Sintonía cordial

¿Por dónde hay que empujar?

29.06.14 | 17:50. Archivado en Discernimiento, Libertad, Confianza, Justícia, Compromiso

Decía José Luis Coll que “Un país habrá llegado al máximo de su civismo cuando en él se puedan celebrar los partidos de fútbol sin árbitros." Qué lejos estamos aun de ello en el mundo del deporte, y qué desencantados estamos de que los que hacen de árbitros o garantes de la democracia, fomentan el juego sucio, tapándose mutuamente las vergüenzas y dejando a los espectadores, o mejor, a los protagonistas, impotentes ante el espectáculo que entre ellos se están montando.

La gran filósofa Mafalda, que para mí, aunque algunos se rían es mi “directora espiritual”, decía al contemplar el espectáculo de nuestra sociedad: “Que paren el mundo que yo me quiero bajar”. Pero en unas viñetas más adelante, tal vez sintiendo la mordedura de la serpiente, que siempre muerde a los que van descalzos, recapacitaba diciendo” “¿Por dónde hay que empujar este país para llevarlo adelante?”

Muchas veces, mientras intento empujar -como puedo- y cuando lo hago con pasión y compromiso, intentando sacar fuerzas y argumentos para no desfallecer, viene a mi memoria aquello que decía con ingenio y acierto Charles Chaplin, “que el pesimista, es un optimista bien informado”. Nadie negará al gran Charlotte el conocimiento lúcido de las entrañas de la vida y de la realidad, y su capacidad para analizarla y hacer pensar.

Pero creo, que no basta de estar muy informados, aunque es muy importante. Además, hay que estar dispuestos para la lucha, para la transformación, para el cambio. Y hace falta todavía algo más: la terca, la deseada, la buscada, la estimada y añorada esperanza. Tenemos que estar muy provistos de buenas dosis de esperanza, pero de una esperanza activa: Mientras espero me movilizo y hago que pasen cosas que la posibiliten.

Porque, es verdad “el pesimista, puede ser un optimista muy informado” y muy consciente de la realidad, pero a pesar de todo, o por encima de todo debería ser una persona esperanzada. Porque es la esperanza la que le hace ver, en las dificultades, un estímulo para crecer, y en los problemas, oportunidades para construir algo significativo y vital, algo que haga ayude a crear vínculos para juntos ir todos en la misma dirección.

No se suficiente ni el buen ojo para ver, necesitamos vitalmente de la esperanza. La realidad es un drama y es la que es. Pero nosotros no nos conformamos y además de estar muy informados y sensibilizados, estamos dispuestos a luchar y a asumir un compromiso.
Me niego a la resignación. El conformismo es la muerte de las utopías que son las que nos hacen avanzar.

El compromiso de hacer de nuestro entorno y de nuestro País un espacio de oportunidades para todos, tiene que impedir que el miedo paralizante o la cobardía nos hagan bajarnos del mundo y claudicar de su vocación de belleza, bondad, armonía y felicidad para todos.

Vivimos tiempos nuevos en los que podemos construir algo apasionante, pero lo haremos sólo si somos capaces de abrir los ojos para ver y de disponer el corazón para acoger.
La botella está medio vacía, yo quiero llenarla, y creo que todos juntos podemos decirnos mutuamente: ¿por qué no la llenamos?, en lugar de preguntarnos inútilmente por qué, por qué y por qué.

Me pregunto con frecuencia como combatir la inercia del pesimismo, y como crear una pandemia de buen rollo, de complicidades. Cómo ser positivos con realismo y decir ante el que nos rodea y disgusta, “yo puedo cambiar” y “tú también”. Y si cada uno cambia, somos una fuerza imparable, brutal.

Me niego y me niego al derrotismo. Creo que estos son tiempos fuertes, y que desde el compromiso personal, activo tenemos que jugar en el partido de la vida de titulares: porque es verdad que nos han mentido, estafado y robado oportunidades, pero me niego a que nos roben la esperanza, que nos maten la alegría y nos impidan estar activos y luchar por aquello que creemos.

¿Porque no transmitimos buenas vibraciones y promovemos pequeñas actitudes, ideas sencillas que nos ayuden a despertar? Pueden ser la semilla o el germen humilde del gran cambio.
¿Por qué no sumar complicidades y crear buenas sinergias para hacer el mundo algo más bonito?
Preguntémonos cómo ofrecer esperanza y cómo abrirle paso en el corazón de la humanidad.

Juntos podemos. Juntos somos más. Entre todos, sumando, daremos una oportunidad a la esperanza.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por PipaJek 12.10.15 | 18:13

    Ce serait deraisonnable de vouloir marcher au forceps. http://lenitsky.com/novaya-pesnya-bolshie-karie-glaza-video/ Dates de remplacement : du 12 au 19 aout matin.

  • Comentario por Ponchikbub 02.10.15 | 13:05

    Здрасте!

    http://buytimes.ru
    Покупаем элитные часы

  • Comentario por Yolanda Bandrés 29.06.14 | 20:52

    Todo es uno, todos sumamos, pero lo cierto es que algunos suman más que otros. Y Usted, Sor Lucía, suma muchísimo más que la media. Gratitud es los que deberían sentir todos los españoles por tenerla luchando con nosotros contra la pobreza y a favor de la esperanza. Mil gracias en nombre de quienes no se las saben dar. Yo, junto con Diana Guijarro, también intento crear una pandemia de buen rollo. Desde lo que sabemos hacer (escribir) procuramos difundir mensajes de esperanza, positivismo, alegría, optimismo, confianza y mucho más en nuestra novela "Ri-yendo por el mundo en tiempos inciertos" (http://www.ri-yendoporelmundo.com/). En cuanto consigamos algún beneficio (por ahora hemos pagado para que nuestro trabajo vea la luz) donaremos una parte a su banco de alimentos y de ayuda a los más necesitados. Estamos absolutamente convencidas de todo lo que Usted dice y escribe. Gracias por su labor, por hablar tan claro y por sus mensajes de esperanza.

Lunes, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031