Secularizados, mística y obispos

¿UNIDOS JUNTO AL TELEVISOR?

25.09.18 | 18:39. Archivado en Educación y familia

He oído con frecuencia este diálogo:
- No queda tiempo para tantas cosas que debemos hacer. Y dice otro:
- ¿Cuántos ratos dedicas a la televisión?
- Dos horas casi siempre; algunos días, más.
- Si sumamos todo el tiempo durante un año...

Conviene seleccionar los programas que de verdad valen la pena.

Una familia reunida acreedor de un televisor no por eso está unida. Allí no existe comunicación ni diálogo. Disponemos hoy de calefacción en la mayor parte de los hogares. Esto nos permite dedicar ratos de soledad a nuestra formación personal en habitaciones diferentes.

En el plan de vida de una persona exigente consigo misma ha de aparecer el tiempo dedicado a la formación personal. Enfrascarse durante varias horas en el estudio, oración, actualización profesional. Se trata de una experiencia propia.

>> Sigue...


¿AYUDAMOS EN LOS DEBERES?

26.08.18 | 18:49. Archivado en Educación y familia

Muchos padres de familia son los grandes desconocidos de la casa. He oído a niños: "A mi padre tan sólo lo veo en los fines de semana y en compañía de amigos.

Sin embargo la educación cristiana se logra más en la convivencia diaria que con discursos, correcciones o castigos. Es preciso visitar menos los bares y dedicar más tiempo libre a la familia.

Cuando el niño sale del colegio lleva consigo una serie de tareas a realizar y varias páginas de estudio. La principal causa del fracaso escolar es debida a la falta de dedicación de los alumnos en las horas extraescolares. Llegan a su casa: el padre, ausente, la madre con la televisión encendida; poco pueden ayudar a los pequeños.

¿Te has mandado deberes para hoy?
No, casi nada. ( Y se pone a ver su película favorita).

>> Sigue...


PROVIDENCIA EN TODO Y HACERNOS FELICES EN CASA

29.07.18 | 17:46. Archivado en Educación y familia

Hace frío o mucho calor, siento la picadura de un mosquito, me retuerzo el pie, todo esto Dios lo quiere para mí, y así me voy purificando del apego a las cosas sensibles y me elevo al Creador, mi último fin. Cuando los acontecimientos del día son favorables, se aceptan con gozo. Más difícil resulta soportar lo desagradable. Pero... vamos a partir de una base: Dios nos ama a cada uno de nosotros, y todo lo que nos sucede está permitido por Él para que, aceptándolo, nos santifiquemos.

Más difícil aún será aceptar los sinsabores que proceden de la maldad de los humanos. ¿Cómo puede querer Dios aquello para mí, siendo pecado en otra persona? Ciertamente el Señor no puede querer el mal. Pero, supuesto el rechazo de la mala acción, Dios quiere aquel efecto, contrario a mi sensibilidad, para que me purifique y vaya hacia Él.

Un ejemplo: un ladrón, abusando de su fuerza, nos quita el dinero y nos propina una paliza. Dios no puede querer el pecado del hombre malo, pero, como medicina para mi egoísmo, la carencia de aquel dinero y la dura situación de mi enfermedad. Nos cuesta vivir en manos de la Providencia hasta las últimas consecuencias; pero hemos de procurar hacerlo. La felicidad de las personas depende de ello. Si nuestra organización mental está preparada para aceptar como venidos de la mano de Dios todos los sucesos de la vida, forzosamente estará feliz nuestro corazón junto al Padre, que unas veces nos acaricia y cura nuestras enfermedades y otras, nos une a su pasión.

No quiere esto decir que vamos a quedarnos de brazos cruzados en un fatalismo perezoso, no. Como la familia de Nazaret trabajaremos y lucharemos contra las penalidades y miserias, pero con paz en el corazón, y aceptando, sea cual fuere, el final de todo.

Hacer Felices A Quienes Nos Rodean

>> Sigue...


Fuera De La Casa

20.06.18 | 19:10. Archivado en Educación y familia

Hogar, dulce hogar: pero no termina todo con ser amable en casa. Ahí nos entrenamos, pero fuera vamos a practicar nuestro don de gentes.

Voy observando en los últimos años que cada vez se encuentra uno con mejores profesionales. Está desapareciendo afortunadamente el funcionario que te daba un ventanillazo con las clásicas y tristes palabras: "Vuelva usted mañana". Y es que quien ha de pasar todo el día encerrado en un archivo puede permitirse el "gustazo" de mostrar cara hosca a los libros; pero quienes desarrollan su actividad al lado de otras personas han de mostrar siempre buen carácter e incluso jovialidad.

Si por razón de tu profesión has de tratar con alumnos, enfermos, viajeros y cualquier clase de personas a quienes has de prestar un servicio, tu deber de creyente católico es atenderlos como a Cristo. Nada de descaros, palabras bruscas o impertinencias; mirar en cada uno al mismo Jesús. Lo que el prójimo hacemos, a Él se lo hacemos.

No resulta siempre corriente ser atendido con bondad por ser persona. Felicité en cierta ocasión a una señora empleada en un departamento público; eran los tiempos en que funcionario y antipatía eran casi sinónimos. Hoy ha cambiado bastante el panorama afortunadamente. Pues bien, he aquí lo que expresé a aquella señorita:

>> Sigue...


Familias CADA JORNADA

25.05.18 | 18:51. Archivado en Educación y familia

La vida es muy concreta. En sucesión ininterrumpida se desarrolla día a día, minuto a minuto. Me gustaría dar una visión de lo que a mi juicio es o puede ser una jornada en una familia cristiana no rutinaria. No se trata sino de ofrecer una información auténtica. Luego, cada familia, cada individuo, va concretando en diversos actos su intimidad de amor y entrega a Dios.

Primeros Momentos

Por regla general conviene, aun en los días de fiesta, mantener una hora fija para levantarse; se aprovecha así mejor el tiempo. Conozco familias que se reúnen antes de salir a sus respectivos trabajos durante breves momentos y, juntos, rezan el ofrecimiento de obras.
Los días grandes, Pascua, Pentecostés, Navidad, Inmaculada... se coloca en el tocadiscos música ambiental del gusto de todos para celebrar con gozo mañanero la efeméride.
Lo importante es mantenerse unidos en la fe y en el amor.

Los primeros minutos de cada mañana son los más difíciles. Aflora todo el pesimismo, el hastío, la monotonía, los problemas. Todo parece que se acumula en nuestro interior para mostrar un semblante de cansancio y mal humor. ¡Arriba los corazones! "Es hora ya de levantarse del sueño y vivir como hijos de la luz". Es preciso que alguno de la familia dirija unas palabras de aliento. Y cuando ya parece tranquilo el ambiente, reunidos junto a la imagen de María o del Corazón de Jesús, ofrecer al Señor las obras y pedirle fuerza para el trabajo.

>> Sigue...


Al Servicio De Los Demás

27.04.18 | 21:16. Archivado en Educación y familia

Una madre decía a su hijo: "No des nada de lo tuyo; no dejes nada porque se estropea. Que les compren sus padres cosas". Afortunadamente son muy pocos los que educan hoy así a sus hijos; nadie admite una formación insolidaria y egoísta.

Existen colegios donde todo el material fungible es común; se usa con respeto y se paga entre todos. Resulta educativo e incluso con ventajas económicas. Grupos de tiempo libre salen al campo en fines de semana y limpian riberas de ríos, playas o lugares de concentración humana. Colegiales se organizan para buscar papel, botellas y luego los venden para ayudar al tercer mundo. Incluso algunos equipos de adolescentes limpian paredes de institutos y vigilan para que no vuelvan a ensuciarse. El trabajo en grupo se va imponiendo sobre todo en las actividades extraescolares. Gracias a todas estas iniciativas se va consiguiendo una educación beneficiosa para la sociedad.

Pluralismo, ¿sí o no?

>> Sigue...


EDUCACIÓN SOCIAL DE NUESTROS HIJOS

12.03.18 | 17:08. Archivado en Educación y familia

Juegos Y Obligaciones

Oí a un hombre quejarse junto a sus padres ancianos: "La culpa de que yo sea un inútil e indeciso la tenéis vosotros. Me lo habéis dado todo hecho y ahora no valgo para nada". Por otra parte conozco personas mayores que llevan consigo una fuerte dosis de inadaptación, simplemente porque en su niñez no supieron perder en juegos con normas. Cuando se encontraba la partida en serio peligro para ellos, tiraban las cartas o daban un puñetazo al tablero y se largaban. Les causaba tal sonrojo perder que optaban por no participar más en juegos competitivos. Posteriormente se han aislado demasiado de la sociedad, y se sienten incapaces de medir sus fuerzas con otros, por temor a perder. Estos dos detalles nos estimulan a preocuparnos de la educación social de nuestros hijos.

Los juegos que llevan consigo una serie de reglas, ayudan mucho a los niños a relacionarse dentro de una convivencia. Conviene animar a todos a que participen; allí aprenden a perder y a ganar sin humillaciones ni vanaglorias.

>> Sigue...


EL FIN DE SEMANA

27.02.18 | 18:38. Archivado en Educación y familia

Sábado y domingo, asueto para gran parte de los trabajadores; es un logro importante del siglo XX que permitirá una mayor compenetración familiar. Conviene sacarles todo el jugo posible a estos días festivos planificando con inteligencia el fin de semana.

Más conforme con la ley del Señor será dejar el domingo libre de toda preocupación; por eso procurad que los hijos dediquen el sábado a redactar los deberes escolares y a estudiar las lecciones, de manera que al día siguiente sea la celebración gozosa de la Pascua.

Preparar La Misa

Realicé una encuesta con relación al domingo en un grupo de trescientos chavales de doce a catorce años. Gran parte de ellos ya no asistían a misa cuando se acercaba su adolescencia. ¡Curiosa incongruencia!: a la mayoría sus padres les mandaban cumplir con el precepto dominical, pero los educadores mismos no acudían. ¿Puede resultar extraño que los adolescentes en esta contextura dejen toda práctica religiosa ya a los trece o catorce años?

>> Sigue...


Sin Falsos Respetos Humanos

28.01.18 | 18:39. Archivado en Educación y familia

Conocemos padres de familia que llevan una vida espiritual seria, mas a la hora de ser los dirigentes espirituales del hogar, los sacerdotes de la casa, se apodera de ellos un grave pudor que los inhibe; yo lo llamaría respeto humano. No voy a analizar las causas que pueden ser muy complejas. El hecho es que se inhibieron desde comienzos del matrimonio y siguen así.

Les diría que se decidan, que venzan de una vez ese falso pudor sin sentido, que un día expongan delante de sus hijos su inquietud religiosa; que los inviten a un mínimo de prácticas de piedad comunes, y ellos acepten. Después, a comenzar.

Por supuesto que antes es preciso dialogar con el otro consorte sobre el tema y contar con su apoyo y colaboración. La oración delante de Dios y de los que conocen nuestros fallos, si hay sincero arrepentimiento propio y apoyo comprensivo de los demás, puede crear ambiente de alto aprovechamiento espiritual.

Es bueno el padre o la madre, delante de la familia reunida en oración o en otras circunstancias, hablen en voz alta de Dios. Así se vence el respeto humano y toma uno vergüenza de su propia debilidad.

Tal vez los hijos o el propio consorte aprovechen esta ocasión para advertirle y le digan: "Una persona que siente tan cerca de sí a Dios debe moderar su carácter. Hay que aceptar la advertencia y procurar corregirse. Este acto de humildad, además de ser testimonio, constituirá una nueva gracia de unión con Dios.

>> Sigue...


INFORMAR SIN AVERGONZARNOS

20.12.17 | 17:33. Archivado en Educación y familia

No debemos avergonzarnos de hablar con seriedad de aquello que el Señor ha creado para la transmisión de la vida. Lo haremos con respeto, con sencillez, pero sin apuro. Cada padre lo realizarán con su propio estilo, con palabras corrientes, pero evitará las groseras. No es exacto que a los niños han de instruir los padres y a las niñas las madres. Opinamos que pueden hacer cuando el muchacho el muchacho pregunta o en otras circunstancias.

El instinto en las personas no es como en los animales; será parecido en el aspecto fisiológico, pero no la sexualidad total. En las personas el instinto está siempre regido por el amor; el amor que dura toda la vida y no se reduce al momento de la procreación. Por eso al comentar estos temas, convendrá más tomar las comparaciones de las flores y plantas que de los animales.

Siempre hay que decir la verdad a los niños cuando preguntan, mas no siempre toda la verdad. Todo depende de la edad que tenga el hijo y de su madurez.

>> Sigue...


¿Y Las Objeciones Que Los Niños Nos Ponen?

25.10.17 | 11:25. Archivado en Educación y familia

"¡Calla, mocoso, eso no se pregunta"! Así nos respondían nuestros mayores cuando les preguntábamos ciertas cosas. ¡Un pequeño o gran fallo de la educación del siglo pasado! Nuestras respuestas han de ser sencillas y asequibles a la mentalidad infantil, pero nunca humillantes.
Habían salido de compra unos padres con sus dos chiquillos. Un hombre ciego tropezó con ellos.
- Papá, exclamó el menor: ¿por qué este señor está ciego?
- Seguramente que nació así, dice el padre.

- Y ¿cómo Dios, que es nuestro Padre y nos quiere mucho, ha hecho a un hombre así? La objeción entraña dificultad, y más aún cuando se trata de solucionarla de forma adecuada para estos niños pequeños. Acertada nos parece la respuesta:
- Dios es Padre, sí, pero esta vida no es más que un paso en comparación con la eternidad. El Señor le premiará más que a otros en el Cielo.
Valor De Las Imágenes

>> Sigue...


La Palabra Y El Ejemplo

26.09.17 | 18:47. Archivado en Educación y familia

Me explicaba una niña: "Yo a Dios me lo imagino como a papá: me da tranquilidad, seguridad y confianza. Y a Jesús y a María como a mamá, siento en ellos acogida y ternura". Aquella familia había creado ambiente para la transmisión de la idea religiosa. Y es que no se trata tanto de aprender conceptos y teorías, sino de vivir desarrollando la tendencia religiosa.

Dar lecciones es muy importante para la educación católica del niño; no cabe duda; pero si éstas no van acompañadas del ejemplo vivo, apenas servirán al pequeño. Han de ver los hijos nuestra actitud de perdón, no solo el consejo; han de ver nuestra bondad para con el prójimo, no solo la teoría.

Por eso no pretendáis que el pequeñín repita sólo mecánicamente las oraciones; ha de entenderlas y vivirlas. Es bueno formular una letanía breve de pequeñas súplicas de éste o parecido estilo:

- Jesús, ayúdame a dormir bien esta noche.
- Jesús, perdona la rabieta que hoy he cogido.
- Virgen María, te pido por mi hermanita que está enferma.
- Oh Señor, bendice nuestro hogar y todos los hogares del mundo.
- Jesús, que todos los pueblos te conozcan y te amen.

>> Sigue...


Domingo, 21 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031