Sintonía cordial

Un pastor ¡como Dios manda!

23.04.16 | 10:22. Archivado en Respeto, Iglesia, Libertad, Esperanza, Pobreza, testimonio, Compromiso

Pocas cosas manda Dios, tal vez solo una y es la de amarnos los unos a los otros. Lo que exige respeto y compromiso con las personas.

Dejando esto claro, me remito a temas recurrentes en estos días en los que hemos visto cómo, desde diversos frentes, han intentado nuevamente abrir fuego contra Monseñor Omella, arzobispo de Barcelona. Los que no le perdonan que no sea “catalán”, aun no se han enterado que entiende a Cataluña y a los Catalanes de forma profunda y respetuosa, prueba de ellos es que de sus encuentros con los representantes de las instituciones han salido encantados de su cordialidad y sincera acogida y respeto. Lo mismo ocurre con las parroquias y comunidades que día a día está visitando.

Y los de la caverna , los que desde hace unos años practican de martillos de herejes, no soportan su espíritu evangélicop y todo lo magnifican. Esta semana han pretendido liarlo con un tema de Zaragoza, whasap, tramas, etc. Cuando todos sabemos qué había en aquella Iglesia y que no en vano Francisco actuó con contundencia y libertad, y como es lógico debe fiarse de sus personas de confianza, que para desgracia de los “cavernícolas” que habitan en las “torres” o se pavonean de fidelidad a la ortodoxia, no son los de su cuerda.

Conociendo a Monseñor Juan José Omella, quiero manifetsar que unos y otros –los que le rechzan por no ser catalán y los cavernícolas- aun no le conocen. Omella se mantiene tranquilo y no se altera porque no tiene que demostrar nada a nadie. Él no hizo oposiciones para venir a Barcelona ni para “asecender” –palabra que no me gusta en el ámbito evangéliico pero que ha marcado lamentablemente la vida de la Iglesia en los últimos años-. Tenemos la suerte de tener un Arzobispo evangélico, que escucha y acoge y que está en la incómoda linea de Francisco, en aquella que dice y hace; que no pacta con la mediocridad, las políticas baratas ni con las intrigas palaciegas.

Monseñor Omella, deseo que con ardor evangélico y pasión pastoral, siga la consigna del Evangelio amar a todos y a todos servir, facilitando que la Buena Nueva sea la norma del pueblo de Dios que peregrina en Cataluña y que en la Iglesia de “casa nostra” los pobres sean, como en el corazón de Jesús, los predilectos.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por José 04.10.16 | 03:56

    Querida hermana Lucía
    Acabo de descubrirla y he leído por encima sus últimos artículos. A pesar de que éste ya es pasado deseo expresar en este espacio mi admiración y respeto por su persona y sus obras y ahora sus escritos. Aprovecho en éste para reforzar el respeto que usted profesa al arzobispo de Barcelona (es mi diócesis de origen aunque ahora vivo en Latinoamérica (en las "misiones"). Pues bien, hay que decir las cosas por su nombre, como usted hace y me ha gustado el apelativo que dirige a unos tales "cavernícolas" que por supuesto no se merecen llamarlos otra cosa, a no ser un apelativo peor, como la de cobardes, que se amparan en un anonimato para criticar a los que ellos juzgan en parámetros de "poder" en vez del parámetro evangélico de "servicio", sobretodo cuando hablan de sacerdotes y de obispos, que se supone asumen responsabilidades por obediencia y no por carrera a un pretendido poder como ellos hacen creer. Es un anti-testimonio evangélico que está haciendo mucho...

  • Comentario por risueña 23.04.16 | 12:12

    La foto es genial. Me encanta!
    Están que se mean de risa! Y contagian la risa!

Jueves, 25 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930