Secularizados, mística y obispos

DOMINGO 29º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

20.10.18 | 09:31. Archivado en Homilías

21 OCTUBRE DEL 2018. Mc. 10, 35-45
1.- Por ser el Evangelio de hoy similar al de hace pocas fechas, me voy a fijar en la epístola a los Hebreos 4, 14-16. Nos dice que mantengamos la confesión de la fe, ya que tenemos un sumo sacerdote grande que ha atravesado el Cielo, Jesús, Hijo de Dios. Él se compadece de nuestras debilidades, y es en todo igual que nosotros, menos en el pecado. ---- Para nosotros como cristianos es de tal hechizo la figura de Jesucristo que esto nos basta para mantenernos en la fe. Y le decimos al Señor: Adonde vayas, yo iré; lo que Tú quieras yo querré y haré. Porque sin ti, Jesús, nada soy. Contigo todo lo puedo, y si estoy junto a Ti, ningún mal temeré. Yo creo, Señor, pero aumenta mi fe.

2.- Y continúa esta epístola a los Hebreos: "Por eso, acerquémonos con seguridad al trono de la gracia, para alcanzar misericordia, y encontrar gracia que nos auxilie oportunamente".
Sí, nos acercamos con total seguridad al trono de Dios que es gracia y confianza y seguridad para nosotros. Si Tú, Señor, estás conmigo, ningún mal temeré. En Ti encuentro la gracia y total seguridad. Tú me ayudarás en todas las dificultades y peligros. En Vos confío, Señor. Hago el propósito esta semana de acordarme con gran confianza de que estoy en tus manos y que tengo que corresponder con amor a tu ayuda.

>> Sigue...


DOMINGO 28º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

13.10.18 | 09:20. Archivado en Homilías

14 OCTUBRE DEL 2018. Mc. 10, 17-30
1.- Un joven quería seguir a Jesús y lleno de emoción le dice: ¿Qué tengo que hacer para alcanzar la vida eterna? - Cumple los mandamientos, le dice Jesús. A este joven le parecía sencillo cumplir los mandamientos porque lo venía haciendo desde niño. Hoy en día no es tan fácil, porque el ambiente del mundo parece que va perdiendo la conciencia y reduce todo a no matar, no violar, y no robar de modo violento. Vamos a pedirle al Señor: ayúdanos, a cumplir los mandamientos, los diez y con gran delicadeza. No solo en materia grave; también lo que nos obliga bajo pecado venial.

2.- Viendo Jesucristo que el joven era bueno, que cumplía bien los mandamientos y que quería muchos más le dijo, mirándole con gran bondad. "Vende todo cuanto tienes, dáselo a los pobres, así tendrás un tesoro en el Cielo, y luego, sígueme". Dios no me pide a mí tanto. Pero según mis posibilidades sí que me pide más generosidad. Ser generoso con Dios. Él me da todo el tiempo y la vida. ¿Le dedico todos los días algún rato a la oración? ¿Sé privarme de algunos caprichos para ser más generoso en las limosnas? ¿Sé dar algo de mi tiempo al que lo necesita? Estas preguntas llevan consigo unas peticiones:

>> Sigue...


DOMINGO 27º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

06.10.18 | 09:21. Archivado en Homilías

7 octubre DEL 2018. Mc. 10, 2-16
1.- Dos cosas muy distintas en el Evangelio de hoy. Primera: la cuestión del divorcio. Dice claramente Jesucristo, cuando le replicaron que en la ley de Moisés estaba permitido el divorcio: "Por vuestra terquedad dejó Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne. De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre". So uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio".

2.- El divorcio es algo del todo contrario a nuestra doctrina cristiana. Por consiguiente solamente tiene valor civil. Desde el punto de vista cristiano se comete cuando se casa alguno por lo civil, después de estar válidamente casados por el sacramento del matrimonio.

3.- El segundo asunto de hoy: los niños. Es un privilegio ser niño para Jesús: "Dejad que los niños se acerquen a mí; no se lo impidáis; de los que son como ellos es el Reino de los cielos. Os aseguro que quien no acepte el Reino de Dios como un niño, no entrará en él".

Pág. 1 2


DOMINGO 26º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

29.09.18 | 09:18. Archivado en Homilías

30 SEPTIEMBRE DEL 2018. Mc. 9, 37-42
1.- Habían visto los discípulos de Jesús a uno que arrojaba los demonios en nombre de Jesucristo y quisieron impedírselo. Pero el Señor les dijo: "No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros, está a favor nuestro". -- Una consecuencia de esto es: quienes creemos y amamos a Jesucristo, tenemos mucho en común. Hemos de sentirnos muy unidos.

2.- También dijo Jesús en aquellos momentos: "El que os dé de beber un vaso de agua porque seguís al Mesías, os aseguro que no quedará sin recompensa". -- Aquí nos sugiere el Señor favorecer a cuantos siguen al Mesías; impulsar todo lo que sea el Apostolado cristiano. Ha de ser un honor para nosotros.

3.- Al final nos habla el Señor del escándalo en dos aspectos: a los más pequeños y a cada uno de nosotros. Respecto al escándalo a los menores: más les vale a los escandalosos que los echasen al mar, con una rueda de molino atada al cuello. Y respecto al escándalo propio, es decir, el ponerse en ocasión de pecar voluntariamente, afirma Jesucristo que más vale cortarse un miembro y entrar manco o cojo o ciego en el Reino de los Cielos que condenarse con todos los miembros bien puestos. Es muy exigente y duro aquí el Evangelio. Ahí queda la doctrina de Jesucristo que hay que acogerla íntegra, no solo la parte que nos interesa.

>> Sigue...


DOMINGO 25º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

22.09.18 | 09:01. Archivado en Homilías

23 SEPTIEMBRE DEL 2018. Mc.9,29-36
1.- Hay un refrán que dice: "¿De dónde vienes? Manzanas traigo". Es decir, diálogo de sordos. Algo así le sucedió a Jesús en el Evangelio de hoy. Les dice a sus discípulos: "El Hijo de hombre va a ser entregado en manos de los hombres; y lo matarán; y después de muerto, a los tres días, resucitará". Ellos no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Sin embargo en el camino de después comenzaron a discutir quién de ellos era el más importante. ¡La miseria de los hombres! Siempre querer ser el más importante del grupo. Jesús les preguntó el tema de su discusión. Y Cristo les dijo: Quien quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos.

2.- Ahí está el secreto de la vida cristiana en relación con todos aquellos con quienes tratamos: no querer ser el primero, sino el servidor, el último de todos. Y para esto hemos de pedir fuerza a Dios para ser servidor de todos, para no considerarnos superior a nadie. Este es el secreto de la verdadera humildad, del verdadero amor, de la verdadera práctica de la vida religiosa. Por eso en el Reino de los cielos será mayor el que ha procurado cumplir esta consigna de Jesucristo.

>> Sigue...


DOMINGO 24º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

15.09.18 | 09:10. Archivado en Homilías

16 SEPTIEMBRE DEL 2018 Mc.
1.- ¿Qué respondería si me preguntara el mismo Jesucristo, como lo hizo a sus discípulos, ¿Quién dice la gente que soy yo? Ellos contestaron así: Unos dicen que eres Juan el Bautista, otros Elías o uno de los profetas. Pedro contestó: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Hoy gran parte de la gente no se preocupa de saber quién es Jesucristo, les tiene sin cuidado. Otros sí nos preocupamos, pero tal vez lo sabemos de una manera rutinaria. Lo cierto es que él debe influir en nuestras vidas. Eso te pido hoy, Señor, que influyas más en nuestras vidas.

2.- Jesucristo les instruía en aquellos momentos a los suyos y les decía: que él tenía que padecer mucho, que sería entregado, que sería condenado y lo ejecutarían, pero que resucitaría al tercer día. Pedro no aguantó que dijera aquello. No admitía esta profecía y le increpaba al Señor. Pero el mismo Jesús le riñó a su discípulo predilecto, y lo trató nada menos que de Satanás, porque pensaba de una manera meramente humana, no como Dios. Y luego añadió Jesucristo: "El que quiera venirse conmigo, que cargue con su cruz y que me siga". La cosa es clara. No puedo querer servir a Dios con dulzuras, como siempre de fiesta. No puede ser así. He de tomar con fortaleza la cruz de cada día, ofrecerle mis obras cada día, y seguirle así hasta el final. Y ser consciente de que el egoísmo ha de estar lejos de mí, porque "el que pierda su vida por el Evangelio, la salvará".

>> Sigue...


DOMINGO 23º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

08.09.18 | 09:14. Archivado en Homilías

9 SEPTIEMBRE DEL 2018. Mc. 7, 31-37
1.- Contemplo el momento en que Jesús cura a un sordo - mudo. Mc. 7, 31 - 37. Le presentaron a un sordo que apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente, le metió los dedos en los oídos, y le tocó la lengua con saliva, y mirando al Cielo le dijo "Effetá", es decir, ábrete. En ese momento quedó curado y oyó y comenzó a hablar.

2.- Contemplo, Señor, con veneración este milagro y alabo tu generosidad para con los necesitados. Y te pido, con toda fe y confianza: haz en mí algo; pronuncia sobre mí esa palabra de autoridad divina, "ábrete", para que de una vez abra los oídos de mi vida a tu doctrina; que escuche tu palabra y la ponga en práctica; que quiero ser tuyo,

3.- Señor. Mandaste que a nadie dijeran aquello, pero cuanto más lo mandaban, con más insistencia lo proclamaban. Deseo yo también ser discreto, sí, de todos lo beneficios que me haces, pero si barrunto tu mayor gloria, los proclamaré para que viendo tu misericordia glorifiquen al Padre.
4.- Y la gente decía: "Todo lo hace bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos". También quiero imitarte en el bien hacer, ser cada vez más responsable, hacer todos los trabajos de la mejor manera posible. Gracias, Señor, por esta lección de hoy. Que aprenda de tu bondad a ser bueno e interesarme por otros. Y que sea siempre muy agradecido.

>> Sigue...


DOMINGO 22º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

01.09.18 | 09:21. Archivado en Homilías

2 septiembre 2018. Mc. 7, 1-8
1.- Tenían los judíos una costumbre: lavarse las manos antes de las comidas. Y esta costumbre la transmitían de padres a hijos, como un signo de limpieza. Resulta que en alguna ocasión los discípulos del Señor no cumplían esta tradición; y un grupo de fariseos se acercó a Jesús para llamarle la atención de que sus seguidores no cumplían con el rito.

2.- Jesucristo les hace una advertencia y trata de hipócritas a laso fariseos, y dice: "Este pueblo me honra con los labios, pero mi corazón está lejos de mí". Da a entender aquí el Señor la importancia de que nuestra religión no sea de meros ritos externos, sin vida ni corazón. Ha de ser del todo profunda. Amar a Dios desde el fondo del alma, desde lo más íntimo del corazón. Por eso, sí, cumplir con el mandamiento de la Misa dominical, cumplir con todos los preceptos, pero con total convicción. Poner empeño en hacerlo bien; poner empeño en honrar a Dios con la palabra y con mucha atención. En la Misa en concreto, antes de ir a ella, hacer unas consideraciones espirituales, y hacer el propósito de estar en ella con atención. Si comulgamos, hacerlo con deseo, con buena preparación, y después, dar gracias a Jesús que está con nosotros. Evitar las rutinas. Poner empeño.

>> Sigue...


DOMINGO 21º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

25.08.18 | 09:26. Archivado en Homilías

26 AGOSTO DEL 2018. Jn. 6, 61-70
1.- Estos domingos estamos contemplando en el Evangelio al detalle cómo Jesucristo avisó sobre la Eucaristía. Dijo: Yo soy el pan vivo bajado del Cielo, el que coma de este pan tendrá vida eterna. Y lo repitió de distintas formas. Después de escucharle "muchos discípulos de los que seguían a Jesús dijeron: "Este modo de hablar es inaceptable. ¿Quién puede hacerle caso?" Y le abandonaron. ¿Por qué? Tal vez pensaban que se trataba de antropofagia. No consiguieron entender a Jesucristo. Para nosotros no es difícil entenderlo, porque ya sabemos que el Cuerpo de Cristo está en la Eucaristía en forma de pan.

2.- Pero vamos a fijarnos en la reacción de Pedro y de los otros íntimos del Señor: "Entonces Jesús les dijo a los doce: - ¿También vosotros queréis marcharos? Simón Pedro le contestó: - Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos. Y sabemos que Tú eres el Santo consagrado por Dios".

3.- Cuando veo esta escena me reafirmo en mi fe. No quiero ser de aquellos que abandonaron a Jesucristo porque no comprendían o interpretaban mal todo. He de seguir a Jesucristo por encima de todo. Y he de ser consecuente con mi fe: Bajo las especies de pan y vino está Jesús entero; no le hacemos daño al comulgar; se ha puesto en figura de pan. Señor, Tú serás nuestra compañía y nuestra fortaleza durante toda nuestra vida. Por eso a Ti iremos porque Tú solo tienes palabras de vida eterna.

>> Sigue...


DOMINGO 20º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

18.08.18 | 09:36. Archivado en Homilías

19 AGOSTO DEL 2018. Jn. 6, 51-58
1.- Otra vez en este domingo consideramos unos párrafos de capítulo VI de San Juan. Son muy importantes. Tratan sobre la Eucaristía; el gran misterio, el regalo grande de los cristianos. Dice Jesucristo y vamos a escucharlo con veneración: "Yo soy el pan vivo bajado del cielo; el que coma de este pan, vivirá para siempre. Y el pan yo le daré es mi carne, para la vida del mundo."

2.- Cristo, se ve claro, se refería a la Comunión, a que Él está siempre con nosotros para ser el alimento de nuestras almas. Pero la gente de entonces, como muchos de ahora, no se lo querían creer y protestaban: "¿Cómo puede darnos a comer su carne?" Jesucristo entonces les dice: "Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él".

>> Sigue...


DÍA DE LA ASUNCIÓN CICLO B

14.08.18 | 07:26. Archivado en Homilías

15 AGOSTO DEL 2018. Jn. 6, 1-15
1.- Fiesta de la Asunción. La Virgen María está en cuerpo y alma en el Cielo. Es una verdad de fe que ahora hace cincuenta años la definió el Papa Pío XII. Siempre se creyó en esta verdad. Se transmitió no por la Biblia, sino por la Tradición. Le pedimos a La Virgen María, que subió al Cielo por los ángeles, que sea nuestra mediadora ante el Señor.

2.- Hoy escribo como oración y meditación breve un párrafo famoso de un sermón de San Bernardo:
"Pecador que fluctúas entre las borrascosas tempestades de este mundo: no apartes jamás los ojos de esta brillante estrella, si no quieres verte sumergido entre las olas.
Si se levanta el huracán de las tentaciones, si tropiezas en los escollos de la tribulación, mira a la estrella, llama a María.
Si la avaricia, la ira o los estímulos de la carne arrastran la navecilla de tu alma, mira sin cesar a María.
Si te turba la gravedad de tus pecados, si te confunde la fealdad de tu conciencia y el rigor del juicio te arrastran al abismo de la tristeza de la desesperación, piensa en María.
En los peligros, en las angustias, en las dudas, invoca a María y fija en ella tu pensamiento. No se aparte este nombre de tu boca, no falte en tu corazón y no dejes de seguir los rayos de su ejemplo. Siguiéndola, no te desvías; rogándola, no desesperas; pensando en ella, no yerras.

>> Sigue...


DOMINGO 19º DEL TIEMPO ORDINARIO CICLO B

11.08.18 | 09:35. Archivado en Homilías

12 AGOSTO DEL 2018. Jn. 6, 41-52
1.- Si hay algún misterio claramente definido en el Evangelio es el de la Eucaristía. Basta leer para ello despacio el capítulo VI de San Juan. Me fijo ahora en las últimas frases del Evangelio de hoy: "Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne, para la vida del mundo. "

2.- He de recordar siempre estas frases de Jesucristo cuando me vengan dudas sobre este sublime misterio. Hago caso a Jesús y comulgaré siempre con buena preparación: con el alma limpia de pecado mortal; dándome cuenta de a quién voy a recibir; prepararme con actos de fe, esperanza y caridad; con algunos minutos de meditación. Y después de comulgar, dar gracias a Jesús porque me ha visitado, adorarle, porque es Dios; pedirle fuerza para ser buen cristiano; pedirle por tantas personas y necesidades propias, de familiares y amigos. Y pedirle muy especialmente por que el Reino de Dios se vaya extendiendo por todo el mundo. Venga a nosotros tu Reino Señor.

>> Sigue...


Martes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031