Secularizados, mística y obispos

CLASES DE RELIGÓN Y TRANSMISIÓN DE FE

14.08.17 | 15:59. Archivado en Crítica

Para mí es de capital importancia EL MODO de enseñar la religión. Llevo transmitiendo mi fe católica la mayor parte de mi vida: desde mis tiempos de estudiante, a los diecisiete años. He acudido a muchas reuniones diocesanas y nacionales. Me ha dolido muchísimo en estos simposios el hecho de que los organizadores de los mismos propongan las clases de formación religiosa como algo cultural, no catequético, simplemente enseñar ideas de la misma manera que se informa en Historia o Geografía. A pesar de mi protesta continua en estas reuniones, nunca se ha tenido en cuenta mi aportación. Yo lo veo claro y evidente: no se puede "explicar" religión, sin que haya transmisión de fe; sin que el profesor o catequista "explique" los dogmas y la moral desde su convicción profunda cristiana; con el deseo que los alumnos crean, practiquen, vivan esta maravilla de la relación con Dios a través de la única religión verdadera, la católica.


¿Tal vez los dirigentes nacionales de enseñanza religiosa hayan propuesto su idea por exigencia de los políticos? En todo caso se les debiera ver en las reuniones este celo, este deseo de que la fe se extienda por todos los lugares. "¡Ay de mí si no evangelizare!"

>> Sigue...


El gran peligro de quienes comunican la fe: la hipocresía

09.08.17 | 11:19. Archivado en Crítica

En las conversaciones ordinarias con sus curas el obispo, con sus feligreses, los curas, con sus alumnos, quienes explican religión, los padres católicos, con sus hijos: han de procurar hablar desde el fondo de su corazón este lenguaje profundamente espiritual, de fe. Pero sin hipocresías, porque se lo van a notar, y sería contraproducente.

Un obispo, cura, padre, superior que no viva con un esfuerzo constante espiritual, de vida interior, y sí con la ilusión de ascensos en la "carrera" eclesiástica o en sus mundanidades, debiera convertirse o dimitir por honradez; no vale para obispo, n para cura, ni para nada que suponga transmitir la fe, porque no será buen líder espiritual.

>> Sigue...


Caciques demócratas

04.08.17 | 11:43. Archivado en Crítica

Abundan como el polvo de los caminos en verano. La figura clásica del cacique está en vías de extinción. La democracia barre del mapa – por supuesto en apariencia – los reductos de la dictadura. El dominador ha de replegarse a la intimidad de la familia, a las asociaciones de todo tipo, a los contubernios partidistas. A veces son descubiertos y desenmascarados. Otras, campan por sus respetos – eso sí – siempre con el espectro del voto en la mano, dominado por su irresistible caciquismo. ¿Ha caído el dictador? Sólo en apariencia.

A veces el dictador es un colectivo; no una persona singular. Los decretos y mandatos asamblearios decisorios y vinculantes, son mordaza férrea que a los díscolos se les coloca con la fuerza aplastante de la mayoría. En nuestra sociedad, a cualquier toma de postura debe preceder siempre un encuentro. ¡El colmo! Conozco un caso en que se convocó una reunión para decidir si había que hacer otra y qué día. Por supuesto, la segunda era la importante.

En estos encuentros aparece casi siempre una nueva figura: el cacique sofisticado y disimulado. Para descubrirlo, lo mejor es observar con indiferencia, sin poner la carne en el asador sea cual fuere el asunto a tratar. El nuevo cacique habla, habla, habla. A veces con mesura, como pidiendo perdón de tanto hablar, pero siempre llevando el agua a su molino. Se cree el mago de la palabra. Su verbo ha de calar en todos. Su dialéctica demagógica halaga a muchos. Pronto se constituye en líder del grupo, ante el pasmo de una minoría que desde ese momento deberá plegar velas, si desea la paz propia.

>> Sigue...


Palabra, no; Verbo, sí. Copa, no; Cáliz, sí.

30.07.17 | 11:06. Archivado en Crítica

¿A qué me refiero? A las traducciones que nos han metido – quieras o no – en los libros de liturgia. Cuando escucho algunas lecturas me dan ganas de taparme los oídos; me indigno.

Lo aclaro: desde siempre la palabra Verbo, con mayúscula, se ha reservado para denominar a la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, el Hijo de Dios. Pues bien, en distintas lecturas de la Misa, se ha quitado esta palabra “Verbo”, ya consagrada por el uso de siglos, y se ha puesto en su lugar “Palabra”. Ambos vocablos significan lo mismo, pero el nuevo ¡no suena! ¡no mueve a devoción! Qué bello para la contemplación decir ,“Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros”. Qué raro y poco devoto aparece, “Y la Palabra se hizo hombre y acampó entre nosotros”.

>> Sigue...


Carta a una misionera sin votos

25.07.17 | 11:43. Archivado en Crítica

Me dices que eres misionera, no monja. Pero veo que llevas muchos años entregada. Pienso que así debieran ser todos los institutos religiosos: eso de votos perpetuos y solemnes y gaitas, no me convence nada. Miro (aunque se hagan los votos con buena intención y mucho amor a Dios) como una barbaridad el querer obligarse, a lo ya obligado y a lo no obligado, bajo pecado. ¿Por qué ha de obligarse uno bajo pecado? Antes me parecía normal.

Hoy al menos me parece extraño. Jesús vino a salvarnos ¿por qué el hombre ha de poner trabas a su salvación? Y fíjate esta idea que la tenía en el alma, es primera vez en mi vida que la expongo, ¡y con miedo!, porque temo equivocarme, viendo la enorme tradición eclesial que defiende y practica esa costumbre de los votos. ¡En fin, que Dios me perdone si desbarro! ¿Pero cómo va a mandar Dios a las calderas de Pedro Botero a un cura o una monja que no han podido guardar sus votos? ¡Ay, Señor, que desbarro...! Yo no sé si lo que digo es madurez o qué. Pero lo cierto es que Jesús vino a salvarnos, eso sí que es dogma de fe.
Que Él quiere que todos se salven. ¿Por qué poner mayores dificultades que las ya existentes?

>> Sigue...


Lucha y angustia del sacerdote hasta la ancianidad

20.07.17 | 11:31. Archivado en Crítica

Cuando un sacerdote sale del seminario marcha lleno de ilusión para servir a su prójimo, para ayudarles a la salvación, para extender el Reino de Dios. Pero la tendencia sexual del hombre no ha quedado sublimada. ¡Tarea de titanes supone encauzar la fuerza de la juventud! La tristeza embarga el alma. Comprende que la vida ha de ser una lucha continua. Héroe por un día es fácil; pero hay que serlo durante toda la existencia terrenal. Ser signo de esperanza futura en un mundo que no capta el significado y duda de la autenticidad del celibato eclesiástico, nueva heroicidad.

Decía un clérigo: "El sacerdote es un hombre curioso: cada tres años se enamora tres veces; y otras tantas debe dejar correr el agua que no ha de beber."

Los celos humanos surgen entonces en el corazón del ministro del Señor. Es un hombre como los demás y ha de retorcerse por dentro. Ha de renunciar a la combatividad en el terreno del sexo. Romperá su corazón y el de las jóvenes que en él se han fijado.

>> Sigue...


El Papa Francisco más abierto que el bloque de los obispos

15.07.17 | 16:36. Archivado en Crítica, Actualidad

Como suena, sí; más abierto el papa Francisco que el bloque de los obispos en materia de celibato clerical y en casi todo.

Ya hace treinta años el teólogo Kerkho Jesuita en activo; profesor de la universidad holandesa de Luba, trabajaba en el centro pro "Mundi Vita". He aquí algunas de las ideas más importantes:
-Según encuestas fiables, el pueblo sencillo está con el cura casado.
-Se sabe de fuentes fidedignas que Roma busca nuevas formas de apostolado y de ministerios dentro de la Iglesia. En ocasiones el trabajo pastoral está dirigido y realizado por seglares. Es un primer paso para la reinserción del cura secularizado.
-Los cardenales Hume (inglés), Malula y Lorscheider (ya en mejor vida) y el presidente de la conferencia episcopal de Canadá pedían a Roma el cambio de la legislación actual.

>> Sigue...


Otro caso de incomprensión jerárquica

10.07.17 | 11:34. Archivado en Crítica

En Salamanca, con ayuda del jesuita P. Butiñá y del obispo Lluch, funda Bonifacia Rodríguez lo que después serán las Siervas de San José: talleres autofinanciados para promocionar a la juventud femenina. Algo verdaderamente revolucionario, pionero del trabajo de la mujer; verdadera necesidad social y cristiana.

Cuatro meses después de la fundación el P. Butiñá ha de salir al exilio, expulsado con todos los jesuitas. Un año después el obispo Lluch es promovido a la sede de Barcelona. Desaparecen los dos hombres que habían hecho realidad los "Talleres de Nazaret".

>> Sigue...


Obispos. Contacto directo, mejor que escritos.

06.07.17 | 11:23. Archivado en Crítica, Actualidad

Querido señor Obispo de habla hispana: Algunos obispos son muy partidarios de las cartas pastorales que luego leen muy pocos. Pero es igual. No las vamos a reprobar; es cosa muy buena, pero lo más importante es el contacto directo con los sacerdotes y con la gente en general. Al obispo le tiene que costar muy poco hablar de Dios, de conversión, de entrega sincera; es algo que lo lleva dentro de sí; es su carisma principal la evangelización. ¡Con la palabra y con el ejemplo! Dentro de una sencillez plena y de una humildad total. Reconocer siempre la propia debilidad; no querer inmiscuirse en la conciencia de los demás; respetar mucho. Eso sí, decir dar doctrina.

Hablad desde el fondo del corazón; que deseáis ser buenos, acertar, ser santos. Que se algo que fluya en vuestra conversación, en vuestra manera de vivir. Es algo que conviene recordar siempre, porque la soberbia aflora con frecuencia en nuestras almas y es preciso dominarla: "Qué tienes que no lo hayas recibido, y si lo has recibido, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?" (1ª Cor, 4, 6)

>> Sigue...


Cuando llega la edad madura

05.07.17 | 11:11. Archivado en Crítica

El contacto con el ambiente de compañeros muy cultivados le hace mucho bien. Todos llevarían su cruz por dentro, pero nada se advertía. Apenas se hablaba de este tema tabú. Habían pasado las confidencias de los años jóvenes. Ahora, en la edad madura, cada uno asumía en silencio el martirio de su corazón. El chiste servía de tubo de escape en las reuniones alegres, rociadas de vino generoso. ¿Dónde se contarán chascarrillos más eróticos que en las tertulias clericales? De ahí no pasaban. Jamás una proposición colectiva de visitar ciertas casas de desahogo.

En sus paseos por las calles de la ciudad ve nuestro hombre escaparates llenos de prendas íntimas femeninas. Los mira un poco a reojo. "¿Seré fetichista?" - dice. "¿Me estaré volviendo anormal?" Estas prendas le excitan vivamente. ¡Sucedáneos! Seguro que, casado, no tendría un problema que puede rayar en lo patológico.

>> Sigue...


Cuando llegan los exámenes

04.07.17 | 11:05. Archivado en Crítica

Pasó el fin de curso. Fue tiempo duro para los estudiantes. Página y páginas de libros hay que meter en el cerebro a fuerza de empollar. Hasta los alumnos menos trabajadores dedican en estas fechas largas horas a preparar los exámenes. Yo diría que son ellos precisamente los que trabajan a destajo; los que pasan en blanco las noches. Les interesa aprobar como sea. Detestan este sistema inquisitorial y piensan que se trata de algo digno de ser archivado en las negras páginas de la Historia de la Pedagogía.

Sin embargo, tienen los exámenes grandes ventajas y pienso que nunca podrán ser eliminados del sistema académico. Gracia e ellos hemos logrado asimilar en su conjunto una asignatura. Cierto que después todo se olvidará. Permanecerá empero en el fondo de nuestra inteligencia un algo llamado cultura. Sin las pruebas finales no lograríamos formar la cadena; la lección de día a día es un eslabón. Es preciso unirlos todos. De nada sirve almacenar muchos ladrillos aislados si nunca nos decidimos a edificar la casa.

>> Sigue...


Algo sobre las confesiones en algunas parroquias.

30.06.17 | 10:46. Archivado en Crítica

Se trata de una parroquia de esas en que imparten absoluciones colectivas. Pero no nos vamos a fijar en este hecho, sino en algo que nos parece aún más grave a este respecto. Se trata de un peligro: los feligreses pueden ir perdiendo la conciencia de pecado.

Han repartido los sacerdotes responsables de la parroquia una hoja con el siguiente examen de conciencia, para invitar a la participación en la penitencia comunitaria:

¿Tienes talante de servicio? ¿Qué sentimientos experimentas al acoger el Anuncio de la Buena Noticia? ¿Este anuncio de salvación te engendra sentimientos de esperanza y alegría? ¿Todos los actos de tu vida están llenos de esperanza, alegría, ilusión? ¿Cómo alimentas dichos sentimientos? ¿Con la oración, reflexión, celebración en la fe, compromiso con alegría? ¿Qué actitudes tuyas hacen felices a los demás? ¿Te das cuenta de que hay hermanos de nuestro lado que no son felices del todo? ¿Recuerdas a nuestros mayores, a los que sienten soledad, enfermos, niños maltratados, presos, pobres, los que sufren la violación de los derechos humanos...? ¿Cómo compartes con ellos la alegría del anuncio de la salvación? Necesitan amor, ¿se lo das? ¿Les comprendes? ¿Les ayudas a despertar y ponerse en pie?

>> Sigue...


Jueves, 17 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031