Sintonía cordial

La loca libertad del Espíritu

27.02.13 | 09:07. Archivado en Fe, Respeto, Iglesia, Libertad

A todos nos cogió por sorpresa la renuncia de Benedicto XVI. Una decisión sin duda orada, meditada y madurada durante mucho tiempo. Un gesto de coherencia interior, de honradez y de una gran lucidez.

Sin embargo, más allá de la primera sorpresa, es verdad que el Papa ya había “avisado” que eso podía ocurrir cuando en el año 2010 escribió en el libro-entrevista “Luz del mundo” que si le faltaban las fuerzas físicas, psicológicas y espirituales, podía retirarse.

La mitificación de que el Papa tiene que aguantar hasta el final, como de la frase “que Jesús no se bajó de la cruz” para justificar que el Papa ha de acabar sus días en la cátedra de Pedro, consiguió desvanecerse entre aquellos que no pocas veces se olvidan que el Papa es un hombre como cualquier otro, y que sus fuerzas, como la de todos los mortales, tienen un límite.

Sin duda el Espíritu obra en él de forma innegable y lo hace, no para complacer a los defensores de que sólo es válido “lo que siempre se hizo” y del inmovilismo a ultranza, sino para garantizar que el proyecto del Dios de la vida se cumpla en la humanidad. La fuerza del Espíritu es la que le sostiene en esta valiente decisión de haberse sabido retirar a tiempo.
Y tras el anuncio de su renuncia, sus mensajes son un legado espiritual, un aviso para navegantes que conviene ilumine a los Cardenales que se reunirán en cónclave y a todos los fieles. El Papa habla de humildad, de servicio, de dar la vida, de renunciar a las apariencias y de buscar la verdad. Todo un programa de vida para quien vaya a sucederle en la sede.

Y mientras tanto, y después, vivir todos el Evangelio, que al fin y al cabo eso es lo único importante, más allá de las estructuras y ministerios personales; auscultar con fidelidad en el corazón de Dios, ser fieles a lo que Él nos pide sabiendo que es más importante obedecer a Dios que a los hombres.

Que el Espíritu que hace nuevas todas las cosas, con su loca creatividad, siga soplando con fuerza, abra definitivamente las ventanas de la Iglesia y de las comunidades para que el viento impetuoso de Pentecostés arrase con todas las añadiduras y el Reino de Dios despunte con nueva vitalidad en nuestra historia.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Uno 09.03.13 | 16:35

    "Y un cometa dictará la única ley; amarás sin medida...
    el mal caído como un rayo* será destronado por el resplandor benigno"


    El cometa Pan-STARRS/inicio cónclave: 12 de marzo...
    *Lucas 10:18

  • Comentario por lenadro 06.03.13 | 21:58


    Nose porque me da en la nariz, que todos estos que te critican, son mas de derechas que el Guerrero del antifaz.
    Recibe un cordial saludo, de un juvilado voluntario de Caritas.

  • Comentario por Maria M 06.03.13 | 15:55

    Me uno al comentario de Francisco Tostón , pienso lo mismo pero él lo ha expresado mucho mejor que yo lo hubiera hecho Muchas gracias.

  • Comentario por Francisco Tostón de la Calle 03.03.13 | 14:29

    Hola, amigos. Incursiono por estos lados y me doy cuenta de cierta animosidad contra la titular de este blog. ¿Por qué? Confiemos en la acción del Espíritu, quien tratará de entrar en el cónclave y hacer su buena obra. Si le dejan. Esperemos que sí. Porque en últimas, decidela libertad y voluntad de los hombres, que Dios respeta siempre. Dados los antecedentes, es decir, la provenencia ideológica de los cardenales electores, yo no soy muy optimista, pero la vida te da sorpresas, y el Espíritu, más. Mi recuerdo va hacia el papa Juan Pablo I, mártir del cambio en la Iglesia católica. Cambio que nunca se dio, que quedó frustrado de forma lamentable y diluido en un pontificado de muchos años, funesto y desastroso para la vida de la Iglesia, como todos hemos tenido ocasión de comprobar. Auroritarismo, ansia de poder económico, vedetismo vano, escándalos de todo tipo, desconsideración hacia niños y jóvenes destrozados moral y psicoloógicamente. Benedicto enderezó un poco el rumbo.

  • Comentario por Antígona 01.03.13 | 10:46

    A Vd., sor Lucía, como a los demás habitantes de Progrelandia, les parecerá una una "loca libertad" si dentro de un par de semanas sale elegido un Papa a su gusto. Pero si sale uno que esté en la línea de la "loca libertad", echarán leches por un colmillo. Y si no, al tiempo.

  • Comentario por Angel 01.03.13 | 09:53

    Por primera vez estoy de acuerdo con ud.; Si, que el espíritu sople pero tan fuerte a través de las ventanas que hace tiempo están abiertas y que sea tan fuerte el soplido que dentro de la iglesia católica no quede ni una, ni una sola monja como ud.el Espiritu Santa sin dudas, no sé cuándo, pero seguramente barrerá TODA la basura que como ud. se escuda en el estado religioso para poder pisar tablas.

  • Comentario por No manipule más, señora 28.02.13 | 18:31

    "El Papa habla de humildad, de servicio, de dar la vida, de renunciar a las apariencias y de buscar la verdad. Todo un programa de vida para"... sor Lucía y su " loca creatividad ". la creatividad del Espíritu no es "loca". Loca es la cuadratura del circulo de la que se hace monja de clausura para estar en el mundo enredando y bailando al son que le toquen los que tienen poder mediático y van en el machito. Da la vida en el claustro o quítate las tocas. ¿Acaso crees que te pondrá nadie un micrófono en la boca o te apuntará una cámara si vas sin tocas? No, claro, sabes que no. por eso sigues con el disfraz. Venga: da la vida, renuncia a las apariencias. Más vale un cardenal vituperado pro todos los medios del mundo mundial pero cuyo corazón desconocemos, que una señora activista ideologizada, adepta de cualquier cosa, disfrazada de monja para que se fijen los medios en ella.

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Marzo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031