Sintonía cordial

El pregón de Alba de Tormes

17.10.16 | 09:08. Archivado en Festejar, Amor, Oración

Decía Santa Teresa, que si en medio de las adversidades, persevera el corazón con serenidad, con gozo y con paz, eso es amor.

He venido de lejos a celebrar con vosotros vuestra fiesta, y vengo con serenidad, gozo y paz, porque Alba de Tormes y los albenses, se merecen todo mi amor, mi respeto y mi admiración. Se merecen mi agradecimiento por invitarme a compartir y a celebrar su fiesta que es parte importante de su vida y por custodiar la memoria de Teresa, que es un Patrimonio de la Humanidad.

Me habéis invitado porque a vosotros y a mí, como a Teresa, nos mueve el amor por la humanidad, la pasión por la vida, la vida digna y abundante de todos; y porque sabemos, vosotros y yo, que el Dios de la vida que sedujo a Teresa de Jesús y que llenó su vida y que la colmó, es el que nos anima y sostiene también a nosotros.

Sólo Dios Basta. Decía y repetía nuestra Santa. Esta fue su gran intuición y experiencia, y este es hoy su mensaje y su legado, en un tiempo en el que no siempre lo tenemos fácil para vivir en paz y armonía. ¡Cuántas veces hemos repetido con Teresa, en momentos en los que el miedo, la incertidumbre y la inestabilidad nos visitaban:

Nada te turbe, nada te espante
Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza
Sólo Dios Basta

Teresa descubrió que Dios es la vida, y la vida de todos los hombres y mujeres; que Dios es fuerza y compromiso, que inquieta y moviliza, que sacia y que a la vez es insaciable, porque siempre clama y reclama más y más: más compromiso, más implicación, más justicia, más dar la vida que recibimos de Dios, pero a todos. Darnos más a los otros. Darlo todo sin retener nada.
En esta magnífica noche, en esta entrañable Ciudad Salmantina, quiero compartir vuestra fiesta y vuestra vida, quiero que juntos celebremos y demos gracias. Y por qué no, compartamos, al calor y al abrigo de la “Santa”, algunos retos, algún sueño, mientras evocamos su figura, y recordamos su historia, y respiramos su legado.

Teresa de Jesús. Teresa de Ahumada, Teresa de Alba de Tormes, la nuestra, la vuestra. Ella entregó en esta bendita tierra su alma, luego de haberla entregado a lo largo de toda su vida, por los caminos, a los nobles, sacerdotes, amigos, a sus monjas, a los jerarcas, a la humanidad.

Muchos se preguntaron en estos días qué une a esta monja venida de allende los mares y ahora desde Manresa, a la Santa, para ser digna de un pregón.

Lo primero que tengo que decir es que Teresa es de todos, y que difícilmente en la tradición cristiana haya gente que no haya recibido su influencia y ayuda, y también su fuerza y su inspiración para romper moldes y abrir caminos.

Ella es una gigante de la espiritualidad y de la mística, que ha marcado la vivencia cristiana y la vida de oración de generaciones de contemplativos y contemplativas a lo largo y ancho del mundo. Por tanto ella está vinculada a todos los que asistimos a su escuela de oración, auscultando sus deseos de Dios, su amor a la Iglesia y a la Humanidad. Los aprendices de oración, entendimos que oración era “hablar de amistad con quien sabemos que nos ama”, y no grandes elucubraciones.

Si amigos, Teresa, en una sociedad que algunos dicen ha olvidado a Dios, nos recuerda que siempre hay alguien que nos ama y nos sostiene, y seguramente ahí reside la grandeza de su mensaje y de su vida. Que lo descubrió y se dejó transformar porque quien es bien, verdad, amor, justicia, bondad. Ella nos enseñó que cuando los tiempos aprietan, basta con seguir el impulso del corazón, elevar una sencilla mirada al cielo, dar un grito de agradecimiento y de amor, en la penas y en las alegrías. Y que ello reconforta el alma y la vida.

Teresa es un referente para la literatura, porque ella hizo de su experiencia, un auténtico poema, y pudo plasmar, lo inefable, lo que no se puede describir, porque lo supera todo de forma inigualable.

Como ella, como Teresa, que decía que la humildad es andar en la verdad, confieso que hoy me siento muy pequeña y también muy privilegiada. No tengo méritos suficientes para glosar su legado, pero sí amor comprometido para no faltar a esta cita.
Y por eso, como mujer, como monja, como contemplativa, como enamorada de la humanidad y seducida por Dios, al igual que Teresa, me atrevo a balbucear su mensaje que hoy también tiene vigencia.

Teresa de Ahumada era una monja de clausura, pero nadie, a pesar de que lo intentaron, la clausuró. Era una andariega, y su alma inquieta, la llevó a ir por los caminos, fundando conventos y clamando por una vida auténtica y por una gran reforma de vida y costumbres. Amando a todos, de todos era amada y a veces temida por su verdad y rectitud.

Una mujer que tuvo su tiempo de mundanidad y vida acomodada, pero que ante la imagen de un Cristo sufriente, comprendió que ese hombre desgarrado que lo dio todo, es el que hoy vive y pervive en el dolor y desgarro de tantos y tantos hermanos que viven y mueren y que padecen diversas y nuevas formas de crucifixión, exclusión, abandono.

Cuántas veces giramos la cara ante el dolor humano, ante el temor y la impotencia. Ella lo miró fijamente, le plantó cara y se dejó traspasar el alma y el corazón por el amor.
Y desde entonces ella fue toda de Dios y toda para la humanidad. Porque no se puede vivir buscando a Dios y toda la humanidad. Porque no se puede vivir buscando a Dios y pasando de la historia que nos rodea.
Teresa fundó Conventos, “palomares” que dicen en la tradición carmelitana, y desde la paz que buscó y encontró, echó a volar y entendió que el mundo clama y reclama esa paz, y que esta nace solamente del corazón reconciliado, pacificado, comprometido.
Osada, inquieta, sedienta de sentido y de verdad, en el silencio de su corazón, en Dios, en el vaciamiento del egoísmo encontró la repuesta y las fuerzas necesarias para emprender, primero su conversión y después la gran reforma que reclamaba el Carmelo, y que iluminó a la sociedad.

Hoy el mundo clama y reclama una gran reforma. Hoy la Iglesia y nuestra Sociedad necesita de forma urgente una gran reforma, y esta será una realidad, no desde la charlatanería ni de las palabras vacías y menos desde la tristeza y el desánimo, “tristeza y melancolía nos las quiero en casa mía”. Sino desde el amor inquieto que no teme romper con lo de siempre por lo que toca y corresponde, desde la paz y el respeto, pero desde la contundencia y la verdad.

“No podemos hacer grandes cosas, pero sí pequeñas cosas con un gran amor”. Este es el secreto de su reforma, y tal vez de la que nos toca hoy. Será la única forma de humanizar nuestra humanidad y de hacer este mundo más digno y habitable.
Teresa no lo tuvo fácil, pero su experiencia fue tan fuerte y tan real, tan humana, que más que la inquisición se alzara implacable sobre ella, no dudó en seguir adelante y acometer una gran reforma.

Ella tenía que obedecer a Dios y no los ahombres y por eso cedió sin ahorrar fatigas, se sentía pequeña pero como lo tenía claro “las cosas debían cambiar” tomó la determinada determinación y se convirtió en una mujer implacable, inquieta e inquietante: políticamente incorrecta, entrañablemente humana.

Nosotros tampoco lo tenemos fácil. Nuestros tiempos también son convulsos y exigen una gran reforma, y aquí tampoco valen las excusas.
Hoy también hay un estilo de vida que debe cambiar. Hoy es intolerable que se haya globalizado la indiferencia y que nos resignemos mirando para otra parte cuando los problemas apremian a tantos hombres y mujeres.

Teresa fundó conventos y no temió la dureza de los caminos para recorrerlos y dejar estelas de esperanza y sentencias movilizadoras, despertando conciencias acomodadas y dormidas.

Hoy herederos del fuego que devoraba sus entrañas no podemos quedar impasibles viendo pasar la historia, el amor es creativo y toca cambiar el mundo cambiando propio corazón.

Toca fundar proyectos y espacios en los que la dignidad de las personas no sea negociable. Toca movilizarse ante el dolor y el sufrimiento que hoy desfigura el rostro de tantos hermanos: refugiados, sin papeles, sin trabajo, sin derechos, sin dignidad. Esos rostros del crucificado son imagen de aquel Ecce Homo que conmovió la vida de Teresa.
Amigos: La fe, la experiencia de Dios nos remite siempre al corazón de nuestra historia y a la historia de nuestros contemporáneos.

Dejemos que en la experiencia cotidiana, en medio de los pucheros, nos hable y nos mueva AQUEL que llevó a Teresa a arder en pasión por la humanidad.

Recordad: “Si nos dejamos dominar por el temor nunca haremos nada”

Pero no lo olvidéis el único camino que conduce a la paz, a la fraternidad, a la vida digna plena y feliz, es el que recorremos cada día, codo a codo, compromiso a compromiso, con todo los hombres y mujeres de buena voluntad (que a veces piensan diferente), que creen que es posible otro mundo, y que están dispuestos a dejarse la piel y la vida para que sea una realidad.


Una confusión: tenemos Pere para rato.

03.07.15 | 16:43. Archivado en Solidaridad, Oración, Libertad, Esperanza


El día El día 30 de junio a la mañana, después de la oración de la mañana y a la hora de misa, una persona vinculada a la Asociación de Amics del Bisbe Casaldàliga, nos pidió oraciones. Nos informó que el día anterior su familia había hablado con él y que su estado era grave y que se estaba terminando. Lógicamente la comunidad y los que nos acompañan oramos por él de una forma muy especial. El recuerdo en la oración es seguramente la mejor forma de gratitud y comunión.

>> Sigue...


Libres para amar, libres para servir

23.01.13 | 23:34. Archivado en Diálogo, Amor, Oración, Confianza, Servicio, Justícia, Compromiso

Dicen, y tienen razón, que cuando al amor le crecen alas, volamos al universo de la felicidad compartida: amar y ser amados. Y esto resume el mensaje del Evangelio, y ésta es la esencia de la vocación a la que hemos sido llamados. El secreto de la libertad interior, que nos da alas para volar –y para amar-

>> Sigue...


Caí en la tentación…. pero pude huir

12.10.10 | 13:06. Archivado en Discernimiento, Iglesia, Oración, Virgen María

Confieso que hoy, cosa que no me gusta, caí en la tentación de ir a la tele. Sor Neus, que sigue la misa por televisión, ya que es muy mayor y la levantamos más tarde, estaba aguantando el chaparrón con paciencia estoica o con virtud probada.

Pero no era ella la única. Mientras predicaba Monseñor García Gasco en la misa del Pilar, se veían de forma intermitente cómo cabeceaban los dos obispos concelebrantes de su derecha e izquierda: Monseñor Ureña y Monseñor Elías Yanes, cuyas mitras parecían asentir de forma sistemática.

Una homilía larga, difícil de seguir, y los fieles con sensibles muestras de cansancio.

Una pena. Deberíamos aprovechar todas las oportunidades para predicar positivamente, con pedagogía y sentido común el Evangelio. No podemos cansar al personal ni espantar a los fieles. Hoy, ¡hasta los obispos se aburrían!

Caí en la tentación, pero pude huñir,me marché a seguir preparando la comida para las monjas, porque hoy es la Virgen del Pilar y tenemos fiesta.

Un feliz día para todos.


La experiencia de Dios

10.07.10 | 23:13. Archivado en Fe, Oración

En el libro “Espiritualidad: Un camino de transformación”, Leonardo Boff, cuenta una experiencia con su madre, quien nunca quiso aprender a leer.

En cierta ocasión le llevó un cuaderno y un lápiz, bendecidos por el Papa Pablo VI, para ver si la animaba a aprender. Pero ella nunca aceptó - ¿Para qué quiero aprender a leer y a escribir?“. Decía la mujer, quien tuvo once hijos

>> Sigue...


El silencio y la libertad del corazón

02.07.10 | 23:19. Archivado en Fe, Oración, Libertad

Hace falta en la propia vida de creyentes crear un espacio de silencio para interiorizar, para dejarse interpelar por la realidad, por la maravilla del diálogo interreligioso y de la espiritualidad; por la gran riqueza de voces diferentes que resuenan en nuestro mundo. Hace falta un espacio para hacernos cargo del mundo de las personas, de sus intereses, desazones y esperanzas...

A veces la realidad es tan dura, que necesitamos tiempo para digerirla; y en una sociedad donde todos vamos acelerados para llegar,

>> Sigue...


El silenci, company de camí

13.04.10 | 14:28. Archivado en Oración

El 17 de abril, a las 7 de la tarde, al Convent de Santa Clara de Manresa, presentaremos el Silenci Company de Camí, de José F. Moratiel, fundador de la Escuela del Silencio.

Es un audio libro que recoge textos de Moratiel traducidos al Catalán y que se han emitido semanalmente el el programa de la Cadena Ser de la Cataluña centra que realizo y dirijo, El Punt de Trobada.

Tambéin lo presnetaremos en Vic el martes 20 de abril a las 7:30 de la tarde en la Casa de Espiritualidad Claret y el 29 de abril en la Sala Pere Casaldàliga de la librería Claret de Barcelona.

La traducción de los textos ha corrido a cargo de la hermana Vinyet Estalella, discípula de la escuela del Silencio. En el acto de Manresa contaremos con la presencia de la directora de la Cadena SER de la Catalunya Central Pilar Goñi, y en la de Vic con la directora de SER Osona, Isabel Campos.


La experiencia orante de Jesús y nuestra propia experiencia

07.04.10 | 22:46. Archivado en Fe, Oración

José Antonio Pagola en su libro sobre “Jesús” dedica un Capítulo para hablar de Jesús como un “Creyente fiel”. Jesús, el Hijo de Dios, el hijo del hombre necesitaba –como nosotros- orar, estar con el Padre, discernir su voluntad y vivir a impulsos de su corazón; a impulsos de su misericordia.

La experiencia de Dios –dice Pagola- fue central y decisiva en su vida: El itinerante, el profeta, el curador de enfermos, el poeta de la misericordia, el Maestro del amor… no es un hombre disperso sino una persona profundamente unificada en torno a una experiencia nuclear: “Dios es el Padre de todos”. Es él quien

>> Sigue...


Los Reyes responden

11.01.10 | 23:25. Archivado en Solidaridad, Oración, Confianza, Navidad

Hace unas semanas escribí mi carta a los Reyes –a los Magos de Oriente, ¡son los únicos Reyes con los que tengo algún contacto y amistad-. Y les escribí con la certeza de que me escucharían, porque siempre que pido con fe tengo la experiencia de que soy escuchada… Y esta vez, también me escucharon y vinieron muy cargados: Los pajes fueron buenos, y los que les hicieron llegar los dones, mejores. Hoy quiero agradecerles a unos y a otros.

Envié una Carta abierta en la que había,

>> Sigue...


La verdadera oración

05.09.09 | 23:23. Archivado en Oración

Dice Lafrance en su célebre libro “La oración de corazón”, que a tantos hombres y mujeres ayudó y enseñó a orar que: “La oración no está fundada en verdad cuando Dios escucha lo que se le pide. La verdadera oración es aquella en la que el orante continúa orando hasta que él mismo escucha lo que Dios quiere”. Y acaba diciendo: “El que ora de verdad, no hace más que escuchar”.

No viene nada mal, al comenzar un nuevo curso hacer un alto, adentrarnos en el silencio y dejar que resuene la voz del querer de Dios en nuestras vidas… Y luego, hacer de cada uno de los días de nuestro curso un espacio de oración, o sea la oportuniad de seguir paso a paso lo que Dios nos hace intuir cuando dejamos que su voz, y sólo su voz, resuene en nuestro corazón.


Comunicado oficial del obispado de Vic

27.06.09 | 10:44. Archivado en Iglesia, Oración

Un amigo sacerdote me pasa el primer comunicado oficial del Bisbat de Vic resoecto a la gravedad del Dr. Guix.

"El domingo pasado, el Dr. Josep Maria Guix, obispo emérito de Vic, fue internado nuevamente en el Hospital General de Vic. El lunes fue ingresado en la UCI y después de una ligera mejoría, hoy día 26 de junio, por la tarde, ha sufrido una recaída que ha agravado su estado de salud.

Pedimos vuestra plegaria por su salud, para que se sienta confortado por Dios y acompañado, en estos momentos, por todos aquellos a los cuales sirvió como Obispo.

Vic, 26 junio de 2009, 16 horas."

Los diocesanos de Vic sentimos profundamente su enfermedad, valoramos la entereza con la que ha llevado sus limitaciones de los últimos meses, y sobre todo agradecemos su gran talla espiritual y humana. El Dr. Guix supo retirarse, vivir humildemente su condición de obispo emérito, y me consta que ha sido, en estos últimos años y meses, una persona que ha fomentado la comunión, la comprensión y el entendimiento.

Gracias Dr. Guix. Cuente con nuestra gratitud que se hace oración por Vd.


El Dr Guix está muy grave

25.06.09 | 00:17. Archivado en Solidaridad, Iglesia, Oración

Nuestro obispo emérito de Vic, D. Josep Maria Guix, desde hace unos meses se encuentra muy delicado de salud. Esta semana su estado ha empeorado, y esta tarde nos informaban desde Vic, que se encuentra en cuidados intensivos en una situación muy delicada.

Es un momento importante en su vida, un momento en el que lo mejor que podemos hacer es orar por él, y sobre todo, dar gracias por su vida y su ministerio al servicio del Pueblo de Dios.

Mi recuerdo de Monseñor Guix es el de un Padre y Pastor cercano y muy humano. Un hombre de una gran talla espiritual y de un compromiso insobornable con los más pobres. Su paso por la Comisión de Pastoral Social en la Conferencia Episcopal Española, ha marcado una orientación de compromiso importante en la Iglesia Española. Supo involucrarse y entregarse a la causa de la justicia y la solidaridad, a la pastoral social, con una caridad infinita, un celo pastoral constante y un sentido humano y humanitario netamente evangélico. Hemos aprendido mucho de él.

La diócesis de Vic y todos los que tuvimos el privilegio de tratarle, nos unimos hoy para pedir a Dios le conceda cuanto necesita en estos momentos.


Jueves, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930