Secularizados, mística y obispos

¿Curas casados? IV

15.09.18 | 11:42. Archivado en Secularizados de ambos sexos


Por Juan Díaz Parroquín. (1)

Pero antes hablemos algo de Justicia y Verdad.
Catecismo 107. Los libros inspirados enseñan la verdad.
Catecismo 2467. El hombre busca la verdad. Está obligado a honrarla y atestiguarla: “Todos los hombres , conforme a su dignidad, por ser personas, se ven impulsados, por su misma naturaleza, buscar la verdad y, además, tienen la obligación moral de hacerlo, sobre todo con respecto a verdad religiosa. Están obligados a adherirse a la verdad una vez que la han conocido y ordenar toda su vida según sus exigencias”.

Es por ello que los Curas Casados buscamos, encontramos y nos adherimos a la verdad y actuamos en consecuencia. Me refiero a los Curas Casados que sí queremos cambios.
Catecismo 2469….En justicia, “un hombre debe honestamente a otro la manifestación de la verdad”. Y nosotros añadimos de toda la verdad.

La Jerarquía Católica no manifiesta ni la verdad, en algunos casos, ni toda la verdad en otros. Me explico. Durante años mantienen a los católicos, incluidos los seminaristas en la ignorancia bíblica y nunca enseñan los temas referentes al hecho de que sí se pueden casar los Sacerdotes.

>> Sigue...


DOMINGO 24º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

15.09.18 | 09:10. Archivado en Homilías

16 SEPTIEMBRE DEL 2018 Mc.
1.- ¿Qué respondería si me preguntara el mismo Jesucristo, como lo hizo a sus discípulos, ¿Quién dice la gente que soy yo? Ellos contestaron así: Unos dicen que eres Juan el Bautista, otros Elías o uno de los profetas. Pedro contestó: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Hoy gran parte de la gente no se preocupa de saber quién es Jesucristo, les tiene sin cuidado. Otros sí nos preocupamos, pero tal vez lo sabemos de una manera rutinaria. Lo cierto es que él debe influir en nuestras vidas. Eso te pido hoy, Señor, que influyas más en nuestras vidas.

2.- Jesucristo les instruía en aquellos momentos a los suyos y les decía: que él tenía que padecer mucho, que sería entregado, que sería condenado y lo ejecutarían, pero que resucitaría al tercer día. Pedro no aguantó que dijera aquello. No admitía esta profecía y le increpaba al Señor. Pero el mismo Jesús le riñó a su discípulo predilecto, y lo trató nada menos que de Satanás, porque pensaba de una manera meramente humana, no como Dios. Y luego añadió Jesucristo: "El que quiera venirse conmigo, que cargue con su cruz y que me siga". La cosa es clara. No puedo querer servir a Dios con dulzuras, como siempre de fiesta. No puede ser así. He de tomar con fortaleza la cruz de cada día, ofrecerle mis obras cada día, y seguirle así hasta el final. Y ser consciente de que el egoísmo ha de estar lejos de mí, porque "el que pierda su vida por el Evangelio, la salvará".

>> Sigue...


Quieto delante de Ti. Puntos de oración. 15-9-18

15.09.18 | 04:46. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Me quedo aquí, quieto, sentado delante de ti, Señor, en esta iglesia delante del sagrario; y me vine a la memoria el canto que ayer leía en latín: "Qué amable eres, buen Jesús, oh buen dulce Jesús; qué deleitable eres, buen Jesús".

2.- Quiero sentir en mí tu amabilidad, tu bondad, tu amor. Quiero que sea para mí durante el día mi mayor placer; sentir el calor de tu corazón.

3.- Quiero que sea para mí la alegría de mi corazón, el solaz de mi mente atormentada a ratos por tanta desgracia del mundo y de la existencia.

4.- Oh buen Jesús, óyeme; dentro de tus llagas, escóndeme. Este es mi deseo y a la vez mi súplica a ti Padre en nombre de este mismo Jesús. En Vos está el hacerlo realidad.

5.- El padre Pío pasó su vida envuelta en amarguras; en marginación enorme por parte de la jerarquía, y a vez en olor de multitudes, e incluso, a temporadas con el parabién de papas. ¡Cuánto sufrió! Pero tenía una convicción profunda de tu amor y en ti encontró su solaz. Dadme, Señor, espíritu de abnegación y dolor de mis pecados. Y haz que siempre me adhiera a ti, y no permitas que me aparte de ti.

>> Sigue...


Obispos

14.09.18 | 11:50. Archivado en Para los Obispos

Los pastores mundanos hablan demasiado y escuchan poco
Les falta “la roca del amor de Dios, la roca de la Palabra de Dios”. Y sin esta roca “no pueden profetizar, no pueden construir: aparentan, porque al final todo se derrumba”. “Son los ‘pseudo pastores’, los pastores mundanos; también los pastores o los cristianos que hablan demasiado, tienen miedo del silencio, quizá hacen demasiado”. Pero no son capaces de escuchar, hacen lo que dicen, hacen de lo propio, pero no de Dios”:

“Recordemos estas tres palabras, son un signo: hacer, escuchar, hablar. Uno que sólo habla y hace, no es un verdadero profeta, no es un verdadero cristiano, y al final se derrumbará todo: no está sobre la roca del amor de Dios, no está firme como la roca. Uno que sabe escuchar y de la escucha hace, con la fuerza de la palabra de otro, no de la propia, ese permanece firme. Si bien sea una persona humilde, que no parece importante, ¡pero cuántos de estos grandes hay en la Iglesia! ¡Cuántos obispos grandes, cuántos sacerdotes grandes, cuántos fieles grandes que saben escuchar y de la escucha hacen!”
25-6-15 Papa Francisco

>> Sigue...


Nunca me abandonarás. Puntos de oración. 14-9-18

14.09.18 | 05:08. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Bien sé, Señor, de quién me he fiado. Me pueden abandonar la suerte, la salud, el dinero, la familia, el amor humano y las amistades, pero Tú, Señor, nunca me abandonarás; porque nunca abandonas, si el hombre no te abandona.

2.- Mi alma descansa en ti, Señor. Te lo repito una, diez veces y más... Confío en ti, Señor. Confío.

3.- Ayúdame a ser hombre penitente y, sobre todo, dame celo sacerdotal para hacer este mundo n poco mejor.

4.- Si logro en mí o en otro un acto de amor a Dios o al prójimo, ya se ha conseguido algo grande. Lo mejor.

5.- Te pido, Padre, todo esto en nombre de Jesús. Y no permitas que me aparte de Ti.

>> Sigue...


Confidencias a un clérigo. ADORACIÓN

13.09.18 | 18:20. Archivado en Confidencias al clero

Hace ya varios años leía estas ideas: no es tiempo perdido el que dedicamos a la adoración del Señor sin pedirle nada, ni siquiera su ayuda para ser buenos; solo estar con El, adorarle.

Contemplar con el entendimiento el ser Infinito de Dios, su Eternidad, su Omnipotencia, su Sabiduría, su Hermosura. A veces, cuando pensamos con intensidad en esto se nos va la cabeza. ¡Qué grande es Dios!
Son momentos de gozarnos en la sublimidad de este Ser, nuestro Padre. De nadie necesita ni de nada. Es Bueno. Santo. Lleno de gloria. Merece la pena adorarle y gozarnos en su grandeza.
Mi ilusión no es ganar dinero ni puestos distinguidos, ni
siquiera ocupar un cargo de cierto honorcillo; mi ilusión eres Tú, Señor. Y si voy a estar más cerca de ti en el dolor y en la incomprensión, llévame por ese camino; pero si ves que necesito para animarme un poco de consuelo y de aprecio de mis compañeros, permíteme este favor.
Pero sobre todo, si lo necesito, envíame algún consuelo
sobrenatural, para que me vaya de una vez desengañando de tantos placeres y gustos del mundo que a nada conducen. Y ayúdame a comprender, a querer y apreciar a cuantos me rodean. Quiero ayudar a todos.
Pedir todo esto es maravilloso. Más aún adorar a Dios en verdad y humildad. Creo que lo habrás experimentado más de una vez.

>> Sigue...


Vulnerada la ortopraxis con los sacerdotes seculaarizados. Pedimos remedio

13.09.18 | 11:38. Archivado en Crítica, Actualidad

La ortopraxis de la jerarquía de la Iglesia Católica una vez más queda vulnerada. Ha conservado nuestra jerarquía el depósito de la revelación a lo largo de la historia. Pero aplicar al detalle en el Derecho Canónico y en la normativa tanto la revelación como el mismo Evangelio, en el transcurso de la historia no lo ha hecho siempre bien. Baste recordar los tribunales de la Inquisición. Ahora ocurre algo semejante con la actitud tomada con los sacerdotes secularizados. Han recibido un sacramento que imprime carácter, el Orden Sacerdotal, pero se les prohíbe de por vida su uso. No se ve ni mucho menos la ortopraxis. Pero vamos a citar literalmente el artículo que publicó Miguel Agarrabeitia el 14 de julio del 2018 en Religión Digital:

"QUIENES TANTOS MATRIMONIOS PRESIDIERON, AHORA NO PUEDEN CELEBRAR SU BODA CRISTIANA CON ALEGRÍA Y FIESTA"
Cura dispensado: "Tras 13 años de espera, la dispensa nos consideraba 'pecadores de escándalo público'"
"Cincuenta y seis años después de haber sido ordenado, continúo con esa misma vocación"
Miguel Agarrabeitia, 14 de julio de 2018 a las 10:58
  

La dispensa de Miguel Agarrabeitia
RELIGIÓN | DIÓCESIS
Ahora que mi muy amada esposa ha fallecido, me he ofrecido a la Diócesis para colaborar, según mis posibilidades... y ¿sabéis qué respuesta y cómo la he recibido?
(Miguel Agarrabeitia).-  Una vez pedida la Dispensa del Celibato sacerdotal, 13 años estuvimos esperando y, durante este tiempo sin poder casarse por la Iglesia...El dolor más grande fue tener que casarse por lo Civil y saber que la Iglesia en sus normas nos consideraba "pecadores de escándalo público".
Al fin, llegó la Dispensa y pudimos casarnos por la Iglesia en la que tanto habíamos hecho, y la Dispensa nos comunicaba estas ¨peladillas¨

>> Sigue...


Tú me conoces. Puntos de oración. 13-9-18

13.09.18 | 05:26. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Me uno a ti, Señor; me uno a la oración de mis amigos. Me entrego a ti, Padre, en el Hijo con el Espíritu Santo.

2.- Tú me conoces mejor que o a mí mismo y me sondeas. Aquí me tienes dispuesto a cumplir tu voluntad. Ayúdame; enséñame tus caminos.

3.- Tú me elegiste aun conociendo mis infidelidades. Tú me amas, aun cuando veas desamor en casi todos. Tú quieres que te ame, aun cuando veas en mí mezquindad.

4.- Me pongo en tu presencia. Me pongo en tu presencia pidiéndote como mendigo miserable. Dame fuerza pasiva para que me deje amar más y más.

5.- Y dame fuerza activa para que sepa amar más y más. Me entrego a ti; danos la salvación a todos los hombres. Ten misericordia de tus sacerdotes. Que sean más santos.

>> Sigue...


HACE TIEMPO QUE ME JUBILÉ

12.09.18 | 11:18. Archivado en Enfermos y debilidad

Me preocupaba - lo recuerdo muy bien - cuando estaba próximo a la jubilación, cómo emplearía el tiempo. Pensaba lo tremendo que sería aburrirse, deambular por la ciudad mirando las nuevas obras en construcción; pasar largas horas delante del televisor para matar el rato... ¡Después de una profesión de enseñanza de tantos años y llena de gozo! Estuve mirando, los meses inmediatos a mi fecha, ciertos talleres de manualidades muy amenas, y tuve la suerte de que en ninguno me admitieron por estar llenos todos los turnos. Hoy no llego a todo cuanto me propongo, y me admiro de cómo hace diez años podía sacar tiempo para un trabajo de siete horas diarias. Otros compañeros me dicen lo mismo.

Para mí estar jubilado es un placer. Si madrugo, es porque así lo deseo. Me resulta más difícil enfadarme aun por dentro. Ya no tengo necesidad de ahorrar, porque las obligaciones familiares han disminuido. Es verdad que la muerte está más próxima; incluso he "degustado" su antesala, pero esto no me aterra. Parece que la fe incluso se afianza con la edad, y la confianza en Dios también aumenta. Aun en medio del dolor llegamos a ver que Dios es Padre y nos quiere, y que el sufrimiento pasa, incluso en esta vida, y después Él nos aguarda. No necesito autoconvencerme de que la tercera edad es estupenda.

>> Sigue...


Estoy contento contigo. Puntos de oración. 12-9-18

12.09.18 | 05:14. Archivado en Espiritualidad - Mística

1.- Siempre, Jesús, he de estar en tu presencia, pero ahora, cuando me dirijo a ti, sería un contrasentido permanecer alejado de tu presencia.

2.- Estoy contento contigo: me has creado, llamado a la fe y al sacerdocio. ¿Cómo lo agradeceré? Me has perdonado tantas veces...

3.- ¿Cómo lo agradeceré? Yo también he de perdonar con el corazón y con mi trato amable y cordial a... A todos cuantos me han hecho algo que no me ha gustado. Ayúdame a olvidar; a no rememorar tantas cosas inútiles.

4.- Dentro de tus llagas, escóndeme... Y dadnos sacerdotes santos;
que salgan varios con espíritu carismático que muevan a tu pueblo.

5.- Ten misericordia de nosotros, Señor. Mirad cómo se apartan las almas de la fuente de la vida. Compadécete de ellas. No se dan cuenta del riesgo de perder su eterna salvación. Ten compasión de tu pueblo.

Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


CAMPOS ÁRIDOS

11.09.18 | 11:14. Archivado en Espirtualidad mística

Me asomaba a la ventanilla del tren. Contemplaba los campos nunca segados: paisajes áridos de Castilla, tierras resecas de las Bardenas de Navarra. Mi imaginación voló de allí enseguida a mi tema favorito: las bellas parcelas del Reino de dios, las personas que un día juraron fidelidad y amor a Jesús, Rey de Reyes, Amor de los Amores. Seguro, lector amigo, tú eres una de esas almas.

¿Es ahora tu espíritu rastrojo antiguo, barbecho eterno de los campos de meseta? ¡Alma en sequedad! Habías caminado largo tiempo por senderos abiertos. La oración no era siempre jugosa, mas durante el día mantenías contacto amistoso con tu Dios.

Ahora parece que el siroco del desierto ha abatido tu heredad. Se han agostado las fuentes y, durante la jornada, las miasmas del bochorno intentan infestar el clima de tu atención. Resiste. Ofrece al Señor el sacrificio de tus horas de oración, como acostumbrabas en los mejores tiempos. Combina la súplica con la lectura espiritual. Utiliza de nuevo aquellos libros que en el pasado lograban envolver tu ser entero como en nube de esperanza. A perseverar en estos ejercicios, deleite del alma, incompatible con los placeres sensuales. Dicen los autores de la vida interior: muchos lo dejan todo en época de sequedad, en las tinieblas de la noche oscura. Pero quien persevera hasta el fin, ese llegará a la meta; entrará en el gozo de su Señor, llevando junto a sí un nutrido grupo de personas a quienes conquistó para el Reino.

>> Sigue...


Esperando. Puntos de oración. 11-9-18

11.09.18 | 05:09. Archivado en Actualidad, Espirtualidad mística

1.- No me quejo, Señor, de la sequedad. Es lo que merezco. Por escrito, muy despacio, puedo fijar con devoción mi atención en ti.. Perdona mis pecados: no te he sido fiel; he buscado lo agradable; he querido compaginar vida de oración con vida fácil; sin sacrifico continuo, siendo así que el sacrifico ha de ser constante y aceptado y buscado; todo.

2.- ¿Pero qué voy a hacer cuando mi vida ha llegado a la madurez? Permaneceré esperando en el desierto, desear enmendarme sin desaliento y poner los medios; jamás dejar por nada del mundo la oración.

3.- Dadme el don de oración; que Tú puedes, Señor, hacer hijos de Israel de las mismas piedras; dame el don de abnegación; que cuando estás muy cerca de mí consigo superarme; y dadme la perseverancia final y celo por la salvación de las almas. Te lo pido con gran confianza.

4.- Te lo pediré todos los días y estoy seguro que cuando lo juzgues oportuno me lo conseguirás.

5.- Mantenme en tu presencia. Padre, concédeme todo esto en nombre de Cristo tu Hijo.

>> Sigue...


Viernes, 21 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930