Secularizados, mística y obispos

Confidencias al clero ENAMORARNOS DE LA EUCARISTIA

13.01.18 | 17:14. Archivado en Confidencias al clero

Desde mis años infantiles he centrado mi vida espiritual en la Eucaristía. Tal vez sea también éste tu caso. De todas las formas, vamos a ir adentrándonos en el Gran Misterio de de nuestra fe. Si permanecemos delante de Jesús hecho hostia con gesto sencillo de amor y espera, El se nos dará. Nuestra vida será de fervor e ilusión.

Me emociona la Eucaristía. Es la fidelidad total de Cristo a su promesa de salvación. El sabía nuestra indigencia y se nos entrega, para acompañarnos en nuestra marcha. Y no lo realiza con la lógica de los hombres, sino con la economía de Dios dentro de la fe. Todo celado, oculto en el misterio. Viene a ser la solución a un doble problema: el de un Dios que no se deja descubrir y el de los hombres que buscamos a Dios. Es el choque, el encuentro de estas dos realidades.
La Eucaristía es el gesto de un Dios amigo. Su amor es tangrande que rompe todos los moldes racionales. Si creemos en la Eucaristía, a la fuerza nos atraerá el Sagrario. Dirán: inicialmente se reservó a Jesús para la comunión de los enfermos. Está ahí, yo iré a El; le visitaré porque correspondo a su amistad; porque debo ser agradecido.
El alma deberá ser calentada con la presencia de la Eucaristía, y si se aleja, comenzará a ponerse tibia y después fría como un témpano. Sin la gracia de la comunión frecuente y fervorosa no podemos esperar más que tibieza y desilusión. Pero es preciso huir de la rutina. Porque si abrimos el alma a influencias y aficiones de este mundo hasta que constituyan un total apego, esas cosas nos llamarán del todo la atención y no la Eucaristía.
De la Comunión hemos de conseguir la gracia para llegar a la santidad. Muchas veces me pregunto: cuánta eucaristía perdida, pues no soy santo.
Dios se nos da. No somos nosotros los primeros en amar a Dios, sino El quien nos ha amado. Cuando de una vez nos hayamos dado cuenta de esta realidad, comprenderemos mejor cómo debemos apreciar la Eucaristía. Cada recepción de Jesús en nosotros nos asemeja más a El y, por consiguiente, más nos quiere.
Los mejores ratos de mi vida, los pasados reposadamente junto al Sagrario, hablándole de El, hablándole de mí, confiando en que seguirá derramando su gracia sobre este mundo frío y distante.

>> Sigue...


DOMINGO 2º DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO B

13.01.18 | 09:34. Archivado en Homilías

14 ENERO 2018 Jn. 1,35-42

1.- Juan el Bautista decía de Jesús: "Éste es el Cordero de Dios". Se encontraron con Él Andrés y otro discípulo, y le preguntaron: "¿Jesús, dónde vives?. Después de pasar la jornada decidieron abandonar las redes y seguirle. Andrés un poco más tarde se encuentra con su hermano Simón Pedro y le dice: "Hemos visto al Señor". Lo presentó y también fue un nuevo discípulo.

2.- Una enseñanza para nosotros: Si seguimos a Jesús ha de ser al estilo de Andrés que lo comunicó a su hermano Pedro. La Providencia premió aquel acto de Andrés y Pedro fue más tarde la roca y fundamento de la Iglesia. Cuando comunicamos de una manera sencilla algún tipo de experiencia de fe, siempre produce su efecto. Confiemos en la Providencia de Dios que se sirve de nosotros para extender su Reino. Y le decimos: Señor, que tenga siempre el valor necesario para manifestar de una manera sencilla mi fe.

>> Sigue...


Amar, dándome cuenta... Puntos de meditación 13-1-18

13.01.18 | 04:46. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Amar, dándome cuenta de que mi meta es Dios solo. Dame, Señor, un corazón limpio, amable, generoso; y quítame el corazón egoísta.

2.- Siento URGENTE APREMIO Y NECESIDAD de dejarme invadir por la Gracia y por la PRESENCIA que me habita y en la que habito.

3.- Yo, tengo que ser, presencia callada tomada por Jesús, por mi Dueño o Esposo, generando energía divina que no se ve, pero se vive y se siente su eficacia.

4.- Fermento casi invisible pero bien eficaz. ¡Cómo sabía de estos menesteres Jesús de Nazaret, a buen seguro que había visto a su santa Madre tantas veces hacer la masa para el pan.

5.- Las máquinas se ven, la energía no, pero sin ésta de nada sirven las mejores técnicas, la mejor factoría..., viene a ser lo que Sta. Teresa de Lisieux decía al respecto del "corazón de la Iglesia". (Sor Paulina)

>> Sigue...


Obispos. Enfermedades curiales

12.01.18 | 11:23. Archivado en Espirtualidad mística

La enfermedad de "martalismo" (Marta), de la excesiva operosidad: es decir, de aquellos que están inmersos en el trabajo, dejando de lado, inevitablemente,''la mejor parte": Sentarse a los pies de Jesús.

Por eso, Jesús invitó a sus discípulos a "descansar'' porque descuidar el necesario reposo conduce al estrés y la agitación. El tiempo del reposo para aquellos que han completado su misión, es necesario, es debido y debe tomarse en serio: pasar un "tiempo de calidad ''con la familia y respetar las vacaciones como un tiempo para recargarse espiritual y físicamente; hay que aprender lo que enseña el Eclesiastés que "hay un tiempo para todo".
José María Lorenzo Amelibia

>> Sigue...


Me ofrezco al Padre. Puntos de meditación 12-1-18

12.01.18 | 05:18. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Renueva, Señor, en mi alma aquel recogimiento y aquella emoción de los días de mi primera conversión, cuando me sentía dispuesto a todo: la entrega, el ayuno, la penitencia...

2.- Este amor de Jesús y este amor a Jesús me inspira amor a mis semejantes y simpatía y me hace vivir con gozo.

3.- Me ofrezco al Padre contigo Jesús, amo a Dios Padre, Hijo, Espíritu Santo.

4.- El mejor reflejo de la Santísima Trinidad en este mundo es la Eucaristía: ahí estás Jesús, Dios y hombre verdadero, consustancial con el Padre por la filiación, y con el Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo. Me entrego a la Eucaristía. Me entrego a la Santísima Trinidad.

5.- Me das a entender en la oración que soy soberbio; esto es ridículo en mí, porque no tengo ningún motivo para ello. Complejos, no. Humildad, sí.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: jmla@jet.es
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


ACOMPAÑAR AL QUE SUFRE

11.01.18 | 11:02. Archivado en Crítica

Nunca me acostumbro a sufrir ni a ver sufrir. El hecho de asumir el dolor no es analgésico, pero es preciso saber aceptar el propio. Así lo sugieren nuestra razón y nuestra fe. Y estar atentos al dolor ajeno para acompañar, remediar, ser solidarios con él.
Blanca López Ibor, especialista en cáncer infantil, nunca se acostumbraba al sufrimiento de los niños: “Me afecta muchísimo cuando un pequeño muere. Pero no siento amargura porque he hecho todo lo posible. Me considero un ser privilegiado y no cambiaría ni un solo minuto de mi jornada.”

Ante la adversidad de nuestros semejantes no hay que refugiarse en una compasión estéril por el dolor del compañero, sino ofrecerse, colaborar, echar una mano para ser útil. A todos nos ha de tocar visitar y tendremos la oportunidad de ayudar a los enfermos. Por ello no nos hemos de considerar héroes ni dignos de agradecimiento. La misma doctora López Ibor declara: “Después de años, muchos niños no me reconocen. Eso me parece maravilloso porque se han olvidado de todo y la enfermedad no se ha quedado en su memoria”.

>> Sigue...


Revestirme de Cristo. Puntos de meditación 11-1-18

11.01.18 | 04:59. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Que mi corazón, Señor, no se detenga en las criaturas, como si fueran su fin; esto me incapacitaría para de seguirte. Ven en mi ayuda.

2.- Que mi mente esté, Señor, despejada y voluntad presta para cumplir tu voluntad. Este es mi deseo, mi gran deseo que pongo en tus manos para que me es fuerza.

3.- Que sepa, Padre, conformarme con las disposiciones de tu Providencia; que sepa ver tu mano bondadosa en todo cuanto me ocurre en la vida.

4.- Que sepa buscar en todo, Santísima Trinidad, la voluntad divina, el “gusto” de Dios, no mi capricho ni mis gustos.

5.- Revestirme de Cristo; buscar tus cosas, Señor. Imitar a Jesús en su amor y humildad

>> Sigue...


UNA ENFERMEDAD TERRIBLE, el hambre

10.01.18 | 11:29. Archivado en Enfermos y debilidad

A veces pienso que la enfermedad peor que existe en el mundo no es el cáncer, ni el sida, ni las cardio - vasculares; es el hambre. Se calcula que al menos ochocientos millones de personas pasan hambre en nuestro planeta; de ellos trescientos millones son niños. El hambre es el mayor azote de la humanidad en pleno siglo XXI. Y a todos se nos ocurren soluciones. Incluso damos unos euros para paliar las necesidades de nuestros semejantes, pero nunca hasta la fecha se ha remediado el mal. De vez en cuando vemos a personas heroicas que entregan su vida con la finalidad de ser un poco eficaces para curar esta enfermedad catastrófica.

Hace algo más de veinte años nombraban obispo de Palencia a Nicolás Castellanos. Entonces era un cura joven, inteligente y dinámico, y parecía que subiría en la "carrera" eclesiástica. Pero inesperadamente "dejó" su cargo episcopal y marchó a tierras de misión, a Bolivia, a una región de lo más pobre, en un barrio de Santa Cruz de la Sierra. Quería hacer realidad un proyecto, "encarnar de verdad el Evangelio de Jesús" entre los más pobres y desheredados. Hoy Castellanos ya es mayor, con setenta y dos años cumplidos. Pero sigue al pie del cañón y de vez en cuando viene por su patria y nos recuerda la necesidad de trabajar contra la terrible enfermedad del hambre. Dice que es preciso despertar en el ambiente "una nueva conciencia planetaria". Afirma reiteradamente: "Hay que crear y apostar por una nueva globalización, nuevas conquistas sociales que lleven a una sociedad más justa y solidaria". Y afirmaba que simplemente dando todos los estados el 0,7% de su presupuesto, se acabaría el hambre. Pero, sin darle importancia, él había ya hace años entregado su vida a esta labor del todo evangélica.

>> Sigue...


Algunas palabras de Jesús. Puntos de meditación 10-1-18

10.01.18 | 05:26. Archivado en Actualidad

Hoy los puntos son más de meditación discursiva y después, pedir.

1.- Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: en la purificación de Jesús en el templo: “El celo de tu casa me devora”. Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: después de la resurrección despierta en los apóstoles el recuerdo de todo lo oído antes y toma el gran valor; apreciarlo; recordar algo; asimilarlo con gozo.

2.-- Jesús utiliza mucho la palabra “recordar”, “memoria”: El Domingo de Ramos: “No temas, Simón, mira a tu Rey que llega montado en un borrico”. Ayúdame, Espíritu Santo, a contemplar y saborear el plan divino.

3.- Dos vasos llenos de agua, uno más chico y otro más grande, los dos llenos hasta arriba; así será en el cielo, cada uno tendrá la santidad suya, pero cada uno a tope, según los dones que haya recibido y cultivado. (Parábola de los talentos)

4.- Pedir al Señor fuerza para aumentar nuestra capacidad para bien de su Reino. Ejemplo de los españoles cambiando por cuatro tonterías a los indios por oro. Mayor tontería es la nuestra al cometer el pecado.

5.- Pensar y sacar propósito; pedir ayuda. La apariencia de bien nos puede atraer demasiado y apartarnos del verdadero camino, que no es otro que nuestra realización como personas, como hijos de Dios.

>> Sigue...


SANTOS EN LA ENFERMEDAD

09.01.18 | 11:23. Archivado en Enfermos y debilidad

Querido amigo enfermo: En tus largas horas de retiro en la enfermedad has leído vidas de santos. La admiración era el tono de tu alma. Mas no lo podías remediar: te sentías como estudiante fracasado que hubo de interrumpir su carrera. Así pensabas:

"Ellos, los santos, se lanzaron al mundo, bien agarrados a Dios, y lograron coronar grandes empresas. Y yo, pendiente siempre de medicinas y cuidados, ¿qué podré hacer en mi vida? ¿Qué pinto en este mundo?" Y, sin embargo, Dios te llama, te sigue llamando cada día con mayor instancia. Sigues escuchando la voz de Jesús: "Tú ven y sígueme".

Te elige como apóstol en medio del dolor y de la enfermedad. Te ha ido desligando de aficiones y apegos. Aunque no llegues a comprenderlo del todo, acéptalo. Estás unido a Jesús en la cruz. Estás sufriendo en tu carne lo que falta a la pasión de Cristo. Eres de los privilegiados para la santidad; para influir más que nunca en un mundo apartado de Dios.
El te llama.

>> Sigue...


El alma enamorada de Jesús es mansa. Puntos de meditación 9-1-18

09.01.18 | 05:13. Archivado en Espirtualidad mística

1.- Una cosa está clara. La señal de Dios para los hombres es el Hijo del Hombre, Jesús.

2.- Creer en Jesús y seguirlo: Él es el verdadero Lázaro, el de la parábola de Epulón y del pobre Lázaro.

3.- Aplicarnos a Dios en cuanto nos lo permitan las necesidades de la vida.

4.- El alma enamorada de Jesús es mansa, blanda, humilde, paciente. Me ha tocado un lote hermoso, y me encanta mi heredad: (Del salmo).

5.- Señor ve en nuestra ayuda. Virgen María, eres llena de gracia; enséñanos a imitarte para el bien de tu Reino.

>> Sigue...


Una vocación hasta la ancianidad. Inroma ASCE

08.01.18 | 11:12. Archivado en Secularizados de ambos sexos

He cumplido ochenta y un años. Soy sacerdote, pero no pertenezco al clero. Nuestras jerarquías desde hace varios siglos consideran que el sacerdote de rito latino ha de ser célibe. Por eso a quienes optamos por casarnos, nos excluyen de la lista. Pero siempre seguiremos con el carácter sacerdotal. Así es nuestra fe.

Había pedido a Dios con fervor, con mucha confianza, en los últimos años de mi carrera sacerdotal el don de la perseverancia en mi compromiso de celibato. Lo seguí pidiendo con súplica incesante en mis años de sacerdocio ministerial. Mi oración la hacía en estos tiempos, imitando a Jesús en el Huerto: “pronus in terra”. Dios escribe derecho con líneas torcidas. De una manera, inesperada por mí entonces, ha trazado el rumbo en mi vida.

>> Sigue...


Viernes, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031