Speculum

Hacia un nuevo y necesario sindicalismo

29.04.15 | 10:39. Archivado en Sindicalismo, Doctrina Social, , Derechos Fundamentales

Cuando llegan estas fechas (1 de mayo), algunos nos sentimos impelidos a la obligación de escribir, con más o menos acierto, respecto del mundo del trabajo para denunciar o reivindicar unas políticas o estrategias que, en el presente, han empujado a la precariedad y pobreza extrema a ingente cantidad de personas de nuestro entorno.

Pero actualmente, cuando en tantos casos el trabajo ha dejado de ser causa y motivo de socialización y de inclusión, sustento propio y familiar o, incluso, de promoción social y personal, tal vez sería adecuado reivindicar los instrumentos de defensa del mismo: Los sindicatos.

Las organizaciones sindicales tienen que orientar la conducta de sus miembros hacia el “compromiso con la justicia”, anunciando la misma y denunciando la injusticia que causa la inequidad, superando la lamentable corrupción e ilegalidad tanto en el comportamiento de sujetos económicos y políticos, como sindicales, con la consiguiente vulneración de los derechos humanos de los trabajadores y del conjunto de la sociedad.

El sindicato, en una formulación muy extendida e insultante, suele presentarse como un ente autónomo y ajeno en gran parte al mundo del trabajo, compuesto por presuntos trabajadores que en realidad son personajes oscuros con pocas ganas de trabajar y que se han acomodado en esta faceta. Se suele percibir como una organización extraña a nuestra realidad, con intereses distintos a los de los trabajadores y a la que se recurre como a cualquier empresa de servicios. Este es el verdadero problema del sindicalismo, es decir, haberse configurado como una opción para solventar los problemas individuales, siendo las asesorías jurídicas las que, principalmente, fomentan la afiliación. La acción sindical, por el contrario, debe partir del concepto de solidaridad y de acciones colectivas, sin perjuicio de salvaguardar intereses individuales de forma residual, que serán secundarias respecto a las generales, en el bien entendido respeto por la dignidad personal de todos y cada uno de los trabajadores.

Pero el trabajo, además de ser un derecho constitucional que tiene su origen en un derecho natural, es una parte constitutiva del ser humano, es una forma de ser y estar presente en el mundo, que además de asegurar la subsistencia, garantiza el proceso evolutivo de las personas y, como hemos sostenido, su socialización. Además, tiene un instrumento propio que proviene del derecho fundamental de los trabajadores a formar asociaciones o uniones para defender los intereses vitales de los hombres empleados en las diversas profesiones, pero también a los desempleados.

Las organizaciones sindicales, que tutelan los justos derechos de los trabajadores frente a los empresarios y a los propietarios de los medios de producción deben, en su quehacer y cometido como promotores de la lucha por la justicia social, tener como objetivo el bien común del conjunto de los trabajadores, entendido como mejora de condiciones y bienestar socioeconómico que permita el desarrollo integral de la persona en todas sus dimensiones. Por ello, los sindicatos, deben ser un factor constructivo de orden social y de solidaridad y, por ello, un elemento indispensable de la vida social. Sin solidaridad, el mundo del trabajo y los trabajadores están abocados a la sumisión al orden económico.

Bien es cierto que toda acción, del tipo que sea, está sustentada en unos principio ideológicos, éticos, políticos o de cualquier otra índole, pero la acción sindical no es una tercera vía entre posturas antagónicas (derecha-izquierda), sino expresión de solidaridad y de justicia, propias y de clase: trabajadores con contratos atípicos o a tiempo determinado; los desempleados, los inmigrantes, los trabajadores temporales; los trabajadores no cualificados, etc., con especial atención a las mujeres y a los jóvenes.

Dentro de esa solidaridad en orden al bien común, las organizaciones sindicales deben orientarse hacia la asunción de mayores responsabilidades respecto a la producción y redistribución de la riqueza, y a la creación de condiciones sociales, políticas y culturales que faciliten a los que pueden y quieren trabajar, ejercer su derecho al trabajo, en el respeto pleno de su dignidad de personas trabajadoras.

El Estado, con carácter subsidiario, debe poner todos los elementos administrativos y legales a favor de conseguir el necesario equilibrio entre empresarios y trabajadores (sindicatos), con el fin de compensar la histórica desigualdad entre las partes que, no pocas veces, impide una negociación equilibrada y equitativa.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por tacegala 03.05.15 | 01:13

    Dignificando y valorando las actividades, sus rendimientos, o sea su productividad, no rentabilidad de la actividad y el producto resultante individualmente (materia PRIMA),pero si en el conjunto del proceso productivo. Todo ello para que de forma Equitativa y Proporcionalmente, se REPARTAN los BENEFICIOS, del producto resultante.
    Poder Judicial Independiente y ágil.
    controles económicos, independientes, auditorias.
    No serian necesarios estos sindicatos.
    Amén.

  • Comentario por Obrero español 30.04.15 | 14:52

    Sería conveniente que, recordando la lucha que dio lugar AL PRIMERO DE MAYO, aquellos que dicen ser (y debieran ser) defensores de los trabajadores se preocupasen de la "otra parte" del derecho constitucional que dice: "Todo español tiene el derecho y EL DEBER del trabajo"
    Porque los seres humanos podemos renunciar a nuestros derechos pero no a nuestros DEBERES. Por lo tanto, si no se lucha lo suficiente sindicalmente por defender el derecho al trabajo ¿cómo esperar que los sindicatos se "mojen", en la lucha por el defender el DEBER?
    No se vea esto como crítica a LOS sindicatos (que son NECESARIOS) sino como ánimo a la lucha por una sociedad más justa. Y ¡a elegir justos y no corruptos el próximo día 24 de mayo!.

  • Comentario por txapelari 30.04.15 | 13:21

    A veces los árboles no dejan ver el bosque, se dice, cuando uno se queda en los detalles y no ve el conjunto. Al leer la claridad y profundidad de este blog, me hago más cargo de cómo en el sindicalismo ocurre lo mismo. Para la sociedad mediática y de titular, se ha perdido el lazo de unión entre ser clase trabajadora y, por tanto, ser poseedor natural y social de derechos y acceder a ellos con dignidad y firmeza. Quizás por lo que apunta certeramente el autor, la desidia creada desde personalismos y afán de poder de dirigentes sociales y políticos y por la perdida de trabajar desde la conciencia...¿de clase? se decía, con razón, siempre que sea conciencia social y lucha por la justicia. Es importante que en los medios dejen de socavarse las raíces de la solidaridad de las que uno de sus arboles más fructiferos ha sido y debe seguir siendo el sindicalismo con conciencia para que el bosque sea amparo y sostén de los derechos y la justicia, tal como el dibujo que adorna la entrada.

Domingo, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930