Editado por

Isaac García ExpósitoIsaac García Expósito

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Febrero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



La perfección en lo pequeño, por D. Luis de Trelles.

Permalink 20.01.08 @ 18:00:00. Archivado en Adoración Nocturna


"De los escritos del Siervo de Dios Luis de Trelles

El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres, será el menos importante en el Reino de los Cielos. Pero quien los cumpla y enseñe, será grande en el Reino de los Cielos (Mt. 5, 19).

El amor y la perfección, son dos atributos de Dios y dos virtudes del hombre, que tienen entre sí una gran afinidad. Como que el amor es el motivo de nuestras acciones y la perfección es el modo de corresponder a aquél.

Así es, que el que ama, ejecuta las acciones que el amor le inspira, con perfección; y del que obra de esta suerte, se puede deducir que ama.

Por esto observaréis que Dios, que es caridad como dice San Juan, y que obra siempre por amor, con amor y para producir amor, lo hizo todo con perfección admirable, poniendo en todas sus criaturas su sello personal, por decirlo así, para que no se borre en ellas la huella de su mano.

El espíritu de sacrificio, que es la consecuencia natural del amor, cuando es un hábito del corazón, se manifiesta en las cosas pequeñas y en los actos más insignificantes, aún mejor que en los grandes.

He aquí lo que nos enseña San Mateo en el texto citado, y esta es la manera y el camino acerca de la solicitud y el celo, el esmero y la diligencia extremada, o en una sola palabra, la perfección que el adorador debe procurar en los actos externos de la Adoración.

El lenguaje, el ademán, la actitud, el tono de voz, la compostura y la expresión de la fisonomía del adorador, son el traslado visible del amor invisible que le anima, y por eso, aquellos signos exteriores han de corresponder en este caso a la alteza del objeto y a la dignidad de la persona a quien se adora, porque la Adoración es amor.

¡Con qué miramiento, con qué veneración, con qué afecto debemos nosotros hacer nuestra adoración! Verdad es, que no tenemos espectadores visibles; pero nos mira el Señor.

Como uno de los iniciadores en España de esta dulce ocupación, perdonadme que sea siempre aquélla mi idea fija y mi propósito invariable. No sé salir de este círculo de encareceros y de encarecerme a mí mismo, la atención, la devoción, el detenimiento, la piedad, en una palabra, la solemnidad que deben revestir nuestros actos en la hermosa Obra que hemos emprendido.

Acrecentemos el fervor, mantengamos la devoción, aumentemos la piedad, y cuidemos mucho de dar a nuestro ejercicio el tono de solemnidad, y así queridos adoradores, subiremos fraternalmente unidos las gradas de la perfección, apoyándonos los unos a las oraciones de los otros, cantando fervorosamente las glorias del Señor, y ensayándonos en la adoración, que ha de ser, mediante la divina misericordia, nuestra ocupación en la bienaventuranza.

Por lo demás, nuestra humilde Obra, queridos adoradores, oculta en el secreto de la noche y escondida, por decirlo así, en el corazón de Jesús – Hostia a quien se dedica, es una audiencia privada con el Señor, una conversación íntima y una relación especialísima con el Augusto Sacramento. La inmolación íntima del adorador sobre el ara santa, inmolación del espíritu y del corazón, debe ser nuestro fin último y nuestro objeto principal. Las palabras, los gestos, el tono de voz y todas las circunstancias exteriores deben revelar el estado de ánimo, correspondiendo al objeto que nos proponemos.

Por eso, cuando el adorador nocturno hace la genuflexión en la presencia del Señor de una manera casi irrisoria; recita los versos del oficio con precipitación, mantiene la mirada distraída, el ademán poco respetuoso, la actitud de poco recogimiento y en todo denota cansancio, distracción, prisa, y cierto deseo de salir pronto de la inmediación del trono eucarístico, se puede decir que ese adorador no ama y que está retenido entre nosotros por algún miramiento o consideración dignos de mejorarse.

Progresando así en devoción, en respeto, en amor, en atención al hacer la guardia, y vigilando sobre nosotros mismos, para que nuestras obras no desdigan de nuestra vocación, haremos con esmero y perfección aquellas cosas mínimas a que se refiere San Mateo.

“La Lámpara del Santuario” Tomo XIII – Pág. 140 a 145 – Año 1882"

Fuente: Fundación D. Luis de Trelles


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

La vara de Jesé ha florecido

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Stabat mater dolorosa. Puntos de meditación 24-2-18

Josemari Lorenzo Amelibia

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Vuelve el duelo entre Maduro y Diosdado por @Angelmonagas

Angel Monagas

Religión Digital

Religión Digital

Orar es imprescindible para el cristiano

Religión Digital

Diario nihilista de un antropólogo

Diario nihilista de un antropólogo

Los muertos hablan a los vivos

Manuel Mandianes

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

I Sábado de Cuaresma

Angel Moreno

Corrupción global

Corrupción global

2083 El disparatado Sistema público de pensiones en España. Es totalmente imposible poder hacerlo peor. Solamente existe una solución real, de la que nadie habla: lograr el Pleno empleo con Salarios dignos. El presente ataque frontal a las pensiones es el preludio de la catástrofe mundial que se avecina.

Luis Llopis Herbas

Fratría

Fratría

Ánimo y ánima (y Claves de la vida 83)

Andrés Ortíz-Osés

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Francisco Margallo

Punto de vista

Punto de vista

Los jubilados protestan indignados

Vicente Torres

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Redes contra la trata de la CLAR se reúnen para buscar pistas que ayuden a vencer esa lacra

Luis Miguel Modino

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

El ser humano de trapo y hueso, barre en los Brit Awards

Chris Gonzalez -Mora

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Las IV Jornadas Gastronómicas del cerdo ibérico ya están aquí y en muchas ciudades

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Que Anna Gabriel a Suiza se ha fugado?

Ángel Sáez García

FEREDE

FEREDE

EDITORIAL / Sobre los sentimientos religiosos y la libertad de expresión

FEREDE

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

"Presos políticos" en ARCO

Manuel Molares do Val

Atrévete a orar

Atrévete a orar

VIRI PROBATI y VIRI REPROBATI

Rufo González Pérez

Fe y vida

Fe y vida

Llamados/as a una conversión integral

Consuelo Vélez

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Puigdemont:un pájaro de cuidado.

Vicente A. C. M.

Un minuto para el encuentro

Un minuto para el encuentro

¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón?

Ana Bou

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital