Secularizados, mística y obispos

Hacia la santidad

18.05.17 | 13:55. Archivado en Educación y familia

No hemos de pensar que para ser santos hay que meterse fraile cartujo o monja de clausura. Para la mayor parte de la humanidad será más difícil la unión con Dios en la vida religiosa que en el matrimonio, porque es imprescindible para los religiosos la vocación.
Algo aparece claro: los padres han de dar ejemplo a los hijos, para que éstos aprecien la santidad. Los hijos a su vez, llenos de amor filial, contribuyen a dar aliento a sus progenitores para que sean santos. Las cosas dichas así parecen como utópicas, como consejos del padre "Machaca" a los que nadie hace caso. Y es preciso estimularse; vivir con gran ilusión por la santidad. Eso se contagia y transmite a los hijos.

Y para que no falte una cita del Concilio que nos estimule a la santidad matrimonial, ahí va: "El genuino amor conyugal es asumido en el amor divino, y se enriquece por la virtud redentora de Cristo para conducir a los cónyuges a Dios y ayudarlos a la sublime misión de la paternidad y de la maternidad".

¿Mística En El Matrimonio?
¡Sí, Señor!

>> Sigue...


PAZ MATRIMONIAL

23.01.17 | 16:45. Archivado en Educación y familia

Ya se ha casado aquella pareja feliz. O tal vez varias décadas cubren vuestro amor. De todas formas ha comenzado la realidad, los días iguales, las alegrías sencillas, los sacrificios cotidianos, la espera del primer hijo, ¡o del cuarto!

Es importante desde los primeros años del matrimonio - los más difíciles - disfrutar de un buen carácter para la convivencia. Esto lleva consigo vigilancia constante de sí mismo. Es preciso renunciar a hacer lo que a uno le viene en gana, a tratar al compañero o compañera con abuso de confianza. ¡Los más allegados no deben recibir lo peor de nosotros mismos! En una palabra, renunciar al primitivismo temperamental. Querámoslo o no, las personas que comparten su vida con nosotros sufren una serie de impresiones desagradables que, por la misma naturaleza del ser humano, son inevitables.

En compensación a todo esto debieras esforzarte por entregar a ellos lo más exquisito de tu trato, delicadezas, atenciones, regalos. Este proceder no indica desconfianza. No se trata de cumplidos diplomáticos, sino de elegir siempre lo mejor para el otro consorte que ha decidido compartir su vida contigo. Muchas rupturas son debidas a olvidar estos principios elementales.

El matrimonio de católicos se convierte en escuela de formación humana, ascesis cristiana, finura en la virtudes. Cierto que la juventud debiera ser una preparación para la convivencia, y nadie, dotado de un mal carácter, debiera acceder al matrimonio, a no ser con decisión inquebrantable de iniciar la tarea de su formación humana cuanto antes. Es preciso aprender a convivir.

>> Sigue...


A CHICOS Y CHICAS QUE TIENEN "COCO"

27.12.16 | 15:55. Archivado en Educación y familia

Los chicos y chicas que andan morreándose por la calle, no tienen ni idea de nada. Menos aún si se marchan de su casa y se ponen a vivir con su pareja sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo; más bien, por supuesto, al Diablo. Porque digan lo que digan, el mundo está organizado para crear una familia como es debido. Y el mundo cristiano tiene un sacramento para ello: el matrimonio. Por eso es necesario convencerse de que hay que tener "coco", es decir, cabeza. Elegir la persona, la media naranja a tu medida: he ahí el problema. Ella será el familiar más familiar, el esposo o la esposa de toda la vida. Merece la pena dedicar tiempo, corazón y cerebro a este problema vital. ¡Y aquí radica la dificultad! A la hora de escoger pueden influir engañosamente la imaginación, el flechazo, la proyección engañosa del propio ideal de vida que transferimos a la otra persona.

Alguna revista católica organizó hace ya muchos años, una especie de agencia matrimonial. Muchas bodas se concertaron con su ayuda, y sus efectos han sido altamente satisfactorios. Multitud de parejas son hoy familias cristianas excelentes, gracias a aquella iniciativa que llamaron "Caná de Galilea". Pero no a todos satisface este método un tanto artificial y poco espontáneo para crear un hogar.

>> Sigue...


Padre Y Madre, Sentaos Un Poco

28.11.16 | 19:46. Archivado en Educación y familia

Han pasado ya muchos años y me parece estar oyendo todavía aquellas palabras de un experimentado esposo en nuestro cursillo de preparación para el matrimonio: "Ya sois novios, a punto de casaros. Vuestro porvenir humano está solucionado. Vuestro compromiso es serio. Os amáis y queréis que pronto Dios bendiga con el Sacramento vuestra unión. Os habéis de quitar la careta del respeto humano. Habéis de hablar de vuestro proyecto familiar. El núcleo de amor y vida lo fundamentáis en vuestro cariño humano y cristiano, y sobre todo, en Dios, fuente de todo amor".

Yo me atrevo a seguir en el mismo tono, para que me leas tú, padre o madre de familia: proyectad ahora, deseando que vuestra unión sea signo del amor que Dios tiene a la humanidad, como nos exhortaban en el Concilio Vaticano II.

Yo padre de familia, ya no muy joven, os recomiendo lo que leía en el prefacio la Misa de Navidad: Aspirad a que, "A través de lo visible de vuestro afecto, Dios os lleve al amor de lo invisible", Todo lo demás vendrá después, como por añadidura. Poned aquí el bienestar económico, la óptima educación de los hijos, el apostolado de cara a los demás.

>> Sigue...


Más de drogas ¿podemos hacer algo?

30.10.16 | 17:24. Archivado en Educación y familia

Informar a los adolescentes sobre el tema es importante; pero no lo es todo. Hemos de procurar en este asunto ser imparciales y llevar una táctica. Muchas veces el deseo de persuadir a toda costa puede producir rechazo.

Más vale prevenir que curar. Y no olvidemos que una sola toma de droga, ocasional, motivada por la curiosidad, no desemboca necesariamente en una toxicomanía. Ahora bien, no debe ser en ningún caso ni dramatizar ni ocultada. Darle la importancia que se merece.

¡Cuidado con las compañías!

Las compañías pueden influir mucho. Un joven es incitado a fumar en grupo y tal vez no tenga voluntad fuerte para rechazar. Por otra parte no encuentra seguridad en el ambiente familiar.

Por el recurso a la droga el adolescente puede encontrar un paliativo inmediato de sus problemas. Busca a veces el muchacho un bienestar mayor, el placer. El momento en que ha creado la necesidad del deleite, puede engendrarle una situación de dependencia.

No olvidar que el uso reiterado de medicinas: analgésicos, somníferos y otras, pueden desembocar en una drogadicción.

Considerar los efectos de la droga

>> Sigue...


LA DROGA, GRAVE RIESGO

26.09.16 | 18:52. Archivado en Educación y familia

Los padres de familia no podemos permanecer ajenos a esta temática pensando que nuestros hijos son diferentes. Conocemos casos de niños con serios problemas de drogadicción. Estadísticas hablan de porcentajes de muchachos que han probado varias veces las drogas.

Primero informarse

Nuestras referencias deben proceder de fuentes verídicas. Tengamos en cuenta que los jóvenes reciben sobre las drogas una información paralela y unilateral. Se evoca con en abundancia el placer experimentado para hacer campaña; mientras tanto, los peligros son prácticamente dejados en silencio.

Vamos a intentar ofrecer una información exacta y objetiva, adelantando unas nociones básicas.

FÁRMACO O DROGA. Es toda sustancia que, introducida en el organismo vivo, puede modificar una o varias funciones de éste. Se trata de una definición intencionadamente amplia, que abarca no sólo drogas tóxicas, sino también las medicinas.

>> Sigue...


¿Qué pensar de las relaciones prematrimoniales?

25.07.16 | 16:18. Archivado en Educación y familia

Conviene ser crudos cuando se habla con hijos mayores: las relaciones prematrimoniales están prohibidas por la ley de Dios, y aunque se trampee con anticonceptivos, el niño se puede colar. No son medios seguros. Por otra parte, las satisfacciones sexuales incompletas producen a la larga desasosiego y desequilibrio nervioso; aparte de la responsabilidad moral. Y nunca debemos olvidar que existe el sexto mandamiento.

Si han proyectado llegar puros al matrimonio, y entregarse el don total, una vez recibido el sacramento, como sello que los vinculará para toda la vida, deben tomar precauciones: no fiarse de ellos mismos; noviazgo corto; y si por necesidad se prolongare, han de ser muy exigentes en la manifestación de sus afectos, restringiendo al máximo los signos externos. Las frecuentes caricias sin deseo de consumar el acto, pueden causar dolor genital e impotencia transitoria en el varón. Los besos insistentes piden mayores muestras, difíciles de resistir. Hay que ser muy exigentes consigo mismos y desde los comienzos no permitirse excepciones.

Si esto lee gente "cristiana", pero de los que han creado una moral a su antojo, le parecerá que se trata de un texto antediluviano, carca y qué sé yo cuántas pullas peyorativas meterán a su autor. Pero ésta es en realidad la moral católica que ningún Papa la tirará por la borda, pues está dentro de la Tradición (con mayúscula).

Recordadles los padres el sentido místico del matrimonio. Los cónyuges cristianos participan del misterio de la unidad y amor fecundo entre Cristo y la Iglesia; se ayudan en la santificación y en la procreación de hijos para el Cielo. De este consorcio proviene la familia. Allí los nuevos seres, por el bautismo quedan hechos hijos de Dios. En esta Iglesia doméstica los padres son los primeros predicadores del Evangelio de Jesús. Allí se van forjando las distintas vocaciones para el Reino de Dios. (Ver la Lumen Gentiun en el nº 11).

>> Sigue...


La vocación

23.06.16 | 20:44. Archivado en Educación y familia

Hablar hoy de vocación parece cosa de chufla; asuntos de viejos, de los tiempos de maricastaña. Y sin embargo pienso que debiéramos tenerlo en cuenta. Porque vocación es una llamada de Dios para algo; es una tendencia de cada persona hacia alguna profesión, oficio, carrera, dedicación. Y, por supuesto, aunque lo llamemos con otro nombre, a la hora de la verdad, lo tenemos muy en cuenta. ¿Por qué, si no, consiente un padre, abogado célebre, que su hijo estudie otra carrera?

Pero hoy deseo fijarme en las grandes vocaciones: la del matrimonio, vida religiosa, soltería de entrega… El tiempo de la juventud es el momento de la elección de estado. "La educación de los hijos ha de ser tal que, al llegar a la edad adulta, puedan con pleno sentido de responsabilidad seguir su vocación, aun sagrada, y escoger estado de vida. Y si éste es el matrimonio, puedan fundar una familia propia en condiciones morales, sociales y económicas adecuadas. Es propio de los padres guiar a los jóvenes con prudentes consejos... En el matrimonio hombre y mujer se comprometen mediante un inquebrantable lazo de total y mutua entrega... Es el don de uno mismo al otro. Es un amor digno de ser proclamado a los ojos de todo el mundo. Es incondicional. Ser capaces de tal amor exige una cuidadosa preparación desde la primera infancia hasta el día de la boda".
(Juan Pablo II , 31-5-82)

>> Sigue...


Hijos mayores

26.05.16 | 13:49. Archivado en Educación y familia

Gozabais en vuestro interior cuando los hijos, cera blanda en vuestras manos, os admiraban como padres perfectos, se refugiaban y confiaban en vosotros.

Los años van pasando, y aunque os respetan y aman, se dan más cuenta de vuestras limitaciones y fallos humanos, os consideran más cercanos a ellos y ya no os necesitan tanto, pero les gusta sentirse cerca de vosotros.

Si tu caso es distinto, si no ha estado muy cerca de tus hijos en la educación diaria, si ya se han convertido en muchachos adolescentes y no puedes practicar casi nada de todo lo expuesto en estas páginas, no desesperes. Algo, mucho te queda por hacer. Sin ínfulas de suficiencia, sin autoritarismo, acércate a tu hijo con la sencillez de un hermano mayor, dialoga de sus problemas, muéstrate comprensivo. Tal vez puedas influir con la sensatez de tu edad más de lo que supones.

>> Sigue...


Educación de la atención

25.04.16 | 13:37. Archivado en Educación y familia

Atención
Concentración

Hoy terminamos de explicar cómo hemos de actuar para educar la atención de nuestros hijos o alumnos. Decíamos que la atención es la gran ignorada por los educadores en general; gran parte de las enfermedades mentales se deben a una mala educación de la atención. Y no resulta difícil educar en la atención.

Cuatro eran las palabras clave para ello: respirar, relajarse, concentrarse y vigilar.
Ahora terminamos con los actos de concentración (van precedidos por la respiración y relajación, ya explicados) y vigilancia.

Concentración

Así pues, con el cuerpo relajado fijar los ojos y la mente durante uno, dos o más minutos con la atención del todo concentrada en un objeto; sin pensar en cómo es o para qué sirve; sin analizar sus partes o su autor. Sólo mirar, contemplar, sin pensar en nada. Los objetos pueden ser múltiples: una postal, un cuadro, un paisaje, un árbol, una piedra, una fotografía, una persona... también una frase profunda, una sentencia del Evangelio. En este caso conviene repetirla, a ritmo acompasado, al aire de nuestra respiración.

>> Sigue...


Educación de la atencion

19.03.16 | 13:06. Archivado en Educación y familia

La relajación
para conseguir atender bien

Seguimos con la cuestión de cómo hemos de actuar para educar la atención de nuestros hijos o alumnos. Decíamos que la atención es la gran ignorada por los educadores en general; gran parte de las enfermedades mentales se deben a una mala educación de la atención. Ahora nos fijamos en la relajación

En cualquier estado emotivo permanecen nuestros músculos tensos. El ejercicio de respiración ya los ha ido soltando. Es preciso relajarlos aún más. Este es el fin de la segunda parte del ejercicio.

Relajación

>> Sigue...


Educación de la atención ¡Muy importante!

22.02.16 | 19:28. Archivado en Educación y familia

La atención es la gran cenicienta; la gran ignorada por los educadores en general; y sin embargo gran parte de las enfermedades mentales se deben a una mala educación de la atención. Al no dominarla, la "imaginación, la "loca de la casa", divaga y causa verdaderas neurosis y depresiones: el mal del siglo.
Y no resulta difícil educar en la atención.

Cuatro palabras clave para ello: respirar, relajarse, concentrarse y vigilar. Trataremos estos cuatro aspectos en tres artículos. Ahora sobre la Respiración ¿Tiene que ver algo la respiración con la atención? Si; la distracción, sobre todo la obsesiva, proviene de un estado emotivo, y en muchas ocasiones se convierte en algo habitual. No se puede dominar de un modo directo la ansiedad; es preciso hacerlo de forma indirecta: pacificando el cuerpo. Para ello se comienza por lo que está en nuestra mano: la respiración controlada y la relajación.

>> Sigue...


Domingo, 25 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930