Secularizados, mística y obispos

DOMINGO I I DE ADVIENTO ORDINARIO CICLO C

08.12.18 | 09:17. Archivado en Homilías

09 DICIEMBRE DEL 2018. Lc. 3, 1-6
1.- Nos describe el Evangelio cómo en el reinado de Tiberio, estando en Palestina Pilatos y Herodes en el mando, llegó la Palabra de Dios sobre Juan el Bautista. Entonces este gran profeta recorrió toda la comarca del Jordán, predicando el bautismo y la conversión de los pecados.

2.- En este tiempo de Adviento es preciso que volvamos los ojos a Dios con mayor fervor: Convertirnos de nuestros pecados. Arrepentirnos, porque el Señor está cerca: cerca por el recuerdo de la Navidad; cerca también por el fin de nuestra vida. Abre, Señor, nuestros ojos a la realidad. Que no tengamos la necedad de creernos en este mundo como habitantes definitivos.

3.- Quiero seguir la voz de Juan que nos dice: "Preparad el camino del Señor; allanad sus senderos... que lo torcido sea enderezado". Hoy deseo examinar bien mi conciencia; preparar bien una buena confesión. Allanar los caminos del Señor, y vivir siempre vigilando. Darme cuenta de que, como nos dice la Biblia, "El demonio, nuestro adversario, anda, como león rugiente en torno a nosotros, buscando a quién devorar". Ven en nuestra ayuda, Señor, y sálvanos.

>> Sigue...


FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA ORDINARIO CICLO C

07.12.18 | 09:14. Archivado en Homilías

8 DICIEMBRE DEL 2018
1.- La fiesta de la Virgen María en su Inmaculada Concepción que no pase inadvertida. Ella es nuestra esperanza. Acudiré hoy a ella varias veces con el rezo de la salve y del avemaría. "Inmaculada Concepción" quiere decir que desde el primer momento de su existencia no tuvo mancha de pecado, y conservó la gracia durante toda la vida. Me alegro de que nuestra Virgen María sea perfecta.

2.- Es la Virgen María madre de Dios y madre nuestra. Me examino un minuto: ¿Tengo devoción a la Virgen? ¿Acudo a ella para que me ayude en mis necesidades espirituales? ¿Me refugio en su amor de Madre?
3.- Estamos en tiempo de Adviento. Ella esperó a Jesús durante nueve meses. Ayúdanos a esperar también a Jesús. Decimos con María: Ven, ven, Señor no tardes; ven, ven que te esperamos. Ven, ven, Señor no tardes. Ven pronto Señor. Repaso de nuevo los tres puntos y alabo a María.

>> Sigue...


DOMINGO I DE ADVIENTO ORDINARIO CICLO C

01.12.18 | 09:07. Archivado en Homilías


02 DICIEMBRE DEL 2018. Lc.
1.- Ante todo, darme cuenta de que estoy en el adviento; que faltan cuatro semanas escasas para la Navidad y he de preparar mejor mi alma. Darme todos los días cuenta de que estoy en tiempo de adviento. Ofrecer mis obras con intención de preparar mi alma mejor. Una cosa más propia del adviento es purificar mi alma. Para ello, confesarme; no retrasar mi confesión meses y meses. Y repetir todos los días esto que es la letra de una canción: Ven, ven, Señor, no tardes, ven, ven que te esperamos.

2.- El Evangelio de hoy nos narra el fin del mundo. Nos asegura que irá precedido de grandes desastres en la naturaleza; nos previene a que estemos siempre despiertos, preparados, alerta. No hemos de dejarnos engañar por falsos profetas, hemos de seguir en nuestra fe, con nuestra esperanza, con toda nuestra religión profesada durante la vida. A mí me parece que esto tiene aplicación a la vida real de ahora. Lo más probable es que el fin del mundo no nos sorprenda a nosotros; pero sí nos ha de sorprender el fin de nuestra vida.

>> Sigue...


DOMINGO DE CRISTO REY. CICLO B

24.11.18 | 09:56. Archivado en Homilías

25 NOVIEMBRE DEL 2018. Mc. 18, 33-37
1.- Cuando pensamos en Cristo Rey recordaremos siempre el momento en que Pilatos le preguntó: ¿Luego Tú eres Rey? Y Jesús respondió: "Mi Reino no es de este mundo". Nosotros sí le damos el título de Rey; pero ha de ser en un reinado de verdad y de vida; de santidad y de gracia; de justicia, de amor y de paz. Ahí tiene que reinar Cristo.

2.- Ante todo que reine en nuestros corazones: Señor, danos la generosidad del corazón; reina en nosotros por la generosidad. Reina en nosotros por la bondad; reina en nosotros por el amor a la verdad. Reina en nosotros por la alegría.

3.- Procurar en nuestra vida que reine también en cada momento del día: por la mañana hacer siempre el ofrecimiento de obras y algunos minutos de oración. Que Él nos acompañe todo el día. Que nuestro pensamiento se dirija a Jesús Dios nuestro de vez en cuando durante el día. Cuando caminamos solos, darnos cuenta de que Cristo está con nosotros, de que habita en nuestra alma por la gracia. Y hacerle actos de amor. Y pedirle que nos enseñe a tratar a todos como verdaderos hijos de Dios. Señor, reina en nuestras almas; reina en todos los corazones. Amén.

>> Sigue...


DÍA DE NAVIDAD CICLO C

24.11.18 | 09:30. Archivado en Homilías

25 DICIEMBRE DEL 2018. LC. 2, 1-14
1.- Cuando llega la Navidad siempre me viene el mismo pensamiento, al contemplar al Niño Jesús reclinado en el pesebre: la fe; nuestra fe es necesaria incluso antes que el amor. Para mí es la fe la virtud cristiana más importante, porque el amor, sin fe, poco o nada puede avanzar. Y soy consciente también de que la fe sin amor está muerta en sí misma. ¿Por qué amamos a Dios con tanta flojedad y tibieza? ¿Por qué nos cuesta tanto sacrificarnos por el prójimo? Si tuviéramos una fe más profunda, subiríamos más y más en nuestro amor a Dios. Escalaríamos las montañas en nuestro amor a los semejantes.

2.- He leído no hace mucho la vida de San Francisco Javier. Hombre ferviente en su fe y amor. Parece que lo veo en el invierno japonés recorrer grandes distancias entre la nieve, con los pies descalzos, retando al viento helado que le azota. Y ni siquiera notaba el frío. Marchaba como absorto; como en éxtasis; tal era su fe y amor a Dios. Yo le digo muchas veces en mi oración al Señor, cuando leo vidas de hombres santos: "Yo creo, pero aumenta mi fe". Antes el símbolo de los apóstoles, el credo, lo recitaba medio distraído. Ahora para mí es una oración hermosa. Lo rezo con gran amor y admiración.

>> Sigue...


DOMINGO 33º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

17.11.18 | 09:43. Archivado en Homilías

18 NOVIEMBRE DEL 2018. Mc. 13, 24-32
1.- Estamos en el penúltimo domingo del año litúrgico. El siguiente es la fiesta de Cristo Rey. Hoy nos muestra el Evangelio el fin del mundo. Jesucristo lo profetiza: nos habla de que habrá gran tribulación, y como algún cataclismo de tipo astronómico. Nos habla también de que vendrá Él mismo desde el Cielo con gran poder. Y profetiza a la vez que el fin del mundo la destrucción de Jerusalén. Esta destrucción se cumplió. También llegará el fin del mundo.

2.- Siempre ha preocupado a las gentes de todos los siglos este tema. Siempre ha habido gente que pensaban inminente el fin del mundo. Ahora también los hay. A mí me parece que lo que de verdad nos tiene que preocupara es el fin de nuestra vida. Aunque parezca que nos pueden quedar todavía años, nos hemos de dar cuenta que está más próximo, porque el tiempo vuela.

>> Sigue...


DOMINGO 32 del tiempo ordinario. CICLO B

10.11.18 | 09:48. Archivado en Homilías

10 NOVIEMBRE DEL 2018. Mc. 12, 38-44
1.- Censura hoy Jesucristo el comportamiento de los fariseos, a quienes encanta que les reverencien y buscan los primeros puestos en los banquetes, y con pretexto de largos rezos, devoran los bienes de las viudas.

2.- Enseñanza para nuestra vida cristiana: Ser sencillos sin buscar ni querer alabanzas; ser también moderados en el pretender riquezas, y sobre todo, no andar buscándolas entre las personas más necesitadas, como son las viudas.

3.- Observaba el Señor a la gente mientras dinero en el cepillo del templo. Muchos ricos echaban en cantidad. Vio entonces a una viuda que se acercaba y despistaba unos pocos céntimos. Alabó Jesús a esta mujer por la gran proporción de lo que echaba. Ella necesitaba todo, pero supo prescindir de ello. Otros daban de lo que les sobraba. Alaba, Jesucristo el corazón generoso.

>> Sigue...


DOMINGO 31º tiempo ordinario. CICLO B

03.11.18 | 09:17. Archivado en Homilías

4 noviembre DEL 2018. Mc. 12, 28-34
1.- Un letrado preguntó a Jesús a ver cuál era el primero y principal mandamiento de todos. Y Cristo respondió: "El Señor nuestro Dios es el único Señor: amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser". El segundo es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". No hay mandamiento mayor que éstos.

2.- Me doy cuenta de cómo pone Jesucristo el mandamiento del amor a Dios. Le da una importancia suma. Basta mirar los calificativos que añade al modo de amar a Dios: "Con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser". Nos da a entender que lo primero, lo primerísimo en nuestra vida es amar a Dios del todo. Esto hemos de llevar grabado hasta el fondo de nuestra alma. No se nos debe olvidar. El segundo mandamiento es éste: el amor al prójimo. Ambos constituyen el principal mandamiento. No puede ir el primero sin el segundo. Pero hemos de poner siempre en acento en el amor a Dios.

3.- A veces se nos hace muy difícil el amor al prójimo, porque nos molesta y nos exige más trabajo. A Dios le rendimos nuestro entendimiento, le ofrecemos nuestras obras, le entregamos nuestra oración; aunque nos cuesta, lo hacemos. Pero cuesta muchísimo más el amor a nuestros semejantes, a aquellos que nos resultan desagradables, a aquellos que nos hacen daño. Te pido, Señor, fuerza para amar también a todos mis semejantes porque tú lo mandas: son hijos tuyos, y es una exigencia del amor a ti.

>> Sigue...


SANTOS ANÓNIMOS

31.10.18 | 08:58. Archivado en Homilías

Mañana su fiesta, la de Todos los Santos:
Había escuchado tus íntimas cuitas: siempre te creíste importante, pero muy pocos lo reconocían. Caminabas en soledad, aunque no solitario. Solías vivir muy cerca de tus hermanos. Siempre habías gustado de las montañas. Cubrías las cimas más destacadas de tu región. Al coronarlas, depositabas tu tarjeta en los buzones de sierras con nombre propio.
Con frecuencia tu ascensión resultaba penosa. Tus pies hollaron la nieve y tu rostro recibió el azote del huracán helador. Y... en muchas cumbres no encontrabas señal alguna: aquellas crestas , aunque muy elevadas, carecían de nombre propio... y casi tocaban el cielo: ¡Picos anónimos!

También existen los santos sin nombre, pensaste. ¿Qué más da si nadie reconoce tu entrega generosa, tu esfuerzo por servir a Dios en el prójimo, tu hambre y sed de las alturas?
Día uno de noviembre. Es la fiesta de los santos. El santo de verdad, jamás ha soñado ni deseado la gloria de su canonización después de la muerte. Hubiera caído en vanidad, inconcebible para El. Ya no sería eximio en perfección. Lo habrás leído muchas veces: los hombres de gran talla en la virtud se han juzgado a sí mismos como indignos pecadores.
Benditos los santos anónimos. Vivieron ayer en nuestra compañía. Ellos nos dieron ejemplo en el carmenar sencillo de cada día, en su generosidad y espíritu de sacrificio. También sabían levantarse de sus imperfecciones.

A nadie se le ocurre ponerlos sobre el pedestal. Su fiesta es hoy.

>> Sigue...


DOMINGO 30º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

27.10.18 | 09:37. Archivado en Homilías

28 OCTUBRE DEL 2018. Mc. 14, 46-52
1.- Salía Jesús de Jericó con sus discípulos y con un grupo nutrido de gente. En esto un ciego, llamado Bartimeo, que estaba por allí pidiendo limosna, oyó que pasaba el Maestro y comenzó a gritar: "Hijo de David, ten compasión de mí". Muchos comenzaron a regañarle por alborotador, para que así se callara. Pero él gritaba con más fuerza. Entonces Jesucristo se detuvo y dijo: - Llamadlo. Dio el ciego un salto y se acercó a Cristo, quien le dijo: "¿Qué quieres que haga por ti"? - Maestro, quiero ver, le respondió. - Anda, tu fe te ha curado, le dijo el Señor. Y recobró la vista.

2.- Alguna enseñanza. A Jesucristo no le molestaba que aquel enfermo mendigo alborotase para llamar su atención; más bien le agradaba, porque mandó llamarle. Tampoco le incomoda al Señor que nosotros le importunemos con nuestras peticiones; todo lo contrario. Pues vamos a pedirle sin cesar. ¡Cuánto le tenemos que pedir! Señor, que me apuro cuando me salen las cosas mal, ayúdame. Señor, que soy muy poco sacrificado y egoísta, y siempre estoy buscando lo mejor para mí; ayúdame a ser generoso. Señor, que me molestan muchas personas y a veces soy brusco o antipático; ayúdame a tratar bien a todos.

3.- En resumen: acudir al Señor con mucha frecuencia; todos los días y, después de adorarle y agradecerle, le vamos a pedir tantas cosas que necesitamos, de orden espiritual y de orden material.

José María Lorenzo Amelibia
Si quieres escribirme hazlo a: josemarilorenzo092@gmail.com
Mi blog: http://blogs.periodistadigital.com/secularizados.php
Puedes solicitar mi amistad en Facebook pidiendo mi nombre Josemari Lorenzo Amelibia
Mi cuenta en Twitter: @JosemariLorenz2


DOMINGO 29º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

20.10.18 | 09:31. Archivado en Homilías

21 OCTUBRE DEL 2018. Mc. 10, 35-45
1.- Por ser el Evangelio de hoy similar al de hace pocas fechas, me voy a fijar en la epístola a los Hebreos 4, 14-16. Nos dice que mantengamos la confesión de la fe, ya que tenemos un sumo sacerdote grande que ha atravesado el Cielo, Jesús, Hijo de Dios. Él se compadece de nuestras debilidades, y es en todo igual que nosotros, menos en el pecado. ---- Para nosotros como cristianos es de tal hechizo la figura de Jesucristo que esto nos basta para mantenernos en la fe. Y le decimos al Señor: Adonde vayas, yo iré; lo que Tú quieras yo querré y haré. Porque sin ti, Jesús, nada soy. Contigo todo lo puedo, y si estoy junto a Ti, ningún mal temeré. Yo creo, Señor, pero aumenta mi fe.

2.- Y continúa esta epístola a los Hebreos: "Por eso, acerquémonos con seguridad al trono de la gracia, para alcanzar misericordia, y encontrar gracia que nos auxilie oportunamente".
Sí, nos acercamos con total seguridad al trono de Dios que es gracia y confianza y seguridad para nosotros. Si Tú, Señor, estás conmigo, ningún mal temeré. En Ti encuentro la gracia y total seguridad. Tú me ayudarás en todas las dificultades y peligros. En Vos confío, Señor. Hago el propósito esta semana de acordarme con gran confianza de que estoy en tus manos y que tengo que corresponder con amor a tu ayuda.

>> Sigue...


DOMINGO 28º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

13.10.18 | 09:20. Archivado en Homilías

14 OCTUBRE DEL 2018. Mc. 10, 17-30
1.- Un joven quería seguir a Jesús y lleno de emoción le dice: ¿Qué tengo que hacer para alcanzar la vida eterna? - Cumple los mandamientos, le dice Jesús. A este joven le parecía sencillo cumplir los mandamientos porque lo venía haciendo desde niño. Hoy en día no es tan fácil, porque el ambiente del mundo parece que va perdiendo la conciencia y reduce todo a no matar, no violar, y no robar de modo violento. Vamos a pedirle al Señor: ayúdanos, a cumplir los mandamientos, los diez y con gran delicadeza. No solo en materia grave; también lo que nos obliga bajo pecado venial.

2.- Viendo Jesucristo que el joven era bueno, que cumplía bien los mandamientos y que quería muchos más le dijo, mirándole con gran bondad. "Vende todo cuanto tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el Cielo, y luego, sígueme". Dios no me pide a mí tanto. Pero según mis posibilidades sí que me pide más generosidad. Ser generoso con Dios. Él me da todo el tiempo y la vida. ¿Le dedico todos los días algún rato a la oración? ¿Sé privarme de algunos caprichos para ser más generoso en las limosnas? ¿Sé dar algo de mi tiempo al que lo necesita? Estas preguntas llevan consigo unas peticiones:

>> Sigue...


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31