Sesión Golfa

Megalodón: tiburón jurásico

19.08.18 | 15:31. Archivado en Cine

En verano todos nos relajamos, el ambiente es distinto, la festividad que invade pueblos y ciudades nos contagia aunque no tengamos la suerte de encontrarnos de vacaciones, y parte de este estado de relajación generalizado se transmite al cine. Los blockbusters invaden la cartelera y, normalmente, somos todos espectadores menos exigentes que buscan un rato de diversión más o menos facilona. Ahí es donde nos cuelan cintas del montón que en otros momentos más críticos nos gustarían menos (a falta de talento bien les vale la astucia). Hasta ahí es pacto no firmado que más o menos siempre ha funcionado así. Lo que resulta menos admisible es que los creadores de cintas con ínfulas spielbergianas y pretensiones de explotar recursos que siempre suelen funcionar consideren que al público le baje el cociente intelectual con el calor, porque como dice mi madre “lo que más me molesta es que me tomen por idiota”.

La situación debe de haber sido la siguiente: en algún cerebro de esos brillantes que abundan por la industria del cine estadounidense se enciende una bombilla de neón y a “Bob” (llamémosle Bob por no ensañarse) se le ocurre la originalidad de adaptar un libro a la gran pantalla. Toma ya. Porque él lo vale, y ha leído que va de un tiburón monstruoso ya extinto que en realidad lo que estaba era de parranda. En otras palabras, a “Bob” le parece que trincar Tiburón, todo un clásico, y meterle esteroides hasta hincharlo para que tenga el tamaño de… no sé, venga, un rascacielos ya que se pone uno, es una idea genial. Y van unos ejecutivos avispados, llamémoslos “Jessica”, “Mike” y “Manolo” (la cuota hispana) y le compran el proyecto. Y se llamó Megalodón, que suena a cosa gorda. Y al séptimo día descansaron, que esa semana se habían pegado un tute grande.

Luego había que escoger a un protagonista con cara, físico y actitud de machote con pelos en el pecho, no crean que la tarea estaba completa, que hacer una peli no es cosa sencilla. “Pues llama al calvo de Transporter, que mastica piedras de la playa sin lavar y tiene tirón entre el gran público” (ya hemos mencionado con anterioridad que para “Bob”, “Jessica”, “Mike” y “Manolo”, la palabra “gran” quiere decir tonto del culo sin criterio alguno.

Dicho y hecho: Jason Statham será el pavo que derrote a la bestia marina entre risotadas y chascarrillos, mientras salva a una ex maquillada en exceso y se trabaja a otra menos maquillada pero supuestamente más sofisticada. Porque no sólo es valiente y aseado, sino que además resulta no ser un tío superficial…

Y ya todo en bandeja, le ponen el proyecto que funciona casi solo en las manos a un especialista del arte y ensayo como Jon Turteltaub, capaz de hacer parecer a Nicholas Cage (más de una vez) un héroe de acción. ¿Qué puede ir mal?

Corramos todos al cine (yo pienso visionarla un par de veces más como mínimo) a deleitarnos con esta coproducción “minorista” de Estados Unidos y China que sin duda nos hará envolvernos con este parque temático de bestias infames que engullen americanos y asiáticos decentes en el suave manto estival.

Dirección: Jon Turteltaub. Título original: The Meg. País: USA. Duración: 113 min. Género: Aventuras. Acción. Fantástico. Terror. Intérpretes: Jason Statham, Bingbing Li, Rainn Wilson, Ruby Rose, Winston Chao, Cliff Curtis, Robert Taylor, Masi Oka, Ólafur Darri Ólafsson, Jessica McNamee, Page Kennedy. Guión: Belle Avery, Dean Georgaris, Erich Hoeber, Jon Hoeber, James Vanderbilt (basado en la novela de Steve Alten). Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Tom Stern. Estreno en España: 10 agosto de 2018.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Juan [Blogger] 19.08.18 | 15:33

    Frase del día:

    "No os alarméis mi reina, no son más que lágrimas de un anciano que sabe que no vivirá lo suficiente para aprender de las doctrinas de vuestro hijo".


    Bhisham Sahni en Pequeño Buda

Jueves, 15 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930