Sor Consuelo te ayuda

Redención

12.09.17 | 19:21. Archivado en Vida y muerte, Piedad

Como a sor Consuelo le encantó leer Jarrapellejos y Cuentos ingenuos, de Felipe Trigo, repasó su rica vida en Internet. Y descubrió que, a pesar de su familia, su éxito literario y su vida acomodada, Felipe Trigo se suicidó en 1916.

Con el poder que Dios le dio, sor Consuelo viajó por Internet al sábado 2 de septiembre de 1916, hasta Villa Luisiana, en la calle Arturo Soria de Madrid. Debía llegar antes de las once y diez de esa mañana, cuando Trigo aún paseaba con sus perros en el hermoso jardín de su lujosa casa, y antes de que el insigne escritor volviera a su despacho para encerrarse por dentro, escribir una nota de perdón a su familia y dispararse con su pistola un tiro en la sien derecha.

El maduro escritor, que contaba ya 52 años, se sorprendió al ver a una monjita en su jardín, sonriente y con hábito azul como el cielo.

-Qué raro -dijo-. Los perros siempre ladran a los desconocidos.

Sor Consuelo acarició la cabecita de los animales y dijo:

-Ya sé por qué quieres irte. Eres un médico marxista, que sólo cree en la ciencia. Piensas que nada puede parar tu neurastenia. Pero no es así. Tú mismo, con la ayuda de Dios, puedes paliarlo en el futuro. Sólo tienes que creer.

El delgado y bien vestido escritor abrió aún más los ojos.

-Explíqueme eso -dijo.

Estuvieron un buen rato hablando. Cuando sor Consuelo tornó a desaparecer por Internet hacia el siglo XXI, Felipe Trigo entró en el despacho de su casa.

Su mujer, que también se llamaba Consuelo, se acercó extrañada.

-Felipe, ¿qué haces con la puerta abierta? Nunca quieres que te molesten.

El prolífico escritor estaba retrepado en su sillón, con los pies sobre la mesa.

-Hoy no se me ocurre nada que escribir -dijo-. Llama a los chicos, vamos a pasar el día de picnic en la Pradera de San Isidro. Y mañana iremos a misa.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 26 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930