupar un lugar en el canon del Nuevo Testamento, y la composición de la misma hace que se aleje bastante, por vocabulario, retórica y cultura helenística, de un galileo como era él, siendo más probable, por su proximidad compositiva con el Pastor de Hermas, que la redacción se sitúe a finales del primer siglo, sin que pueda descartarse que sea heredera del pensamiento de Santiago, el citado hermano del Señor.

>> Sigue...


Nulidad del matrimonio canónico

10.09.15 | 07:10. Archivado en Papa, Iglesia

El Papa Francisco, de nuevo, manifiesta su “hoja de ruta” no sólo con gestos sino con obras, acercando y simplificando las gestiones, esta vez, del procedimiento de nulidad del matrimonio.

Tal modificación se ha efectuado con la Carta Apostólica en forma de “Motu proprio” del Sumo Pontífice Francisco “Mitis iudex Dominus Iesus”, sobre la reforma del proceso canónico para las causas de declaración de nulidad del matrimonio en el Código de Derecho Canónico, así como con la Carta Apostólica “Mitis et misericors Iesus” sobre el mismo asunto pero dirigido a las Iglesias Orientales. Tiene una “vacatio legis” hasta el 8 de diciembre de 2015, a partir de cuya fecha se dictarán las sentencias con estas novedades.

>> Sigue...


I have a dream

02.09.15 | 22:00. Archivado en Doctrina Social, Iglesia, Derechos Fundamentales

Todos conocemos la famosa frase que preside este post, contenida en el discurso de Martin Luther King al frente del movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos, y pronunciado desde las escalinatas del monumento a Lincoln durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad; discurso con profusas alusiones al texto bíblico y a una coexistencia armoniosa y como iguales.

Aquél discurso, cumbre de la retórica moderna, se torna tan actual como la solícita petición de continuar trabajando con la convicción de que el sufrimiento que no es merecido, es emancipador.

Por eso, la crisis económica, que ha azotado con especial virulencia a los desposeídos, se ha convertido en la medida de algunos valores que parecían haberse arrinconado en nuestra sociedad transformada, a saber, la solidaridad entendida como “la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos” , para alcanzar la cohesión social tan esperada por todos aquellos que están dispuestos a “perderse”, en sentido evangélico, por el otro en lugar de explotarlo, y a “servirlo” en lugar de oprimirlo para el propio provecho (Mt 10,40-42; 20, 25; Mc 10,42-45; Lc 22,25-27).

>> Sigue...


Iglesia católica, Ciudad del Vaticano y Santa Sede

25.06.15 | 07:00. Archivado en Papa, Iglesia

En muchas ocasiones utilizamos indistintamente denominaciones que pretendemos sinónimas, cuando en realidad distan o son dispares entre sí, pese a su relación. Ello ocurre con la Iglesia católica, el Estado de la Ciudad del Vaticano y la Santa Sede.

Sin entrar a explicar qué es la Iglesia Católica, por todos conocida o cuanto menos intuida, por su extensión religiosa y sociológica, nos remitimos por razones de espacio a la definición dada por la Real Academia de la Lengua, que aunque de manera paupérrima, la define como: Congregación de los fieles cristianos regida por el Papa como vicario de Cristo en la Tierra.

Es la única religión cuyos órganos poseen subjetividad internacional.

>> Sigue...


Lunes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930