Secularizados, mística y obispos

La Palabra Y El Ejemplo

26.09.17 | 18:47. Archivado en Educación y familia

Me explicaba una niña: "Yo a Dios me lo imagino como a papá: me da tranquilidad, seguridad y confianza. Y a Jesús y a María como a mamá, siento en ellos acogida y ternura". Aquella familia había creado ambiente para la transmisión de la idea religiosa. Y es que no se trata tanto de aprender conceptos y teorías, sino de vivir desarrollando la tendencia religiosa.

Dar lecciones es muy importante para la educación católica del niño; no cabe duda; pero si éstas no van acompañadas del ejemplo vivo, apenas servirán al pequeño. Han de ver los hijos nuestra actitud de perdón, no solo el consejo; han de ver nuestra bondad para con el prójimo, no solo la teoría.

Por eso no pretendáis que el pequeñín repita sólo mecánicamente las oraciones; ha de entenderlas y vivirlas. Es bueno formular una letanía breve de pequeñas súplicas de éste o parecido estilo:

- Jesús, ayúdame a dormir bien esta noche.
- Jesús, perdona la rabieta que hoy he cogido.
- Virgen María, te pido por mi hermanita que está enferma.
- Oh Señor, bendice nuestro hogar y todos los hogares del mundo.
- Jesús, que todos los pueblos te conozcan y te amen.

>> Sigue...


Vienen los niños

28.08.17 | 16:31. Archivado en Educación y familia

Os habéis preparado antes el padre y la madre con unas reuniones en la comunidad parroquial. En ellas os han recordado vuestro compromiso de guías en la fe.
Tened en cuenta que los primeros años de vida del recién nacido lo van a marcar para toda su existencia. En vuestro ambiente de hogar debe rezumar el espíritu de piedad en todos los detalles.

Tomad esto muy en serio porque, al hacerse padres, los esposos reciben de Dios una nueva responsabilidad: "Ser para los hijos el signo visible del mismo amor de Dios, del que proviene toda paternidad en el Cielo y en la Tierra". (F. C. 14. Del Concilio Vaticano II). Nuestra propia fe nos exige crear un ambiente de piedad y de amor a Dios: es que debemos llevar dentro de nosotros, como un instinto de lo divino. ¡Lo veo yo tan claro...! Espero que también lo veáis vosotros.

Algunas Sugerencias Muy Concretas.
Para La Educación En La Serenidad:

Poner suavecito el tocadiscos con música clásica, mientras el bebé toma su baño diario, o su ración de atardecer. La belleza de la armonía va penetrando así poco a poco en su espíritu. Durante los primeros años se graban en el subconsciente cantidad de especies que en los tiempos de adolescencia o madurez podrán ser estímulos en un sentido o en otro. ¡Qué importancia las conversaciones serenas, la ausencia de ira, la alegría tranquila en estos primeros meses de la criatura!

>> Sigue...


¿OTROS VENDRÁN Y METERÁN PRÁCTICAS PAGANAS?

12.07.17 | 17:37. Archivado en Educación y familia

Un amigo me decía: "Si los padres no nos esforzamos en meter en nuestros hijos la práctica religiosa, otros vendrán y les meterán la prácticas paganas". Importa mucho que los hijos aprendan en casa desde los primeros años a amar a Dios y a sus semejantes.

¡Si a una silla de tres patas le falta una, al suelo! Así pasa en la educación religiosa de los niños, se apoya en una triple base humana: la familia, la parroquia y la escuela; todas ellas son muy importantes e insustituibles. Si alguna falla, es como la silla a la que falta una pata. Pero el influjo familiar debe ser el más intenso de todos.

La función educadora de los padres es imprescindible: ellos son los primeros maestros por derecho natural y sacramental, no solo en lo relativo a la instrucción humana, sino también respecto a la oración y toda formación espiritual y cristiana. Ellos tienen el deber de educar en lo social y en la fe. Ellos han de ir introduciendo progresivamente a los niños en el misterio de Dios.

>> Sigue...


HONRARSE, AMARSE, PERDONARSE

27.06.17 | 11:50. Archivado en Educación y familia

Estas palabras pueden salvar del fracaso a muchos matrimonios. Son el resumen de los cuidados que hemos de prestar a esta planta delicada de la relación conyugal. ¡amarse! Casi le parece un insulto a un recién casado que se le aconseje el amor. Y, sin embargo, muchos matrimonios fracasan por no fundamentarse en el amor, sino en el atractivo físico o en un cariño fantasmal. Amaban en la otra persona una idea que ellos mismos se habían forjado. Pasa el tiempo y se dan cuenta de que aquella persona ideal no existe; su cónyuge no es una fantasía; es real.

Me decía un amigo, y lo he constatado con mi propia experiencia: - A los cinco años de casado sufrí una fuerte crisis. Descubrí que mi esposa no era como yo creía. ¡Cuántos defectos para mí molestos e incómodos! No me callé. Hablé con ella largo rato, y con mucha delicadeza, de mis temores hacia sus defectos. Ella me descubrió su corazón, sus luchas sus propósitos, sus caídas, sus deseos de cambiar. Ella también había visto en mí lagunas, y el desengaño comenzaba a anidar en su corazón. Yo también le abrí y mostré el fondo de mi ser, indigente como el suyo. Nos abrazamos. Desde entonces brotó un nuevo amor, más profundo. Nos queremos según somos. Pero trabajamos por ser mejores.

>> Sigue...


Hacia la santidad

18.05.17 | 13:55. Archivado en Educación y familia

No hemos de pensar que para ser santos hay que meterse fraile cartujo o monja de clausura. Para la mayor parte de la humanidad será más difícil la unión con Dios en la vida religiosa que en el matrimonio, porque es imprescindible para los religiosos la vocación.
Algo aparece claro: los padres han de dar ejemplo a los hijos, para que éstos aprecien la santidad. Los hijos a su vez, llenos de amor filial, contribuyen a dar aliento a sus progenitores para que sean santos. Las cosas dichas así parecen como utópicas, como consejos del padre "Machaca" a los que nadie hace caso. Y es preciso estimularse; vivir con gran ilusión por la santidad. Eso se contagia y transmite a los hijos.

Y para que no falte una cita del Concilio que nos estimule a la santidad matrimonial, ahí va: "El genuino amor conyugal es asumido en el amor divino, y se enriquece por la virtud redentora de Cristo para conducir a los cónyuges a Dios y ayudarlos a la sublime misión de la paternidad y de la maternidad".

¿Mística En El Matrimonio?
¡Sí, Señor!

>> Sigue...


PAZ MATRIMONIAL

23.01.17 | 16:45. Archivado en Educación y familia

Ya se ha casado aquella pareja feliz. O tal vez varias décadas cubren vuestro amor. De todas formas ha comenzado la realidad, los días iguales, las alegrías sencillas, los sacrificios cotidianos, la espera del primer hijo, ¡o del cuarto!

Es importante desde los primeros años del matrimonio - los más difíciles - disfrutar de un buen carácter para la convivencia. Esto lleva consigo vigilancia constante de sí mismo. Es preciso renunciar a hacer lo que a uno le viene en gana, a tratar al compañero o compañera con abuso de confianza. ¡Los más allegados no deben recibir lo peor de nosotros mismos! En una palabra, renunciar al primitivismo temperamental. Querámoslo o no, las personas que comparten su vida con nosotros sufren una serie de impresiones desagradables que, por la misma naturaleza del ser humano, son inevitables.

En compensación a todo esto debieras esforzarte por entregar a ellos lo más exquisito de tu trato, delicadezas, atenciones, regalos. Este proceder no indica desconfianza. No se trata de cumplidos diplomáticos, sino de elegir siempre lo mejor para el otro consorte que ha decidido compartir su vida contigo. Muchas rupturas son debidas a olvidar estos principios elementales.

El matrimonio de católicos se convierte en escuela de formación humana, ascesis cristiana, finura en la virtudes. Cierto que la juventud debiera ser una preparación para la convivencia, y nadie, dotado de un mal carácter, debiera acceder al matrimonio, a no ser con decisión inquebrantable de iniciar la tarea de su formación humana cuanto antes. Es preciso aprender a convivir.

>> Sigue...


A CHICOS Y CHICAS QUE TIENEN "COCO"

27.12.16 | 15:55. Archivado en Educación y familia

Los chicos y chicas que andan morreándose por la calle, no tienen ni idea de nada. Menos aún si se marchan de su casa y se ponen a vivir con su pareja sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo; más bien, por supuesto, al Diablo. Porque digan lo que digan, el mundo está organizado para crear una familia como es debido. Y el mundo cristiano tiene un sacramento para ello: el matrimonio. Por eso es necesario convencerse de que hay que tener "coco", es decir, cabeza. Elegir la persona, la media naranja a tu medida: he ahí el problema. Ella será el familiar más familiar, el esposo o la esposa de toda la vida. Merece la pena dedicar tiempo, corazón y cerebro a este problema vital. ¡Y aquí radica la dificultad! A la hora de escoger pueden influir engañosamente la imaginación, el flechazo, la proyección engañosa del propio ideal de vida que transferimos a la otra persona.

Alguna revista católica organizó hace ya muchos años, una especie de agencia matrimonial. Muchas bodas se concertaron con su ayuda, y sus efectos han sido altamente satisfactorios. Multitud de parejas son hoy familias cristianas excelentes, gracias a aquella iniciativa que llamaron "Caná de Galilea". Pero no a todos satisface este método un tanto artificial y poco espontáneo para crear un hogar.

>> Sigue...


Padre Y Madre, Sentaos Un Poco

28.11.16 | 19:46. Archivado en Educación y familia

Han pasado ya muchos años y me parece estar oyendo todavía aquellas palabras de un experimentado esposo en nuestro cursillo de preparación para el matrimonio: "Ya sois novios, a punto de casaros. Vuestro porvenir humano está solucionado. Vuestro compromiso es serio. Os amáis y queréis que pronto Dios bendiga con el Sacramento vuestra unión. Os habéis de quitar la careta del respeto humano. Habéis de hablar de vuestro proyecto familiar. El núcleo de amor y vida lo fundamentáis en vuestro cariño humano y cristiano, y sobre todo, en Dios, fuente de todo amor".

Yo me atrevo a seguir en el mismo tono, para que me leas tú, padre o madre de familia: proyectad ahora, deseando que vuestra unión sea signo del amor que Dios tiene a la humanidad, como nos exhortaban en el Concilio Vaticano II.

Yo padre de familia, ya no muy joven, os recomiendo lo que leía en el prefacio la Misa de Navidad: Aspirad a que, "A través de lo visible de vuestro afecto, Dios os lleve al amor de lo invisible", Todo lo demás vendrá después, como por añadidura. Poned aquí el bienestar económico, la óptima educación de los hijos, el apostolado de cara a los demás.

>> Sigue...


Más de drogas ¿podemos hacer algo?

30.10.16 | 17:24. Archivado en Educación y familia

Informar a los adolescentes sobre el tema es importante; pero no lo es todo. Hemos de procurar en este asunto ser imparciales y llevar una táctica. Muchas veces el deseo de persuadir a toda costa puede producir rechazo.

Más vale prevenir que curar. Y no olvidemos que una sola toma de droga, ocasional, motivada por la curiosidad, no desemboca necesariamente en una toxicomanía. Ahora bien, no debe ser en ningún caso ni dramatizar ni ocultada. Darle la importancia que se merece.

¡Cuidado con las compañías!

Las compañías pueden influir mucho. Un joven es incitado a fumar en grupo y tal vez no tenga voluntad fuerte para rechazar. Por otra parte no encuentra seguridad en el ambiente familiar.

Por el recurso a la droga el adolescente puede encontrar un paliativo inmediato de sus problemas. Busca a veces el muchacho un bienestar mayor, el placer. El momento en que ha creado la necesidad del deleite, puede engendrarle una situación de dependencia.

No olvidar que el uso reiterado de medicinas: analgésicos, somníferos y otras, pueden desembocar en una drogadicción.

Considerar los efectos de la droga

>> Sigue...


LA DROGA, GRAVE RIESGO

26.09.16 | 18:52. Archivado en Educación y familia

Los padres de familia no podemos permanecer ajenos a esta temática pensando que nuestros hijos son diferentes. Conocemos casos de niños con serios problemas de drogadicción. Estadísticas hablan de porcentajes de muchachos que han probado varias veces las drogas.

Primero informarse

Nuestras referencias deben proceder de fuentes verídicas. Tengamos en cuenta que los jóvenes reciben sobre las drogas una información paralela y unilateral. Se evoca con en abundancia el placer experimentado para hacer campaña; mientras tanto, los peligros son prácticamente dejados en silencio.

Vamos a intentar ofrecer una información exacta y objetiva, adelantando unas nociones básicas.

FÁRMACO O DROGA. Es toda sustancia que, introducida en el organismo vivo, puede modificar una o varias funciones de éste. Se trata de una definición intencionadamente amplia, que abarca no sólo drogas tóxicas, sino también las medicinas.

>> Sigue...


¿Qué pensar de las relaciones prematrimoniales?

25.07.16 | 16:18. Archivado en Educación y familia

Conviene ser crudos cuando se habla con hijos mayores: las relaciones prematrimoniales están prohibidas por la ley de Dios, y aunque se trampee con anticonceptivos, el niño se puede colar. No son medios seguros. Por otra parte, las satisfacciones sexuales incompletas producen a la larga desasosiego y desequilibrio nervioso; aparte de la responsabilidad moral. Y nunca debemos olvidar que existe el sexto mandamiento.

Si han proyectado llegar puros al matrimonio, y entregarse el don total, una vez recibido el sacramento, como sello que los vinculará para toda la vida, deben tomar precauciones: no fiarse de ellos mismos; noviazgo corto; y si por necesidad se prolongare, han de ser muy exigentes en la manifestación de sus afectos, restringiendo al máximo los signos externos. Las frecuentes caricias sin deseo de consumar el acto, pueden causar dolor genital e impotencia transitoria en el varón. Los besos insistentes piden mayores muestras, difíciles de resistir. Hay que ser muy exigentes consigo mismos y desde los comienzos no permitirse excepciones.

Si esto lee gente "cristiana", pero de los que han creado una moral a su antojo, le parecerá que se trata de un texto antediluviano, carca y qué sé yo cuántas pullas peyorativas meterán a su autor. Pero ésta es en realidad la moral católica que ningún Papa la tirará por la borda, pues está dentro de la Tradición (con mayúscula).

Recordadles los padres el sentido místico del matrimonio. Los cónyuges cristianos participan del misterio de la unidad y amor fecundo entre Cristo y la Iglesia; se ayudan en la santificación y en la procreación de hijos para el Cielo. De este consorcio proviene la familia. Allí los nuevos seres, por el bautismo quedan hechos hijos de Dios. En esta Iglesia doméstica los padres son los primeros predicadores del Evangelio de Jesús. Allí se van forjando las distintas vocaciones para el Reino de Dios. (Ver la Lumen Gentiun en el nº 11).

>> Sigue...


La vocación

23.06.16 | 20:44. Archivado en Educación y familia

Hablar hoy de vocación parece cosa de chufla; asuntos de viejos, de los tiempos de maricastaña. Y sin embargo pienso que debiéramos tenerlo en cuenta. Porque vocación es una llamada de Dios para algo; es una tendencia de cada persona hacia alguna profesión, oficio, carrera, dedicación. Y, por supuesto, aunque lo llamemos con otro nombre, a la hora de la verdad, lo tenemos muy en cuenta. ¿Por qué, si no, consiente un padre, abogado célebre, que su hijo estudie otra carrera?

Pero hoy deseo fijarme en las grandes vocaciones: la del matrimonio, vida religiosa, soltería de entrega… El tiempo de la juventud es el momento de la elección de estado. "La educación de los hijos ha de ser tal que, al llegar a la edad adulta, puedan con pleno sentido de responsabilidad seguir su vocación, aun sagrada, y escoger estado de vida. Y si éste es el matrimonio, puedan fundar una familia propia en condiciones morales, sociales y económicas adecuadas. Es propio de los padres guiar a los jóvenes con prudentes consejos... En el matrimonio hombre y mujer se comprometen mediante un inquebrantable lazo de total y mutua entrega... Es el don de uno mismo al otro. Es un amor digno de ser proclamado a los ojos de todo el mundo. Es incondicional. Ser capaces de tal amor exige una cuidadosa preparación desde la primera infancia hasta el día de la boda".
(Juan Pablo II , 31-5-82)

>> Sigue...


Jueves, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031